Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Religiosos

Un gobierno que traerá paz verdadera.

Un gobierno que traerá paz verdadera.

(Relato Religioso, 112.)

En el relato anterior llamado “La amenaza a nuestra seguridad”, tocamos aspectos de los problemas que los gobiernos humanos no han podido resolver tales como la desigualdad económica y social, la guerra y la persecución, las amenazas medioambientales. Comentamos que algunas personas dicen que podemos hacer los cambios necesarios para que el mundo sea un lugar más seguro. Algunas personas creen que lo importante para ese cambio está en la educación, pero las ideas claves que consideramos nos llevan a razonar que ningún gobierno de origen humano puede satizfacer todas las necesidades de la humanidad. Pero la Bibia nos dice que nuestro futuro puede ser magnífico y maravilloso, ¿cómo?. Consideraremos en esta ocasión que sí va a ocurrir un gobierno que solucionará todos nuestros problemas: El Reino de Dios.

Las Naciones Unidas defienden el concepto de “ciudadanía mundial”. Quieren fomentar la cooperación internacional, el respeto a los derechos humanos y la protección del planeta. ¿Por qué?. Porque, como escribió Maher Nasser en la revista ‘Crónica ONU’, “el cambio climático, la delincuencia organizada, el aumento de las desigualdades, los conflictos sin resolver, y el desplazamiento en masa de personas, el terrorismo mundial, las enfermedades infecciosas y amenazas similares no reconocen las fronteras”.

Hay quién a ido aún más lejos y a defendido la creación de un gobierno mundial. Ese fue el caso del filósofo, poeta y politico italiano Dante y el físico Albert Einstein. Dante afirmó que nunca podríamos vivir en paz en un mundo dividido por la política. Citando a Jesús, dijo que “todo reino dividido contra sí mismo viene a parar en desolación” [Lucas 11:17]. Poco después del lanzamiento de dos bombas atómicas en la segunda guerra mundial, Einstein escribió una carta abierta a la asamblea general de las Naciones Unidas donde decía “las naciones unidas deben actuar de inmediato para crear las circunstancias que le permitan poner los cimientos de un verdadero gobierno mundial capaz de garantizar la seguridad internacional”.

Pero, ¿qué nos garantiza que los politicos de ese poderoso gobierno no serían corruptos, incompetentes o autoritarios?. ¿No tendrían las mismas debilidades que los demás?. Estas preguntas nos recuerdan las palabras del historiador británico lord Acton, que dijo: “El poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Sin embargo, para disfrutar de verdadera paz, la humanidad tiene que estar unida. Pero, ¿cómo lograrlo?. ¿Es un objetivo realista?. La Biblia dice que sí, que es posible y que se logrará. ¿Cómo?. No mediante un gobierno compuesto por politicos imperfectos, sino mediante un gobierno creado por Dios. Ese gobierno demostrará que solo Dios tiene derecho a gobernar sobre su creación. La Biblia llama a ese gobierno “el Reino de Dios”.  [Lucas 4:43].

Jesús se refería a ese gobierno cuando dijo en el padrenuestro: “Venga tu Reino. Efectúese tu voluntad […] sobre la tierra” [Mateo 6:9, 10]. Así es, el Reino de Dios se asegurará de que en la Tierra se cumpla la voluntad de Dios, no la voluntad de seres humanos egoístas y sedientos de poder. Al Reino de Dios también se le llama “el reino de los cielos” [Mateo 5:3], porque aunque gobernará la Tierra, no lo hará desde la Tierra, sino desde el cielo. Piense en lo que eso significará. Este gobierno mundial no necesitará apoyo económico. !Qué alivio para todos sus súbditos humanos!.

Como bien sugiere la palabra reino, el Reino de Dios tiene un rey, y ese rey es Jesucristo. Dios le ha dado la autoridad para gobernar. La Biblia dice sobre Jesús: “Se le ha concedido el poder de gobernar […] Extenderá su poder real a todas partes y la paz no se acabará”. [Isaías 9:6, 7] “A él fueron dados gobernación y dignidad y reino, para que los pueblos, grupos nacionales y lenguajes todos le sirvieran aún a él”. [Daniel 7:14]. “El reino del mundo sí llegó a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo, y él reinará para siempre”. [Revelación 11:15].

Por lo tanto, la idea clave que hemos considerado hasta ahora es que el Reino de Dios es un gobierno mundial creado por Dios. Bajo ese Reino ya no existirán las fronteras y la humanidad vivirá en paz y felicidad. Además, usted puede leer en su Biblia los textos de Isaías 11:9, y el Salmo 37:11. Entonces dejaremos de usar palabras tales como ‘delincuencia, contaminación, pobreza y guerra’. Pero ¿cuándo será eso?. ¿Cuándo empezará el Reino de Dios a gobernar la Tierra?. ¿Cómo lo hará?. ¿Cómo puede usted beneficiarse de ese gobierno de Dios?. Veamos:

El gobierno de Dios será un gobierno que traerá paz verdadera y en abundancia. El Salmo 72:7 nos promete que habrá “abundancia de paz” sobre la Tierra. La Biblia predijo una serie de impactantes sucesos que serían “la señal” de que el reino de Dios estaría a punto de llegar. Esa señal incluye guerras internacionales, hambre, enfermedades, muchos terremotos y el aumento de la maldad. Lea en su Biblia Mateo 24:3, 7, 12, Lucas 21:11, Revelación 6:2 al 8. De  las palabras que leemos en 2 Timoteo 3:1 al 4, es verdad que siempre han existido personas que han actuado así y son malos en sí mismos, pero nunca tantas como ahora.

