Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Hechos Reales

historia de un comido

Fray Marguil Altamirano es uno de tantos religiosos que llegaron a la Nueva España precedentes de España con una fe inmensa y el corazón deseoso de conquistar almas para Dios.
Hizo el viaje desde la madre patria llego medio muerto a Veracruz donde tubo que descansas unas semanas antes de reanudar el camino rumbo a la Ciudad de México y al llegar al convento franciscano le informaron sus superiores que su presencia era necesaria en el Nuevo Reino de León para ser más precisos en el convento de la Ciudad de los Ojos de agua sé santa Lucia de Nuestra Señora de Monterrey algo así era el nombre de lo que hoy es Monterrey.
Semanas tardo para llegar por caminos sinuosos llenos de asaltantes y fieras salvajes sin contar el fuertísimo calor que hacia prácticamente todo el camino pero tan pronto llego se dedico incansablemente a catequizar a los naturales de la región, que por cierto eran unos indios reacios a recibir la buena nueva de Dios y a todo lo que fuera trabajo del campo porque estaban acostumbrados a vivir de un lado a otro, de la casa y de la pesca, estos naturales no tenían nada que los atara a un lugar ci casas ni templos podría decirse que ni ídolos religiosos solo adoraban en forma natural al los astros y a la tierra que era la que les proveía comida, por eso al llegar los españoles no los aceptaban como amos y continuamente se revelaban y huían a las montañas, por eso los españoles avían llevado a los tlaxcaltecas naturales de las cercanías de México que les servían de interpretes y de trabajadores (casi esclavos) con la esperanza que estos los pacificaran cosa que rea casi imposible.
Nuestro amigo Fray. Margil Altamirano cada día estaba mas cautivado por la belleza del cerro de la silla y un día salió con la fresca de la mañana rumbo al cerro decidido a subir un poco para ver desde allí el valle hermoso de Monterrey y empezó a recorrer los caminos burreros acercándose a la rivera del rió la silla disfrutando de parajes paradisíacos refrescados con el agua cantarina del rió.
Embelesado dándole gracias a dios por esas maravillas que havia puesto en medio de aquel desierto no se percato de la presencia de naturales de los más salvajes de la región quienes lo agarraron y lo despojaron de todas sus vestiduras y con sus filosos cuchillos de obsidiana le dieron muerte y meticulosamente lo destasaron como un hábil carnicero mientras que otros encendieron una gran fogata y asaron poco a poco las partes del cuerpo de nuestro amigo Fray Margil Altamirano cuando casi se avían comido todo pasaron por hay unos burreros tlascaltecas y vieron tiradas las cosas del fraile que por su carisma y santidad se havia ganado el cariño de españoles y tlascaltecas, vieron como se lo comían en un infernal festín y apresurando el paso temerosos que los fueran a ver y corrieran con la misma suerte del joven franciscano llegaron al cuartel de los soldados y contaron lo que avían visto a los soldados quienes de inmediato fueron al paradisíaco paraje y lograron recuperara las maltrechas pertenencias y casi nada de los restos del fraile los llevaron al pueblo y le dieron cristiana sepultura llenos de pesar por la perdida de tan querido fraile.
Este fraile no es un fantasma ni siquiera se aparece como alma en pena pero es una historia real perdida casi en el olvido, en el lugar de su muerte al tiempo se puso una columna sencilla con su busto y al correr de los años se perdió el busto y la columna hoy esta entre la maleza en el Parque la Pastora en Guadalupe N.L.
Datos del Cuento
  • Categoría: Hechos Reales
  • Media: 5.61
  • Votos: 54
  • Envios: 0
  • Lecturas: 2318
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 52.3.228.47

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.120
»Autores Activos: 143
»Total Comentarios: 11.739
»Total Votos: 908.482
»Total Envios 41.548
»Total Lecturas 41.519.475