Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Hechos Reales

En la casa de Lys

Todo era muy extraño en esa casa, sino preguntárselo a Leny, mi mejor amiga, con la que fui, acompañados también de Noe a casa de nuestra amiga Lys que vivía en Los Campos. Un poco tétrica si que era, por lo menos por fuera, os lo dice alguien del cual os podeis fiar. Todos estábamos un poco conmocionados por lo que le había acorrido a Layla días antes. Layla era una chica muy alegre, quien pudo hacerle algo así, bueno, ya había pasado, ya no nos impostaba lo quye pasaría a partir de ahora, tampoco era muy amiga nuestra, pero todos sabíamos que esa reunion de fin de semana iba a ser en su honor. Un señor de mediana edad nos abrió (crimos que sería el padre de Lys). Nos llevó a una habitación donde estaba Lys y nos dimos 2 besos y todo eso. Nos llevó a una habitación gigante en donde se suponía ibamos a dormir los 5. Todos sabíamos que ese fin de semana iba a ser genial. Llegó la noche y nos fuimos a dar una vuelta por Los Campos y llegamos al cementerio donde se encontraba la tumba de Layla.
- ¿Será verdad eso de que antes Los Campos se llamaba Murderville?- preguntó Elena sin sirección al parecer.
- Pues a mi me dijo mi madre que si, hasta que pasó no se que crimen de unos peregrinos en el parque de allí.- respondió Mirian.
- Ala, pues ya la visitamos, ¿podemos irnos? ,dije yo alejandome un poco. Es que a mi esto de los muertos nunca me ha dao muy buenas vibraciones que digamos.
Y nos fuimos de inmediato a la casa a hablar un poco en la cama.
Habríamos llegado antes si nuestra querida amiga Mirian no se hubiera sentado en un banco a recordarnos todos nuestros trapos sucios. ¿Por qué tuvo que hacernos recordar que si nosotros hubieramos estado allí ese día con Layla hubieramos podido salvar de ese asesinato a su prima Layla.
- ¿Cómo que tu prima Layla, Lys?
- Si, mi prima. Nunca os dije nada por no haceros sufrir más, pero ahora lo váis a pagar todos. Vuestra querida amiga Lisa que ahora se hace llamar Mónica mató a Layla fijísimo, todos lo creemos. He estado siguiendole los pasos y por eso me hice amiga vuestra. Quería que me llevárais hasta ella. Contra vosotros no tengo nada, pero como no puedo correr el riesgo de que habléis después de que mate a Lisa, os tendré que matar a todos y cada uno de vosotros.- Y rápidamente sacó un cuchillo y nos arrastró hasta su casa.

Cuando llegamos yo estaba pensando en lo que podíamos hacer para no acabar como Layla. Lys se puso en frente nuestra dejó el cuchillo sobre la mesa y se acercó a la hoguera. ¿Dónde demonios estaban sus padres para frenarla y llevarla a un psiquiátrico? Lys, sin decir nada cogió a Elena.
-¡Déjame Lys, podemos solucionarlo Lys!
-Cállate imbécil, tu no vas a solucionar nada- y como si nada le clavó el cuchillo hasta el fondo de la garganta. Noelia y yo empezamos a gritar y veíamos como poco a poco Elena iba gimiendo cada vez menos, mientras borbotones de sangre caían de su garganta. Lys haciendo fuerza sacó el cuchillo de la débil garganta de Elena y se abalanzó sobre Noelia. Yo agarré a Noelia y la aparté de las manos asesinas de Lys. Comenzamos a correr escaleras arriba mientras Lys iba a paso muy lento. Nosotros seguimos corriendo hasta que chocamos con alguien. Eran los padres de Lys que llevaban una pala cada uno y estaban sonriéndonos de forma muy extraña. Noelia y yo corrimos escaleras abajo pero allí estaba Lys con el cuchillo en la mano. Empujé a Lys y seguimos corriendo. Intentamos abrir la puerta pero estaba cerrada con llave. El padre de Lys nos las enseñó en su mano y como si no ocurriera nada nos golpeó en la cabeza con la pala. Cuando desperté estaba en un sitio muy cerrado y oía como gritos, era Noelia, fijo. Intenté salir de donde estaba pero era un sitio muy cerrado, asi que de una patada me libré de la parte de arriba. Salí de allí, no me lo podía creer. ¡Acababa de salir de una tumba! Y estaba en mitad del cementerio. Así que corrí hasta casa de Lys y allí estaba Monica, o Lisa, como queráis llamarla. Estaba amordazada, asi que le quite la mordaza y la intenté despertar. La solté y empezó a reaccionar.
-Moni, ¿me oyes?
-Si, ¿dónde esta Noelia?
-Voy ahora a buscarla.
-Pero Diego, Mirian dijo que estabas muerto y llevaron a Noelia al cementerio también.
Ahora lo empecé a entender. Claro, por eso oía los gritos de Noelia. Noelia había despertado antes que yo y por eso gritaba.
-Vamos Moni, tenemos que sacar a Noelia de allí.
-Si corre.
Y empezamos a correr como locos. Llegamos al cementerio y comenzamos a tirar de la tapa de la tumba. Cuando conseguimos sacarla allí estaba Noelia con los ojos abiertos y respirando, pero parecía como dormida.
-Noe, despierta Noe. ¿Estás bien?
-Si,¿dónde está Mirian?
-Aquí ingenuos.
Miramos los 3 atrás y allí estaba Mirian con un hacha en la mano.
-Aquí no va a quedar vivo ni Dios
Y después de decir esto se abalanzó sobre Monica hundiendo el hacha en mitad de su cabeza. Su cara quedó separada en dos mitades. Lys gritó venganza y sacó el hacha de la horrible cabeza de Monica para clavársela ella en su propia cabeza también. Noelia y yo corrimos a la casa llorando y como pudimos entramos. Cerramos bien la puerta por dentro y Noelia corrió hacia el teléfono, pero el espectáculo de allí dentro era más terrorífico todavía. Los cuerpos de los padres de Lys estaban en el sofá y las cabezas ardiendo en la chimenea. Noelia y yo marcamos el numero de la policía como pudimos. Después de hablar con la policía cuando llegaron al lugar Noelia se fue en un coche traquilizada con un sedante y yo en otro de mi tio, bien consciente. Mis padres quedaron con los padres de Noelia hablando de todo esto que había ocurrido. Noelia y yo nos vimos al un mes después, sin haber sabido nada más el uno del otro durante ese mes. Estuvimos hablando de todo aquello y prometimos que nunca, nunca, nunca más, recordaríamos aquello. Han pasado 3 años de aquello y Noelia y yo somos los mejores amigos del mundo, pero siempre quedará en nuestra mente la imagen de nuestra querida amiga Elena con el cuchillo en la garganta.
Datos del Cuento
  • Categoría: Hechos Reales
  • Media: 5.83
  • Votos: 46
  • Envios: 0
  • Lecturas: 7451
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.147.29.160

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.886
»Autores Activos: 135
»Total Comentarios: 11.729
»Total Votos: 908.439
»Total Envios 41.545
»Total Lecturas 39.155.496