Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Educativos

El fuerte cuello del pájaro carpintero

El fuerte cuello del pájaro carpintero.

(Evolución o Creación. 52)

Los pájaros son animales vertebrados de sangre caliente, ovíparos, con alas y con el cuerpo cubierto de plumas. En la Biblia aparecen más de 300 referencias a los pájaros y se mencionan por nombre aproximadamente 30 especies diferentes. Se habla de su vuelo, a menudo para escapar de sus enemigos. De cómo se albergan en los árboles, de cómo anidan, de su uso en los sacrificios, en particular los palomos y las tórtolas. De su uso como alimento, incluído los huevos, y de cómo Dios provee para ellos y los cuida.

Aunque tanto las aves como los reptiles son ovíparos, los reptiles son de sangre fria y, por lo general, un tanto lentos. En cambio, las aves son de sangre caliente, como ya hemos mencionado en el párrafo anterior, y se hallan entre las criaturas más activas de la tierra. Además, su ritmo cardíaco es xcepcionalmente elevado. La creencia evolucionista de que las escamas y las extremidades delanteras de los reptiles se transformaron en alas y plumas no solo es infundada, sino, irreal. Aunque los fósiles de las aves que los científicos llaman ‘Archaeopteryx’ [ala Antigua] y ‘Archaeornis’ [ave Antigua] muestran animales provistos de dientes y con una larga cola vertebrada, también revelan que tenían plumas, garras con las de asirse de las ramas y alas perfectamente desarrolladas. No existen especímenes intermedios, en los que las escamas se estén convirtiéndose en plumas o las patas delanteras en alas, que presten el más mínimo apoyo a la teoría de la evolución. Como lo expresó el apóstol Pablo, las aves tienen una “carne” diferente a las demás criaturas terrestres. [1 Corintios 15:39]. Según los estudios cuidadosos de las aves prueban de manera irrebatible la enseñanza bíblica de que las creó Dios.

Pongamos como ayuda de este razonamiento el caso del fuerte cuello del pájaro carpintero. ¿Cómo es que no se rompe el cuello los pájaros carpinteros?.

¿Ha oído usted alguna vez un pájaro carpintero perforando un árbol?. En vista de que hay unas 200 especies de pájaros carpinteros en todo el mundo, posiblemente habrá advertido en alguna ocasión su persistente picoteo que suena como una ametralladora. La primera vez que vi a uno oradando a picotazos el tronco de un árbol, me pregunté: “¿Cómo es que no se rompe el cuello y ni se daña el cerebro?”. Si los seres humanos diéramos esos golpes tan violentos con la cabeza, necesitaríamos los sevicios de un quiropráctico o un neurocirujano. ¿Cuál es, entonces, su secreto?.

Tomemos por ejemplo al carpintero ventrirrojo, que se encuentra en la mitad oriental de los Estados Unidos. La obra ‘Book of North American Birds’ [Libro de aves de Norteamérica] dice: “Con su duro pico en forma de cincel, saca los insectos de debajo de la corteza del árbol, orada agujeros para localizar escarabajos y xilófagos [que roen la madera] y hacen saltar trozos de madera cuando agujerea el tronco para construir su nido”. ¿Cómo se proteje del polvo de la madera?. “Tiene los orificios nasales convenientemente cubiertos de una pequeña máscara protectora compuesta de finas plumas cerdosas”.

¿Y por qué no se daña la cabeza al golpear con fuertes picotazos la madera?. “Cuenta con un cuello fuerte, un cráneo grueso y un espacio amortiguador entre la fuerte membrana exterior del cerebro y el cerebro en sí, que le proporcionan una gran protección”.

Otro pájaro carpintero, el pico chupasavias, taladra hileras ordenadas de agujeros en la corteza de los árboles para chupar la savia. A diferencia del carpintero ventrirrojo, que tiene una lengua cilíndrica increíblemente larga con la punta aguda para ensartar insectos, el pico chupasavia tiene la lengua más corta y con vellosidades que le ayudan a lamer la savia.

Características tan refinadas y variadas indican la existencia de un magnífico Creador: Jehová Dios. Con humildad, deberíamos hacernos eco de estas palabras de Job: “He llegado a saber que tú todo lo puedes y no hay idea que te sea irrealizable”. David por su parte escribió: “Tus obras son maravillosas, como muy bien percibe mi alma” [Job 42:2. Salmo 139:14].

Como siempre decimos al terminar los relatos sobre la evolución y la creación: ¿qué usted piensa amigo lector, es el fuerte cuello del pájaro carpintero producto de la evolución o de la creación?. ¿Qué usted cree, casualidad o diseño divino?...

Datos del Cuento
  • Categoría: Educativos
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 48
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 34.237.124.210

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.141
»Autores Activos: 147
»Total Comentarios: 11.740
»Total Votos: 908.493
»Total Envios 41.548
»Total Lecturas 43.191.809