Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Hechos Reales

Mama no quiere que me case

Éra el matrimonio de Poli, mi hermanita menor, toda la familia estaba en casa y saliamos en dirección a la Iglesia, estaba mamá Oma y papá Lum, mi hermano Polo su esposa Tani e hijo Sico, mi hermana Oty su esposo Pito e hijo Tino, mi hermana Sun su esposo Anto e hijas Tuti y Beli.
La familia de Tulo, el novio, estaba en la iglesia esperando a la novia, Papá y yo, viajabamos con la novia en el carro nupcial; Beni hijo, escucha lo que te digo ya tienes tu edad, eres el mayor, hijo… búscate una novia y Cásate!; Papá! ya no sigas ! Déjalo que el vea si se casa o no; Pero hija yo me preocupo… Porque, Dios no quiera, pero si nos ocurre algo a mí y a tu mamá, ¿Quién va a cuidar a Beni?, Ay papá tú siempre te preocupas demasiado, él ya es un hombre hecho y derecho, se sabe cuidar, y si les pasara algo ustedes, no se preocupen… Nosotros, sus hermanos cuidaremos de Beni. Verdad que te dejaras cuidar por tu hermanita Benisito… Si? ; miraba a mi hermanita y a papá, y ellos a mi, esperando solo mi sumisión total ; moví la cabeza aceptando sus sabias voluntades en favor a mi felicidad ; dentro de mí sentía que la copa estaba a punto de revalsar.
Tengo más de cuarenta años y en toda mi vida he tenido muchas novias ; de todos los colores y de todas las sangres. Nunca entendí la razón por la cual no llegaba a dar el paso siguiente, que era : el matrimonio ; siempre buscaba inconcientemente algún motivo, para dar los pasos en contra, en cuanto me acercaba a la decisión de formar un hogar. Recuerdo a una de mís primeras novias de nombre Suny, era muy hermosa, teníamos compatibilidad, en casi todo; los mismos gustos, los mismos valores morales. Pero ; siempre habia un pero; tenía un defecto, era bien alta, casi me llevaba una cabeza. Imaginaba que me sacaba la vuelta y me ponía celoso sin ninguna razon, luego pensaba que si alguna ves pelearamos, y por el calor del momento nos fueramos a las manos, yó, por ser más pequeño, saldría perdiendo. Para mí imaginación no había límites ; al tener una personalidad insegura, mi indecisión era crónica, y mi soltería era mi estandarte, al menos así lo creía.

Llegamos a la Iglesia en la limusina y al cabo de unos minutos, mi hermanita le dio el sí al novio ; ante la presencia de una gran masa de personas en donde estaban los familiares, parientes y amigos del novio y, de la novia. Yó, estaba al lado de mamá; ¡Beni!, parate bien hijo!, mira como te has puesto tu corbata!, no arrastres los zapatos!, Beni…Qué voy hacer contigo. Ya tienes más de cuarenta años, y aún no sabes caminar bien!. Si no me haces caso, les voy a contar a tus amigos como caminas, y como comes!, Ay señor que vergüenza!. Escuchaba a mamá y tenía que hacer de tripas corazón, para no responderle, sabía que si respondía, iba a encender la llama de su amargura, y ocasionaría una discusión y, el faltamiento del mutuo respeto ; cosa que siempre quize evitar. Callaba, y le respondía estoicamente : “Ya mama”. Luego todos los invitados y familiares pasaron por una larga cola, como si fueramos a cobrar un cheque al Banco ; saludábamos con nuestra mejor sonrisa; fotos para el recuerdo, a los recién casados ; palabras llenas de sarcasmo y alegría, al flamante casado: Ya te tocó. Bienvenido al Club. Otro Matricidio, Ya era hora jugador. Esta es la verídica; esto y más frases clamábamos a los recién desposados ; y a mi hermanita: Felicidades Poli. Que lindo vestido. Ya sabes no tengas hijos hasta después de un año. Te lo mereces eres tán buena. Poli te has sacado un buen partido, etc. Yó escuchaba esto, como familiar, estaba al costado de Poli, la verdad era que me sentía fuera de lugar, pero habia que cumplir la misión, y asi lo hice, hasta terminar con la tradicional fuga de los novios. Veía a mamá y papá, abrasados, mamá llorando por su Poli, y papá mirándola con ojos en dirección al pasado; de pronto sentí un abrazo a mis espaldas, era mi tía Pili, Benisito que guapo te vez, ¿y? Cuando se me casa, o es usted medio rarito, ya sabe el dicho “solterón maduro maricón seguro”, ja ja ja…, mentira Benisito, pero quiero verte con tus hijos, tu señora; Tía no se preocupe.

