Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Bélicos

La guerra es el comienzo

Todo comenzo un día aparentemente tranquilo con el cielo gris pero sin quitar la alegria, en ese entonce yo era joven lleno de vida, tenia mas o menos 13, me sentia pleno tenia una hermana menor de 5 años la queria mucho y claro ahí estaban mis padre siempre cuidandonos y educandonos. Como todos los días yo prendi la televisión entonces fue cuando vi algo fuera de lo normal, bueno no tanto porque en ese entonces como ahora, esas cosas están de "moda", tanto la gente adulta como los niños podián experimentar eso en juegos, en peliculas, series infantiles, hasta podian aprender estrategias con juegos de mesa que son para unir a la familia, mas propiamente unirla en una forma bélica y riendose de la muerte e infortunio de los demas, bueno cuando prendi la televisión estaba el arma mas peligrosa del mundo, el arma que te hace daño, que te destruye y tú no te das cuenta, por eso es que es tan peligrosa, pero bueno ahí estaba, el Noticiero, tan creible como manipulado, y decian- "Irak esta siendo investigado porque parece tener armas químicas"- fue una sorpresa para toda mi familia, en las calles todos hablaban de eso, en el mundo habia reclamos por la injusticia que se cometia, pero el agresor como tal no hacia caso a la gente que buscaba paz.
Sin darme cuenta los dias fueron pasando muy lentamente, y de repente un día yo llegaba del colegio como siempre pero me encontre con la sorpresa de que habia un ultimato para nuestro presidente, pero el orgullo le impidio sacrificarse para evitar que su gente muera, entonce el gran moustro salio a aplastar a inocentes y a sembrar injusticia en el mundo, la guerra comenzo..., las protestas empezaron, el mundo se levanto a defender al indefenso, pero ni así se pudo evitar el desastre. Yo no sabia que hacer, en algunos momentos sentia temor, en otros coraje, pero mas que todo deseperación al ver a mi familia derrumbarse del temor, mi padre el hombre sabio de la casa, el hombre aparentemente inderribable, el jefe del hogar, se consumia día a día en el temor, en el deseo de defender a su familia, ese pobre hombre que yo admiro, cada vez era mas debil, ya no comía, apenas y dormía, se pasaba el día entero frente a la ventana, contemplando la calle esperando los ataques, con la que se volvió su unica compañera, su amiga fiel, un rifle, un arma de fuego, que expandia temor, y deba a su poseedor una valentia inigualable. La televisión informaba todos los dias con asombroso amarillismo, la gente en las calles estaban decaidas, todos pensativos, ya no pasabamos clases, todo era un desorden, los ataques comenzaron, las noches eran interminables, cada minuto parecia un año, temia que uno de esos juguetes de fuego llegara a mi hogar. Por otro lado mi madre, la dulce señora que me enseño todos los valores que tengo, igual que todos en mi casa cosinaba todo el día pero nadie comia sus manjares, los nervios que nos invadian, nos quitaban el hambre, mi madre trataba de consolar, al temeroso de mi papá, pero todo era inutil, todos gritaban de cualquier cosa, lloraban sin consuelo, lloraban de solo pensar en que moririan en cualquier momento.
En el medio dominado por el agresor, el arma tan peligro de la que ya les hable, solo se podia ver testimonios de sus soldados, contando como sufrieron en el campo de batalla, entonces era cuando yo me preguntaba: ¿Por qué no entrevistaban a mi mejor amigo, que había sido herido en una explosión y estubo en coma tres dias y aun esta en peligro de muerte? o ¿Por qué mi vecino no podia dar una conferencia de prensa, relatando como murió su hermano y toda su familia a causa de los ataques?, todo el tiempo era lo mismo injusticia tras injusticia, mentira tras mentira, y sobre todo muerte tras muerte, que era lo que mas me dolia escuchar.
Poco a poco las tropas enemigas se hacercaban a la capital, y el miedo aumentamba en la población, y asi mi familia continuaba en la desintegración yo era el mas sereno de la casa, la que mas me daba pena era mi hermanita menor, despertaba todas las noches en desconsuelo, llorando de temor y gritando de angustia, yo iba donde ella y trataba de consolarla, ella siempre fue tan callada nunca expresaba lo que sentia, y siempre me ayudaba en lo que podia, desde que todo esto empezó ella estaba mas callada que nunca y se veia en su rostro una mirada de temor que nunca olvidare.
