Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Religiosos

Orar te acerca a Dios

Orar te acerca a Dios.

(Relato Religioso, 184)

 

El llevar a cabo una conversación con Dios se le conoce en términos generales como una oración. La oración, rezo, plegaria o dar gracias a Dios, es la acción por la cual una persona se  dirige a Dios, mediante Jesucristo que es el único mediador entre Dios y los hombres [1 carta a Timoteo, capítulo 2, versículo 5]. Y en este relato trataremos como es que la oración te acerca a Dios.

¿Se siente usted a veces que necesita guia en su vida?. Tiene preguntas importantes aún sin responder?. Necesita ánimo y consuelo?. Le gustaría sentirse más cerca de Jehová Dios?. La oración le puede ayudar a cubrir todas estas necesidades. Pero, ¿cómo se debe orar?. Escucha a Dios todas las oraciones?. ¿Cómo puede asegurarse de que Dios escuche las oraciones que usted haga?. Veamos: 

¿A quién le debemos orar?. ¿De qué podemos hablar en nuestras oraciones?. Bueno, Jesucristo enseñó que solo debemos orar a nuestro Padre Celestial. De hecho, él mismo oraba a Jehová Dios. En cierta ocasión dijo: “Ustedes deben orar de esta manera: ‘Padre nuestro que estás en los cielos…’” [Mateo 6:9] Cuando oramos a Dios, nuestra amistad con él se hace más fuerte. 

En nuestras oraciones podemos hablar prácticamente de cualquier cosa. Pero, claro, si queremos que Dios las responda, no podemos pedir algo que esté en contra de lo que él quiere. La Biblia dice que “le podemos pedir cualquier cosa que esté de acuerdo con su voluntad y el nos escucha” [1 Juan 5:14] Jesús dio algunos ejemplos de cosas que podemos incluir al orar [Lea Mateo 6:9 al 13] Además de hablar de nuestros propios asuntos, no debemos olvidar agradecerle a Dios lo que él ha hecho por nosotros y pedirle que ayude a otras personas.

¿Cómo podemos orar? La Biblia nos hace esta invitación: “Derramen su corazón delante de él [Dios]”. [Salmo 62:8] Así que nuestras oraciones deben ser sinceras, deben salir del corazón. Podemos orar en voz alta o en silencio, y en cualquier posición que demuestre respeto por Jehová Dios. Además, podemos orar en cualquier momento y en cualquier lugar.

¿Cómo contesta Dios nuestras oraciones?. Lo hace de distintas maneras. Mediante su Palabra, la Biblia, a menudo responde nuestras preguntas. Leer la Palabra de Dios puede hacer “sabio al inexperto” [Salmo 19:7; lea también Santiago 1:5] Y, cuando tenemos problemas, Jehová Dios puede darnos paz mental. Además, es posible que impulse a sus siervos capacitados a ayudarnos cuando lo necesitemos.

Profundizando en este tema, veamos ahora, cómo podemos hacer oraciones sentidas que le gusten a Dios y como las oraciones pueden ayudarnos.

Hay ciertos requisitos para orarle a Dios según encontramos en la Biblia. ¿De qué depende que Dios acepte nuestras oraciones?. Jehova Dios quiere que le oremos solo a él. Lea el Salmo 65:2 y pregúntate: Cree que el Dios que “escucha nuestras oraciones” quiere que usted le ore?. Por qué piensa así?. Si queremos que Dios escuche nuestras oraciones, debemos esforzarnos por vivir de acuerdo con sus normas. Lea en su Biblia Miqueas 3:4 y 1 Pedro 3:12 Piense en lo siguiente: Cómo podemos asegurarnos de que Dios escuche nuestras oraciones?. Por ejemplo: Puede que dos ejércitos le pidan a Dios ganar la guerra. Pero sería lógico pensar que Dios contestara esas oraciones?. 

Nuestras oraciones deben salir del corazón. A muchas personas se les ha enseñado a repetir de memoria ciertas oraciones y rezos. Pero son esas las oraciones que le gustan a Dios?. Lea Mateo 6:7, nos enseña estas palabras de Jesucristo decir “lo mismo una y otra vez” en nuestras oraciones?. Un buen padre quiere que su hijo sea sincero y le abra el corazón. Dios también quiere que nuestras oraciones salgan del corazón. Que tal si cada día piense en algo bonito de su vida y luego le da las gracias a Jehova Dios por eso?. Si hace esto por una semana, al final habrá hablado sobre siete cosas distintas en sus oraciones sin repetir ninguna.

La oración es un regalo de Dios. La palabra “amén” significa “así sea”. Desde tiempos bíblicos se dice “amén” al final de las oraciones. [Crónicas 16:36]. Cómo puede la oración darnos fuerzas especialmente en momentos difíciles de la vida?. Lea Filipenses 4:6 y 7 En este texto la Biblia nos promete que la oración puede darnos verdadera paz interior y fuerzas para seguir hacia delante. Aunque la oración no soluciona todos nuestros problemas, pero nos ayuda espiritualmente y de otras formas físicamente que Dios hace que se realicen para ayudarnos en esos momentos difíciles de nuestra vida. Entonces, ¿sobre qué cosas le gustaría a usted orarle a Dios?. 

Por lo tanto , aparte tiempo para orar. A veces estamos tan ocupados que se nos olvida orar. ¿Cuánta importancia le daba Jesús a la oración?. En Mateo 14:23 y Marcos 1:35, verá la respuesta a esta última pregunta. ¿Cómo lograba Jesús apartar tiempo para orar?. Y usted, ¿de dónde podría sacar tiempo para orar?.

En resumen, hemos considerado a quien le debemos orar y cómo debemos orar. Las oraciones sinceras nos acercan a Dios. También nos dan paz mental y las fuerzas que necesitamos para hacer lo que Jehová Dios espera de nosotros. 

Y recuerde que en 1 Tesalonicenses 5:17, se nos aconseja: “Oren constantemente”.        

 
Datos del Cuento
  • Categoría: Religiosos
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 87
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.236.83.14

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.638
»Autores Activos: 155
»Total Comentarios: 11.741
»Total Votos: 908.509
»Total Envios 41.629
»Total Lecturas 55.582.033