Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Románticos

La primavera

Mirando fijamente por la ventana me di cuenta de que todo cambiaba a mi alrededor. Los árboles estaban floreciendo y las flores comenzaban a teñir el campo con su arco iris de color ¿qué estaba ocurriéndome? Sentía una presión en el pecho y el corazón me latía con una fuerza incontrolable cual caballo desbocado corre al viento; parecía que la cabeza iba a estallarme... El canto de los pájaros estaba lejano, pero poco a poco podía escucharse con más fuerza; se veía a las ardillas comenzar a corretear entre las ramas de los frutales del parque, dándole la bienvenida al sol que había estado escondido durante todo el invierno. Y entonces lo adiviné... la primavera había llegado y con ella todo volvía a renacer. Era la primera vez que la veía a través de mis ojos adolescentes que estaban descubriéndolo todo, al igual que hace un bebe, en sus primeros años de existencia. Era un cambio rápido, desenfrenado, como un volcán en erupción, a punto de estallar... pero, a la vez, era armonioso porque, cada cual, sabía en cada momento lo que tenía que hacer. De pronto escuché el sonido de la puerta al abrirse y el corazón me dio un vuelco, ¿será él? Levanté la vista y lo busqué con la mirada, pero no estaba, ¿vendrá? La eterna duda que me había mantenido despierta durante toda la noche... Habíamos quedado en aquel bar de la Plaza Mayor, donde nos habíamos conocido meses atrás, para contarnos verdades, ese tipo de verdades que la gente no quiere oír pero que cuando se dicen duelen, porque hacen que el alma se te rompa en mil pedazos que se lleva el viento, hacia el eterno pozo del olvido. No llegaba, los minutos se hacían horas... y las horas años... y mientras yo, sentada al final de aquel bar, con todas mis ilusiones, viendo impasible como el mundo giraba a mi alrededor. A través de mi ventana descubrí a una pareja de entrañables ancianitos paseando de la mano por aquella plaza desde donde habían mirado al cielo, veinte años atrás, para jurarse amor eterno. Y el niño que da sus primeros pasos detrás de las palomas, feliz de poder correr sin descanso y llegar hasta donde antes no podía. Sabía que no vendría, lo sentía, y ello me hacía sentirme triste, ¿por qué el amor duele tanto? Porque de pronto mis sentidos estaban a flor de piel buscando ese suspiro que me diese la vida o que me la quitase para hundirme en la más eterna oscuridad a donde solo el llanto, pudiese acompañarme. Duele amar a alguien y no ser correspondido, duele esa sensación nueva que no sabes de donde procede, y tampoco puedes expresar con palabras. Duele... Nunca digas adiós, sólo di hasta luego... El amor llega a aquel que espera, aunque lo hallan decepcionado, a aquel que aun cree, aunque lo hayan traicionado, a aquel que todavía necesite amar, aunque ya haya sido lastimado. A veces lo extraño tanto que quisiera sacarlo de mis sueños y aferrarme a él para que no se escape pero me doy cuenta que no será posible, que solo existe en mi corazón, recuerdo esa frase del buen amigo que un día me dijo -no puedes obligarlo a que te quiera-, entonces lo único que queda, es dejarlo volar al viento, que vuele a donde quiera ir y dejarle ser lo que quiera ser. ¿Por qué seguía esperando? ¿Por qué me aferraba al pasado? Me levanté y comencé a caminar entre la gente hasta llegar hasta le puerta del bar... Tenía miedo de abrirla, ya que sabía que, desde ese momento, todo comenzaría de nuevo. Fue, en ese instante, cuando realmente me di cuenta de que el amor verdadero comienza con una sonrisa, crece con un beso y muere con una lágrima, que el futuro estará basado en un pasado olvidado porque no se puede ser completamente feliz hasta que no dejes ir tus fracasos pasados y los dolores de tu corazón. Entonces abrí la puerta al nuevo mundo y me perdí en el silencio de la puesta de sol que salpicaba los tejados como las lágrimas lo hacían en mis mejillas.
Datos del Cuento
  • Categoría: Románticos
  • Media: 6.12
  • Votos: 52
  • Envios: 2
  • Lecturas: 3396
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 35.175.113.29

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.060
»Autores Activos: 137
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.457
»Total Envios 41.547
»Total Lecturas 40.394.053