Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Misterios

Desolacion de minerva

 

  En un país devastado hacia 30 años por un extraño fenómeno de la naturaleza. Varios prófugos de la justicias se refugiaban en el destruido y desolado país, solo para tener una vida peor. Llena de soledad y sequía de todo tipo; material, tecnológica y de alimentos. Pero al menos podrías expiar tus culpas, en esa zona plagada de ratas y enfermedades.

 Un día dos de los tantos prófugos que vivían en  isla, mientras cazaban una gran cantidad de insectos para la cena y si tenían suerte algunas ratas. Llegaron a una zona donde al parecer en su época más prospera, funcionaba una iglesia, ahora hecha pedazos. Cerca de los escombros se encontraba  una cruz sin inscripción alguna, con flores marchitas y un maletín que contenía unas hojas engrapadas y que tenían como escritura una especie de historia.

 Los prófugos sorprendidos por el hallazgo, ya que en los kilómetros que ellos habían peinado en la zona, nunca vieron tumba alguna, solo esqueletos humanos a simple vista, leyeron ansioso las hojas con ansias de leer lo que contenía. En esa desolación ese descubrimiento era algo diferente en su cotidianidad aburrida de sobrevivir cada dia.

 Según la historia todo empezó con una secta llamada la estrella roja. Esta secta conformada por personas enfermas y sedientas de poder, realizaban ciertos rituales con al cual podían obtener ciertos poderes.

Los poderes se dividían en tres fuerzas; la de la ilusión, la del control de la naturaleza y la mas poderosa, la invocación y control de demonios para tu servicios.

Estos rituales fueron obtenidos de una especie de diario. El diario al parecer fue escrito años antes del diluvio de los tiempos de Noe. Su contenido consistía en los secretos de los Ángeles y demonios, a si como también del cielo y del infierno.

 Fue escrita por un personaje (al parecer una mujer) que narraba como convivía con Ángeles no solo de una manera comunicativa si no también lasciva. Y a pesar de que casi todo el mundo en esa época conocía esos secretos (unos de los motivos por la cual Dios provocó el diluvio) ya que los Ángeles tenían un contacto muy cercanos con los humanos.      

 Este personaje decidió dejarlo por escrito con ayuda de un demonio. Este demonio al parecer lo tentó con promesas de vida eterna y riquezas ilimitadas, lo único que tenia que hacer era dejar por escritos todos los secretos que le habían contado los Ángeles y que rompiera el juramento que confidencialidad entre Ángeles y humanos.

  Lo que no sabía el personaje era que dentro de unos años un diluvio iba arrasar con la humanidad y con ella, exceptuando a Noe y a su familia. Pero el libro que parecía una especie de diario sobrevivió al diluvio.

Pero no fue hasta en los tiempos de los templarios que fue descubierta. Desde ese instante el diario  fue utilizado corrompiendo al que lo encontraba. El poder para crear ilusiones, para manipular a la gente, controlar el clima para amenazar a la gente con la destrucción, o mandar demonios como sicarios para matar a su enemigos, les daba tal sensación de poder que el lado mas oscuro de sus corazones, se apoderaba de ellos. Pero había un problema, esos poderes solo usado por ángeles y demonios, para realizarlos tenías que dar tu fuerza vital, trayendo graves consecuencias para la salud, del que las realizaba.       

  Al ver ellos que el diario provocaba muertes repentinas y envejecimiento prematuro. En vez de dar como juramento sus almas y acortar sus vidas, decidieron que otras personas lo hicieran por ellas.   No podían hacerlo con animales, ya que los juramentos se debían hacer de manera verbal y escrita con sangre humana por la persona que desee cumplir alguno de sus deseos o el de otra persona.

 Así que empezaron a usar vagos y ancianos como conejillos de indias dándoles buenos resultados. Pero morían después de unos días, por la vejez, o por problemas de salud agravados por los rituales. Viendo ellos, que ocultar tantos cuerpos podía provocar sospechas con las autoridades que podían truncar sus planes, decidieron usar niños. Empezaron a comprar niños en los barrios pobres.

 Algunas madres los vendían creyendo las promesas de que sus hijos iban a llevar una mejor vida con ellos, que con ellas que vivían de la basura.

  Los experimentos al principio dieron resultados desastrosos. Los niños de entre 6 a 8 años asustados no seguían los rituales al pie de la letra y los pocos que lo hacían morían de inmediato, al no poder resistir el impacto al ser absorbida parte de su energía vital. Pero cuando usaron adolescentes los resultados cambiaron. Ellos al tener mas vitalidad y resistencia lograban aguantar hasta dos secciones en un día y sobrevivían años al cruel castigo impuestos por esos degenerados ansiosos de poder.

 Gracias a esto, pasaron años, décadas y siglos convirtiendo lo que al principio eran un pequeño grupo personas experimentando contra los elementos y reglas de la naturaleza, a una religión maligna que se fue esparciendo por el mundo.

