Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Religiosos

Venga tu Reino (Parte 1)

Venga tu Reino. (Parte 1).

Relato Religioso - 174.

 

“Venga tu Reino”, son unas palabras repetidas por muchas personas. ¿Ha pedido usted alguna vez que venga el Reino de Dios?. Eso es lo que millones de personas han hecho a lo largo de los siglos. Por que?. Porque Jesus les dijo a sus discípulos que pidieran: “venga a nosotros tu Reino”.

Al principio, los discípulos de Jesús no entendieron todo lo que él les decía sobre el Reino. Una vez le preguntaron: “Señor, ¿vas a restaurar el Reino en Israel en este tiempo?”. Tal vez les sorprendió que Jesús no les diera una respuesta directa. [Hechos capítulo 1, versículo 6 y 7]. Será entonces que no podemos saber que es el Reino de Dios y cuando vendrá?. Todo lo contrario. En este relato religioso se contestaran las siguiente preguntas: 

1- Por qué necesitamos el Reino de Dios?. 2-  ¿Quién es el Rey de ese Reino?. 3-  Cuando gobernara la Tierra?. 4-Qué hará el Reino de Dios por la humanidad?. 5- Por qué debemos de apoyar ahora el Reino de Dios?. 6- ¿Cuál es realmente, según la Biblia, el Reino de Dios?.    Comencemos pues, por la respuesta de la primera pregunta.

Por qué necesitamos el Reino de Dios?. Al principio de la historia de la humanidad, nuestro Creador, que se llama Jehová, era el único gobernante que había, y gobernaba con amor. Por eso, hizo un hermoso hogar para los humanos, un jardín en Edén, donde había alimento en abundancia. Además, les dio un trabajo satisfactorio [Génesis 1:28, 29. 2:8,15] Si hubiéramos dejado que Dios nos siguiera gobernando los seres humanos seguiriamos disfrutando de la paz. 

La Biblia dice que un ángel rebelde -Satanás, el Diablo- cuestionó el derecho que Dios tiene a gobernar. Dio a entender que los humanos serían más felices si Dios no nos gobernara. Lamentablemente, los primeros humanos, Adan y Eva, se unieron a Satanás y se rebelaron contra Dios. [Genesis 3: 1al 6. Apocalipsis 12:9] 

Al darle la espalda a Jehová y no aceptarlo como su gobernante, Adán y Eva perdieron su hogar en el paraíso y la oportunidad de vivir con salud perfecta [Génesis 3: 17 al 19]  Su decisión también afectó a los hijos que con el tiempo tuvieron. La Biblia dice que, como Adán pecó “el pecado entró en el mundo y por medio de pecado entró la muerte” [Romano 5:12] El pecado ha provocado otro problema: “el hombre ha dominado al hombre para su propio mal” [Eclesiastés 8:9] En otras palabras, cuando la humanidad se gobierna a sí misma, hay problemas por todas partes. 

El hombre comienza a gobernar: El primer gobernante humano que menciona la Biblia fue Nemrod y se rebelo contra la gobernación de Dios. Desde entonces, muchos gobernantes han abusado de su autoridad. Por eso, hace unos tres mil años, el rey Salomón escribió: “vi las lágrimas de los oprimidos. Y no había alguien que los que los consolara. Sus opresores tenían el poder” [Eclesiastés 4:1] 

Hoy en día, las cosas siguen igual. Un informe del 2009 de las Naciones Unidas afirman que cada vez más gente piensa que los malos gobiernos son “una de las principales causas de todos los males de nuestra sociedad”

Es hora de actuar: El mundo necesita mejores gobernantes y una mejor forma de gobierno. Y esto es justamente lo que nuestro Creador ha prometido