Otra de mis novias se llamaba Silvi, era joven y hermosa, diecinueve años, tenía hijo, era madre soltera. Después de dieciocho meses, de apasionados encuentros Silvi me dijo algo que me puso frío : “Mi amor cuando me presentas a tu familia?”; si, frío de solo pensar en que iba a llevarla a mí casa ; imaginaba a mamá mirándola de pies a cabeza, con su ojo biónico sacando sin mucho aspaviento su sentencia final, “muy joven, que quieres que te saque la vuelta”; y a papá, sonriendo, mirándome la cara, y sin hablarme me decía: “viejo mañoso”, por supuesto estaban mis hermanos, que a través de las puertas ponían todo su arsenal de lentes y su parabólica, de vista panorámica. En fin mi casa era como la CIA, o el ministerio del interior. Pero Silvi para qué quieres eso, acaso no te basto yó?, o ya te cansaste de tu papito!; Pero Beni ya tenemos como dos años y no se nada de como es tu familia, y además yó, te he probado que te amo, y ¿Tú?, ¿Qué?, no me dices nada, no te has puesto a pensar que existe la familia, los hijos, un hogar, un……; en ese momento sentía como todo mi cuerpo se comenzaba a enrónchar, necesitaba una vacuna o me moría; Yá, basta Silvi por favor tiempo al tiempo, deja que las cosas caigan por su propio peso, una pregunta Silvi, ¿Que del papá de tu hijo, te sigue llamando o ya no te molesta?; esas eran las palabras mágicas pues Silvi paraba la viada en seco y se ponía a la defensiva ; al momento cambiabamos de tema, las palabras se ponian cargadas de mensajes sensuales, que nos ponía en la frecuencia rosa, que calentaba nuestras glandulas sexuales, y sin esperar más, en primera nos arrancábamos e íbamos, sin mirar atrás, a un huequito, que teniamos desde nuestro primer choque de pasión, lo bautizamos con el nombre de “La Escalera al Cielo” . Sabía que mi relación con Silvi era tan fragil como un cristal y en cualquier momento terminaría. Como así pasó al cabo de unos meses mas tarde.

