Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Religiosos

El mundo espiritual de la Biblia.

El mundo espiritual de la Biblia.

(Relato Religioso. 109)

¿Qué opina usted sobre la región celestial?. ¿Cómo se imagina el cielo y todo el mundo espiritual?. Jesús puede ayudarnos a contestar esas  preguntas, pues él dijo: “Yo soy de las regiones de arriba”. [Evangelio de Juan, capítulo 8, versículo 23]. Este relato analiza lo que Jesús y su Padre han explicado sobre el cielo.

Mucha gente se pregunta cómo son el cielo y quiénes viven allí. Este es un tema sobre el que siempre se a especulado mucho. Hay personas que piensan que es un lugar donde residen sus antepasados, a quienes deben honrar. Algunos se imaginan el cielo como un lugar donde reina la paz y la felicidad, y donde habitan los ángeles y las personas buenas que han muerto. También hay quien cree que es la morada de cientos de millones de dioses.

Con respecto al mundo espiritual, muchas personas afirman que no hay manera de saber nada sobre él porque nadie a venido de allá para contarnos como es. Pero ese argumento es erróneo. Jesucristo ya vivía en el cielo antes de venir a la Tierra. Y lo confirmó abiertamente cuando les dijo a unos líderes religiosos del primer siglo: “He bajado del cielo para hacer, no la voluntad mía, sino la voluntad del que me ha enviado.” Así que Jesús estaba hablando de primera mano cuando dijo a sus apóstoles: “En la casa de mi Padre hay muchas moradas”. [Juan 6:38, 14:2]. El Padre de Jesús es Jehová Dios, y su “casa” está en los cielos [Salmo 83:18]. Por lo tanto, nadie puede explicar el mundo espiritual mejor que ellos. Mediante espectaculares visiones, Jehová y Jesús han revelado mucha información del cielo a siervos fieles. En este presente relato religioso analizaremos algunos pasajes de la Biblia que describen lo que aquellos hombres contemplaron en varias visiones. Al examinar su contenido, recuerde que el mundo espiritual no es como el mundo físico, donde las cosas se pueden ver y palpar. Por lo cual, en vez de explicarnos como es el cielo en términos espirituales, que no entenderíamos, Dios diseñó esas visiones para mostrarnos realidades espirituales en una forma más fácil de entender. Analizarlas nos ayudarán a conocer mejores a quienes habitan en las “muchas moradas” de la region espiritual.

Por supuesto, no todo lo que en ella se describe debe interpretarse de forma literal, pero sí podrá visualizar a quienes viven en el cielo y comprender qué impacto tienen en nuestra vida. Comencemos analizando las visiones sobre Jehová Dios, el Ser Supremo.

”Un trono estaba en su posición en el cielo, y hay uno sentado sobre el trono. Y el que estaba sentado es, en apariencia, semejante a una piedra de jaspe, y a un piedra preciosa de color rojo, y alrededor del trono hay un arco iris, de apariencia semejante a una esmeralda”. [Revelación o Apocalipsis 4:2, 3]. “El tenía un resplandor todo alrededor. Había algo como la apariencia del arco [iris] que ocurre en una masa de nubes en el día de una lluvia fuerte. Así era la apariencia del resplandor que había alrededor. Era la apariencia de la semejanza de la gloria de Jehová”. [Ezequiel 1:27,28].

Estas visiones que recibieron el apóstol Juan y el profeta Ezequiel describen el esplendor de Jehová, el Dios Altísimo, con elementos que identificamos fácilmente: deslumbrantes piedras preciosas, un arco iris y un trono majestuoso. Revelan que la presencia de Jehová es de una belleza impactante, que transmite calma y serenidad. Ambas descripciones de Dios concuerdan con lo que escribió el salmista: “Jehová es grande y ha de ser alabado en gran manera. Es inspirador de temor más que todos los demás dioses. Porque todos los dioses de los pueblos son dioses que nada valen, pero en cuanto a Jehová, él ha hecho los mismísimos cielos. Dignidad y esplendor están ante él, fuerza y hermosura están en su santuario”. [Salmo 96:4 al 6].

Aunque Jehová es el Ser Supremo, no invita a acercarnos a él y a orarle, con la garantía de que va a escucharnos [Salmo 65:2]. Dios nos quiere y se preocupa tanto por nosotros que el apóstol  Juan escribió muy apropiadamente que “Dios es amor”. [1 Juan 4:8].

Pasemos ahora a hablar sobre Jesús que está a la diestra de Dios: El discípulo Esteban, “estando lleno de espíritu santo, miró con fijeza al cielo y alcanzó a ver la gloria de Dios y a Jesús de pie a la diestra de Dios, y dijo: ‘!Mire!. Contemplo los cielos abiertos y al Hijo del hombre de pie a la diestra de Dios’”. [Hechos 7:55, 56]. Poco antes de que Esteban tuviera esta visión, los líderes judíos a quienes le hablaba habían instigado la ejecución de Jesús. Lo que contempló confirmaba que Jesucristo estaba vivo, que había resucitado y se le había dado honra. Respecto a eso, el apóstol Pablo escribió: “[Jehová] lo levantó [a Jesús] de entre los muertos y lo sentó a su diestra en los lugares celestiales, muy por encima de todo gobierno y autoridad y poder y señorío, y de todo nombre que se nombra, no solo en éste sistema de cosas, sino también en el que ha de venir”. [Efesios 1:20, 21].

