Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Historias Pasadas

Don Goyo

Soñando despierto contemplaba, embelesado, la tornasolada superficie palpitante de las aguas.
El viento hurgaba, deshonesto, entre los volantes de la esmeraldina saya cancán de la bahía.
Desde la altura de sus trece años, miraba cómo el sol tejía mallas de luz, refractando su viaje al fondo de la mar.
Pensaba en Malva.
Pero era que él siempre estaba pensando en Malvaloca.
Con esa maravillosa obsesión del primer amor, "a lo adivino", que endulza y, a la vez, acongoja los aleteos inciales del alma.
El cordón que empuñaba colgaba, perpendicular, sumergiéndose en la trémula piel del agua. Un alfiler, doblado en ángulo agudo, pendía del extremo inferior del hilo.
Mientras tanto y en La Meseta, paraje donde la Calle del Sol se desliza por la Rampa y, disuadida por los muros de Casa Blanca, va a rematar en contubernio con la Caleta de Las Monjas, con bastón iba don Gregorio en su diario paseo habitual.
Don Goyo - cabello ralo ya y ojos azulados y brillantes todavía, entraba en la adolescencia al arribar al país, desde su Canarias nativa - se movía, parsimoniosamente, por entre la chiquillería que escandalizaba, jugando billarda, en la acera.
Calzaba refulgentes botines anaranjados, cubría su magro cuerpo con ajustado "flus", una reluciente leontina dorada cruzábale el chaleco y un bombín que, igual Kant, ante nadie jamás levantaba, coronaba su delgada presencia.
Parco en el hablar, saludaba con leve inclinación y era tan puntual en su periplo que, como con el viejo Emmanuel, los vecinos ajustaban los relojes a su paso.
Descendió por la Rampa y saludó al centinela mascachicle - llamàbale él - que velaba por la seguridad invasora del coronel carapàlida: así le apodaba.
Y, llegando al rabo de la Caleta, la esplendorosa bahía le llenó de azul el azul de sus ojos.
Palo Seco lucía su dosel, empenachado de palmas, e Isla de Cabras mostraba la pústula de su Leprocomio.
El talud de la muralla, de niñez florecido, donaba verdor a la ilusión de los Magos, peregrinos de una estrella, bajo un ingenuo manto, tejido de risas y de gritos.
-Están locos- se dijo, mirando a unos que, en busca de un punto de observación más aventajado, habían trepado al tejado de la caseta del "Cable Inglés".
Dejó atrás al olor de algas muertas, de la Puerta de San Juan - "Benditos Sean Quienes Vienen en el Nombre del Señor" -, y avanzó, esquivando los embates de las olas en el malecón.
"!María La O, tu madre es puta y la mía no!!" provocaban la ira del mar unos pilletes, junto al costado de la muralla de La Fortaleza.
Alcanzó la ergástula de La Princesa y La Marina: barrio llamado así por asentarse en terrenos ganados al mar por el vertedero de escombros, resultantes de la construcción de la antigua ciudad.
Se detuvo indeciso.
Mas no; no se apartaría de su rumbo.
Mañana iría a La Puntilla, base de trabajadores del mar, en la punta suroeste de La Marina, a charlar con su amigo, Manolo, el pescador.
Una vez dejo atrás el Arsenal, dobló hacia la dársena de las yolas, maloliente a alquitrán, lugar donde Mingo, con la mente imersa en su malvalocura, ni siquiera su llegada advirtió.
-¿Pican?-, preguntó don Goyo.
-¿Eh...?
-No se dice "eh", zagal; se dice "Mande usted."
-Pues...mande usted.
-Pregunté que si picaban.
-¿Que si picaban?
-¡Y dale; si será sordo el cabezudo!
-¿Que si picaba qué...?
-¡Bolines! Pues, los peces; ¿qué otra cosa iba a ser; a menos que, de piojos, lleves llena la cabeza?
-Bueno, señor... Yo no puedo saberlo.
-¿Qué dices; cómo no has de saberlo, malaentraña?
-Bueno; es que, ¿usted ve?, pues yo no los he probado ni aun todavía..
-¡Mecachis, ¿qué habrá querido decir el zascandil?- Goyo pensó medio confundido.
Datos del Cuento
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.226.251.205

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.886
»Autores Activos: 136
»Total Comentarios: 11.729
»Total Votos: 908.444
»Total Envios 41.546
»Total Lecturas 39.490.345