Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Románticos

El Triste Adios

“Pero mi vida, yo nunca podre olvidarte
Y solo el viento sabe lo que has sufrido por amarme.
Hay tantas cosas que nunca te dije en vida;
Que eres todo cuanto amo y ahora que ya no estoy junto a ti, te cuidare desde aquí…”
Mago de Oz

Una corazonada atormentaba el despertar de aquel hombre, solo buscaba la respuesta a aquella opresora sensación y en ese momento fue cuando el teléfono sonó y en su interior una vos triste, comunicaba una trágica noticia sobre su esposa. El era productor musical en un importante sello discográfico y ella se desempeñaba como auxiliar de vuelo para una importante aerolínea internacional, y en su regreso a casa sufrió un grabe accidente, el cual, la tenían luchando por su vida en un hospital de la ciudad.

El pasillo reflejaba la frialdad y la angustia de las personas que apenas trataban de que aquel hombre no perdiera la calma, pero la angustia era mas fuerte, se trataba de su esposa, que aunque su relación no estaba en sus mejores días debido a sus horarios de trabajo, ella era la mujer que le lleno el corazón de esperanza cuando estaba solo y, ahora el sabia que ella lo necesitaba.

Al entrar a la habitación, percibió la peor escena nunca antes experimentada, su esposa estaba dependiendo de un ventilador mecánico, sus signos vitales débiles y su pronóstico reservado.

Cada paso hacia la camilla era como si llevara a su espalda al mundo mientras el piso se convertía en papel quemado y sus pies en barro, su cara era cubierta por lagrimas nunca antes derramadas por un ser mortal. Decidió acercarse y sentarse a su lado, recorría su cuerpo con su pobre mirada, tomando su mano, contemplando toda la frialdad de la nieve en ella mientras la habitación se movía al ritmo de un monitor cardiaco;…tic……..tic……..tic……..tic……..tic……..tic

El solo que ría cambiar su aire por verla a ella sonreír otra vez y poder sentir sus besos de luz en boca, pero tenia que contemplar tan desgarradora imagen de su esposa muerta en vida y así, sin que un aire inspirara un llanto mas, con una voz casi entrecortada entono la canción que una vez hizo volcar todo su amor:

"Cada vez, que algo ha ido mal siempre estabas a mi lado
Intentándome ayudar
Cada vez, que hemos hecho una canción con paciencia has escuchado
Los frutos de la ilusión.
Cuantas horas has pasado escuchándome hablar
Relatando mis proyectos y mi forma de pensar

No creas que no agradezco lo que tu has hecho por mí
Por que tú, me has hecho feliz"

En ese instante, el monitor empezó a acelerarse..tic…tic…tic…tic…tic y su mano ya no era tan fría como un vacio de un abismo…

"Has cambiado mi vida y creo que para bien
Y mi mente nunca olvida el día en que té encontré
Cuando duermo en tu regazo siento una inmensa paz
Junto a ti, yo estoy seguro siempre hay tranquilidad
En este mundo de locos tú eres mi salvación
Eres la cima del mundo que existe a mí alrededor
Solo un día me pediste que te hiciera una canción
Y hoy por fin, tu deseo se cumplió."

Su mano empezó a sentir su fuerza volver mientras el la sujetaba con las dos, brindándole calor…

"Oh amor, sé que el fuego perdurará
Aunque pasen mil años, ya nada lo apagará
Amor sé, que tú eres para mí
Esa chispa de vida que me ayuda a seguir
Me ayuda a luchar, junto a ti."

A lo que terminaba la canción, por su rostro se deslizaba una lágrima de cristal, lo que alegro mucho al hombre, sintiendo que su amada se iba a recuperar pronto.

Mientras el hombre se hacia sobre su regazo, la habitación se cubría de una luz blanca y una sutil voz exclamaba; “ya siento en mi alma tu vos, que me a traído de vuelta un instante para poder despedirme y así poder decirte que aunque es mi pronto mi partida, no quiero verte mal, quiero verte sonreír otra vez por que se que así donde me encuentre yo también lo estaré, se que no hemos sido seres perfectos, pero quiero que sepas que eres el ser sobre la tierra que mas he amado, siento el frio que mi invade y mi recuerdo habita en ti, te amo y ahora que me convertiré en eternidad, forjare un hermoso lugar en donde estaremos los dos el día que nos podamos reunir, se que hay caminos que nunca podre recorrer junto a ti pero se que resucitare con la estrella que me haga brillar en tu corazón mientras te siga amando.”

A lo que el esposo interrumpe diciendo; como puedo evitar cada sueño de aquello que no pudo vivir junto a ti, como crees que voy a volver a estar despierto después de verte partir, que date y sálvame de este mar en calma que anuncia una próxima tempestad, no se que podría ser sin ti, se esta yendo mi vida con cada lagrima que derramo al saber que ya no estarás.

En ese instante, la habitación quedo en completo silencio, mientras el monitor indicaba la muerte de aquella mujer.

“Si hubo una vez que el cielo se torno gris
la melodía me indico adonde ir y en mi memoria os guardaré
y cuando no esté ven a verme alguna vez… bajo las flores”
Avalanch

Simplemente
Pedro

Cancion: Cada Vez
Artista: WarCry
Autor: Victor Garcia
Datos del Cuento
  • Categoría: Románticos
  • Media: 5.24
  • Votos: 145
  • Envios: 4
  • Lecturas: 4989
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.236.143.154

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.638
»Autores Activos: 155
»Total Comentarios: 11.741
»Total Votos: 908.509
»Total Envios 41.629
»Total Lecturas 55.582.033