Ya había terminado la ceremonia del matrimonio; y mamá se me acercó; Beni te vas con tu papá a la casa, no dejes que tomé, ya sabes que le cae mal, comienza a hablar cosas que no se debe, !Tú no tomes !, ¡Cuidadito con tomar!, cuando llegues a casa voy a oler tu aliento ; pobre que me entere que as tomado ¡Te quito el carro!, me oistes Beni!, van directo a la casa, !Beni!; Ya mamá. Busqué a papá por toda la iglesia, y en un grupito de gente, lo encontré ; Vamos papá, mamá se va a molestar si te pones a tomar, y ya sabes como se pone cuando se molesta; Si, ya sé… Beni, ya sé…, me vás a decir a mí, que tengo cerca de cincuenta años de casado. Algo en mí interior me hizo preguntar; Papá, como era mamá cuando la conociste, era así… tán amargada? …o era diferente?; Hay hijo… Cuando estaba de novio con tu mamá, y hasta el primer més de casado, tu mamá, era la mujer más delicada y considerada que he conocido… Pero después del primer més, cuando terminó nuestra luna de miel, todo cambió, comensaron los problemas, !Cambió!, como si hubiera sido poseida por otra alma !, comenzó a exigirme más : Que no le gustaba esto !, Que su padre no era así, Que porqué roncaba, Que no la dejaba tranquila, etc. Hijo tu mamá se transformó en otra persona, pero, la verdad hijo ….ya no puedo hacer nada; ¿Porque papá?; Hijo….. me equivoqué, pero me acostumbré ; me ha dado hijos, me ayuda en el negocio, en fin es la compañera de toda mi vida; ¿Papá, te volverias a casar de nuevo?; Hijo recuerda esto : No siempre se puede ser feliz…… Bueno ya no hay que hablar de cosas tristez… Vamos por unas agüitas?; Papá! mamá no quiere que tomes; Ay hijo no siempre hagas lo que tu mamá te dice, hay veces en que mandar todo al diablo, y disfrutar de la vida; Mejor vamos a la casa, seguro que hay cosas para tomar, y, además está toda la familia junta; Claro que si… tienes razón hijo… Oye hijo y Tú cuando te piensas casar ?; me reí interiormente y salí con papá en dirección a casa.

Muchos años atrás en mi trabajo, conocí a una chica muy buena y hermosa, era zambita, venticuatro años, contadora, y soltera; yo era Jefe de Márcketing y brazo derecho del dueño ; ya tenía cuatro años trabajando, cuando llego la zambita, la mire y fisicamente se parecía a la novia de Michael Jackson, en el musical de Triller, tenía un cuerpo de bailarina, ojos de color almendra, en fin era hermosísima. Después de mucha insistencia y paciencia, me aceptó la invitación a cenar, la llevé a un buen restaurante ; tomamos bastante vino, para alegrarnos y soltarnos ; luego la invité a bailar a una Disco, y al rato ya eramos enamorados. Comenzé a visitarla a su casa y al cabo de unos meses le pedí que fuera mi novia ; me aceptó con mucha alegria, y yo estaba alucinando una velada llena de fantasias y placer; Vamos a celebrar mi amor!; Vamos pues, adonde me piensas llevar Beni?; las antenitas se me encendieron, pensé en llevarla al Hotel Miraflores ; yo sabía que tenía : un buen restaurante, una buena disco y…por supuesto confortables y placenteros cuartos; Vamos al restaurante del Hotel Miraflores!.
Ya teniamos como un año de novios, y un dia fuimos a un restaurante que quedaba cerca de mí casa; Allí hay un buen restaurante, te aseguro que te gustará; Lo que tu digas Beni; estabamos muy acaramelados los dos, dandonos besitos y peñiscones debajo de la mesa, cuando ví algo que me puso a temblar. Era mamá y mi hermana Sun (que aún era soltera) ; para mi suerte estaban entrando al mismo restaurante, me paré de la mesa y les salí al encuentro; Mamá… Sun, Hola,….Este, ejem, ejem…Les presento a una amiga; mi sorprendida zambita se paró y se acercó a mamá y a mi hermana, las saludó; y ellas pusieron cara de pocos amigos ; yo, me puse nervioso, me sentí como si fuera un delincuente y me hubieran encontrado cometiendo un delito ; mi novia sintió el desaire y se puso a mi lado ; mamá y Sun se despidieron de nosotros y salieron por donde entraron, sin haber comprado nada del restaurante, dentro mio sentí que me esperaba algo así como un castigo en mi casa ; le dije a mi novia para salir, ella asintió, y fuimos a su casa. Me quedé por unas horas, hablamos de muchas cosas, pero de mi encuentro con mamá y Sun, nada, al cabo de un momento me despedí. Al llegar a casa las luces estaban aún prendidas, sentí temor para entrar, me armé de valor y entré; Mamá! ya llegué!; entré al comedor y me sorprendí, de ver a toda mi familia sentados espectantes de mi llegada; Que pasa ?; Benisito… Hay hijo tú te has vuelto loco; dijo mama mientras todos mis hermanos me miraban ; papá miraba a otro lado; Porqué mamá, que he hecho?; Como que has hecho ! Como sales con una negra !, te has puesto a pensar que diran nuestras amistades?.. No seas egoista hijo!; Pero mamá si es contadora, y es bien bonita, hasta se parece a una artista…La novia de Jackson!, esa de Triller!. Mis hermanos se rieron, hasta casi ponerse a llorar, Poli que era la más avispada me dijo : Se parecera a Triller y no a la novia; todos rieron hasta mas no poder, yo quedé totalmente aplastado, derrotado y sin decir nada me fui a mi cuarto, al rato tocaron la puerta; Si?; Soy yo hijo tu papa, puedo entrar?; Pasa papá. Se sentó a mi lado y me acarició la cabeza, Hijo no le hagas caso a tu mamá, pero te advierto… No tomes en serio esa relación, eh… No cometas un error, del cual te arrepentirás el resto de tu vida, sabes que tu mamá quiere lo mejor para sus hijos, tú eres su engreido, tienes que entender que nunca va a desear tu infelicidad, al contrario hijo quiere lo mejor para ti; me quedé callado y le pedí a papá que me dejara solo; Si claro, Beni piensa bien en lo que vayas a hacer con tu vida; Claro que sí, gracias por venir. Me quedé pensando toda la noche, entendí que mi familia era algo muy importante en mi vida, supe que mi relación con mi zambita se iba a transformar en algo dificil de conllevar, sabía que tenía que cortar esa relación por mi bien y el de toda mi familia.

