Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Religiosos

La amenaza a nuestra seguridad.

La amenaza a nuestra seguridad.

(Relato Religioso. 111)

“Esta generación cuenta con recursos tecnológicos, científicos y financieros sin precedentes…, y, sin embargo, esta es quizás la primera generación que lleva al mundo al borde de un colapso de los sistemas”. [Informe global de riesgos 2018 del foro económico mundial].

¿Por qué tantas personas informaban que están preocupadas por su futuro y el de la Tierra?. Analicemos solo algunos de los problemas a los que nos enfrentamos.

El ciberdelito: “Internet” se está convirtiendo en un lugar cada vez más peligroso. Es el paraíso de los pederastas, los acosadores, los drones y los piratas informáticos”, dice el periódico The Astralian. “El robo de identidad es uno de los delitos que más está aumentando en todo el mundo… Internet ofrece a la gente la oportunidad de exhibir lo peor de sí misma: su perversion y crueldad”.

La desigualdad económica: Según un informe reciente de Oxfam International, las 8 personas más ricas del mundo juntas poseen la misma riqueza que los 3,600 millones de personas más pobres de la Tierra. El informe dice que nuestro modelo económico no funciona y que “canaliza las riquezas hacia una exclusiva élite a expensas de los más pobres de la sociedad, la mayoría de ellos mujeres”. Algunas personas temen que la creciente desigualdad pueda causar revueltas sociales.

La guerra y la persecusión: Un informe del año 2018 de la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados dijo: “En la actualidad presenciamos los niveles de desplazamiento más altos jamás registrados”. Más de 68 millones de personas han huído de sus hogares principalmente como consecuencia de las guerras y la persecusión. “Cada dos segundos, una persona se ve obligada a huir”, añade el informe.

Las amenazas medioambientales: El informe Global de Riesgos 2018 advierte que “la biodiversidad se está perdiendo a un ritmo de extinción masiva.., y la contaminación del aire y el mar se ha convertido en una amenaza cada vez más apremiante para la salud humana”. Por otro lado, la cantidad de insectos está disminuyendo de manera alarmante en algunos países. Como sin insectos no hay polinización, los científicos anuncian un posible cataclismo ecológico. Los arrecifes de coral también están en peligro. Los científicos calculan que, en los últimos 30 años, han muerto aproximadamente la mitad de los arrecifes del planeta.

¿Podemos hacer los cambios necesarios para que el mundo sea un lugar más seguro?. Algunas personas creen que la clave está en la educación. De ser así, ¿qué clase de educación?. Las siguientes explicaciones ayudarán a contestar estas preguntas.

¿Cómo llegar a la raíz del problema?. Para que un remedio funcione, tiene que atacarse la raíz del problema, no los síntomas. Pongamos un ejemplo. Un hombre llamado Tom enfermó y más tarde murió. ¿Por qué murió?. “Cuando aparecieron los primeros síntomas, nadie investigó la causa”. Escribió el Dr. del Hospital donde ingresó Tom poco antes de morir. Al parecer, quienes lo atendieron al principio solo le dieron medicamentos para aliviar el dolor.

¿Se está haciendo lo mismo con los problemas de la humanidad?. Por ejemplo, para luchar contra la delincuencia, los gobiernos dictan leyes, usan las cámaras de vigilancias y refuerzan la policía. Aunque estas medidas ayudan, no atacan la raíz del problema: los deseos, las actitudes y las creencias de la gente. Al fin de cuentas, esto es lo que motiva sus acciones.

Daniel, que vive en un país de suramérica con una economía en crisis, dice: “Antes llevabamos una vida relativamente normal. No teníamos miedo a que nos asaltaran, pero ya no se puede vivir tranquilo en ningún sitio. El caos económico ha revelado que muchas personas son codiciosas y que no respetan ni la vida de la gente ni sus bienes”.

Fíjese en lo sabias palabras de la Biblia que nos ayudan a encontrar respuestas a esta situación: “La inclinación del corazón del hombre es mala desde su juventud”. [Génesis 8:21]. “El corazón es más  traicionero que cualquier otra cosa, y es desesperado”. ¿Quién puede conocerlo?” [Jeremías 17:9]. “Del corazón salen razonamientos inicuos, asesinatos,…, fornicaciones, hurtos, testimonios falsos, blasfemias”. [Mateo 15:19].

Los seres humanos no hemos sido capaces de acabar con nuestras malas tendencias. A decir verdad, parece que esas tendencias han empeorado, como puede verse por los problemas que mencionamos anteriormente. [2 Timoteo 3:1 al 5] Y eso a pesar de la inmensa cantidad de información que hay disponible y de que hoy contamos con más formas de comunicación. Entonces, ¿por qué no podemos lograr que el mundo sea un lugar tranquilo y seguro?. ¿Estamos intentando algo imposible?.

Incluso si ocurriera un milagro y pudiéramos acabar con todas las malas tendencias de la humanidad, el mundo seguiría sin ser un lugar seguro, porque el ser humano tiene limitacines.

La verdad es esta: “No pertenece al hombre,.., siquiera dirigir su paso” [Jeremías 10:23] Así es, no fuimos creados para gobernarnos a nosotros mismos. De hecho, tenemos la misma capacidad para gobernarnos que para vivir bajo el agua o en el espacio, es decir, ninguna. Piénselo por un momento: ¿cree que a la gente le gusta que otros le digan como vivir o por qué valores regirse?. ¿O cómo deben ver el aborto, la pena de muerte o la educación de sus hijos?. Estas son solo algunas de las cuestines que dividen a las personas. Aunque cueste aceptarlo, lo que dice la Biblia tiene sentido. Sencillamente no tenemos ni la capacidad ni el derecho de gobernarnos a nosotros mismos. Entonces, ¿quién puede ayudarnos?.