 Por medio de estos rituales fue que Napoleón Bonaparte logró formar su imperio. Pero su arrogancia y su orgullo le hicieron creer que sus victorias eran debidas a su gran olfato en estrategias de guerra, que a los crueles rituales de la estrella roja. Así que repudiando a la secta por sus bárbaros rituales, los desterró de Francia acelerando de manera inevitable, lo que todo sabemos, su derrota en waterloo.

Otro caso fue el de Adolf Hitler que con ayuda de la estrella roja logró conquistar a media Europa, usando a los jóvenes judíos que eran enviados a los ghettos. Pero su desequilibrio mental lo hizo desconfiar de la secta, mandando a masacrar a todo los que pertenecieran a la estrella roja. Los pocos sobrevivientes se vengaron, dándole a los Estados Unidos  detalles precisos de los francos débiles de lo que se creía invencible era el ejército Alemán. 

     Después de terminar la guerra, y a causa de la masacre indiscriminada de Hitler, ya que había atacado todas las sedes de la estrella roja que poseían en los países europeos conquistados por la fuerza nazi. Y sumándose las persecuciones de los estados unidos y sus países aliados contra cualquiera el hubiese participado en las matanzas contra los judíos, no les quedo de otra que separarse y huir. Los pocos que sobrevivieron tuvieron que emigrar a países sudamericanos, donde idearían la forma de reconstruir a  la acabada estrella roja.

 La reconstrucción no fue fácil, la CIA les pisaba los talones por temor a que se volvieran a reorganizar, ejecutando de manera profesional a los pocos integrantes que quedaban de la estrella roja. Pero ellos no se alarmaron, con el diario todavía en su poder, por 2 miembros que mataban, ellos alistaban 4.

 Pero la oportunidad no les llegaría si no medio siglo después. Cuando al principio de milleniun en un pequeño país de Sudamérica que solo era conocido por la exportación de carbón y maíz, fuera elegido un dictador llamado Alejandro Gomes. Este futuro dictador de ideales comunista, que quedó huérfano a los tres años y vivió gran parte de su vida pasando de familia a familia y en la pobreza. Tuvo unos años felices con una anciana al cual el llamaba abuela minerva. Pero un día mientras ella iba cobrar su pensión, unos delincuentes la encañonaron para robarle, ella al parecer se resistió, lo cual molesto a los asaltantes que la mataron sin remordimiento alguno. No se encontró nunca a los culpables.  Causa de esto Alejandro cosechó en su corazón un rencor contra el gobierno por dejar en el abandono a la clase pobre y a la vida por darle la espalda.

Cuando tenía 17 años su país entró en guerra con su vecino país, con la cual tenia una delicada situación, por un pequeño estado en los límites de los dos países que al parecer tenía una gran reserva petrolera. Los dos gobernantes llenos de codicia, nunca llegaron a un acuerdo pacifico, detonando una guerra. Alejandro se alisto al ejército, donde a pesar de su corta edad se destacó por su liderazgo y su inteligencia en las tácticas de guerra.

La guerra entre los dos países duró 4 años en total. Cuando los dos gobernantes decidieron hacer una tregua, ya que la economía de sus países,  a causa de la cerrada guerra estaba por los suelo.                                                                                                                                                    Esto agravó más el odio de Alejandro contra el gobierno de su país, por haberse rendido y por hacerle perder 4 años de su vida. Cuando la guerra terminó, Alejandro que había perdido 3 dedos de su mano derecha en batalla, fue condecorado y becado por su alto rendimiento militar. A los 21 años empezó a estudiar en la universidad militar,  derecho constitucional, graduándose a los 26 años.

  A los 27 años se casó, divorciándose 6 años después. En ese matrimonio descubrió que era estéril y no podía concebir hijos. A pesar de sus frecuentes desgracias,  poco a poco se fue escribiendo un nombre en la política de su país. Era uno de los máximos opositores  de los partidos demócratas que habían gobernado a su país por casi 70 años. Después de haber ejercido como diputado 8 años, logró a los 35 años la gobernación de un estado de ese pequeño país. Teniendo un mandato mediocre, pero su carisma y su buen trato con la clase baja, lo llevó a la reelección ganando con amplia ventaja. Su gran oportunidad le llegó a los 45 años cuando decidió lanzarse como presidente de la república. Gozando de su gran popularidad por sus ideales totalmente diferentes, a los ya conocidos por los demócratas, logró convencer a la clase baja y media la cual era la mayoría, trayendo esto como consecuencia su victoria sin dificultades.

Ahora Alejandro Gómez que después de haber pasado por la pobreza y todo tipo de decepciones en su vida, había logrado no solo conquistar su destino, si no también el de 30 millones de habitantes que ahora estaban bajo su mandato. El primer año se vengó de todos los corruptos demócratas, arrebatándolos de su casi infinita perpetuidad como funcionarios públicos, que había pasado de familiares y amigos en sus 70 años de poder.

