Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Bélicos

Mike powell, teniente capitulo uno

Mi nombre es Mike Powell, teniente de la compañía C. Me encuentro en uno de los muchos buques que hay aquí en el canal de la Mancha. A la compañía C se le ha ordenado desembarcar en Omaha Beach junto a otras compañías. Desde la cubierta del buque no consigo distinguir nada, sólo niebla.El capitán de la compañía C llamado Philip Brandon nos va distribuyendo por escuadras, pelotones etc.Cojo mi mochila y meto varias latas de atún que nos tienen que durar máximo cuatro días, eso si no me matan. Lleno mi cantimplora de agua en vez de whisky o Soda que es lo que hacen la mayoría de soldados de mi escuadra( algunos llevan tres cantimploras, una de agua y dos para el whisky.)Cojo mi subfúsil Thompson y mi recién adquirida Colt. Nosotros somos la tercera compañía en desembarcar. Delante van A( Able) y B( Baker). No quiero pensar en James, un amigo mío de la compañía A, quien sabe ahora podría estar muerto. Por fin comienzan a bajar por las redes del buque hasta las lanchas efectivos de C. Yo y el cabo Wilson comenzamos a dar consejos a los soldados de lo que hay que hacer una vez allí. Sé por experiencia que por muchos galones y condecoraciones que tengas allí no te servirá de nada. Me he enterado por Wilson que una lancha de A ha sido pulverizada antes de desembarcar y que iban dos tenientes, un cabo y un Coronel, al menos yo espero llegar a la arena de la playa y a partir de ahí que pase lo que tenga que pasar. Antes de bajar, meto mi Thompson en un plástico para evitar que entre agua y se encasquille, todos mis compañeros hacen lo mismo. Por fin nos toca a nosotros, bajamos a las lanchas de dos en dos por la red. Yo soy el último en bajar porque un soldado llamado Steam aún no ha llenado su mochila de suministros. Entonces le ordenó que lo deje que no hay tiempo. Steam coge su BAR rifle y su mochila a medio llenar y baja por la red. Después bajo yo. Una vez todos dentro el piloto nos dice:
-¡Señores la situación es peligrosa, agarrensé a algo y allá vamos, no ahí billete de vuelta!
La lancha da media vuelta y comienza a dirigirse a la playa a una velocidad vertiginosa. Desde la lancha puedo ver otra lancha a nuestro lado. Todos los soldados se agarran fuertemente para no caerse, yo, que estoy atrás del todo con Wilson puedo ver a los veinte soldados que hay en la lancha. Steam que es un tipo alto y delgaducho comienza a vomitar por la borda y hombres como Warrington comienzan a llorar por el simple hecho de que dentro de un par de minutos podrían estar muertos. Dentro de poco consigo distinguir entre la espesa niebla matinal, explosiones de morteros y fuego de ametralladora. De repente el silencio es roto por gritos y tiros. El piloto grita:
- ¡Prepare a sus hombres. Dos minutos, buena suerte!
- ¡ Avanzad rápido evitando los embudos de mortero, entre uno y otro quiero ver al menos cinco metros, nos veremos en la playa!
Los soldados agarraron sus armas y esperaban la bajada de la rampa delantera. Wilson hecho un trago a su cantimplora de Soda y me miró como diciendo “ Bueno chico para esto hemos venido”. La lancha disminuyó la velocidad y pude ver un búnker que disparaba sin cesar, después tres explosiones rozaron la lancha y quede perdido de agua salada. El piloto gritó:
-¡ Rampa abajo, todos fuera!
La rampa bajo y antes de que los soldados pudieran hacer nada comenzaron ha disparar sin cesar las ametralladoras y los soldados cayeron uno a uno, antes de el fuego enemigo llegará hacia mí me tire por la borda. Antes de caer al agua vi que un soldado se tiró al agua detrás de mí y que el piloto salía de los controles de la lancha y fue acribillado. Quede sumergido en las frías aguas y toque fondo me faltaba aire y no podía salir a la superficie me quité mi cartuchera y mi mochila, pude ver un soldado a mi lado que mientras se quitaba el material pesado moría de asfixia. Saque la cabeza del agua y miré a mí alrededor. El soldado que había saltado detrás de mí era fulminado a tiros, un soldado con lanzallamas fue tiroteado en la rampa de salida de una lancha, que hizo que todos los tripulantes se quemasen y murieran. Frente a mí un soldado corría en busca de un sitio para cubrirse entonces una explosión de mortero le arrancó el brazo. Intenté recuperar el control de mi cabeza para saber que tenía que hacer. Me puse a reptar hacía el lado izquierdo de mi lancha mientras el fuego enemigo me pasaba silbando mis oídos. Entonces un soldado de la compañía B me gritó:
-¡ Maldita sea que diantre hacemos, señor! Nos están acribillando a tiros!
-¡Sígueme! ¡Voy a buscar a un oficial para saber que hacer!
Se puso a reptar detrás de mí y comenzamos a avanzar hasta que encontré al cabo Wilson con Steam, Warrington y dos más. Cuando llegué hasta él le dije:
-¡ Wilson, sigues vivo! ¿ Cuantas bajas hemos sufrido?
-¡Creo que hemos perdimos a dieciséis, Powell!¿Qué hacemos ahora?
-Quedaos aquí, buscaré algún oficial para saber que es lo que ahí que hacer.