Después de salir de la iglesia llegamos a casa, sanos y sin una gota de licor, la casa estaba totalmente llena de amigos y familiares, todos estaban saltando y tomando, como vikingos, celebrando a los nuevos casados ; papá se reunió con mamá y se pusieron a bailar, yó me fui a la terraza a tomar un poco de aire, había sido un dia muy intenso, cogí una cerveza y la tomé para relajarme un poco ; mi hermano Polo se me acercó y me pregunto que me pasaba; Nada, le dije; No pasa nada Polo; Mamá me ha preguntado por ti, dice que estas raro, callado no hablas con nadie, que te pasa?; me reí de lo que escuchaba; No me pasa nada, dile a mamá eso, quiero estar solo, nada mas; Polo se fue sin decirme nada, al rato vino mi hermanita Poli y me pidió bailar con ella ; y le dije que ya iba. Al rato ya estaba en medio de toda la fiesta, bailando con Poli, con mamá, con Sun, con Oty y con muchas personas mas, ya lleno de alegría y alcohol, salí de la casa en dirección desconocida, tan solo quería estar sólo, sólo conmigo mismo, para pensar; Es esto el matrimonio, un Show?, existira el verdadero amor?, cielos estoy confundido, cielos mejor no sigo pensando o me voy a rallar.