 Luego al segundo año le cambió el nombre al país, pero no sutilmente, agregando republica, union o cualquier palabra patriotica al comienzo de la oracion.  No, Alejandro llegó al extremo de cambiarlo completamente, por el de Minerva en honor a su abuela adoptiva.   

     Esto no le gusto a la población que por poco lo derroca del gobierno, pero Alejandro actuando rápidamente logro aplacar el ánimo de la población con ayuda de un ataque brutal de la fuerza armada. En el tercer año rompió todo contacto con su vecino país, provocando después de casi  25 años de paz, una guerra por un pequeño territorio que ya no producía tanto petróleo como antes. 

   Alejandro que ahora en su cuarto año de poder tenia a casi toda la población de minerva en su contra, extendió el mandato presidencial de 4 años a 10 sin la opinión del pueblo. A pesar de sus intentos de recuperar su popularidad, regalándoles a los pobres un sueldo mínimo mensual, los de la clase media y alta viéndose excluidos se unieron para boicotearlo.  

     Para su quinto año de mandato todavía la guerra continuaba y se veía muy lejos la reconciliación entre los dos países.  La pobreza iba en aumento. los pobres habían dejado de recibir su pago mensual, y acostumbrados a las ideas de que todo les iba a caer del cielo, no ahorraron lo que recibieron años atrás gastando el dinero en menos de 2 semanas en alcohol y drogas. Los pocos que aprovecharon los recursos y que logaron alcanzar sus metas, ahora estaban junto con la clase media y el alta en contra del gobierno de Alejandro Gómez.

     Cuando se creía que ya no se podía empeorar aún mas las cosas, el gobierno americano se unió contra el país de Minerva,  brindándole a su rival,  armamento y  equipo de alta tecnología.

     Alejandro abrumado por los problemas,  había decidido huir del país de minerva con una gran suma de dinero y olvidarse en un país lejano de su desastroso gobierno. Pero unas semanas antes de la retirada,  en pleno  palacio de gobierno cuando  Alejandro se encontraba leyendo el periódico, apareció de repente un extraño personaje.

     Al principio Alejandro no sintió su presencia, si no, un extraño olor metálico como de sangre fresca. Dejando la lectura para saber de donde provenía el terrible olor, fue que se percato del extraño que se encontraba parado mirándolo con una media sonrisa, a escaso metros de la oficina presidencial. Alejandro alarmado, pero como buen soldado sin perder la compostura,  Levantándose como con un resorte se abalanzo contra el extraño inmovilizándolo fácilmente.

Cuando Alejandro creía que lo tenía completamente dominado, y se preparaba para llamar  a gritos a los inútiles guardia del palacio para que lo ayudaran y rendir cuentas por dejar pasar a un extraño sin su consentimiento. El psicópata con una fuerza que se podía decir sobrenatural, logró zafar una de sus manos que tenia apresada fuertemente Alejando, apresando su cuello en un movimiento rápido.    

     El apretón en la garganta de Alejandro era tan fuerte, que pensaba que le iba arrancar la cabeza de raíz. Desesperado Alejandro como última alternativa, usando todas sus fuerzas logró acomodar su rodilla cerca de las partes nobles del psicópata, dándole repetidos golpes. A pesar del esfuerzo, el psicópata ni pestaño a los golpes en su entrepierna, solo hizo que apretara con mas fuerza a un el cuello de Alejandro. Cuando estaba a punto de perder el conocimiento, Alejandro escuchó a sus espaldas una especie de grito en una lengua extraña.

     El psicópata al oír el grito soltó de inmediato al pobre de Alejandro,  que ya se encontraba morado por la falta de aire, lanzándolo hacia un lado. Mientras Alejandro luchaba por respirar ya que su garganta se encontraba inflamada, observaba como el psicópata se arrodillaba ante el segundo extraño mientras este le acariciaba la cabeza. Parecía un amo acariciando a su perro al hacer bien una orden.

     Acto seguido, el segundo extraño percatándose de la condición de Alejandro, en su extraña lengua le dijo algo al psicópata, que moviendo afirmativamente la cabeza y para sorpresa de Alejandro desapareció de la habitación. Alejandro sorprendido por la escena pensaba que lo visto era a causa de la falta de oxigeno, intentó levantarse, pero a pesar  del  gran esfuerzo por respirar, las bocanas de aires eran muy cortas causándole pequeños desvanecimientos. Cuando Alejandro pensaba dejar de luchar y dejarse llevar por la debilidad que se apoderaba de su cuerpo, sintió como de repente el sicópata volvía a aparecer, pero esta vez a un costado de donde el se encontraba.

     Alejandro débil creyendo que lo iban a matar, con gran esfuerzo escupió la cara del psicópata y mirándolo fijamente se preparo para la arremetida.

     El psicópata ante el gesto de Alejandro empezó a reírse a carcajadas y acto seguido colocó la mano en la garganta de Alejandro apretándolo suavemente. En ese instante Alejandro sintió un calor abrazante en la garganta, que empezó a disipar el dolor. A los poco minutos el psicópata lo soltaba despareciendo del costado de Alejandro y volviendo aparecer cerca del segundo extraño.