Entonces yo solo me dispuse a avanzar sabiendo que me podían matar. Avanzaba reptando y me cubría detrás de cada empalizada. Me encontré a un herido cerca de una empalizada tenía una pierna tiroteada, un soldado se acercó( seguramente un zapador) y me dijo con una voz gritona:
-¡Coja a este tipo y lárguese tenemos que volar estas empalizadas para el paso de los carros!
Lo cogí y lo llevé arrastrando hasta que encontré un médico y lo dejé allí. Le pregunté:
-¿Escucha, sabes donde esta el capitán de la compañía A?
-No lo sé, la compañía A es la que está más tocada, pero creo que están ahí delante.
Seguí sus indicaciones y tras llegar a una última empalizada, un proyectil de mortero cayó cerca de mí. Salí ileso, pero unos soldados que habían detrás de mí murieron. Uno se quedo sin cabeza, el otro tenía un trozo de metal clavado en el pecho. Entonces vi un poco más a la derecha al capitán de A con el de C. Cuando llegué le dije:
-¿Señor, cual es la situación?
-Mi teniente, hemos perdido a numerosos soldados de A y de B, el capitán de B a muerto hace poco. Tenemos que llegar hacía ese dique de ahí delante y abrir brecha para tomar el sector Dog-Green 1 por ese enfiladero, tenemos que esperar a los zapadores para volar el alambre.
-Sí, señor comprendido, ¿pero esperamos a la compañía D(Dog)?
-Negativo, no ahí tiempo, cada segundo cuenta y no quiero perder más hombres.
Después de saber lo que tenía que hacer, retrocedí un poco para reunirme con Wilson y los demás. En ese preciso instante pensé que ya estaba en la playa y no podía permitirme morir allí. Ahora lo que había que hacer era seguir las ordenes de cabo a rabo. Antes de que volviera a donde los dejé, porque ellos me vieron y venían hacía mí. Entonces me di cuenta que no tenía mí Thompson. Seguramente la perdí cuando estaba bajo agua. Repté hacía un cuerpo sin vida y le quite su fúsil M1 Garand. Cuando llegaron todos nos dirigimos corriendo y esquivando el fuego enemigo. Cuando llegamos a la franja de la alambrada, habíamos perdido a dos. A aquel muchacho de B y a uno que iba conmigo en la lancha. Colocados en línea a lo largo de la alambrada estábamos a salvo del fuego del búnker que estaba tan sólo a cien metros. El capitán Brandon se unió con nosotros junto el capitán de Ha llamado Ramsey y su enlace. En ese momento hicieron aparición con las pértigas explosivas. Sólo llegó uno vivo que comenzó a pasarlas. Steam que era el que estaba en el centro de la línea de alambrada comenzó a meterlas, una vez conectada todas, Warrington encendió la mecha y todos se agacharon. Las pértigas explotaron de manera sucesiva y voló la alambrada formando un pasillo hasta el pie del búnker. Todos los soldados sacaron de los plásticos sus armas. Entonces el Brandon dijo:
-Somos pocos, esperaremos a que vengan más para poder avanzar.
Ramsey asintió con la cabeza. Mientras cargaba el rifle podía ver cómo más soldados se unían al asalto. Cuando Brandon creyó ver una cantidad suficiente de soldados ordenó el asalto. Todo el mundo comenzó a correr a través de la alambrada hasta el pie del búnker. Sólo murieron tres. Dos por un mortero y otro tiroteado. Una vez en el pie del búnker el capitán nos dijo:
- Bien nenes, la autentica guerra comienza ahora, vamos a tomar el sector Dog-Green 1.
Powell, cuando hagamos fuego de cobertura lleva a todos los soldados hacía arriba y fulmina a esos alemanes, ¿entendido?
Desde ese momento me hice responsable de todos aquellos que me acompañaban. Dije que sí y me prepare para el ataque, junto a los trece que me acompañarían arriba. Cuando Ramsey, su enlace y Brandon hicieron el fuego de cobertura. Nos pusimos a correr cuesta arriba como unos auténticos posesos. Nada más subir maté a mi primer alemán, entonces me di cuenta de unos sacos terreros con una MG42. Nos tiramos al suelo al instante. Wilson me gritó al oído:
-Esa ametralladora nos machaca ¿cómo la destruimos?
-¡A mí señal tirad una granada cada uno!
Trece granadas cayeron en esa ametralladora y voló en mil pedazos. Seguimos ascendiendo hasta llegar a la cima de la colina que era plana y llena de alemanes que corrían por las trincheras para detener el ataque. Dos hombres murieron, los demás nos cubrimos en una elevación de tierra. Comenzamos a disparar a todo alemán que se nos aparecía. Entonces pensé, que para que más soldados pudiesen subir a ayudarnos deberíamos destruir el búnker. Me dí la vuelta y grité:
-Wilson, Steam, Warrington seguidme vamos a destruir el búnker.
Reptamos hacía la trinchera que llevaba a la puerta del búnker y nos dejamos caer. Abatimos a dos alemanes que salían del búnker. Nos colocamos a ambos lados de la puerta y lanzamos dos granadas. Cuando explotaron nos metimos dentro y matamos a un alemán que quedaba vivo. Salimos y corrimos por la trinchera abatiendo más alemanes. Los soldados que habíamos dejado detrás de la elevación se unieron a nosotros. Había un búnker en la explanada de enfrente y con un soldado que tenía un lanzagranadas lo volamos. Salimos hacía la explanada destruyendo un camión cargado de soldados y unos que corrían por la carretera. Detrás nuestro comenzaron a venir refuerzos comandados por Brandon y Ramsey. Que limpiaron la explanada e hicieron cuatro prisioneros. Yo y mi escuadra abatimos a los soldados que huían por las trincheras. Cuando estuvieron todos con nosotros los enemigos se rindieron. Entonces me di cuenta que estaba vivo y había sobrevivido al desembarco. Wilson y yo nos asomamos por el enfiladero para ver la playa. La compañía D acababa de desembarcar y E aún no había desembarcado. Entonces Wilson me dijo:
-Que movida ahí allá bajo, tío esto es... Maldita sea que matanza...