Yó, era deportista amateur, me gustaba mucho practicar la maratón, me inscribí en varias competencias a ver si ganaba, tenía un buen fisico, corría bien. En una de esas competencia; conocí a una linda chica, que tenía veintiocho años, se llamaba Pauline, era corredora, profesora de aeróbicos, y dueña de un Centro Aeróbico ; hicimos buena amistad, y al cabo de un tiempo fuimos novios. Su local, era también su casa ; divorciada y liberal. Nuestra relación era, particularmente liberal, haciamos el amor como enanos, sin cansarnos ; apostabamos a ver quien tenía más físico, normalmente siempre perdia yo ; lo celebrabamos con un ritual, que se trataba de ir a cenar al mejor restaurante, el perdedor pagaba la cuenta. Pauline y yo, éramos muy independientes, hasta en pagar nuestras cuentas. Sin meditar mucho, supe que mi relación con Pauline, no duraría mucho tiempo, yo provenía de una familia conservadora, y Pauline venia de una familia bohemia. Nos sentiamos muy comodos en nuestra relación, a veces se iba de viaje con amigos sin avisarme ; no me molestaba , yo hacía lo mismo ; eramos muy libres en nuestra unión. Un día en que Pauline perdió nuestra apuesta acostumbrada, le pedí que me comprara un par de zapatillas ; ella aceptó, y fuimos al centro comerciall en busqueda de mis zapatillas. Cuando las encontré, ella con el sudor de su frente, y el de su bolsillo : Pagó ; me miró y sin palabras me dijo, Ya me vengaré, yo no sé perder maldito. Luego caminamos por varias tiendas, a ver ropa; Pauline te invito un helado… Quieres, amor?; Bueno, vamos al 4D; Ok vamos!. Llegamos a la heladeria, y estaba llena de gente, cuando de pronto ví en una mesa a la entrada del local, a mamá y papá, tomando sus helados ; frené en seco, y Pauline me dijo : Que te pasa amor te has puesto pálido; No, no pasa nada, no quieres ir a otro lado ?, fíjate que esta lleno; diciendo esto la jalé de las manos y le dí la vuelta; Oye que te pasa! me invitas y ahora te chupas, a tí te pasa algo, y ese algo esta adentro, amor ya sabes : No soy celosa !, a ver : Qué es lo que me ocultas?; Nada, nada, mi amor que tontita eres, pero si quieres vamos por tu heladito!; dentro de mi rogaba que ella se arrepintiera de su desconfianza, para mí sorpresa me dió un beso; Ya mi amor vamos adentro, que me muero por unos helados!; Como no mi amor, vamos donde tú quieras; así entramos , buscamos una mesa vacía, y al rato después de esperar parados, el mozo nos llevó a una mesa, que para mi suerte estaba al lado de la mesa de mis padres, mientras íbamos a nuestra mesa, las piernas se me derritian como mantequilla, vi a mamá y papá, y ellos me vieron a mí y a Pauline; Hijito!, Benisito!, que sorpresa hijito a ver : Quién esta niña tan linda que te acompaña?; Mamá, Papá es una “amiga”. Pauline te presento a mi mamá y mi papá; Pauline saludó afectuosamente a mis padres, pedimos permiso y luego nos sentamos en la nuestra mesa, que estaba al lado de mis padres. Oye Beni no te quiero avergonzar delante de tus padres, pero ¡Porqué carajos dices que soy tu “amiga”!. Que tienes?, te crees el hueco de la torta, porque les has mentido? Porqué… carajo !. La verdad es que me puso contra las cuerdas solo pude decirle unas tontas palabras : No mi amor no es eso, no me di cuenta, perdoname…; le dí mi mejor sonrisa, pero ella se acercó a mi oido y me dijo : Eres un huevón, hijito de mamá, ¡Vete a la mierda!; se paró y se dió media vuelta, se despidió de mis padres, y se fue, mamá y papá me miraron como si le hubiese hecho algo horrible a mi novia ; mamá se acercó a mí : Hijo que le has hecho a esa linda chica?, parece una chica decente y muy de su casa, hijito no la pierdas, es una buena chica, finisima y delicada; Ya mamá. Salí junto con mis padres, entendí en ese tiempo que debía tomar mis relaciones sentimentales con mayor seriedad y madurez ; con respecto a Pauline solo supe hace poco, que se había vuelto a casar, y tenia una linda hijita, pero que nuevamente se habia divorciado, ella en verdad había nacido, para vivir libre.