    Alejandro se levantó sobresaltado, había recuperado su fuerza y la inflamación de la garganta  había desaparecido, volviendo a respirar normalmente como si nada. Alejandro que no lograba asimilar lo que estaba pasando,  paso del desconcierto a un pánico terrible, un pánico que ni siquiera cuando estaba en la guerra, la había sentido.

--- que, qui, qui, quieres --- preguntó Alejandro paralizado por el miedo, al ver que el segundo extraño se acercaba lentamente a donde estaba el.

 --- típico de los humanos, le temen a cualquier cosa que no entiendan --  dijo entre risas el segundo extraño,  Ahora a un palmo de narices de la de Alejandro.

--- ¡aléjate! Maldito, ¡no te me acerques! --- gritaba histérico Alejandro, que viéndose acorralado, se había colocado en posición de pelea. Aunque el sabia que iba ser inútil, el miedo que lo embargaba no le iba permitir tener una pelea contra los dos sicópatas.

--- cálmate Alejandro, ese lenguaje no fue el que te enseñó tu abuela  adoptiva Minerva --- comentó el segundo extraño, que había borrado su sonrisa y ahora tenia una cara seria.  

--- ¡como sabes mi nombre! , ¡Quien eres!, ¡contesta basura! --- replicó Alejandro, furioso por la osadía de aquella escoria de nombrar a su fallecida abuela adoptiva. Algo que nunca permitió ni siquiera a su ex- esposa, en su momentos más felices de su antiguo matrimonio.

--- Uumh, veo que tocado una vieja herida, me disculpo por mi atrevimiento --- contesto el segundo extraño haciendo una reverencia con la mano, ---  y mi nombre es Abraham cereros --- sentenció mientras alargaba la mano hacia Alejandro.

--- ¡que quieres de mi! --- grito Alejandro en tono altanero, dejando en el aire la mano de Abraham. Ni loco iba a tocar la mano, de una persona que era amigo de un psicópata  que casi lo mata.

--- veo que el miedo, que te embargaba esta cediendo --- dijo Abraham sentándose en una de las silla del despacho,  --- ahora podemos hablar civilizadamente ---.  

     Alejandro mas calmado, decidió seguirle el juego. Al parecer el tal Abraham deseaba algo de él. De no ser así, fácilmente lo hubieran matado en ese instante. Así que decidió estar alerta y pensar muy bien las preguntas y las repuestas, después a la mayor oportunidad, intentaría escapar o en el peor de los caso, pelear a muerte con los dos psicópatas. 

--- siéntate Alejandro, que lo que te voy a decir, te conviene --- dijo Abraham,  señalando la silla vacía que tenia enfrente. 

--- discúlpame por la violenta presentación de mi amigo, pero no pensaba que ibas reaccionar tan violentamente --- dijo Abraham,  apuntando con la mirada al psicópata, que se encontraba inmóvil como una estatua.

--- ¿Como lograste entrar  al palacio?,  ¿eres un enviado de mis enemigos políticos? --- exclamó Abraham suavemente, mientras se sentaba en la silla.

--- No, tus enemigos políticos nada tienen que ver con nosotros, y sobre como entramos, eso, mejor lo dejo en secreto --- contestó Abraham con desgano --- nosotros venimos a proponerte, la restauración del poder que perdiste sobre la nación de Minerva.

     Ese poder que perdiste por tus acciones egoísta, pero no te apenes, como todos los humanos cometes errores --- dijo Abraham removiéndose de la silla, al parecer incómodo.

--- ¿¡de que hablas maldito!? , ¿¡Nosotros quien!? , ¿! Qué eres ¡?, un marciano de otra galaxia--- replicó Alejandro casi gritando. Y es que  a pesar de sus esfuerzos por no perder los estribos, las habladurías místicas de ese loco, lo tenían harto.

--- tranquilo no te sulfures, solo escucha --- dijo en tono burlón Abraham ----  yo soy el líder de la estrella roja, una secta con gran poder,  Y no hablo de un poder económico, ni político, ni social.  Si no de un poder sobrenatural, un poder que solo los dioses disfrutaban.   

     Pero nosotros desde hace siglos gracias a un diario, logramos obtener esos conocimientos prohibidos, logrando poco a poco algo que desea cualquier humano, conquistar el mundo entero --- sentenció visiblemente emocionado Abraham.

Alejandro no se creía lo que estaba escuchando, un loco que  decía era el líder de una secta con extraños rituales místicos inventada por diarios amarillistas en tiempos de la segunda guerra mundial. El había escuchado sobre la secta de la estrella roja en libros de ciencia ficción y enigmas, que según decían, que la secta había ayudado a hitler con sus pactos al demonio, a conquistar a casi media Europa.

