Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Ciencia Ficción

RED HOUSE TRES

Nos alojamos en el westin de whistler, ahì servian un buen filete de salmòn, acompañado por un buen whisky escocès.
Mi suite estaba englanada por una cama king size, alguièn llamò a mi puerta y fuì para abrir.
__¡alex!__
__¡que tal claudia, pasa!__
Aùn no estaba listo, portaba una bata de baño, claudia tomò asiento y revisando ràpidamente la habitaciòn con la vista dijo.
__quiero ir a estirar las piernas, ¿vienes?__
La puerta del baño se abriò, el vapor se mostro extenso y con ello dennia emergiò , al hacerce notar mostrò mi camiza roja con cuello almidonado que se habìa puesto y que aùn no secaba su pelo y el agua escurria por encima de su hombro.
__¿interrumpo algo?_- mencionò dennia.
__en absoluto__mencione_-dennia, ella es claudia, mi hermana.__
__mucho gusto__mencionò dennia.
Claudia me mirò con extrañeza para mencionar levantandose de la siila en que se habìa sentado al llegar de una manera impulsiva e inmediatamente fue a la puerta.
__¿entonces què alex, vienes o no?__
_sì, adelante, allà te alcanzo claudia, antes debo de vestirme.__
__¡oh si, claro, allà te espero!__
Claudia tenìa el buen gusto de nunca azotar la puerta, eso lo habìa aprendido muy bien de judy, nuestra madre.
__¿tu hermana?__
__asi es__mencione cuando dennia me hechaba los brazos al cuello y atrayendola hacìa mi, le rodee por la cintura con mis brazos fuertes.
__pues parece que no le cìa muybien, dime, ¿porquè no me habias hablado de ella?__
__querìa que se conocieran en otros terminos, opero ahora ya esta hecho, dime, ¿què te ha parecido?__
Dennia acomodo el cuello de mi bata y me besò con suavidad.
__todas las hermanas comunes cuidan de sus hermanos, ¿ella es mayor què tu?__
__sì, pero ella no es comùn...__
__claro que no, si es tu hermana, debe de ser algo especial.__
Despuès de eso me sonrei un poco y tomandome de la mano dennia me condujo a la alcohoba.
__¿asi piensas irte a skiar eh?__
Me sentè al filo de la cama y recostandome un poco, dennia se metio entre mis piernas y dijo.
__¿no dices nada?__
__me gusta tu nariz__
Al escuchar eso, dennia se hechò a reir y colocandose de lado me observò brevemente.
Hace un dìa explendido, ¿quieres venir con nosotros?__
__no alex, ya no tengo tiempo, debo regresar a viena, ven a verme en cuanto puedas, ¿si?__
__claro, me darè un tiempo.__
Al salir del alojamiento, fuì al auto-el viper- en èl se encontraba claudia, al subir escuche la canciòn que estaba puesta.
Los skies estaban hubicados sobre el techo, cerrè la puerta y nos comenzamos a mover.
El camino estaba cubierto de nieve, una barredora robotizada estaba limpiando el camino, la ventanilla estaba abajo, el perro sacaba la cabeza y de vez en cuando ladraba y jadeaba sacando la lengüa.
Notè a claudia un poco màs callada de lo acostumbrado, el motor del auto no hacìa ruido, la turbina tenìa silenciador y cuando estabamos cerca, los vehiculos se hicieròn màs constantes.
un grupito de adolecentes estaba arrojando fuegos pirotecnicos al cielo, se hubicaban a unos metros camino adentro, aquello hizo que los muchos vehiculos sonaran sus claxons.
Del otro lzdo algunas gentes jugaban con la nieve; en eso, una nave de carga militar pasò en vuelo razante, era del tipo molusco, usada por el ejercito.
__¿què estaràn haciendo por aquì?__dijo claudia.
__no sè, pero seguramente nada bueno.__
La montaña estaba ahì, lista para ser tomada, nos detuvimos en el lugar de siempre, el perro se quedò en el auto y nosotros bajamos.
No me parecìa un dìa en comùn, laudia saliò al descenso primero, el viento era màs frìo, habian casì 20 grados bajo cero, la montaña brillaba como si hubiera sido pulida cual espejo.
Mi ropa se plegò a mi cuerpo, sostenìa ña temperatura coorporal, las puntas de los bastones de skiar se undieròn en la nieve, hice palanca en el suelo y me catapulte hacìa abajo.
El slalom era apremiante, usaba lentes reflejantes para el sol en cuarta dimenciòn, en los vidrios se dibujaban las graficas que me mostraban el camino y mis guantes eran antiderrapantes.
me dì cuenta que diez individuos con vestimenta verde, pasamontañas y mochila, se habian acercado a mi por los lados.
Una nave migraña venìa de frente, disparò un par de andanadas de metralla al lugar de mi descenso, volaba tan bajo que tuve que estar casi de cuclillas, porque me pasò rozando una bala por la cabeza.