La respuesta lógica es Dios. Al fin de cuenta, él es nuestro Creador. Y, a diferencia de lo que muchos piensan, no nos ha olvidado. Los buenos consejos que encontramos en la Biblia nos demuestran lo mucho que se preocupa por nosotros. Entender éste maravilloso libro nos ayuda a entender mejor nuestras limitaciones y a comprender porque la historia de la humanidad ha sido desastrosa.

Jesús, el hijo de Dios, dijo en cierta ocasión que: “La sabiduría queda probada justa por todos sus hijos” es decir, por sus resultados [Lucas 7:35] Veamos un ejemplo. En el Salmo 146:3 leemos: “No cifren su confianza en nobles, ni en el hijo del hombre terrestre”. Este buen consejo puede impedir que abriguemos falsas esperanzas o espectativas poco realistas. Kenneth, que vive en una ciudad de norteamérica con mucha delincuencia, dice: “Todos los políticos prometen que van arreglar las cosas, pero no pueden. Sus fracasos son un constante recordatorio de lo sabia que es la Biblia”.

Daniel, mencionado antes, escribe: “Cada día estoy más convencido de que ningún ser humano puede ser un buen gobernante. Tener dinero en el banco o un buen plan de jubilación no es garantía de que uno vivirá tranquilo cuando se retire. Conozco a personas que han sufrido enormes desiluciones”.

La Biblia no solo impide que nos hagamos falsas ilusiones, también nos da esperanza. Un paso en la dirección correcta es enseñar valores morales. Una educación que sí nos da guía moral y espiritual. La Biblia es como un espejo. Cuando la leemos, podemos ver cuáles son nuestras debilidades y limitaciones [Santiago 1 23 al 25] Además, la Biblia nos ayuda a cambiar y cultivar cualidades que fomentan la paz y la unidad, como la bondad, la amabilidad, la paciencia, el autodominio y el amor. De hecho, la Biblia dice que el amor “es un vínculo perfecto de union” [Colosenses 3:14] ¿Qué hace que el amor sea tan especial?. Fíjese lo que dice la Biblia sobre esta cualidad: “El amor es sufrido y bondadoso. El amor no es celoso, no se vanagloria, no se hincha, no se porta indecentemente, no busca sus propios intereses… El amor nunca falla”. [1 Corintios 13:4 al 8]. “El amor no obra mal al prójimo” [Romanos 13:10]. “Ante todo tengan amor intenso unos para con otros, porque el amor cubre una multitud de pecados”. [1 Pedro 4:8]

¿Verdad que cuando estamos con nuestro seres queridos nos sentimos tranquilos y seguros?. Eso es porque sabemos que desean lo mejor para nosotros y que nunca querrían hacernos daño. Por amor, también estamos dispuesto a hacer sacrificios y a cambiar hábitos. Por ejemplo, un señor que llamaremos Jorge, tenía muchas ganas de estar con su nieto recién nacido. El problema era que Jorge fumaba mucho, y su yerno no queria que fumara cerca del bebé. Aunque Jorge llevaba 50 años fumando, dejó el tabaco para estar con su nieto. !Cuánto puede lograr el amor!. ¿Verdad?.

El amor es una cualidad que se aprende, y los padres son quienes mejor pueden enseñar a sus hijos a amar. Los alimentan, los protejen y los ayudan si se hacen daño o enferman. Los buenos padres hablan con sus hijos y los educan. También los corrigen y les enseñan a distinguir lo bueno de lo malo y le dan un ejemplo digno de imitar. Incluso muchos adultos que se han criado en familias disfuncionales han hecho cambios asombrosos en su vida y se han convertido en personas cariñosas y responsables. Y hasta quienes han sido considerados casos perdidos han logrado cambiar.

Entonces, ¿nos sentiremos seguros algún día?. Sí, porque hemos encontrado al menos tres ideas claves en este relato religioso para sentirnos seguros: 1- Las sabias palabras de la Biblia nos ayudan a comprender los fracasos de la humanidad y su lamentable historia. 2- La Biblia logra lo que la educación académica no puede lograr: Darnos una guía moral y espiritual confiable. 3- La Biblia, basado en el amor a Dios y al prójimo, puede ayudar a quienes reconocen humildemente que deben cambiar y desean hacerlo. Muchas personas lo han logrado.

Claro, no todos cambiarán. La Biblia reconoce con franqueza que algunas personas malas sencillamente no querrán cambiar. En Daniel 12:10 dice que los malvados seguirán haciendo cosas malas. ¿Significa eso que nunca nos sentiremos seguros?. Si nuestro futuro dependiera de otros seres humanos, no tendríamos esperanza, pero, como veremos en nuestro próximo relato que titularemos “Un gobierno que traerá paz verdadera”, llegaremos a razonar que nuestro futuro puede ser maravilloso bajo la guía y dirección que Jehová Dios nos dará instalando sobre toda la Tierra su Reino Celestial. Nuestro Creador nos ama y por eso él ha diseñado un gobierno perfecto, teniendo a su Hijo, Jesucristo, como rey, para bendecir eternamente a toda la humanidad. [Mateo 6:9, 10].

Datos del Cuento
  • Categoría: Religiosos
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 9
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.90.12.112

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.882
»Autores Activos: 135
»Total Comentarios: 11.729
»Total Votos: 908.439
»Total Envios 41.545
»Total Lecturas 38.893.254