Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Educativos

El oído de la polilla de la cera

El oído de la polilla de la cera.

(Evolución o Creación. 39)

La palabra polilla designa primariamente en castellano a diversos insectos que proliferan en algunos alimentos o bienes materiales importantes en el hogar como la ropa o los muebles. También a menudo designa a todos los lepidópteros de hábitos nocturnos, incluso si no son dañinos.

Aunque no exactamente correcto, a menudo se usa la palabra polilla para referirse a las mariposas nocturnas, una gran variedad de lepidópteros sin rangos taxonómico, pero agrupados bajo Heterocera. Esto ocurre a menudo cuando la palabra inglesa “moth” es traducida erróneamente.

También se les llama polilla a las mariposas pequeñas y nocturnas cuya larvas devoran los alimentos almacenados o a los enseres domésticos, tales como la ropa y el papel. Se encuadran en al menos cuatro familias del orden lepidópteros: los tineidos, los pirálidos, los geléquidos y los tortrícidos, pero también en otras.

Entre los pirálidos hay diversas especies cuyas larvas atacan a granos y forajes almacenados, además de diversas especies que parasitan las colmenas causando daños a las colonias. Merece citarse a la especie Galleria mellonella, conocida como la polilla de la cera debido a que posee un extraordinario oído.

La polilla de la cera es capaz de percibir sonidos agudos mucho mejor que cualquier otro animal del mundo. Sin embargo, sus orejas tienen una estructura muy simple y son tan pequeñas como la cabeza de un alfiler.

Piense en lo siguiente: Se ha estudiado el oído de la polilla de la cera durante años. Hace poco, unos científicos de la Universidad de Strathclyde, en Escocia, probaron la capacidad del sistema auditivo de la polilla con diferentes frecuencias de sonido. Midieron las vibraciones de la membrana del tímpano y registraron la actividad de los nervios auditivos. Los tímpanos vibraron con una frecuencia de 300 kilohercios [kHz]. Una diferencia muy grande con el oído del murciélago, que detecta frecuencias de sonido de hasta 212 kHz, el de los delfines, que alcanza un máximo de 160 kHz, y el de los humanos que no pasa de 20 kHz.

Los investigadores estudian cómo utilizar la extraordinaria capacidad auditiva de la polilla de la cera para diseñar nuevas tecnologías. El doctor James Windmill, de la Universidad de Strathclyde, explica que una de las posibles aplicaciones sería “hacer micrófonos mejores y más pequeños que se podrían utilizar en una gran variedad de mecanismos, como teléfonos y aparatos para sordos”.

¿Qué le parece amigo lector?. ¿Es la extraordinaria capacidad auditiva de la polilla de la cera producto de la evolución o de la creación?. ¿Qué usted cree, casualidad o diseño?.

En la Biblia encontramos las siguientes palabras en el libro de Nehemías capítulo 9, versículo 6: “Solo tú eres Jehová. Tú hicistes los cielos, sí, el cielo de los cielos y todo su ejército. Hicistes la tierra y todo lo que hay en ella, los mares y todo lo que hay en ellos. Tú los mantienes a todos vivos. Y el ejército de los cielos se inclina ante tí.”

 

Datos del Cuento
  • Categoría: Educativos
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 6
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.215.182.81

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.072
»Autores Activos: 140
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.460
»Total Envios 41.547
»Total Lecturas 40.552.853