Cuando me giré pude ver algunos soldados cómo Steam saceando los cuerpos en busca de cigarro y recuerdos. Parecían alegres, menos yo que no conseguía sonreír. Me dirigí donde estaba Brandon. Ramsey estaba con su enlace anunciando que habían tomado el sector Dog-Green 1. Brandon me dijo:
-Teniente, le recomendaré personalmente para una medalla de servicios distinguidos no lo dude. Me he enterado de que ha perdido 18 soldados... Lo siento.
Me senté y me puse a beber agua de mi cantimplora, había perdido mi arma, mi mochila... Wilson me dio una lata de atún, la verdad después de aquella situación me había venido hambre. Aún pensaba si James estaría vivo, la verdad no le había visto en el desembarco. A lo mejor estaba muerto. Había rumores de un tipo que estuvo en Algéria, Guadalcanal y le habían matado aquí, eso sí que era una pena, un autentico soldado. Mientras tanto los soldados comenzaban a cavar trincheras y tiendas. El capitán Brandon había ordenado montar un puesto de mando que ahora estaban montando. Compañías como D y E no habían sufrido casi ninguna baja y ahora dembarcaban carros blindados, camiones de transporte, cañones etc. Los zapadores seguían volando empalizadas para facilitar el camino a los carros y material pesado. Por encima de nuestras cabezas volaban aviones de paracaidistas. En pocas horas la playa se convirtió en un campamento de aliados que recibían material de los buques, lanchas etc. Por la radio podía oír que el desembarco en Utah, Sword, Gold habían tenido éxito y que ahora tenían todas las cabezas de playa aseguradas. Esperé a que tuvieran el barracón de Intendencia para ir, mientras tanto decidí ir al puesto de mando a charlar y a beber café. Me senté en una silla y esperé a que viniera Brandon. Un soldado me café y comencé a beber, cuando Brandon vino le dije:
-¿Cómo vamos a arreglar el problema de las bajas?
En ese caso, la compañía A, la B y la C se le añadirán soldados de D y E. Otra cosa,¿ te acuerdas de ese Coronel que mataron en la lancha? Pues va ha venir uno a relevarlo y a tomar el mando. A los heridos graves se les obsequiará con un corazón púrpura y arreando al hospital. Se les trasladará mañana que vendrá un barco hospital.
-¿Señor, cuando trasladarán hombres a mí escuadra?
-Antes de su primera misión de mañana que consistirá en tomar Deauville y apoyar a los paracaidistas de la 101.
-¿Cómo va el problema de los carros blindados, Brandon?
- En el desembarco seis lanchas iban con tanques Sherman, los hundieron antes de llegar a la playa. Solo tenemos los de la compañía C y E. Mañana vienen mas Sherman y cañones anticarro. Te acompañaran dos Sherman en tu misión.
Con esta última palabra salgo del puesto de mando y me dirijo al barracón de Intendencia. Entré en el barracón de Intendencia, en la entrada hay un hombre con la pierna vendada. Me dirijo a él y le digo:
-Perdón, ¿Puedo saber si James Travell esta muerto? Es de la compañía A.
-¿ Espere un momento... Usted no me salvo la vida en el desembarco?
-¿No me diga que es usted el herido que estaba con el zapador?
-Sí, por supuesto. Muchas gracias. Ahora busco en la lista a ese tal Travell.
-Veamos... Tower, Terrans... No, lo siento no esta apuntado como baja, pero aún están recogiendo placas de identificación.
-¿Han encontrado alguna ametralladora Thompson libre? Perdí una en el desembarco.
-Claro. Tenga con bastantes cargadores, faltaría menos por salvarme la vida.
Después de conseguir una Thompson y aún sin saber sí James estaba vivo me reuní con Wilson. Pasamos toda la tarde hablando de nuestra vida antes de venir a la guerra. Descubrí que Warrington era fontanero, menudas cosas, no lo parecía. A las siete de la tarde, vino Ramsey con unos soldados. Creo que eran los nuevos para mi escuadra.
- Powell, aquí tienes a Aaron, Murray y Partner de D. Este se ha ofrecido voluntario, creo que ya le conoces.
Le miré de reojo, cuando vi quien era mi corazón dio un vuelco. Era sin ninguna duda James. Los dos nos pusimos contentos al vernos.
- ¿Que mequetrefe? Sigues vivo.-Le dije.
- Faltan muchos alemanes para terminar conmigo tío.
Ramsey se retiró, mientras Wilson explicaba las normas a los novatos yo y James explicábamos como nos había ido el desembarco.
- Éramos la cuarta lancha que desembarcaba en la playa de marrás. Nos fulminaron como moscas nada mas salir y la lancha de los tanques saltó por los aires. No sé como salí con vida.
