Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Religiosos

La manera de cómo nos salva Jesús

La manera de cómo nos salva Jesús.

(Relato Religioso. 133)

Muchas personas creemos con mucha fe de que Jesucristo nos salva, pero pregúntese, ¿de que manera nos salva Jesús?. Y ¿una vez salvo es siempre salvo?. ¿Cuál es la respuesta que da la Biblia?. Veamos:

Jesús salvó a los humanos fieles al entregar su vida como sacrificio. En Mateo capítulo 20, versículo 28, leemos: “Eso fue lo que hizo el Hijo del Hombre. El no vino para que le sirvieran, sino para servir a los demás para dar su vida como rescate a cambio de muchas personas”. Por eso, la Biblia dice que Jesús es el “Salvador del mundo” [lea por favor, 1 Juan 4:14]. Y también dice que “no hay salvación en ningún otro, porque no hay otro nombre debajo del cielo que se haya dado entre los hombres mediante el cual tengamos que ser salvos” [Hechos 4:12]. No hay, no existe, ningún otro hombre o mujer que pueda llegar a ser el Salvador de nuestros pecados porque “hay un solo mediador entre Dios y los hombres: un hombre, Cristo Jesús” [1 Timoteo 2:5]

Jesús murió por todos los que ejercen fe o ponen fe en él. “Ya vemos a Jesús, que fue hecho un poco inferior a los ángeles, coronado de gloria y honra por haber sufrido hasta el punto de morir, para que por la bondad inmerecida de Dios él probara la muerte por todos” [Hebreos 2:9] Puede leer además el texto de Juan 3:16] Después, Dios lo levantó de entre los muertos, y Jesús volvió al cielo como ser espiritual [Hebreos 3:15]. Desde el cielo, Jesús “puede salvar completamente a los que están acercándose a Dios mediante él, porque siempre está vivo para abogar por ellos” [Hebreos 7:25] “Cristo murió una sola vez y para siempre’ por nuestros pecados, no muere todos los años porque está en el cielo [1 Pedro3:18].

¿Por qué necesitamos que Jesús aboge o hable en favor de nosotros?. Todos somos pecadores como lo muestra Romanos 3:23. El pecado nos lleva a la muerte y pone una barrera entre Dios y nosotros [Romanos 6:23] Pero Jesús es como “un ayudante” o un abogado para los que ponen fe en su sacrificio como se explica en la carta de 1 de Juan 2:1. Como Jesús sacrificó su vida por nosotros, puede abogar o hablar en nuestro favor para que Dios escuche nuestras oraciones y perdone nuestros pecados [Mateo 1:21 y Romanos 8:34]. Dios responde a las peticiones de Jesús porque está de acuerdo con su voluntad. Dios envió a Jesús a la tierra “para que el mundo se salve por medio de él” [Juan 3:17.

¿Creer en Jesús es lo único que hace falta para ser salvos?. No. Aunque debemos de creer en Jesús para obtener la salvación, hace falta más que eso [Hechos 16:30 y 31] La Biblia dice: “como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta” [Santiago 2:26].

Para salvarnos debemos: 1-Aprender sobre Jesús y su Padre, Jehová [Juan 17:3]. 2-Tener fe en ellos [Juan 12:44, 14:1]. 3-Demostrar que tenemos fe obedeciéndo sus mandamientos [Lucas 6:46, 1 Juan 2:17] Jesús dijo que no todo el que lo llamara “señor” sería salvo, sino solo el que hiciera la voluntad de su Padre [Mateo 7:21]. 4-Seguir demostrando que tenemos fe a pesar de las dificultades. Jesús afirmó: “el que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo” [Mateo 24:13].

Entonces: ¿Es bíblica la enseñanza de “una vez salvo, siempre salvo”?.

La Biblia nos responde: No, no es bíblica. Una persona que haya conseguido la salvación por haber demostrado fe en Jesús pudiera perder esa fe, por lo tanto, la salvación. La Biblia dice: “Luchen tenazmente por la fe”, eso quiere decir que mantenerse fiel requiere un gran esfuerzo [Judas 3, 5] A los primeros cristianos que ya habían aceptado a Cristo se les dijo: “Sigan obrando su propia salvación con temor y temblor” [Filipenses 2:12].

A continuación veremos varios textos bíblicos que prueban que la enseñanza de “una vez salvo, siempre salvo” es falsa.

1-La Biblia nos advierte de que los pecados graves impíden que heredemos el Reino de Dios [1 Corintios 6:9 al 11, Gálatas 5:19 al 21] Si la salvación no se pudiera perder, estas adverencias no tendrían ningún sentido. La Biblia muestra que alguien que a tenido la salvación puede apartarse de Jehová Dios si comete un pecado grave. Por ejemplo, Hebreos 10:26 dice: “Si voluntariamente practicamos el pecado después de haber recibido el conocimiento exacto de la verdad, no queda ya sacrificio alguno por los pecados” [Lea además los textos de Hebreos 6:4 al 6 y 2 Pedro 2:20 al 22].

2-Jesús destacó la importancia de mantenerse fieles cuando se comparó a sí mismo con una vid y comparó a sus seguidores con las ramas de esa vid. Por un tiempo, algunos de ellos demostrarían por sus frutos o acciones que tenían fe en él, pero más tarde dejarían de tener fe y serían desechados como una rama que no tiene fruto, asi que perderían la salvación [Juan 15:1 al 6] El apóstol Pablo usó un ejemplo parecido cuando dijo que el cristiano que no se mantuviera fiel sería “podado” [Romanos 11:17 al 22].

3-La Biblia dice que los cristianos deben mantenerse alerta [Mateo 24:42, 25:13] Aquellos que se duermen en sentido espiritual, ya sea porque practican “obras que pertenecen a la oscuridad” o porque no obedecen plenamente los mandatos de Jesús, pierden la salvación [Romanos 13:11 al 13, Apocalipsis 3:1 al 3]

4-Muchos textos bíblicos muestran que lo que han obtenido salvación tiene que seguir siendo fieles hasta el final. Vea como ejemplo los siguientes textos: Mateo 24:13, Hebreos 10:36, 12:2 y 3, Apocalipsis 2:10. Los cristianos del siglo primero se alegraron mucho cuando se enteraron de que sus hermanos seguían siendo fieles. ¿Sería razonable que la Biblia le diera tanta importancia a mantenerse fieles y los que no lo hicieran se fueran a salvar igualmente?.

5-El apóstol Pablo no pensó que tenía la salvación asegurada hasta que no estuvo al borde de la muerte [2 Timoteo 4:6 al 8] Anteriormente había reconocido que podia perder la salvación si se dejaba llevar por los deseos carnales. Escribió: “aporreo mi cuerpo y lo conduzco como esclavo, para que, después de haber predicado a otros, yo mismo no llegue a ser desaprobado de algún modo” [1 Corintios 9:27, Filipnese 3:12 al 14]

De esta forma breve, hemos considerado realmente lo que dice la Biblia sobre la manera de cómo nos salva Jesús y que la enseñanza “una vez salvo, siempre salvo”, no es bíblica. Si usted amigo lector, desearía profundizar y obtener mayor conocimiento sobre estos temas, puede comunicarse con los testigos de Jehová del lugar donde usted vive que ellos, de una forma gratuita y amable, le ayudarán a llegar a tener el verdadero conocimiento que “significa vida eterna”. Juan 17:3.

Datos del Cuento
  • Categoría: Religiosos
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 7
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.215.182.81

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.072
»Autores Activos: 140
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.460
»Total Envios 41.547
»Total Lecturas 40.552.718