Al día siguiente, despues del matrimonio de mi hermana, despertamos al medio día ; mamá como siempre estaba levantada limpiando la casa, y ordenando a las empleadas a comprar el pan y las salchichas, para el tarde desayuno; Beni! Ya te has levantado hijo?; Si mamá que pasa; Por favor hijo llevame al mercado que tengo que comprar cereales que se nos han terminado; Mamá me siento hecho puré, no tienes a nadie más que te acompañe?; Hijo ya tienes más de cuarenta años y te portas como un niño. Qué quieres, que todo te lo dén en la boca!, ah no señor usted se viene conmigo ; mientras estés soltero haras lo que tus padres te pidan, ….por eso hijo, ya sabes, buscate una chica decente, y no bagres que lo único que quieren de tí es tu plata!; Ya mamá. Ah hijo me olvidaba decirte que te llamó tu jefe y me pidió que lo llamaras por telefono, dijo que era importante ; hijo dejame decirte algo : Ese jefe tuyo es un explotador, tiene una cara de vivo!, yo no sé como puedes trabajar para él, vas a ver que cuando no te necesite te va a dar una patada en el poto y adiós pampa mia, y a llorar a la playa!; Ya mamá…; Ya mamá! ya mamá!, que te pasa hijo tú crees que soy una idiota!, crees que no me doy cuenta que lo que te digo, te entra por una oreja y se te salé por la otra!… Ya debes de independizarte, o le tienes miedo a tu jefecito, hay hijo yo no sé que te pasa, el tiempo se pasa volando y sin darte cuenta, ya estarás hecho un viejo, y nadie te dará trabajo, ¿Que crees? que vas a ser joven toda tu vida?; en este punto no sabia que decir pues ella, como siempre, tenía mucha razon, por lo que sólo atinaba a no decirle nada, ni tampoco mirarla, para evitar cualquier discusión . La verdad es que comenzé a sentir que algo me estaba faltando y no entendía que es lo que era.