Aquella noche dormimos en trincheras individuales. Yo creo que sufrí un poco de insomnio por el miedo que tenía que nos bombardeaban. Confundía los aviones de la aerotransportada con bombarderos alemanes, al final me canse de tanto pensar y pude conciliar el sueño. Cuando nos levantamos eran las siete de la mañana, Wilson formó a los soldados. Avancé con James al puesto de mando. Brandon bebía café en una tumbona y Ramsey seguía con su enlace consultando los mapas. Momento en el que apareció un hombre robusto de una edad aproximada de cuarenta años. Todos hicieron el saludo militar. Se puso en la mesa y dijo:
- Soldados, soy el Coronel Wallace Firs. Sustituto del Coronel fallecido. Bien, vamos al grano. Brandon, enviaremos a una escuadra apoyada por dos Sherman a Deauville para apoyar a los paracaidistas de la 101 para tomar Deauville. Al parecer estuvieron toda la santa noche soltando a los paracaidistas sin ton ni son en vez de soltarlos para abrir pasó entre Caen y Saint Malo. Brandon, usted ira con ellos. El capitán de D se quedará aquí y tomará el mando. Ramsey, usted también irá. Dentro de un par de días viene el sustituto del capitán de B.
Todos se quedaron en silencio y Ramsey y Brandon salieron a toda prisa de allí. Nosotros les seguimos. Cuando nos reunimos los diez fuimos al patio de vehículos donde los dos Sherman asignados a nuestra escuadra se pusieron en marcha. Salimos del sector Dog-Green 1 por los verdes prados del este. Avanzábamos lentamente, para no dejar a los Herman atrás. Ramsey y Brandon iban delante. Yo iba el primero de mi columna, a mi lado iba Wilson. Oí decir a Ramsey:
-¿Quién se cree que es ese tipejo nuevo para sacarme del puesto de mando, eh Brandon?
Creo que Ramsey estaba enfadado con el nuevo Coronel porque a lo largo de la marcha siempre decía algo para quejarse o algo así. Steam veía a los nuevos como unos novatos y creo que decía a Warrington cosas como” que sabrán estos de entrar en combate” o” vaya tíos nos han endiñado”. Miré al cielo y vi que oscurecía y se tapaba de nubes. Brandon ordenó despejarse para cubrir más terreno y nos dispersamos unos tres metros mas o menos. Wilson pegó un trago a la Soda de la cantimplora y se la pasó a Steam que se la pasó a otro soldado y casi todos bebieron menos yo y los capitanes. Llevábamos casi dos horas caminando cuado comenzó a llover. Caía una lluvia fría de verano. Por fin vimos la entrada al pueblo. El capitán ordenó marcha rápida hasta la entrada. Nos agachamos oíamos disparos. Entonces dijo Brandon:
- Ramsey, Aaron, Warrington, James quedaos en la entrada cubriendo a los Sherman, si necesitamos algo llamaremos por radio.
Con Brandon a la cabeza, entramos con cautela, la lluvia empapaba mi uniforme. La ciudad era un montón de casa y muros derruidos y hecho a escombros. Avanzábamos en fila india intentando buscar a los de la 101. Giramos por una calle llena de charcos, cuando de pronto una ametralladora disparó por encima de nuestras cabezas. Nos cubrimos y comenzamos a disparar a lo loco. Entre todos pudimos abatir al alemán. Agachados salimos de nuestro puesto de cobertura para girar a la otra esquina. Entré en la casa con Wilson y abatimos otro alemán y salimos al exterior. Seguimos hacía adelante y salimos a una plaza con al lejos un campanario, se oía de lejos disparos de los dos bandos.
-Escuchadme todos, seguramente los de la 101 están cerca o sea que allá vamos. Powell, vas delante.-dijo Brandon.
Avanzamos agachados por la plaza y de repente varios tiros sonaron a la vez, nos pusimos a cubierto, pero le habían dado a Partner en el hombro. Brandon y yo creíamos que eran francotiradores, pero no sabíamos donde estaban. Murray arrastró a Partner a un sitio seguro. Repté por los escombros hasta ponerme detrás de un puñado de madera y tochos. Saque la cabeza y me fije en el entorno, debían de estar en alguna casa. Entonces vi algo moverse en el campanario. Cogí la Thompson y comencé a disparar a la ventana del campanario, hasta gastar el cargador. Ese ya debía estar muerto, pero aún quedaban más. Por mi espalda vi a Brandon que se acercaba y decía:
- Ves con Wilson y Murray hasta la fuente de la plaza rápido para que no os acierten.
Los tres nos preparamos detrás de los escombros. Cargamos las armas y salimos corriendo a la fuente. Oí un tiro que me rozó la pierna y vi en que dirección venía. Nos tiramos al suelo de la fuente, nada más llegar. Sonó otro tiró, que dio en la fuente. Entonces tomé una decisión:
- ¡Seguidme! He visto a ese maldito, vamos a fulminarle.
Me puse delante de los dos y corrimos hacía la entrada de una casa. En las escaleras, apareció un alemán que abatimos. En el primer piso había cuatro habitaciones que registramos y no vimos nada. Tiramos una granada al piso de arriba y luego subimos. Eliminamos a otros dos. Había una gran brecha en la pared, que seguro era por donde nos disparaban. Pude ver desde allí la casa de enfrente un francotirador. Los tres abrimos fuego y lo matamos. No vi nada mas, así que di la señal a Brandon de que avanzaran. Una vez abajo, llegamos a la puerta del campanario. Al otro lado se sentía ruido de disparos. Subí con Steam. En las escaleras, eliminamos a dos alemanes. Cuando llegamos al campanar, había otra ventana que daba a otra calle de atrás. Tres soldados alemanes con una MG42 disparaban a los soldados de la 101. Tiré una granada a los alemanes y explotaron. Desde abajo un sargento gritó:
- ¡Gracias! ¡Hay resistencia alemana por todo el pueblo!