--- aja, siii, y como piensan ustedes ayudarme a ganarme otra vez el apoyo del pueblo, les van a meter un tridente por el trasero, hasta que recapaciten, o los van a transformar en sal --- dijo riéndose a carcajadas Alejandro, que ya le daba lo mismo si lo mataban o no. Es mas rogaba mentalmente a que fuera lo más rápido posible.

     Abraham visiblemente enojado por la burla de Alejandro, se levantó bruscamente clavándole una mirada de desprecio. Luego sin dejar de mirarlo, llamó con un chasquido de sus dedos al psicópata, que sin perder tiempo lo obedeció.  

     Esta acción puso en alerta a Alejandro, que levantándose de su silla se preparó para lo que creía el,  era una un inminente ataque del psicópata. Pero no había pasado unos segundos de haberse levantado de la silla, cuando sintió como alguien por detrás de el lo aprisionaba, con un llamado abrazo del oso inmovilizándolo. Desesperado intentó zafarse golpeando con el cráneo la frente del desconocido agresor, sin resultado alguno. Exhausto Alejandro de tanto esfuerzo inútil, intentó ver la cara del agresor, viendo para su sorpresa la horrible cara de viejo, del maldito psicópata.

--- Veo que te has quedado mudo Alejandro --- dijo Abraham señalando con el dedo al psicópata --- supongo que te habrás preguntado mentalmente, si no te habías vuelto loco, al ver como mi mascota desaparecía y aparecía a su voluntad.

     Pero no es así Alejandro, mi mascota es una de las pruebas vivientes de nuestro poder --- dijo Abraham con la respiración agitada por la emoción.

---- que… quieres decir ---- dijo Alejandro muerto del miedo.

---- pues como te había dicho, gracias a un diario, poseemos cierto poderes. Por ejemplo; el personaje que te aprieta en este instante, es un demonio invocado por mí y que ahora es mí esclavo --- silabeo sonriente Abraham. --- pero como noto que eres una persona terca, te voy a mostrar algo increíble, algo que disipara cualquier duda de tu débil cerebro --- sentenció Abraham, mientras tocaba la frente de Alejandro.

     Alejandro embargado nuevamente por el miedo, no se resistió. Dejó sumisamente que Abraham colocara sus sucias manos en su frente. Luego sintió como perdía la visión quedando completamente ciego, creyendo que estaba muriendo, empezó a rezarle a su abuela adoptiva. La única persona al que quiso en verdad en su vida. Después de unos minutos, vio como en la oscuridad que reinaba en sus ojos aparecía el rostro de su abuela adoptiva. Era una ilusión orquestada por Abraham para su beneficio.

--- pareces que es el final, verdad abuela Minerva --- dijo Alejandro sonriente y emocionado al ver nuevamente a su abuela.

--- Alejandro, un futuro prometedor te espera --- le dijo cariñosamente su abuela minerva.

--- como, ¿no entiendo?, acaso no estoy muerto ya --- dijo Alejandro confundido.

--- No Alejandro, tu estás vivo.  Lo que pasa es que Abraham te ha dado algo que anhelabas,  hablar conmigo. --- dijo minerva cambiando su tono cariñoso a uno mas severo. ---- también sé, que has guardado rencor contra todo político demócrata por mi muerte. Te digo que olvides eso, aquí en el cielo vivo bien y ya he perdonado a mis enemigos. Pero como se de tu terquedad, te digo que al menos aprovecha la oportunidad de Abraham, y arregles tus errores. Demuéstrales a esos políticos como se maneja un país y al pueblo como es un verdadero presidente. ---- sentenció minerva    

     Desapareciendo en las tinieblas que reinaba en los ojos de Alejandro.

Al rato poco a poco Alejandro recuperó su visión. Ahora se encontraba sentado nuevamente en la silla y Abraham a escasos centímetros mirándolo fijamente mientras fumaba un habano.

---- esto que paso… ¿fue verdadero? --- preguntó Alejandro extrañamente relajado.

---- así es Alejandro, y entonces,  ¿aceptas la ayuda de la estrella roja? o todavía no crees en nuestro poder.---- dijo Abraham haciendo círculos de humo con la boca.

--- si les creo… Que tengo que hacer --- dijo Alejandro cansado, rogando que terminara esta especie de sueño y pesadilla en la que estaba.

--- fácil solo tienes que firmar un papel en la cual nos das camino libre de hacer lo que queramos, y tu ni nadie se debe entrometer. Fírmalo y nosotros nos encargamos de lo prometido, tu renacimiento en el poder.--- sentenció Abraham entregándole los documentos.

     Alejandro ni siquiera los leyó, solo firmó en donde le indicaba Abraham. De repente después de firmar y sin saber que le pasaba, un sueño irresistible se apoderó de el, venciéndolo a pesar del esfuerzo.

Cuando despertó el sol alumbraba toda su oficina, el piso de ébano relucía mas limpio que nunca y todo desde su biblioteca privada llenas de libros best seller,  hasta los muebles del siglo XVIII regalo del presidente de cuba, todo absolutamente todo, estaba ordenado y en su lugar.