Dios ha preparado su Reino, es decir, un gobierno que reemplazará a todos los gobiernos humanos, “y será el único que permanecerá para siempre” [Daniel 2:44] Este es el Reino que millones de personas han pedido en el padre nuestro [Mateo 6:9 y 10] Pero Dios no será el Rey de ese Reino, sino que ha nombrado a alguien que vivió como ser humano. ¿A quién ha escogido?. ¿Quién es el Rey del Reino de Dios? Dios hizo que varios escritores de la Biblia escribieran detalles que ayudarían a reconocer al Rey del Reino de Dios. De él se predijo lo siguiente:

Sería elegido por Dios: “Yo mismo he establecido mi Rey [...] te daré naciones como herencia y  los confines de la Tierra como propiedad” [Salmo 2:6 y 8]

Heredará el trono del Rey David: “Nos ha nacido un niño, se nos ha dado un hijo [...] La expansión de su gobierno y la paz no tendrá fin en el trono de David y en su Reino, para establecerlo firmemente” [Isaías 9: 6,7]

Nacería en Belén: “De ti, Belén [...] de ti saldrá para mí el que será gobernante [...] su grandeza llegará hasta los confines de la Tierra” [Miqueas 5: 2,4]

Lo rechazaron y lo matarían: “Fue despreciado, y lo consideramos como de ningún valor [...] lo traspasaron por nuestros pecados, lo aplastaron por nuestros errores” [Isaias 53: 3,5]

Resucitaria y sería glorificado: “No me dejaras en la tumba. No permitirá que tu siervo leal vea el hoyo [...] a su derecha habrá felicidad para siempre” [Salmo 16: 10, 11]

Jesucristo es el Rey ideal: La única persona en la historia que encaja con esa descripción es Jesucristo. De hecho, un ángel le anunció a su madre, Maria: “Dios le dará el trono de David su padre [...] su Reino no tendrá fin” [Lucas 1:31 al 33] Jesús nunca gobernó mientras estuvo en la Tierra. Sin embargo, va ha gobernar a la humanidad desde el cielo como Rey del Reino de Dios. Por lo tanto, Jesucristo es el Rey ideal. Veamos lo que hizo cuando vivió en la Tierra: 

Jesucristo se interesó por las personas. Ayudó a hombres y mujeres, a jóvenes y mayores. No le importaba de dónde venían ni su clase social [Mateo 9: 36. Marcos 10: 16] Cuando un leproso se le dijo: “Yo se que si tu quieres me puedes limpiar”. Jesucristo se conmovió y lo curó [Marcos 1:40 al 42]

Jesucristo nos demostró cómo agradar a Dios: El dijo: “no pueden ser esclavos de Dios y a la vez de las riquezas” También dijo que debemos tratar a los demás como nos gustaría que nos trataran a nosotros, un principio llamado la ‘regla de oro’. Además, nos enseñó que a Dios no solo le importa lo que hacemos, sino también lo que pensamos y sentimos. Por eso, para agradar a Dios, debemos controlar lo que hay en nuestro corazón [Mateo 5:28, 6:24, 7:12] Jesús destacó que, debemos conocer lo que Dios quiere que hagamos y hacelo [Lucas 11:28]

Jesucristo nos enseñó lo que significa amar: Lo que decía y hacía llegaba al corazón de la gente. La Biblia dice: “Las multitudes estaban impactadas con su manera de enseñar porque les enseñaba como una persona con autoridad” [Mateo 7: 28, 29] Por ejemplo, Les mando: “Amen a sus enemigos”. Y el mismo oro por los que le causaron su muerte: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” [Mateo 5 44. Lucas 23:34]

Jesucristo es el gobernante ideal. Está perfectamente capacitado, nos ama y quiere ayudarnos. Pero, ¿cuándo empezará a gobernar?. En la siguiente parte [2] responderemos esa pregunta y también: ¿qué hará el Reino de Dios a favor de la humanidad?.   

  

       

 
Datos del Cuento
  • Categoría: Religiosos
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 240
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 44.222.189.51

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.638
»Autores Activos: 155
»Total Comentarios: 11.741
»Total Votos: 908.509
»Total Envios 41.629
»Total Lecturas 55.582.033