Bajamos a donde estaban ellos, pero no hubo tiempo para salutaciones, porque un Panther avanzaba por donde estaban los restos de la MG. Disparó y volatilizó a dos soldados de la aerotransportada. Nos pusimos a cubierto. Entonces Brandon llamó por radio a los Sherman para que nos ayudarán.
- Tardarán cinco minutos, aguantad como sea.
Tomamos posiciones a lo largo de la calle. Murray comenzó a tirar granadas que hicieron efecto. Entonces volvió a disparar, pero falló. Nos pusimos otra vez a cubierto. Wilson tuvo una idea por si los tanques no llegaban a tiempo.
- Los de la 101, seguidme vamos a abordarlo y tirar granadas a su interior.
Seguí a Wilson y a cinco soldados que no conocía y corrimos directos hacía el tanque. Era un ataque suicida, son como la mayoría de ideas que tiene Wilson, suicidas sin duda. El Panther volvió a disparar y volvió a fallar. Están a casi diez metros de él cuando su ametralladora disparó y mató a uno de la 101. Avancé con la espalda en la pared hacía el tanque mientras veía como caía otro. Nos echamos a cubierto en los sacos terreros de la MG. Éramos un blanco fácil. Algunos por desesperación dispararon con sus rifles a la blindada armadura del Panther que no izó nada. Cuando estaba a dos metros de nosotros pensé, moriremos de todas formas. Sí salimos nos disparará y si nos quedamos, nos xafará. Estaba a un metro, íbamos a morir. Entonces, por la espalda del Panther apareció la caballería que con un cañonazo lo destruyeron. Cuando la calle estuvo en paz, el sargento junto a otro cabo nos llevaron por la calle de al lado, mientras tanto los Sherman nos seguían. Caminamos hasta una esquina de una enorme calle, entonces el sargento dijo:
- ¡Trueno!
-¡Relámpago!-Respondió un soldado con una ametralladora del calibre 50 apostado en lo alto del edificio.-Pasad.
Ya en la enorme calle, nos izo entrar en una casa con varios soldados cubriendo la entrada. Dentro estaban cinco soldados limpiando sus rifles y tres arriba con morteros y explosivos puestos en una mesa.
- Soy el sargento Mc Arthur y este es el cabo Jenkings. Caímos ayer en paracaídas en Deauville. Éramos ochenta soldados y se tendrá que conformar con cincuenta y nueve. Los alemanes tienen muchos Panther en este pueblo, cobramos bastantes vidas por destruir sólo uno.
- Hola, soy Brandon y este es Ramsey somos capitanes, nos dieron la orden de apoyar a los de la 101 que están en Deauville. ¿Ahí algún médico? Tengo un hombre herido.
Por supuesto, ahora vendrá.
Mientras curaban a Partner, me senté en la escalera y me puse a beber agua de la cantimplora. Desde la ventana, veía a James hablar con un comandante de Sherman. En ese mismo instante pensé en como un grupo de sesenta y pico soldados y dos tanques tomarían Deauville. Me acerqué a la mesa de munición y cogí dos cargadores para mi arma. Creo que eran las once de la mañana. No eran momentos de sentarse y descansar, había que actuar rápido, aún quedaban horas para la noche. Sin duda moreria más gente. Wilson y los demás bajaron al primer piso a jugar a póquer, Steam había guardado su baraja desde que desembarco. Arriba, yo, Brandon, Ramsey, Mc Arthur y el comandante del Sherman, Cash hacía planes para tomar posiciones y tomar Deauville.
- Los alemanes se concentran por aquí y aquí, todo el pueblo esta lleno de ellos, pero más desperdigados. Podríamos ignorarlos.- dijo Mc Arthur.
- Bien, podríamos enviar a una escuadra mía y otra suya con enlace apoyada por los Sherman.- dijo Ramsey.
- Los alemanes tendrán tomada esta otra plaza. Ahí esta su mayoría de efectivos, francotiradores en todas las ventanas y tres o cuatro Panther patrullando. Al menos eso es lo que nos dijeron los de Inteligencia.- dijo Mc Arthur.
Ramsey vino con nosotros en es misión, Brandon se quedó con Mc Arthur. Eramos yo, Ramsey, Wilson, Staem, Warrington, James, Aaron, Murray y Partner. Nos acompañaron otros seis de la 101.
Salimos por delante de la calle, detrás iban los Sherman. Al menos cuatro calles llevaban hasta la otra plaza, fuimos por la principal. Subimos todos en la primera casa que vimos. Los de la 101 se quedaron abajo con los Sherman. Con Murray, James y Warrington, cubriendo las ventanas delanteras. Ramsey, Wilson, yo y Steam subimos por el tejado. Desde esa posición podíamos ver si habían enemigos. El ruido de una radio nos llamó la atención. Había una brecha en un tejado más adelante. Nos asomamos, había un soldado con una radio, un oficial y tres soldados. Ramsey tiró una granada y saltaron por los aires. Bajamos, entonces dos soldados subieron por las escaleras. Ramsey los mató. Bajamos las escaleras y esa casa quedó libre. Por una ventana pude ver una explanada parecida a un patio. Avanzaban 20 alemanes apoyados por un Panther. Avisé a Ramsey que dijo:
- ¡Maldita sea! Intentan pillar a los Sherman por la espalda, abrir fuego.
