Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Religiosos

¡ EL DESFALCO !

>%< A HOMAN >%<


Alan terminó de leer el comunicado, se derrumbó en el sillón, y ocultó su rostro entre las manos ¡estaba perdido! ¿ que podia hacer ?.

Mañana llegaría la Inspección a la Entidad Bancaria.Se revisarian los activos y se darían de cuenta de la manipulación realizada en los
apuntes contables para ocultar el desfalco. Había
pedido la ayuda de su hermano, pero ahora ante la intempestiva visita supo que la ayuda no llegaría a tiempo.
Pensó en sus hijos, en su esposa, en sus amistades y se sintió horrorizado
por la magnitud del escándalo que iban a protagonizar.
Sólo le quedaba un camino, aquello era demasiado fuerte para él, sabía que no lo podría afrontar.
Se sentía cobarde, sin fuerzas, abrumado por el peso de su culpabilidad y responsabilidad.

Abandonó el Banco, había tomado una determinación.
Se dirigió al viaducto, dispuesto a poner término a su vida. Iba cabizbajo y pensativo...

Era un día de invierno nebuloso y frío y un estremecimiento recorrió su cuerpo, al pensar en su familia, en sus hijos pequeñitos.¡ Que mala suerte ! de haber tenido unos días más todo se hubiese solucionado, pero ya no tenía remedio

Mientras caminaba sumido en sus negros pensamientos alcanzó a pasar por delante de un Templo y decidió entrar para suplicar al Dios Creador ayuda y protección para los suyos, y perdón por el paso que iba a dar.
Se sentó en un un banco delante de un altar solitario, donde había una imagen de Jesús en la columna, maltratado, y sin poder evitarlo rompió a llorar, y se postró a sus pies silenciosamente,besándolos y pidiendo perdón. Suplicando su ayúda, no por él, sino por lo suyos,
mientras sus sollozos eran ocultados por el potente y majestuoso sonído del órgano que interpretaba a Bach con magistral perfección, y así permaneció por no se sabe cuanto tiempo abrazado a Jesús llorando a sus plantas y poco a poco su dolor fue cesando y su alma se fue consolando y supo que había vencido la tentación, que no cometería aquella cobardía, que afrontaría la situación con valentía.
Se sintió aliviado y al tratar de incorporarse
vió a su lado tendiéndole su mano a un monje de impresionante figura, franciscano a juzgar por sus hábitos,cuyo rostro no pudo observar pues permanecía en la penumbra que le dijo:
¡ No sufras hijo mío, Jesús ha oído tú suplica y ha acudido en tu ayuda¡ Regresa a tu trabajo, y cumple con tú obligación!
Alan salió del templo renovado, con nuevos brios, dispuesto a hacer frente a la situación, pensando en llamar al Presidente de su Consejo de Administracción y confesar su delito, poniéndose
en sus manos y afrontando el castigo que la Entidad le impusiese.
Al llegar al Banco solicitó todos los documentos precisos a la seccion contable para su visita a la Presidencia y... ¡ Milagro, alguien le había
ingresado a su cuenta el importe justo y preciso de su desfalco , sin concepto ni causa que lo justificase, comprendiendo entonces que se había obrado un verdadero milagro !.
Alan ha enmendado su camino.Ahora es un hombre honesto que visita aquel Templo todos los días y se postra ante la imagen del BUEN JESUS DEL ECCE HOMO, y que jamás desviará de la senda del bien.
Había tenído esa SEGUNDA OPORTUNIDAD que muy pocos tienen, para ver sus errores y rectificarlos.

*
Datos del Cuento
  • Categoría: Religiosos
  • Media: 5.87
  • Votos: 115
  • Envios: 12
  • Lecturas: 3770
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 35.175.120.59

2 comentarios. Página 1 de 1
ERNI
invitado-ERNI 30-01-2003 00:00:00

Querida Ann. No soy el más indicado para hacer una crítica de él, pero te voy a dar mi opinión. Me ha parecido un buen relato, y estoy de acuerdo con su contenido en lo que respecta a que todo ser humano tiene derecho a esa segunda oportunidad. Sin embargo, no puedo estar de acuerdo a que esa segunda oportunidad sea a causa de un milagro que encubra todas sus malas acciones. Si hay seres humanos que son capaces de hacer maldades para conseguir cuanto se proponen, el milagro sería que fueran capaces de afrontar sus propias acciones y errores por sí mismos, sin acudir a la ayuda o solución fácil de mostrar arrepentimiento abrazándose a un Cristo. ¡Milagro!. El milagro es la vida misma, y el ser humano lo debería de tener en cuenta, precisamente para eso. ¡Para ser más humano!. Muchos besos. ERNI

Eddy García
invitado-Eddy García 15-11-2002 00:00:00

Un cuento rosa, pero muy bien argumentado, felicitaciones.

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.885
»Autores Activos: 136
»Total Comentarios: 11.729
»Total Votos: 908.444
»Total Envios 41.545
»Total Lecturas 39.463.008