     Sorprendido Alejandro creyó que todo lo que había sucedido fue simplemente un mal sueño causado por el estrés. Se levantó dirigiéndose a un espejo de cuerpo entero para ver si notaba algo malo. Se veía normal, no tenia marcas en el cuello ni en la frente, solo estaba un poco despeinado y con ojeras. Sastifecho iba a dirigirse al baño de la oficina full equipado con todos los productos de primera necesidad, para lavarse la cara, cepillarse y darse una buena afeitada, cuando notó un dolor punzante en su hombro izquierdo.

     No se alarmó tal vez por la mala posición en la que estaba en su escritorio durmiendo, era la causa del dolor en su hombro. De igual manera se quitó su camisa manga larga azul para estar seguro. Cuando se la retiró por completo, observó como un tatuaje de una estrella roja cubría parte de su hombro izquierdo y la espalda.

     Asustado Alejandro se dio cuenta que no fue un sueño, que toda esa locura pasó en realidad. Sumido en su cavilaciones no se dio cuenta cuando el ministro de defensa, entró en la oficina.

 ---- disculpe presidente que lo moleste, pero tengo noticias urgentes que comunicarle ---- dijo el ministro, mirando extrañado a Alejandro mas pálido que un fantasma.

---- ¿Qué pasa? --- dijo Alejandro colocándose rápidamente la camisa apenado.

--- Nuestro vecino país se ha rendido, al parecer su presidente ha muerto en extrañas circunstancias, y el presidente de turno nos ha llamado para comunicarnos su rendición y confirmar nuestra victoria – dijo el ministro contento.

     Desde ese extraño acontecimiento la suerte de Alejandro cambió.

El pequeño estado por la cual habían peleado por el petróleo, al parecer tenía una reserva mayor que el de los países árabes, volviendo de un día para otro a Minerva en un país millonario. Alejandro volvió a recuperar la popularidad del pueblo y empezó a gobernar de manera más inteligente. Construyó obras públicas, carreteras, casas, colegios, hospitales y disminuyó la delincuencia.

     Aunque vivía con miedo de que la estrella roja volviera, con el tiempo lo olvidó y empezó a darse una vida lujosa. Viajó por varios países, compró terrenos y casas lujosas en diferentes continentes, además de tener todas las mujeres que quería. Pero un día se enserio con una mujer de unos cuarentas años diputada de su país que tenia una hija de 6 años, teniendo con ella y su hijastra una vida placentera, la vida que siempre había querido.

     Hasta que un día sucedió algo terrible. Después de 5 años de una vida plena y llenas de lujos, su hijastra Cameron fue secuestrada mientras se dirigía al colegio. Cameron de 11 años había despertado los instintos paternales perdidos de Alejandro. Le había tomado un gran cariño y  los dos  habían formado lazos muy fuertes.

     Alejandro no tenía duda de quienes eran los perpetradores, los mismos que lo amenazaron 2 años atrás por meterse en sus asuntos, la temida estrella roja. Y es que hace 2 años los secuestros de adolescentes se habían intensificado en la tranquila y prospera Minerva a tal punto, que el mismo Alejandro había declarado al país  estado de emergencia. No dudó en tomar cartas en el asunto, con las fuerzas especiales anti- extorsión y secuestro, localizaron a supuestos sospechosos que operaban en un taller abandonado. El grupo especial junto con la armada de Minerva, tomaron el taller abandonado sin encontrar sospechosos, pero lograron liberar 10 adolescentes que habían sido raptados en diferentes estados. Según el testimonio de los adolescentes, una secta llamada la estrella roja los obligaba, a realizar pactos con el diablo a través de rezos y ceremonias para que les cumpliera casi cualquier deseo, pero ello tenían que ofrecer su energía vital y hasta la misma vida, si era necesario.

     Alejandro en persona se entrevistó con los adolescentes quedando horrorizado. Dos de los jóvenes se encontraban en una avanzada edad, a pesar de que en sus identificaciones y sus partidas de nacimientos corroboraba que apenas tenían 15 años.

Alejandro que veía en esos adolescentes a su hijastra cameron no perdió el tiempo, sintiendo una terrible culpa juró acabar con la estrella roja, aunque tuviera que morir en el intento. Tragándose su orgullo Contactó a los americanos para que lo ayudaran. No había olvidado la vez que tuvo que mentirles a unos agentes de la CIA sobre la presencia de la estrella roja en el país por temor a represalias. Les explicó todo el asunto, recibiendo una respuesta fría pero reconfortante: déjenos esos a nosotros.

     En menos de dos meses la fuerza americana estaba en el país de Minerva, y no solo con armamento avanzado si no con un grupo especial paranormal.  Siguiendo las recomendaciones de la CIA, ocultó a la prensa y al público toda noticia relacionada con la estrella roja, según ellos el pánico de la población empeoraría las cosas.