Cada uno en una ventana disparamos sin cesar. Iban cayendo de vez en cuando. Uno de ellos llevaba un Panzershrec y justo antes de que pudiese dispararme, le abatí. Mientras algunos alemanes habían escapado y podían atacar a los Sherman. El Panther apuntó hacia nosotros, salimos de las ventanas y una explosión derribo media casa. Me quité un trozo de madera de encima y me quité el polvo. Salimos de allí y salimos a la calle donde atacarían a los Sherman. Los siete alemanes que habían escapado, fueron abatidos por los de la 101. Los soldados se cubrieron en las casas. En cuanto el Panther apareció los Sherman lo liquidaron. Nos reunimos y volvimos a avanzar, un francotirador mató a un paracaidista, pero le devolvimos tan rápido el fuego enemigo que no pudo escapar. Teníamos esa calle a nuestra merced. Tras informar a Brandon y Mc Arthur, se enviaron refuerzos. Colocamos un Sherman cubriendo el final de la calle y dos soldados con ametralladoras del calibre 50 en ventanas. Habíamos avanzado el puesto de mando hasta el principio de la calle. Estábamos mas cerca de esa plaza, i sabíamos que si es a plaza caía tendríamos Deauville. De repente Brandon, quiso poner en práctica una estrategia. Queria enviar a un par de soldados para llamar la atención y así una parte de fuerzas saldrían y serían eliminadas por soldados apostados en la calle. Mientras dos escuadras atacarían la plaza y la despejarían de enemigos. Se parecía mucho a los ataques suicidas de Wilson, pero nadie dijo nada, ni siquiera Ramsey. Hasta Ramsey se quería arriesgar por un todo por todo. Sabía que si fallábamos no tendríamos mas oportunidades, pero a pesar de todo no dijo nada. Ese ataque tendría lugar mañana a las diez aproximadamente. Ramsey me mandó ser el grupo de ataque junto a la escuadra de Jenkings. Nos pusimos manos a la obra. En el lado de la calle colocamos una ametralladora del calibre 50 y a dos soldados con bazookas PIAT. Aaron solicito el permiso de poder llevar un bazooka. La otra ametralladora la colocamos en lo alto de un edificio. Brandon se quedaría con el grupo de la emboscada con Mc Arthur mientras que Ramsey quiso venir con nosotros. Los Sherman se quedarían en la calle para tender la emboscada. Una vez que la zona fuera segura apoyaría el asalto. Dentro de la casa, mientras la lluvia dejaba de caer, Jenkings, estaba con Murray y James. Cogían botellas de vino vacías las llenaban de gasolina y en la boca de la botella ponían ropa de las cortinas. En el piso de arriba estaban Mc Arthur, Ramsey y yo.
-Aquí tenemos varias bombas con detonador, las podríamos colocar en la embocadura de la calle. Así la primera oleada de soldados se vendrían abajo.- dijo Mc Arthur.
- Colocaremos los detonadores en ambas casa. A salvo de cualquier ofensiva. Que unos los avisen.-dije yo.
A últimas horas de la tarde, cuatro soldados de la 101 y yo colocamos los detonadores. Mientras uno colocaba el primer detonador, yo y un soldado llevamos el activador a la planta baja de una casa. Mientras los otros hacían lo mismo, pero en el lado opuesto de la calle.
- Ponte contra la pared, con el activador contra el pecho, cuando veas a tu amigo que da la señal, púlsalo.¿Comprendido?-dije.
-Sí, señor-asintió él.
Regrese a la casa donde estaban casi todos y me senté con Wilson. Me ofreció Soda, pero no quise. No quería beber yo, nada más que agua. Pensé es muy sana y nutritiva. Partner, parecía estar mejor desde que le pegaron ese tiro. Entonces se acerco James y dijo:
-¿Mike, crees que mañana de verdad moriremos?
Toda la sala se quedó en silencio y dejaron de hacer lo hacían.
-Si morimos, moriremos. Son cosas que te pasan y no te das cuenta. Pero, intentaremos hacer lo mejor que podamos y machacar a esos malditos.
- Mike, eres el mejor. Un tipo legal. Mucha suerte.
Más tarde, todos menos Mc Arthur, Cash y Brandon, nos pusimos a jugar con la baraja de Steam. Perdí casi todo el dinero que tenía. Steam ganó todas menos dos, creo que tenía la baraja trucada. Esa noche, dormí poco. Siempre me pasaba lo mismo, era mi segundo día en Francia. En plena noche me desperté por el ruido de los vigías, habían eliminado a dos alemanes que exploraban. Después volví a conciliar el sueño. Me despertó Wilson. Eran las siete de la mañana. Me puse la chaqueta y cogí mi Colt. Aún no había tenido ocasión de utilizarla y esperaba no tener que utilizarla. Cargué la Thompson y esperé que James cargase su Garand y bajamos a la calle. Había parado de llover. Estábamos solos yo , Wilson, James y Steam. Esperamos a que los demás bajasen. De repente una hilera de veinte soldados de la aerotransportada bajo del edificio y tomaron sus posiciones. Mientras comíamos latas de atún que estaba harto de comer. Llevaba dos días comiendo atún y estaba harto. Podíamos ver la ametralladora en una ventana con el soldado vigilando. Bajaron todos, Cash, el comandante del Sherman comía su lata de atún encima del tanque, no podía creer que disfrutara comiendo eso. De repente bajaron Ramsey, Brandon y Mc Arthur. Mc Arthur fue a supervisar los detonadores, mientras que Ramsey y Brandon se dijeron hacia nosotros.
- Quiero al menos cuatro cargadores y dos granadas por soldado. Aaron, coge al menos ocho proyectiles. Partner tu serás el enlace.-Dijo Brandon.