Además de escribir la elevada posición de Jesús las Escrituras nos dicen que también nos ama profundamente, como Jehová. Mientras duró su ministeio en la tierra, Jesús curó enfermos y resucitó a muertos. Y al sacrificar su vida, demostró cuanto amaba a Dios y a la humanidad. [Efesios 2:4, 5]. Ahora está cerca de Dios, a su diestra, y pronto usará su autoridad para el beneficio de los seres humanos obedientes donde sea que estén.

Ahora analicemos como es que los ángeles son ministros de Dios: El profeta Daniel escribió: “Seguí contemplando hasta que se colocaron tronos y el Anciano de días [Jehová] se sentó… Habían mil millares que seguían ministrándoles, y diez mil veces diez mil que seguían de pie directamente delante de El” [Daniel 7:9, 10]. En esta visión que tuvo del cielo, Daniel no vió un ángel solo, vió muchísimos. !Qué imagen tan impresionante debió ser! Los ángeles son criaturas espirituales, inteligentes y poderosas. Están organizados en rangos, que incluyen serafines y querubines. En la Biblia se menciona a los ángeles más de doscientas cincuenta veces.

Los ángeles no son humanos que vivieron en la tierra. Dios no necesita niñitos para que vayan a ser ángeles en los cielos porque él creó esos miles de millares de ángeles y la esperanza para todo ser humano que ha muerto, sin importar la edad en que murieron, es la resurreccion para volver a vivir aquí sobre la tierra. [Hechos 24:15]. Dios creó a los ángeles mucho antes que los humanos. Cuando se fundó la Tierra, los ángeles estaban observando muy atentos y estallaron en aplausos [Job 38: 4 al 7].

Una manera de como los ángeles fieles ministran a Dios es participando en la tarea más importante que se lleva acabo hoy día: la predicación de las buenas noticias del Reino de Dios. [Mateo 24:14]. Sabemos que participan en esta labor por una visión que recibió el apóstol Juan, quien escribió: “Ví a otro ángel que volaba en medio del cielo, y tenía buenas nuevas eternas que declarar como noticia gozosas a los que moran en la tierra, y a toda nación y tribu y lengua y pueblo” [Revelación 14:6]. Aunque los ángeles ya no hablan con los seres humanos como lo hicieron en el pasado, guían a quienes predican para que encuentren a las personas de buen corazón.

Al igual que sucedió con Jesucristo, habrá más personas que resucitarán para vivir en los cielos, por lo tanto, analicemos personas que han vivido en la tierra: “[Tú, Jesús,] compraste para Dios personas de toda tribu y lengua y pueblo y nación, e hiciste que fueran un reino de sacerdotes para nuestro Dios, y han de reinar sobre la tierra” [Revelación 5:9, 10]. El dijo a sus apóstoles “voy a preparar un lugar para ustedes. También..., vengo otra vez y los recibiré en casa a mí mismo, para que donde yo estoy también estén ustedes” [Juan 14:2, 3]. Quienes van al cielo lo hacen por una razón: juntos con Jesucristo, formarán parte de un gobierno celestial que llegará a gobernar a toda la Tierra y traerá bendiciones a todo sus habitantes. Se trata del Reino sobre el que Jesús enseñó a sus discípulos a orar cuando dijo: “Padre nuestro que estas en los cielos, sántificado sea tu nombre, venga tu reino. Efectúese tu voluntad, en el cielo, también sobre la Tierra” {Mateo 6:9, 10].

¿Qué harán quienes están en el cielo?. El apóstol Juan escribió: “Oí una voz fuerte desde el trono decir: !Mira! la tienda de Dios está con la humanidad, y él .., limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado”. [Revelación 21:3, 4]. En este caso, se trata de una visión profética que señala el tiempo en que el Reino de Dios, compuesto por Jesús y los que hayan resucitado en el  cielo, acabará con el dominio del Diablo y convertirá el planeta en un paraíso. Todo lo que ha causado tanto sufrimiento y dolor a la humanidad desaparecerá. Hasta la muerte dejará de existir. Pero, ¿y qué será de los miles de millones de personas que han muerto, no irán al cielo?. Ellos volverán  a vivir y en la Tierra disfrutarán de la vida en el paraíso. [Lucas 23:43]. Estas visiones nos confirman que tanto Jehová Dios como su Hijo, Jesucristo, junto con los ángeles fieles y humanos quienes sean comprados de la Tierra por la sangre de Jesús, se interesan muchísimo en nuestro bienestar. Si desea ampliar más su información sobre lo que ellos harán en el futuro, póngase en contacto con los Testigos de Jehová del lugar donde usted vive y pídale que le ofrezcan el libro “¿Qué enseña realmente la Biblia?” donde puede analizar muchos puntos adicionales sobre las visiones que describen el mundo espiritual de la Biblia.

Pero aún nos falta hablar de otras criaturas que habitaron en los cielos y que “fueron arrojados” a la tierra. [Revelación 12:7 al 9]. Se trata de Satanás el Diablo y los ángeles rebeldes llamados demonios. En el próximo relato religioso tocaremos éste analisis y veremos como es que el Diablo es un ser real, de como engaña hoy día a la gente y que final les espera a éstas criaturas inicuas. Su título será: "El Diablo engaña a la gente".

Datos del Cuento
  • Categoría: Religiosos
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 107
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 35.175.191.168

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.894
»Autores Activos: 136
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.445
»Total Envios 41.546
»Total Lecturas 39.756.001