la bajada cada vez era màs vertical, notè que los hombres que me seguian comenzaròn a dispararme, cuestiòn que hizo que incrementara la velocidad.
Con mi mano derecha arranque un botòn de mi hombro izquierdo, oprimì el botòn de ultradefensa, hubicadoen mi rteloj y arroje el botòn al aire, no cayo, se sostuvo en el aire y comenzò a realizar una orbita atmòsferica sobre los que me seguian, la imagen llegò a mi reloj y pude verlos de cerca.
Ràpidamente el sistema de bùsqueda iniciò se sistema e identifico a uno de los tipos, la informaciòn llegò a mi reloj y este a su vez envio la imagen a mis lentes, en donde se abrieròn cuatro micropantallas picture in picture.
El audifono conectado a mi oido me lo dijo mediante el espectro de voz censible.
__tonny cox, ex consejero irlandes, de la corte, integrante de la mafìa y presutno terrorista, nunca hayado.
No habìa tiempo para màs, aunque el descenso era vertiginoso, el trecho se me habìa hecho un poco largo, tomè un segundo botòn y el automatico instalò el sistema de explosiòn.
Arroje instintivamente el botòn negro a donde venian cinco hombres, apenas me diò tiempo de virar y se produjo el estallido.
Un movimiento brusco me hizo virar a un sendero sinuoso, ahì fuì aminorando la marcha, lo que propiciò que me atricncherara en un monticulo de rocas cubiertas de nieve recièn caida.
Los tipos se ahabian ocultado entre los àboles, desde ahì se limitaròn a disparar, sin embargo, no hicieròn mella en mi.
Tenìa en la pantalla la hubicaciòn de los pillos, oprimì el botòn de disparo lasser de mi reloj y el botòn que se habìa convertido en una nano esfera, me indicaba que podìa desparar; al hacerlo dì blanco; cinco hombres a la vez fueròn alcanzados y puestos fuera de combate.
Pero no todo hiba bièn, los primeros cinco hombres que habian caido parecian volver a la vida, se habian levantado y venian en por de mi.
La nano esfera estaba encima de ellos, instale el sistema de autodestrucciòn y al estallar lo hizo mediante una implosiòn que habriò un hoyo negro tragandose a los malandrines, cuando se cerrò la onda expansiva de un centimetro, hizo que sobre viniera un estruendo.
Alguièn mpàs me disparaba, como a cincuenta metros, ahora necesitarìa un arma de cañon largo; uno de los bastones de skiar se convirtiò en un rifle con disparo lasser y mirilla telescopica.
Hice lugar entre la nieve y me tendì pecho tierra, el rifle tenìa un secuenciador de radar que captò el lugar de donde provenian los disparos y automaticamente fijo los objetivos en la mira, de visiòn sencible.
Al hacer los cinco disparos, los sujetos cayeròn y no volvieròn a levantarse, deje un instante que transcurriera, enseguida, me sobre puse y me incorporè de la helada tierra y con sumo cuidado, continue con mi descenso montaña abajo.
tenìa el paladar àcido, el rostro muy seco y el corazòn me latìa bruscamente, el cielo comenzò a cerrarce, al concluir el descenso, busque con la vista a alguièn conocido y note a claudia cerca.
__¡alex!, ¿què pasò,porque tardaste tanto en bajar?__
__hay que irnos claudia__mencione mientras me quitaba los skies.
El auto estaba cerca, sostenìa mis skies sobre mi hombro, el perro ladraba incesantemente al vernos llegar; acomode todo y retornamos a nuestro alojamiento.
El lugar clasico, el comedor estaba repleto, en el televisor de plasma holografico se repetìa una y otra vez la ùltima de las noticias del dìa.
__muerte en la cumbre, esta mañana, una avalancha sin consecuencias se proyectò sobre whistler, algunas gentes murieròn.__
El filete de salmòn estaba en la mesa, se veia bièn.
__el ministro se hizo matar__mencione:
__no tenìa motivo__dijo claudia.
__algo tendremos que decir__mencione.
__nada, si preguntan, lo adjudicaremos a la mafìa. algùn ajuste de cuentas.__dijo claudia antes de beber un poco de agua.
__bièn, pero habrà que averiguar como supieròn que estabamos aquì.__
__la corte no hecharà de menos a`un ministro como èl, seguramente pondràn a otro.__
__cierto__mencione.
Datos del Cuento
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.226.73.255

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.882
»Autores Activos: 135
»Total Comentarios: 11.729
»Total Votos: 908.439
»Total Envios 41.545
»Total Lecturas 38.866.028