Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento

La Catrina y el Carmelo. Partes 3 y 4

Edad recomendada: a partir de 6 años.
8 personajes
.

 

Parte 3: Otra vez Catrina

(Espacio del no lugar. Oscuridad. Carmelo alumbra con una linterna. Busca en los rincones).

CARMELO: Por acá debe haber algún agujerito, o un túnel… una alcantarilla.

(Hay humo y en la bruma se topa con la Catrina que está recostada descansando. Se asustan).

CARMELO: Ay que susto, estas re peluda, no te reconocí. ¿Por qué volvimos a este lugar?

CATRINA: Por qué yo “vivo” acá.

CARMELO: Es que después de la torta, seguro se arma fulbito y yo soy delantero y

CATRINA: Ya estuvimos en ese cumpleañucho, para qué insistir.
si hablás y no te escuchan
escuchás pero no te hablan
tocás pero no te sienten
y así podemos estar hasta mañana

CARMELO: Bueno ya entendí, pero

CATRINA: Y un pastel te apuesto
a que de veras estás muer…

CARMELO: ¡Mentira! es mentira, yo pude hablar a través de Lulucho.

CATERINA: Bueno, un detalle, suerte, azar, interferencia.

CARMELO: Yo moví las tazas y la torta.

CATRINA: Sí, bueno, otro detalle, suerte, azar, se ligó.

CARMELO: Yo soplé la vela, apagué la luz, la vela, la luz, encendí

CATRINA: Ayy sopló la vela ay, bueno, digamos que todavía…

CARMELO: ¿Podría volver? Yo sabía yo sabía yo sabía yo sabía yo sabía yo sabía

(Carmelo corre a abrazar a Catrina, pero ella lo esquiva y el choca contra una piedra).

CATRINA: Pero no es tan fácil, así como si nada. ¡Tendrás que cumplir heroicas hazañas!

CARMELO: Sí, meta, venga, diga que tengo que hacer.

(La catrina mira a Carmelo con actitud canchera).

CATRINA: ¿Te gustan las adivinanzas? ¡Pues a mí me encantan! Adivina adivinador…

CARMELO: Ufa

Parte 4: La prueba

(La Catrina revolea su báculo y los dos se van volando. Cambio de paisaje.
Se oye música de carnavalito. Se ve una niñita con poncho y trenzas que anda caminando por tierras áridas y desoladas.
Aparece Carmelo convertido en pájaro. El animal tiene cuerpo de zuri -especie de ñandú pequeño- y la cabeza es de Carmelo con pico. Está en el corral de una casa en el campo).

CARMELO-PÁJARO: ¡Ey! ¿Qué es esto?

(Se mira las alas, las patas, el cuello, mete la cabeza en un agujero en la tierra. Habla con voz de pájaro y hace sonidos de pájaro).

CARMELO-PÁJARO: Caterrina Caterrina.

VOZ DE LA MAMÁ DE JOSECITA: Josecita lleválo al Chuño ese y volvé rapidito así nos vamos a comprar l´agüita.

(Josecita le pone una soga al Zuri-Carmelo en el cuello y se lo lleva de tiro).

 

JOSECITA: Yo no quería Chuño, pero no queda otra sabés, te voy a extrañar.

CARMELO-PÁJARO: Pero soy Carrmelo no Chuño, mirrrrá, soy un… rrr… bueno, ahorrra no sé bien qué soy pero yo errrra casi como vos. ¿Cuántos años tenés? rrrr

JOSECITA: Te prometo que si puedo te voy a ir a buscar. ¿Sabés? El capataz hizo traer los bidones, pero va a haber que pagar, ¿has visto? Cuando el arroyito estaba sin los tubos, el agüita alcanzaba y era de todos (y todas) has visto.

(Carmelo pájaro va mirando alrededor. Trata de comunicarse con la niña. Abre el pico, aletea, gira el cogote, escupe.
En el camino van cruzando carcasas de vacas muertas, huesos de animales secos, hasta de algo que podría ser un zuri. Se detienen un momento).

JOSECITA: ¿Qué pasa Chuño, tas con sed? Paremos un ratito, no vaya a ser que te quedés sequito como estos, has visto, no te asustes Chuñito.

(Josecita saca un cacharrito, le quita el tapón toma un traguito y le convida al chuño. Siguen camino y llegan a la puerta de una finca).

JOSECITA: Bueno Chuño, va a haber que despedirse, te voy a extrañar, has visto, chau Chuñito amigo, y portáte bien, eh.

(El capataz los recibe, es recio y bigotudo).

CAPATAZ: ¡Buen día Josecita! Pero qué lindo bicho y que grande salió. Esperáme un minutito que hago un envío y enseguida estoy con vos.

(El capataz le saca una pluma al chuño y se va).

CARMELO-PÁJARO: ¿Catrina cuál es la prueba?… ¿Oh qué serrrrá, que serrá? Cómo pica. ¡Deben hacer como cien grados, me voy a volver asado!

(El capataz vuelve, mete al chuño en un corral y lo examina con sus grandes manos).

 

CAPATAZ: Qué lindo bicho che, casi que podrías ir a parar como estatua al museo de La Plata, pero no, jajaja. Igual te vamo´ aprovechar; con las plumas un plumero, con las patas unos floreros, y con la pechuga un paté de exportación, qué rico.

CARMELO-PÁJARO: rrrr me tengo que rajarrrr o me van a desplumarrr! Tengo alas, ¿Será que puedo volar?

(Aletea pero no pasa nada).

CAPATAZ: Vení Josecita así me firmas el recibo.

JOSECITA: No quiero .

CAPATAZ: Firmá te digo.

JOSECITA: Pero yo no sé…

(El capataz mete a josecita en una jaulita).

CAPATAZ: Quedáte ahí adentro y reflexioná un rato, y no hagas ruido ni lío sino a tu mascota la paso a cuchillo, jajaja.

CARMELO-PÁJARO: Rrrrr ¿Josecita este viejo también te quiere desplumar? A mí no me va a ganar, yo te voy a liberar… ¡Super Carmelo al ataque! ¡A volarr!

(Carmelo pájaro corre y aletea de una punta a otra del corral hasta que logra volar y desaparece).

 

Datos del Cuento
  • Categoría: Infantiles
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 80
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.224.247.42

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.130
»Autores Activos: 132
»Total Comentarios: 11.726
»Total Votos: 908.419
»Total Envios 41.545
»Total Lecturas 37.473.137