     Alejandro solo se enteraba por memos detallados sobre las acciones de la CIA. La mayoría de los memos era terribles, descripciones y fotos  de adolescentes en la decrepitud, hombres deformes que según la CIA  eran demonios invocados, incontables masacres contra los seguidores de la estrella roja en varios estado de Minerva, etc.  

     Alejandro no se confiaba, esa secta poseía poderes mas allá de su entendimiento y en cualquier momento podrían aparecer y cobrar por el pacto roto.

 Y así fue,  mientras Alejandro se encontraba revisando los centenares de memos enviado por la CIA, Abraham visiblemente encolerizado y el psicópata aparecieron de repente en la oficina del presidente.  

---- Alejandro, Alejandro, ¿Qué demonios has hecho? , ¿Acaso no teníamos un acuerdo?, ¿por que tuviste que involucrar a la CIA en esto?, ¡eres un maldito idiota Alejandro!, ¡por tu culpa tenemos que huir de...!  ---- grito Abraham callándose de repente --- nos han encontrado --- dijo Abraham preocupado al psicópata que se encontraba un poco inquieto ---- nos tenemos que ir, pero acuérdate de algo, cuando menos lo esperes acabaremos contigo Alejandro, júralo por tu miserable vida que así va ser ---- sentencio Abraham desapareciendo junto al psicópata.

     Minutos mas tardes y al igual que Abraham y el psicópata,  aparecieron de la nada varios del grupo paranormal de la CIA (hombres de unos 50 años) en la oficina de Alejandro. Interrogaron a un pálido y acobardado Alejandro que solo les dijo la terrible amenaza de Abraham. El grupo lo reconfortó diciéndole que no temiera que ellos iban acabar con el mal de raíz.

     Alejandro intrigado preguntó como lograban aparecer y desaparecer así, como si nada. El grupo solo respondió que antiguos integrantes de la estrella rojas, arrepentidos se les unieron y les revelaron unos secretitos, para luego esfumarse de la oficina sin dejar rastro alguno.

     Habían pasado dos años desde ese altercado. La fuerza paranormal de la CIA habían desmantelado y atrapado todo lo relacionado con la estrella roja, hasta Alejandro vio en uno de los memos el cadáver de Abraham y el psicópata.

     Alejandro no se perdonaba  el terrible error de haberse confiado como un tonto. A pesar de la recomendaciones del grupo paranormal de que alguien acompañara a su hijastra a su fiesta de cumpleaños, el se negó alegando que la estrella roja había sido desmantelada y que al menos en el cumpleaños de Cameron numero 11, tendrían que darle espacio ya que tanto seguimiento las 24 horas no era saludable para una niña.

     Grave error, 20 minutos después de haber empezado la fiesta, su esposa fue encontrada muerta en el baño y su cuerpo presentaba varios tatuajes de una estrella roja. En cuanto a su hija no se había encontrado rastro alguno de su paradero. Según varios testigos, niños y niñas de 11 años, vio como de la nada apareció un hombre con la cara deforme y andar raro, agarrando a Cameron que se encontraba hablando con ellos, y así como apareció desapareció dejando una especie de nota en latín.

La carta decía donde iban al llevar a cameron y exigían que Alejandro debía presentarse en menos de 48 horas, o si no la iban a matar. A pesar de las recomendaciones de la fuerza paranormal de que lo mejor era preparar un plan y esperar hasta mañana,  haber si aparecían mas mensajes de los secuestradores, Alejandro haciendo caso omiso espero a que anocheciera, para luego sin decirle a nadie salvar el mismo a cameron.

     En su Ford fiesta última modelo y a casi 120 K/H se dirigió a una iglesia luterana abandonada a unos 20 kilómetros del palacio presidencial, como siempre sin pensar en sus actos y en sus consecuencias, algo que siempre lo había llevado al fracaso.

     Cuando llegó a la iglesia era casi la 1:15 de la noche, el lugar se encontraba desolado, no había ni un alma en la calle y eso le preocupaba. La iglesia se encontraba en ruinas, los arcos ojivales, sostenidos por nervaduras que distribuían la fuerza de presión de la bóveda de crucería sobre columnas y pilares en el interior y sobre arbotantes en el exterior, se encontraba llena de prominente rajaduras, cualquier arquitecto experimentado diría que en cualquier momento esa iglesia se desplomaría. Además había que sumarle la gran cantidad maleza y basura acumulada por los años.

 La reja de la entrada  se encontraba cerrada con una gruesa cadena y varias cintas amarillas con advertencias de derrumbe inminente. Alejandro no le quedó de otra que saltar la reja para poder entrar.

     Cuando entró a la iglesia, se encontraba sumergido en la oscuridad total. Pero Alejandro sin perder tiempo, empezó a llamar a gritos a Cameron. A los minutos de llamar insistentemente sin contestación alguna, el lugar se iluminó con miles de velas que se encontraban esparcidos por todo el lugar. De inmediato vio la figura de cameron, se encontraba boca abajo amarrada en una cruz y al parecer inconciente.