Todos asintieron con la cabeza. Nos reunimos con la escuadra de Jenkings. Mientras la mayoría fumaba lo se decía su ultimo cigarro, le dije a James:
-James, no te despegues de mí, no quiero que mueras.
- Que te crees que dices Powell,¿ que si voy contigo no me matarán? Vamos Mike, tranquilo.
- Lo siento, es que no quiero que mueras, bueno, quiero decir que no quiero que muera nadie. Es igual, olvídalo. Solo quiero decirte que buena suerte.
- Igualmente, Mike.
Mientras tanto los soldados se colocaban en sus posiciones. Algunos en un balcón tenían en una esquina ocho cócteles Molotov. En una ventana una ametralladora. Los Sherman colocados en ambos extremos de la calle. Dos hileras de soldados, en una estaba Mc Arthur y Brandon. Contra la pared dos soldados con bazooka PIAT. Nosotros, las dos escuadras estábamos atrás. Eran las nueve. Ramsey comenzó a explicar el plan:
- Cuando los dos soldados comiencen a llamar la atención, esperaremos a que vengan los efectivos. Entonces giraremos esta otra calle y atacaremos la plaza. Aaron solo quiero que dispares a tanques y soldados en grupo.
Una vez comprendido esto, nos colocamos por escuadras y con la arma en la mano, esperamos mirando hacía delante de la calle. Cuando todo el mundo estuvo listo, dos soldados de la aerotransportada que estaban en la primera línea, corrieron hacía delante y se perdieron de vista al girar la esquina. Pasaron un par de minutos. Se pensó que no picarían o que los habían matado. Pasaron otros minutos. De repente se oyeron tiros. Por la esquina aparecieron los dos soldados, uno estaba herido. Chillaban:
-¡Ya vienen, son un montón!
Cuando se tiraron en la primera hilera. Aparecieron muchos soldados alemanes. En cuanto vieron los Sherman comenzaron a gritar, pero no les dio tiempo de disparar ja que explotaron por la bomba. Los que quedaron vivos continuaron adelante y también explotaron por el segundo detonador. Comenzaron a venir alemanes por escuadras. Fueron abatidos por la primera hilera. Seguían viniendo mas, hubo unos muertos por granadas alemanas en la primera hilera y seguían viniendo. Apareció el primer Panther que fue demolido por los Sherman. Entonces Ramsey dejó de mirar ahí adelante y dijo:
- ¡Bien soldados, vamos al ataque, seguidme! ¡Corred!
Dejamos de ver lo que pasaba allí y comenzamos a seguir a Ramsey. Giramos por la calle de detrás por la que el día anterior venían los alemanes y entramos en ese pequeño patio. Íbamos corriendo todo lo que podíamos, giramos la calle y seguimos adelante. Me pregunto como les iría. Faltaba una calle hasta llegar a la plaza. Iba el cuarto, delante de mí estaba Wilson, el suicida. Entonces comenzamos a recibir los primeros tiros de francotiradores. Las escuadras zigzagueaban y no consiguieron darnos. Warrington comenzó a dispararles y eliminó a uno que estaba en una ventana. Antes de llegar a la plaza nos echamos al suelo y eliminamos al francotirador restante. Aquello parecía un plan de los de Wilson, suicidas. Deberían haber cientos de francotiradores en esa plaza llena de casa y Panthers. Eché una mirada a James que iba detrás mío, estaba asustado igual que jo. Entonces Ramsey gritó:
- ¡¡¡A la carga!!!
Aaron disparó con el bazooka a uno de los cuatro Panther que voló por los aires. Entonces una lluvia de balas de francotirador cayeron encima nuestro. Avanzamos hacía la plaza, cayó muerto el primer paracaidista. Después cayeron dos más. James y yo nos pusimos espalda con espalda y devolvimos el fuego. Matamos bastantes, pero les reemplazaban otros, entonces nos pusimos a cubierto detrás de un puñado de escombros. Era un matadero. Un soldado de la 101 que venía a cubrirse fue acribillado. James y yo estábamos con Steam y Murray, no sabíamos donde estaban los demás. Comencé a disparar otra vez contra los francotiradores, eliminé a tres que fueron reemplazados por otros. Un Panther avanzaba hacia nosotros y antes de que nos volará, Aaron con su bazooka lo desintegraron. Pero, cuando cargaba el Panther de atrás lo mató de un cañonazo. Diantre, Aaron había muerto, era el primero de mi escuadra que había muerto. Volvimos a dispara contra los francotiradores. Había ya una casa que habíamos eliminado a todos. En el centro de la plaza, había una enorme casa, debía de ser su puesto de mando. Eliminamos a los tres de la entrada. Cargué mi Thompson, me quedaban dos cargadores. Me que dé para hacer fuego de cobertura mientras, ellos se cubrieron en la entrada. Me puse a correr bajo el fuego enemigo hasta que vi a Ramsey, Wilson, Warrington y Partner. Me coloqué a su lado. Los Panthers nos envolvieron, apareció otro más de una explanada. Jenkings y su soldado estaban atrapados en medio de la plaza. Iban a morir si no nos movíamos rápido. Entonces decidí ir con Wilson y Warrington a la entrada de la gran casa. Faltaba poco para llegar cuando abatieron a Warrington, estaba vivo, pero otro tiro le mató. Llegamos a la entrada. Yo, James, Wilson, Murray y Steam subimos mientras que Partner y Ramsey vigilaron la entrada. Murray iba delante. Cuando todos subimos a la primera planta, varios alemanes comenzaron a disparar. Uno, me disparó en el pecho y caí al suelo herido. Todos comenzaron a disparar en todas direcciones sin saber donde disparaban. Otro alemán disparó a la cabeza a Murray que cayó muerto. Entonces Wilson comenzó su plan suicida salió corriendo a donde estaba el alemán y le clavó su cuchillo. Steam que estaba de espalda, le dispararon a bocajarro. Cayó al suelo como un maniquí. Entonces James tiró una granada y salió corriendo antes de que explotara. El alemán salió por la ventana de la onda expansiva de la granada. Entonces un alemán bajaba por las escaleras de arriba, James estaba de espaldas. Cogí la Thompson y gasté el cargador hasta que lo maté. El panorama era peor de lo que pensaba. Steam y Murray estaban tirados en la sala muertos. Wilson se agachó al cuerpo de Steam y cogió una carta de póquer llena de sangre. James se agachó delante de mí y me dijo:
- ¿Estas bien, puedes levantarte? Otra cosa... Gracias por salvarme la vida.