Hace poco conocí a Kimi, era una chica bastante feita, era nisei, tenía granitos en la cara, era algo llenita; pero tenía algo que me atraía : Su personalidad ; siempre sonreía, era muy sociable, se hacía querer por sus vecinos y amigos, pensé tener una relación con ella; Kimi, quieres ser mi novia?, le dije; Pero Beni si somos amigos porque deseas algo tan serio, ya sabes que para mí un noviazgo es una responsabilidad; No te preocupes Kimi sé lo que quiero, y lo que ahora quiero: Eres tú; diciendo esto me acerqué a su rostro y le dí un beso en los labios, ella no reaccionó, cerró los ojos, y me dijo: Beni que has hecho; Nada Kimi es solo un beso, del amor que siento por tí; ella sonrió y me abrazó, y nos seguimos besando apasionadamente…Mi técnica era infalible: Fuimos novios. Me presentó a su mamá, era una mujer risueña, japonesa, no hablaba bien el castellano, pero se dejaba entender; Joven voy a ser honesta con usted, yo, no estoy de acuerdo con mi hija, con respecto a su noviazgo, quiero un novio japones para mi hija, pero en el corazón uno nunca manda, solo le pido : Que respeté a mi hija, y si deciden seguir avanzando, yo estaré siempre contenta, por usted y por mi hija; Gracias señora. Pasó el tiempo ; ya todos mis hermanos se habian casado ; en la casa estaban mis padres y yo. Kimi siempre me pedía; Beni. Cuando me presentas a tus padres?; yo siempre trataba de buscar excusas, a veces le mentía, diciendole que estaban de viaje ; otras en que llegaba hasta la puerta de mi casa, y buscaba mil razones para no entrar ; felizmente Kimi era la mujer mas comprensiva y paciente que había conocido. Muchas veces la quize llevar a mi “hueco del placer” ; Kimi, siempre consciente de nuestra situación : Beni si damos ese paso, yo no podre mas que dar, el siguiente que es : El matrimonio. La sola palabra me asustaba, pero con Kimi poco a poco entendí que se estaba volviendo en la mujer de mi vida. Con el tiempo me di cuenta, que deseaba casarme… Se lo pedí y me dijo que sí. Recuerdo como fue el día en que hice la pedida oficial de matrimonio, fui solo. Como excusa dije que mis padres estaban de un largo viaje por el lejano Oriente recogiente un herencia familiar. La mamá de Kimi se puso alegre, pues quería la felicidad de su unica hija ; preparamos todas nuestras cosas, compramos nuestro departamento ; Kimi era la mujer más feliz ; y yo, era un hombre atrapado entre mis dos mundos : El Beni hijo de su casa y El Beni novio de Kimi. En mi casa nadie imaginaba lo que estaba por ocurrirme, cuando preguntaban por algo sospechoso, yo buscaba cualquier excusa para pasar inadvertido ; y asi lo hice, cumpliendo ese papel. Hasta que llegó el día de mi matrimonio. Era a las siete de la noche, pensé: Cómo diablos he llegado hasta aquí, sin que mi familia sepa nada; sabía que era demasiado tarde, y tomé una decisión : Le tengo que decir a mamá que me voy a casar ; me armé de valor y fui a su cuarto ; allí estaba viendo su novela; Mamá tengo que decirte algo; Después de la novela hijo, no me fastidies; Esto es muy importante mamá !; me miró y se asustó de vio en mi; Qué te pasa hijo, que te han hecho cuentame!, Lum!, Lum! a Beni le ha pasado algo, Señor de los cielos, hijo que te han hecho!; papá vino asustado : Que pasa hijo, que has hecho?; los miré a los dos, espectantes de lo que saliera de mis labios, por un momento pensé en decir una mentira, pero al ver que los dos tenían el corazón en los ojos, cerré los mios y me mandé, a lo que salga… les dije timidamente: Papá, mamá, mee… voy… a casar… hoy !……; se hizo un silencio como si toda la casa fuera un cementerio, no me di cuenta que iba a morir yo. ¡Lum!, Lum ! nuestro hijo se ha vuelto loco ! Mira lo que ha hecho este ingrato !… A su propia familia! No puede ser !, No puede ser ! ; mamá se movia de un lado para otro y papá estaba quietocon la cabeza doblada y mirando hacia el piso ; de pronto escuche la voz fantasmal de un ser, que cuando quice ver de donde salia…salia de mamá : Vete de la casa !. Vete para siempre de la casa !. Para nosotros !… Has muerto !… Mal hijo ! Y no te vas a llevar nada de la casa ! Nada!, Oistes! Y a ahora lárgate de mi casa ! Mal hijo! Ya sabes tú para la familia ! Has muerto! Mal agradecido ! Después de todo lo que hemos hechos por ti ! Y mira como nos pagas ! Vete de mi vista Beni ! Has muertoo ! Mal hijo !; mientras la escuchaba, la piel se me puso de gallina, miraba a mamá y papá, como si fueran los sobrevivientes del holocausto, y yo me sentí el gusano más pequeño y sucio de toda la tierra: Ya mamá.