Estas profecías comenzaron a cumplirse en en año de 1914. De hecho, algunos historiadores, politicos y escritores concuerdan en que el mundo cambió a partir de aquel año. Por ejemplo, el historiador danés Peter Munch escribió: “El estallido de la guerra en el 1914 es el gran punto de viraje en la historia de la humanidad. De una época brillante de progreso, […] entramos en una era de catástrofes, horror y odio en la que reina la inseguridad”.

Pero también hay buenas noticias. Después de la tormenta, siempre llega la calma. La señal que hemos mencionado demuestra que el Reino pronto gobernará toda la Tierra. Jesús incluyó este detalle tan positivo como parte de la señal: “Estas buenas nuevas de reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin”. [Mateo 24:14]. Estas buenas nuevas son parte importante del mensaje que llevamos los Testigos de Jehová. Por lo cual, nuestra revista más conocida se llama ‘La Atalaya’. Anunciando el reino de Jehová. Actualmente está disponible en más de 338 idiomas y en sus páginas se habla de todo lo que el Reino de Dios hará por toda la Tierra y por toda la humanidad.

¿Cómo empezará el Reino de Dios a gobernar la tierra?. Para responder a esta pregunta, veamos 4 sucesos importantes: 1- El Reino no permitirá que ningún politico de este mundo forme parte de su gobierno. 2- Los líderes politicos mundiales intentarán conservar su poder y se atreverán a desafiar al Reino de Dios [Salmo 2:2 al 9]. 3- El Reino de Dios tendrá que destruír a los gobiernos porque querrán conservar su poder [Daniel 2:44. Revelación 19:17 al 21]. A este último conflicto mundial, la Biblia lo llama Armagedón [Revelación 16:14 al 16]. 4- Quienes decidan ser súbditos del Reino de Dios sobrevivirán al Armagedón y vivirán en un pacífico nuevo mundo. La Biblia dice que formarán “una grande muchedumbre” probablemente compuesta por millones de personas [Revelación 7:9, 10, 13, 14]. Esta segunda idea clave nos pone de manifiesto que las enseñanzas de Jesús nos dan fuerza para hacer lo correcto. Si nos regimos por ellas, viviremos en paz y unidad bajo su gobierno mundial.

Entonces, ¿que logrará el Reino?. Cuando Jesús estuvo en la tierra, hizo a pequeña escala lo que hará como rey del Reino de Dios: Curó a los enfermos y discapacitados [Mateo 4:23]. Alimentó a miles de personas [Marcos 6:35 al 44]. Incluso demostró que podía controlar las fuerzas de la naturaleza [Marcos 4:37 al 41]. Enseñó a cultivar cualidades que les permitirán vivir felices para siempre bajo el Reino de Dios. Hallará algunas de esas enseñanzas leyendo las palabras del famoso Semón del Monte, que se encuentra en los capítulos 5 a 7 de Mateo. El mensaje es sencillo pero profundo, seguro que le llegará al corazón si se ezfuerza por leerlo.

Finalmente, ¿cómo puede beneficiarle a usted el Reino de Dios?. Una de las primeras cosas que necesitamos para ser súbditos del Reino de Dios es concimiento. En una oración a Dios, Jesús dijo: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de tí, el único Dios verdadero, y de aquél a quien tú enviaste, Jesucristo” [Juan 17:3].  Conocer a Dios nos beneficia de muchas maneras. Veamos solo dos de ellas: 1- Nos ayuda a cultivar una fe fuerte en Dios. Esa fe, basada en pruebas, nos convence de que el Reino de Dios es real y de que vendrá pronto [Hebreos 11:1]. 2- Hace que amemos más a Dios y al prójimo. El amor a Dios nos motiva a obedecerlo de corazón, y el amor al prójimo nos impulsa a seguir el consejo de Jesús conocido como la regla de oro: “Así como quieren que los hombres les hagan a ustedes, háganle de igual manera a ellos” [Lucas 6:31]. Como buen padre, nuestro Creador desea lo mejor para nosotros. Quiere que disfrutemos de lo que la Biblia llama “la vida que realmente lo es” [1 Timoteo 6:19]. Hoy en día, la vida no es vida. Para millones de personas, es una lucha constante. ¿Cómo será la vida de verdad?. Veamos algunas de las cosas maravillosas que hará el Reino de Dios por la humanidad:

Abundancia de justicia y de paz por toda la Tierra [Salmo 72:7, 8, 13, 14]. Dios hará “cesar las guerras hasta la extremidad de la tierra” [Salmo 46:9]. Abundancia de grano, no más hambre ni pobreza [Salmo 72:16]. “Edificarán casas y las ocuparan” no para que otro las ocupe… “Las obras de sus propias manos mis escogidos usarán a grado cabal” [Isaías 65:12,22]. “La tienda de Dios está con la humanidad, y él […] limpiará toda lágrima de sus ojos y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor” [Revelación 21:3, 4]. El Reino de Dios hará que nos sintamos seguros junto a nuestra familia para siempre, por toda una eternidad.

Si desea usted, amigo lector, de llegar a conocer más del amor de Dios para con la humanidad y como podemos beneficiarnos de esa bondad amorosa que Dios y su hijo Jesús nos ofrecen, póngase en comunicación con los Tesigos de Jehová del lugar donde usted vive y ellos con mucho gusto y gratuitamente, le ayudarán a obtener el conocimiento bíblico que nos ofrece una vida que sí es vida.

                                                                                                                                   

Datos del Cuento
  • Categoría: Religiosos
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 88
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.172.234.236

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.880
»Autores Activos: 135
»Total Comentarios: 11.729
»Total Votos: 908.443
»Total Envios 41.545
»Total Lecturas 39.316.136