Me levante con la ayuda de James y empuñe mi Colt de plateada con empuñadura de madera. Wilson, James y yo subimos arriba. Lanzamos una granada y enseguida disparé, maté a los dos enemigos con dos tiros, uno en cada cabeza. Desde la ventana pude ver los Sherman que venían por la calle, eliminaron a un Panther, pero el otro eliminó al Sherman de delante. El de atrás estaba atascado y no podía avanzar debido a que el de delante le tapaba el paso. Cosa que aprovechó el Panther y lo eliminó. James y Wilson comenzaron a disparar. A los francotiradores. Ya no molestarían más. Entonces un pelotón de treinta soldados alemanes avanzaba por la derecha. Abajo estaban Jenkings, Ramsey, Partner y un soldado de la 101. Los alemanes eliminaron a Jenkings con un Panthershrec. Me di cuenta de algo pesado en mi pie, era un Panzershrec con dos proyectiles. Lo cogí e hice volar a la mitad de ese pelotón. Ramsey comenzó a disparar con su Thompson. Cuando se le acabó la munición, robó una MP40 del enemigo y eliminó a casi todos los alemanes. Dos alemanes saltaron encima de Ramsey y el de la 101. Ramsey de un cuchillazo mató el que estaba encima, pero el de la 101 había muerto por el que le había saltado encima y este se disponía a matar a Ramsey. Partner le pegó muchos tiros y le mató. Entonces de pusieron a cubierto detrás de una casa demolida. Ocho soldados se disponían a entrar donde nosotros estábamos. Cargamos las armas y esperamos. Se oyeron como hablaban, entonces nada mas sacar la cabeza comenzamos a disparar. Los eliminamos. Volvimos a sacar la cabeza por la ventana un Panther disparaba a cañonazos a Ramsey y Partner, Partner fue tocado y muerto. Cargué el Panthershrec, y apunté al Panther dispuesto a salvar la vida de Ramsey. Entonces el otro Panther apuntó hacía nosotros.
- ¡¡¡Todos fuera!!!- grité a James y Wilson.
Salimos pitando de las ventanas y una gran explosión sonó detrás nuestro. James se estampó contra la pared. Me levanté como pude, tenía un gran dolor. Un trozo de madera se me había clavado en la pierna. Wilson, con la cabeza sangrando me lo quitó. En el lugar donde debería haber una pared había un boquete que dejaba ver la calle. Ramsey estaría muerto. De repente una gran explosión brotó en la calle, después otra. Me apoyé en Wilson y miré los Panthers estaban destruidos. Miré al cielo, cuatro aviones P-51 Mustang los habían destruido. Abajo pudimos ver a Ramsey vivo debajo de una gran roca. Los aviones volvieron a hacer mas pasadas. Bajamos a la calle. Cuando nos reunimos los cuatro Ramsey dijo:
-Maldita sea he tenido suerte de que esos P-51 vinieran.
Inmediatamente la radio de Partner que yacía muerto sonó. La cogí, era Brandon.
- ¿Powell, cual es la situación, cuantas bajas habéis tenido?
Tomé un respiro y mire los cuerpos muertos de mis compañeros.
- Hemos tomado la plaza, repito hemos tomado la plaza. Hemos sufrido un gran número de bajas.
- Mc Arthur esta vivo. ¿Y los Sherman? los enviamos a ayudaros después de tener la situación un poco controlada.
- Destruidos, señor.
Muy bien aguanten ahí, las compañías A y C acaban de llegar hace un rato del sector Dog –Green 1. Corto
Por la calle por donde habíamos venido. Hileras de decenas de soldados avanzaban y tomaban Deauville. Entre ellos distinguimos a Wallace Firs el Co
Datos del Cuento
  • Autor: anónimo
  • Código: 7246
  • Fecha: 19-02-2004
  • Categoría: Bélicos
  • Media: 5.36
  • Votos: 99
  • Envios: 0
  • Lecturas: 7155
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 44.201.94.72

2 comentarios. Página 1 de 1
Manuel
invitado-Manuel 26-04-2004 00:00:00

la verdad es que es la combinacion de "medalla de honor" y la pelicula "Rescatando al soldado Ryan"

Manuel
invitado-Manuel 24-04-2004 00:00:00

que buena transcripcion de tu juego "Medalla de Honor - Asalto Aliado"

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.442
»Autores Activos: 151
»Total Comentarios: 11.741
»Total Votos: 908.524
»Total Envios 41.576
»Total Lecturas 47.261.961