Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Misterios

La Cadena

La cadena.
Vivía en aquélla hermosa ciudad en compañía de mi esposa, dos hermosas hijastras y dos hermanos; todos adultos ya, era lo que podía decirse un hombre de éxito, y me sentía bien y realizado. Un día recibí en el buzón de la puerta de mi casa una carta anónima de apariencia inofensiva, la abrí allí mismo y comencé a leer su contenido, lo que encontré a continuación me dejó desconcertado, la misiva decía que en las próximas 48 horas iba a sufrir una importante perdida económica, y que de no seguir las instrucciones que me llegarían inmediatamente después comenzaría a sufrir una cadenas de calamidades que no se detendrían hasta que cumpliera al pie de la letra con las imposiciones que oportunamente llegarían a mis manos. Entre a mi departamento riendo de buena gana, quienquiera que hubiera enviado aquella carta había logrado su cometido, ya que por un momento me estremeció el tono amenazante de la esquela y la decisivamente agresiva forma de portar tal mensaje.
Olvidé rápidamente el asunto de la carta y seguí con mi vida como si nada, pero exactamente dos días después recibí una llamada desde la oficina central de la casa de seguros que yo representaba en aquella populosa ciudad, se acababa de recibir un informe de siniestro total aplicable a uno de mis contratos más importantes, un reaseguro hecho a una empresa de alto riesgo. Aquello significaba un importante revés para mi, porque la aprobación de dicho contrato había sido realizada saltando ciertos canales regulares, o sea la póliza no era legal, en fin, estaba metido en un tremendo berenjenal.
Llegué a mi casa y como era tradicional tomé las cartas del buzón antes de entrar, para sorpresa mía hallé dentro del paquete de cartas un sobre similar al que había hallado dos días antes y que contenía el anónimo amenazante; lo abrí estando aun en la puerta y comencé a leer, decía que en breve perdería a un ser querido, y que antes de un mes se me diagnosticaría una terrible enfermedad, y que transcurrido algún tiempo moriría en la más terrible e las miserias si no hacia lo que a continuación se me exigía, debía hacer llegar 100 copias de la primera carta recibida a un grupo de allegados, no podía hacer trampas, o lo pagaría de la forma más atroz, pero el simple echo de reenviar las cartas rompería de inmediato con la maldición y anexa se encontraba una copia de la primera carta recibida. Decidí no correr riegos, me devolví a mi oficina, encendí mi computadora y baje de inmediato las primeras cien direcciones de los mejores clientes de la compañía, las imprimí en sobres blancos, coloqué estampillas que solía usar para el envío de mis facturas, dentro coloqué fotocopias de la amenazadora esquela y de inmediato me dirigí al buzón de correos más cercano. Arrojé el paquete de cartas al buzón y me fui lentamente caminando en dirección a mi hogar.
Al entrar a mi departamento fui recibido por una reunión familiar de caras muy alegres, pregunté que pasaba y una de mis hijastras me dijo:
- Alguien ha decidido jugarnos una broma muy pesada, y de inmediato todos los miembros de mi familia me mostraron sobres de cartas similares a los que yo había recibido mientras reían de muy buena gana...
Datos del Cuento
  • Categoría: Misterios
  • Media: 5.76
  • Votos: 45
  • Envios: 2
  • Lecturas: 1942
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.174.43.27

2 comentarios. Página 1 de 1
Aracelis Pocaterra
invitado-Aracelis Pocaterra 20-12-2003 00:00:00

Este cuento, cuyo tema no es gran cosa, muestra que el verbo bien empleado puede convertir en una joya al tema mas trillado, felicitaciones, me ha encantado.

Jade_4
invitado-Jade_4 08-06-2003 00:00:00

Dejas al lector con una nota de genuina preocupación¡Que mucho se ha difundido esas cadenas de cartas de mala suerte en la red! Es gracioso, te he envido una, no por lo de la suerte, sino por las sabiduría de unas reglas escenciales de vida que encierra.¿Coincidencia que te haya enviado ese tipo de carta antes de leer este escrito?

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.880
»Autores Activos: 135
»Total Comentarios: 11.729
»Total Votos: 908.443
»Total Envios 41.545
»Total Lecturas 39.285.092