Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Infantiles

Los hare pescadores de hombres.

Los haré pescadores de hombres.

(Historias Biblicas para niños. 100)

 

En la historia bíblica de hoy basada en la vida de Jesucristo veremos principalmente tres interesantes puntos: A que se dedican los cuatro hombres que elige Jesús  para que lo acompañen a tiempo completo en predicar el Reino de Dios y sus nombres. También, veremos un milagro que asusta a uno de ellos y además, a qué tipo de pesca se dedicarán ahora estos cuatro discípulos. Comencemos…

Después que la gente de Nazaret intentan matar a Jesús, él se va a vivir a la ciudad de Capernaum. [Lucas 5:1] Esto cumple la profecía de Isaias que decía que los galileos que vivieran junto al mar verían una gran luz [Isaías 9:1, 2]. 

Así, en Galilea, Jesus sigue anunciando que “el Reino de los cielos se ha acercado” [Mateo 4:17]. En esta región encuentra a cuatro de sus discípulos. Estos viajaron anteriormente con Jesús, pero, cuando regresaron con el de Judea, volvieron a su negocio de pesca [Juan 1:35 al 42]. Sin embargo, ha llegado el momento de que lo acompañen todo el tiempo a fin de que Jesucristo pueda prepararlos para seguir con el ministerio cuando él ya no esté.

Mientras camina por la orilla del lago, Jesucristo ve a Simon Pedro, a su hermano Andres y algunos de sus compañeros lavando las redes. El se acerca a donde están ellos, sube a la barca de Pedro y le pide que la aleje un poco de la orilla. Cuando está a cierta distancia, se sienta y comienza a enseñarles verdades sobre el Reino a las muchas  personas que están en la playa.

Luego, Jesucristo le dice a Pedro: “Rema a aguas profundas y echen allí las redes para que pesquen”. Pero él le responde: “Maestro trabajamos sin descanso toda la noche y no sacamos nada, pero, porque lo dices tú, bajaré las redes” [Lucas 5:4, 5]. 

Cuando Pedro y los que están con él lo hacen, capturan tantísimos peces que las redes empiezan a romperse. Rápidamente hacen señas a sus socios, que están cerca en otra barca, para que vayan a ayudarlos. En poco tiempo, las dos barcas llegan a estar tan cargadas que empiezan a hundirse. Al ver esto, Pedro cae ante Jesús y le dice: “Apártate de mí, señor, porque soy un hombre pecador”. Pero Jesucristo le contesta: “Ya no tengas miedo. A partir de ahora estarás pescando hombres” [Lucas 5:8, 10]

Entonces, Jesucristo le dice a Pedro y Andres: “Siganme y los haré pescadores de hombres”. [Mateo 4:19]. Además, extiende la misma invitación a otros dos pescadores: Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo. Los cuatro hombres pescadores lo aceptan sin dudar. Dejan su negocio de pesca y se convierten en los primeros discípulos de Jesus que se irán con el exclusivamente a acompañarlo.

Este relato puedes leerlo en tu propia Biblia en los capítulos y versículos de los evangelios de  Mateo 4:13 al 22. Marcos 1:16 al 20. Lucas 5:1 al 11.   

           

 
Datos del Cuento
  • Categoría: Infantiles
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 0
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.235.172.123

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.633
»Autores Activos: 155
»Total Comentarios: 11.741
»Total Votos: 908.508
»Total Envios 41.629
»Total Lecturas 53.552.815