Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Infantiles

Jonás y el gran pez

Jonás y el gran pez.

(Historias Bíblicas para Niños. 70).

Tiempo después de la division de la nación de Israel y poco después de la muerte del profeta Eliseo, Dios le encarga una misión al profeta Jonás y le dice: “Ve a la gran ciudad de Nínive. La maldad de la gente allí es muy grande, y quiero que les hables acerca de ello”. Tenía que ir y advertir a sus violentos habitantes que iban a ser destruídos por la maldad que existía en ellos.

Pero Jonás no quiere ir. Asustado, él se mete en un barco que va en dirección opuesta a Nínive. A Jehová Dios no le gusta lo que hace Jonás y que huya de su asignación. Por eso causa una tormenta grande. Es tan mala que el barco se va a hundir. Los marineros se asustan mucho, y gritan a sus dioses que los ayuden.

Por fin Jonás les dice: “Yo adoro a Jehová, el Dios que hizo el cielo y la Tierra. Estoy huyendo de hacer lo que Jehová Dios me dijo”. Asi que los marineros le preguntan: “¿Qué te haremos para detener la tormenta?”.

“Echenme al mar y el mar se calmará”. Dice Jonás. Los marineros no queiren hacer esto, pero cuando la tormenta se hace peor, más fuerte, echan a Jonás al mar. Enseguida la tormenta se detien y el mar está en clama de nuevo.

Cuando Jonás se hunde en el agua, un pez muy grande se lo traga sin hacerle daño y él no muere. Estando en el vientre del pez por tres días y tres noches, Jonás pasa ese tiempo orando a Jehová Dios pidiendo que lo perdonara y lo sacara de aquel estómago del pez, que sería el lugar de su tumba si no saliera de adentro del pez. A Jonás le pesa mucho no haber obedecido a Dios e ido a Nínive.

Entonces Dios escucha la oración de Jonás y ve que está arrepentido de corazón y hace que el pez lo vomite en la tierra seca. Luego de este impresionante milagro, Jonás fue a Nínive donde vivían una gran cantidad de personas, más de ciento veinte mil hombres sin contar mujeres y niños, [Jonás 4:11] y comienza la proclamación de parte de Dios de la destrucción que le vendría a esa ciudad por lo malvados que eran. Pero al pasar algunos días las personas de Nínive se dan cuenta de lo malo que eran y comienzan a pedir perdón a Dios y a arrepentirse de sus malas y criminales acciones que habían tenido. Dios ve su arrepentimiento y decide no destruírlos.

Pero Jonás, aunque había cumplido su deber, quería ver como Dios destruía a estas malas personas. Aunque había aprendido a ser obedente, aún le faltaba otra importante cualidad: La misericordia. Como los ninivitas escucharon al profeta y se arrepintieron y Dios decidió perdonarlos, por esto él se molestó mucho. Asi que Jehová Dios le enseño a ser más compasivo por medio de un segundo milagro. ¿Cuál?. Tú mismo puedes averiguarlo leyendo el emocionante libro de Jonás, en sus 4 capítulos que nos dan la enseñaza de ser obedientes, misericordiosos y compasivos con las personas que nos rodean en nuestro diario vivir.

Datos del Cuento
  • Categoría: Infantiles
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 36
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 18.207.134.98

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.894
»Autores Activos: 136
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.445
»Total Envios 41.546
»Total Lecturas 39.745.453