     Cuando se disponía a rescatarla, una figura apareció frente a el  agarrándolo del cuello y levantándolo varios centímetros del suelo. Alejandro que ahora a sus 50 años era obeso y estaba totalmente fuera de forma no ofreció resistencia alguna.

---- No lo vayas a matar Akiem, quiero que presencia la muerte de su hija y la destrucción de Minerva, así que suéltalo ---- contestó una extraña figura que sostenía una especie de diario, con la mano derecha mientras que con la izquierda, tocaba la frente de Cameron.

Akiem lo soltó de inmediato, haciendo que Alejandro cayera bruscamente al suelo, lastimándole una vértebra de la columna.

     Con un dolor terrible en la espalda y con gran dificultad para moverse, Alejandro observó que el atacante era un personaje conocido, el maldito psicópata que estaba bajo el mando de Abraham.

--- ¡Maldito¡ suelta a Cameron, ya estoy aquí, así que cumple el trato que escribiste en la carta! --- gritó Alejandro con todas sus fuerza, al desconocido, que por lógica era Abraham.

---- ¿que trato?, nunca  dije en la carta que iba cumplir mi palabra --- dijo en tono burlón Abraham --- además no me vengas con suplicas, ni lloriqueos, por que si no me falla la memoria, tu no cumpliste parte del trato Alejandro --- replico Abraham  mientras le hacia una seña al demonio Akiem.

     Akiem sin pensarlo dos veces levanto a Alejandro,  colocándose a sus espaldas y sujetándolo en una especie de llave, inmovilizando por completo, pero sin lastimarlo.

---- es hora de acabar con esto Alejandro, en cualquier momento podría venir la fuerza paranormal, para acabar nuestra diversión ---- dijo Abraham, mientras  su mano que tocaba la frente de cameron, salía una especie de resplandor.

---- Que…. Piensas hacer, ¡suéltala maldito! --- grito Alejandro ahogado en llanto.

---- ya lo veras Alejandro… ¡ah! Por cierto saluda a tu abuela de mi parte ---- sentenció Abraham riéndose a carcajadas y esfumándose del lugar, dejando una especie de marca brillante en la frente de cameron.

Después de eso todo fue confuso, la tierra empezó rugir y temblar derrumbando y destruyendo todas las ciudades de Minerva.

La gente segundos antes de morir despertó de la ilusión en la que vivían. Sus casa se encontraban totalmente deterioradas, había basura por todo lados, la comida que tenían en grandes cantidades, se encontraba en grave estado de descomposición, además que varios de los cortes de la carne, era visiblemente partes humanas. La gran cantidad de dinero que tenían guardada, por lo que creían era una época de oro en el país de Minerva, solo eran pequeños recortes en blanco. Ni siquiera tuvieron tiempo de quejarse, por que segundos después eran aplastados por las paredes de sus casas o tragados por la tierra que se abría ante sus pies. 

     Días después países extranjeros que fueron a ofrecer su ayuda, se encontraron con un país totalmente destruido, lleno de cuerpos y desolado. No quedó ni una alma viva en ninguno de los estados de Minerva. Meses después se encontró el cuerpo del presidente de Minerva Alejandro Gómez. Gracias a su cédula lograron identificarlo, ya que el cuerpo descompuesto se había mezclado con otro cuerpo no identificado.

     En el último párrafo de la historia, una mujer narraba que la habían cuidado bien, que hasta la habían aceptado en el grupo. Que perdonaba  al tal Alejandro por sus errores, y que había cumplido su venganza con la captura y ejecución del tal Abraham, además de haber obtenido el diario, dando por acabado de la faz de la tierra a la secta de la estrella roja. 

     Los reos sonrieron. Sin terminar de leer bien el último párrafo por que les parecía aburrido, pero alegres ya que la historia les había cambiado la monotonía diaria de caminar y buscar alimentos.

---- ke buen cuento, vaya imaginasion ----  dijo el primer reo  mirando debajo de una roca a ver si encontraba algún insecto, para calmar su hambre.

---- si, pero estubo vueno ---- dijo el segundo reo rascándose la cabeza con furia.

----- kien lo escrivio ---- pregunto el primer vagabundo de repente, al ver que su compañero empezaba arrugar las hojas.

----- una tal comaldante paranormal llamada Alejandra Cameron --- contesto el segundo vago arrojando las hojas a un lado.

     El primer vagabundo se rió levemente y notando que estaba oscureciendo, llamo a su amigo para dirigirse a su humilde rancho, para descansar. Pero esta vez tenían una cosa distinta en que pensar, en esa ciudad maldita llamada Minerva.

 

 

 

Datos del Cuento
  • Autor: Anderson c
  • Código: 28375
  • Fecha: 27-11-2013
  • Categoría: Misterios
  • Media: 7
  • Votos: 1
  • Envios: 0
  • Lecturas: 9820
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 35.173.234.237

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.886
»Autores Activos: 136
»Total Comentarios: 11.729
»Total Votos: 908.444
»Total Envios 41.546
»Total Lecturas 39.540.477