Salí de la casa como autómata, asustado por todas las cosas que mamá me había dicho, no sabía adonde pisaba, sentí como si estuviera drogado, pero comforme daba pasos y pasos, poco a poco volvía a la realidad, comenzé a caminar más y más rapido, me senti libré como un pajarito. Fui a una tienda que alquilaba ropa de matrimonio, me presté de un amigo un par de zapatos, y le pagué a una señora para que fuera : mi Tía, representante de mi familia, le tuvé que pagar muy bien para convencerla, la aleccioné, le dije lo que debía, y no debía decir ; y así… me casé. Kimi y su mamá, eran las personas mas comprensivas y pacientes que habia conocido ; tuve mucha suerte de que no se dieran cuenta de mi pequeño problemita. Después de nuestro humilde y silencioso matrimonio, viajamos a nuestra luna de miel, que solo duro 1 semana ; después llegamos a nuestro nuevo hogar, y comenzamos a vivir juntos, una nueva aventura.
Un día llegando a casa, ví a mi mujer asustada: Que te ha pasado mi amor!; Kimi me abrazó y se puso a llorar, y con una angustiada voz me dijo: Hay Beni, vino una señora y se puso a gritarme en la calle, diciendome que yo, le había robado a su hijo. Me insultó, y casí me pega; entré corriendo a la casa, y ella se puso a patear la puerta como si me quisiera matar, detras de la puerta yo la seguía escuchando: Ladrona te has robado a mi hijo! Ya sabes no te lo voy a perdonar nunca! Que te conozcan tus vecinos que te has robado a mi hijo! ladrona !; mientras me narraba su mala experiencia, ella se angustiaba al no entender, que mal le habia hecho a esa mujer; le tuve que decir la verdad :Kimi esa señora es mi madre…

Pasaron los años, y Dios fue bueno con conmigo, me dio dos hijos; lindos, una mujercita y un hombrecito, les pusimos de nombre, Omita y Lumito, así como el nombre de mis padres. Aprendí que el tiempo, es el mejor remedio para borrar las heridas, y entender nuestros errores. No recuerdo como pasó, pero de una manera natural, o quizás con la ayuda de mis hermanos y hermanas, pues ellos, tenían hijos al igual que yo; Propiciaron que un hermoso día, mamá y papá se acercarón a conocer a mis hijos. Kimi, es una mujer exelente y generosa; los atendió con respeto, se conocieron poco a poco, seguro que fue dificil al principio, pero después, todos nos juntamos en aquel lazo de la familia. Nos dieron su bendición, y me perdonaron, y Yo en el fondo de mi corazón agradecí aquella reunión. Habiamos aprendido una lección: Poco conocemos del corazón y de sus razones, y la vida es el gran colegio en donde todos llegamos a conocernos y si es posible a comprendernos.
Aunque en la realidad, ellos aún piensan que soy un niño, y se dán el derecho propio de entrar y salir de mi vida como si yo les perteneciera de por vida; pero en este mundo: Quién tiene el cielo en su bolsillo; abrá alguna receta para la felicidad?…no lo creo, pues si fuera así, estaría vendiendose en las farmacias, en frascos de 300 miligramos y costaría una fortuna. O la receta impresa, acerca de la felicidad en un libro, sería el bestseller de todos los tiempos, quizás sería la nueva biblia. Y aún así, mamá seguiría deseando para mí, una esposa perfecta, así como la que vive en sus fantasias…De papá, bueno, a él solo le queda una cosa, la compañia de su especial y atormentada esposa…; y por fin: Quién es feliz?; Me pongo la mano al pecho y siento que si hubo algun ser feliz, hace dos mil años que lo clavaron, porque según sus contemporaneos estaba loco…
Datos del Cuento
  • Autor: joe
  • Código: 706
  • Fecha: 28-11-2002
  • Categoría: Hechos Reales
  • Media: 5.36
  • Votos: 99
  • Envios: 4
  • Lecturas: 30906
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 34.237.51.159

4 comentarios. Página 1 de 1
henriperu
invitado-henriperu 05-10-2014 06:04:08

Bonito relato.deberias intentar escribir un libro estilo Ciro Alegria o Ricardo Palma.

hylari
invitado-hylari 25-08-2013 22:27:14

me gusto pero un poco mas corto es mejor

itza
invitado-itza 25-08-2013 22:25:48

esta muy largo demasiado mi hermano se durmió escuchándolo y yo me desgalille leyendoselo

Yair Diaz Escobar
invitado-Yair Diaz Escobar 12-08-2013 16:38:56

que buen relato, muy bien escrito.

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.049
»Autores Activos: 136
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.452
»Total Envios 41.547
»Total Lecturas 40.038.245