Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Hechos Reales

Mi suegro era un maldito zoilo

Hace unos días estaba en uno de esos centros comerciales que parecen un paraíso, que se asemejan a las hermosas edificaciones que dicen tienen los viajeros espaciales, los dioses del Olimpo y los reinos de Dios... Uno entra en esos espacios y la luz, el sonido, los colores, el cristal y la hermosura de las mujeres, que caminan coquetas de tienda en tienda, le comen la médula del cerebro a uno y nos dejan como en embelezados...y los segundos, minutos, horas pasan en el silencio del tiempo y no nos damos cuenta que un nuevo día muere en medio de la órbita terrestre.¡Son bárbaros los seres humanos que diseñan esas obras arquitectónicas.

Entré a una librería y compré el libro, El caballero de la armadura oxidada, de Robert Fisher y luego fui a la cafetería del lugar... Había tanta variedad de comidas que no encontraba qué comer, era increíble ver cómo se perdía la misma y pensé en los millones de niños que mueren de hambre en el mundo. Cuando me senté, pude ver a mi amigo Ruperto que hacía varios años que no saludaba. Lo llamé y lo invité a cenar.

Les digo que casi no lo conocía, tenía la cara envejecida, su rostro estaba muy demacrado para la edad que tenía y noté en el abismo de sus ojos negros una lágrima y un rosario de tristezas. Tragué hondo, lo miré con pena y le pregunté qué le sucedía que lo notaba tan triste.

Me miró, bajó la cabeza... suspiró profundamente y un cristalino y fino collar de perlas brillantes corrían por sus mejillas. Aquello me quitó el apetito y le di una servilleta para que secara sus lágrimas, una vez más comprobé que los verdaderos hombres también lloran como lloró nuestro Señor... las lágrimas son el bálsamo sagrado para aliviar nuestras penas y sufrimientos, si no lloráramos, el dolor quemaría nuestro corazón y todas nuestras neuronas explotarían como una destructiva bomba de hidrógeno...

__Hombre, cálmate... cuéntame lo que te sucede.

__¡No, no es nada!, son tonterías de la vida- me respondió mientras tenía un nudo en la garganta...
Es que me voy a divorciar y eso me consume mi espíritu... tanto que luché para encontrar a la madre de mis hijos, para educarlos y hacerlos hombres de provecho y ahora esto... no es justo, Dios no puede permitir que pierda a mis hijos y a mi esposa...

__Mira, debes buscar ayuda profesional, consejo espiritual... eso ayuda mucho a uno salir de las crisis...

___¡No!, creo que la respuesta a nuestros sufrimientos y amarguras están en nuestro interior, pero cuando sufrimos la razón se nubla y no nos permite encontrar la respuesta al problema...¡No quiero arrancarle la cabeza al padre de mi esposa y al abuelo de mis hijos!, prefiero escapar de mi hogar y llevar conmigo el peso del dolor y de esta amargura que debora mis más nobles sentimientos... que me consume hasta el punto de cambiarme en una espantosa bestia que piensa en el crimen...

No, no, hombre, en esta vida no hay nada que valga la pena para perder nuestra libertad y destruir nuestros principios que nos han guiado durante toda la vida...¡Matar, nunca es la solución!, la vida es un milagro, es lo más bello que hay en toda la naturaleza...

__Lo sé, pero cuando pienso en el zoilo de mi suegro hasta deseos de vomitar me dan... nunca había pensado que pudiera existir en el mundo un ser tan despreciable como él... siempre creí que las suegras eran el obstáculo mayor en muchos matrimonios, pero la suegra peor del mundo, es un juguete al lado de este crítico, burlón, ruin, depravado y sarcástico suegro.

__¡Tan malo es ese suegro!

___¡Malo es un piropo!, cuando fueron a hacer al diablo usaron de su sangre para darle vida... satanás, si se descuida con él, hasta puede perder su reino de las tinieblas. ¡Es maldito, incomprensible y cruel!... hace dos noches le dio una patada a la mascota del nene pequeño, era un precioso conejito,y luego cogió un bate y le molió la cabeza a batazos, simplemente por haberse comido el cable del teléfono, el pequeño no ha probado vocado de comida alguno y a penas puede dormir... el desgraciado lo mató en su presencia...

Además llevo dos semanas sin trabajar, no recibo dinero alguno, estoy loco con mis deudas y los cobradores no me salen del paso... ayer en la tarde le gritó a mi esposa que no iba a seguir manteniendo vagos y que mejor le echaba la comida a los perros antes de darme un plato a mí... Me fui al cuarto, tomé mi pistola, la cargué... cuando iba a matarlo miré a mis hijos que estaban en un retrato y a una pequeña estatua del Cristo... eso me detuvo, sino hoy estuviera preso...

Le ha llenado la cabeza a mi señora de que si me abandona, él le dará todo, le regalará una finca de cinco cuerdas con una hermosa mansión que tiene para pasar sus vacaciones, le ha dicho que yo tengo una amante y que gasto todo el dinero en ella...

__¡Demonio, ese viejo es una Celestina, un maldito alcahuete, un maldito bochinchero¡

___La copa se acabó de llenar anoche. Mi esposa encontró unas revistas pornográficas y varias películas XXX en nuestro cuerto... el viejo le dijo que no eran de él, que me había visto colocándola en el dormitorio... tuve una fuerte discusión con ella, porque su padre es un santo y ella lo quiere más que a todo el mundo...

___ No te digo más, terminemos de comer y si deseas vamos al cine... quiero distraerme un poco, quiero tener mi mente clara... quiero tomar esta decisión sin coraje, pensar las cosas bien antes de cometer una locura...

__ Muy bien, creo que estás tomando el camino correcto, yo confío mucho en Dios, tengo fe, nunca me ha fallado, en los momentos más terrible, me escondo en mi cuarto y clamo a Él... luego, como si Él metiera sus manos en el asunto, todo cambia... También estuve a punto del divorcio... pero hoy soy feliz con mi esposa.

Mientras hablaban, una vez Ruperto estaba más tranquilo y se comía un pedazo de pizza se escuchó el timbre de su celular...

___¡Qué!... no me mientas...Cálmate, mujer!, voy para allá ahora mismo!...

___¿Qué ha sucedido, Ruper!

___ Me miró fijamente y me dijo:...

___ Mi adorable suegro acaba de morir... salió de la casa corriendo con un bate detrás del perro y tropezó... cayó de boca en medio de la carretera; y un camión, que venía a mayor velocidad ,¡lo aplastó!...

FIN
Datos del Cuento
  • Categoría: Hechos Reales
  • Media: 6.03
  • Votos: 36
  • Envios: 0
  • Lecturas: 7559
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 18.207.240.35

1 comentarios. Página 1 de 1
nestor
invitado-nestor 29-05-2003 00:00:00

es bueno , pero el final muy de improviso, comoque de pronto uno queda en el aire y todo se termina, creo que deberías no ser tan cortatante .-

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.057
»Autores Activos: 137
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.455
»Total Envios 41.547
»Total Lecturas 40.312.699