Un dia que todo transcurria normal, escuche en la televisión que las tropas ya estaban en la capital, me asuste mucho, en mi casa mi mamá no se controlaba , gritaba y corria por todos lado. Entonces vi que se hacercaban los soldados, sacando carteles y derribando todo, pero lo peor es que se hacercaban a mi casa, mi papá temblaba con el rifle en las manos, entonces abrieron la puerta de un golpe y todos fuimos al cuarto de mis padres, tratamos de escondernos y protegernos, pero era inevitable, ellos regitraban toda la casa, y por consecuencia tenian que entrar a ese cuarto, cuando entraron mi cuerpo se helo y quede petrificado del temor al ver tan grandes armas, al ver la furia y maldad con las que venian armados, nos llevaron apuntandonos con las armas, nos levaban al patio de atras pero entre empujones y gritos logre esconderme entre unos arbustos que vi en el camino, no pude hacer nada cuando veia a mis padres y mi hermana alejarse de mi, si me movia a mi mas me esperaria ese destino, pense, asi que decidi quedarme quieto asta que los soldados de la ambición se vayan, estaba escondido y vi pasara los soldados, pero mi familia no regreso con ellos, me imagine todo tipo de atrocidades, pero procure hechar esos pensamientos de mi mente entonces me quede dormido cuando desperte vi que ya no habia nadie, entonces lleno de temor me decidí a e ir a ver a al patio trasero, mientras me acercaba pensaba una serie de cosas, pero cuando llegue allí encontre lo que estaba imaginando, pude contemplar a mi familia junto al muro, asecinados brutalmente, llenos de sangre, vi a mi padre con un diparo en la frente y muchos mas en el cuerpo, mi madre de la misma forma y mi hermana, solo de describir esta escena que tube el infortunio de presenciar me da escalofrios y mis ojos se llenan de lagrimas, al penar en como sufrió mi hermana, ahí en el piso con la carita tan dulce que tenia toda desfigurada, quisa de una patada, pense, pero ellos al no conformarse con destrosarle la cara, se decidieron a dispararle en el cuerpo tan pequeño y dulce que tenia, en ese momento vi a una persona acercarse, me asuste pero para mi suerte era la vecina, que me dijo que todo pasara y que dejara de ver ese horroroso cuadro que habian dejasdo para que lo contemplaramos, entonces fui con ella a su casa me dieron de comer y trataron de consolarme, yo no comi nada y tampoco hablaba, no lloraba, ni gritaba, me quede mudo, me quede sin aliento, con los ojos desorbitados y con la mirada perdida, habia perdido todo lo que tenia en este mundo, me quede completamente solo. La familia que me acogió, que eran nuestros vecinos me trataban muy bien pero aun asi no me sentia comodo con ellos, asi que despues de un tiempo decidi irme a ganarme la vida yo solo, y asi durante muchos años estube bagando por el mundo, conociendo y probando de todo, pero mas que todo soñando en la venganza que realizare, en la venganza que he querido desde que me expusieron a ver esa escena tenebrosa he inolvidable, por eso es que escribo esto para que la gente sepa que todo tiene una razón y que las personas no hacen las cosas tan solo por hacerlas.
Al día siguiente en las noticias- "tragico hecho una vez mas Estados Unidos enfrenta un atentado terrorista".
Datos del Cuento
  • Categoría: Bélicos
  • Media: 5.54
  • Votos: 68
  • Envios: 2
  • Lecturas: 3527
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.215.182.36

2 comentarios. Página 1 de 1
José Luis Sánchez
invitado-José Luis Sánchez 26-05-2003 00:00:00

Has logrado pintar crudamente los horrores de la guerra, pero más la complicidad de aquéllos que callan cobardemente ante los abusos de Estados Unidos... Las Naciones Unidas deben desaparecer y su Presidente renunciar... En un relato interesante y logra impactar al lector... Mis felictaciones José Luis Sánchez

STEFANIA BEGAZO
invitado-STEFANIA BEGAZO 23-05-2003 00:00:00

wowwwwwwwww saritaaaaaaa eres lo maximoooooooooooooo !!!! q full tu cuento!!!!wowwww!!!!un mega abrazo pa ti!!!!!! !!!!woww!!esta genial!!!q penita me dio!!!!lo d la jmuerte!!!!bueno me voy suerte...

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.048
»Autores Activos: 136
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.451
»Total Envios 41.547
»Total Lecturas 39.999.225