Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Infantiles

EL UNICORNIO encantado

El unicornio encantado

Hace muchisimo tiempo, cuando en realidad existían las hadas, duendes, brujos, príncipes y doncellas, etc. En aquellos días en que todo lo que alguien creía se podía cumplir.

Les contare esta tierna historia en la que nos queda ver que si en verdad creemos en algo y tenemos fe, cualquier sueño o fantasía se puede hacer realidad.

....Hubo...una vez... en una tarde de verano, cuando aquellas hojas de los arboles se bañaban con ricas y frescas gotas que caían del cielo; en el interior de un bosque que tenia por nombre Lluvia de Estrellas, nació dentro de una rosa, una pequeña hada, a la cual su madre que era la Reina Dulce Rocío puso por nombre Cristell, esta pequeña hada tenia sus ojos color aguamarina y sus cabellos dorados, al igual que su madre tenían la piel del...color que tienen las nubes cuando están felices, las dos hadas muy bellas.

Pasaron dieciséis primaveras en aquel bosque, ya Cristell, era toda una jovencita. Un día aburrida de estar siempre encerrada en su palacio convención a su madre de que la llevara pasear por Lluvia de Estrellas, y después de andar de aquí para allá volando decidieron tomar descanso en un jardín, donde se encontraban muchos duendes y hadas jugando, y justo ahí conoció a un hada llamada Centella, esta jovencita era tan solo un año mayor que Cristell, además la hada era muy simpática, con sus cabellos color de rosa y sus ojos color miel, y haci se hicieron las mejores amigas, entre ellas se guardaban sus secretos, y sus dudas acerca del amor, y sobre sus inquietudes de juventud.

Un mediodía de otoño, Cristell, Centella y su primo que era un poco serio, pero simpático, blanco, con ojos grises y cabellos negros, con tan solo tres años menos que ella, fueron a dar un paseo a un lago que estaba a las afueras de Lluvia de Estrellas, cuando de pronto ven a lo lejos un apuesto príncipe que venia montado de un unicornio, el cual muy amable en el joven galardono, se presento ante ellos como el príncipe Andrú y le comentaba que el venia de un lugar llamado Magia, y que él se encontraba perdido, por que al pasar cerca del Bosque Encantado, unos gnomos habían asustado a su corcel y a sus súbditos, los cuales se regresaron y el unicornio se fue con el joven montando hacia el norte, y les dijeron que si volvían a pasar por ese bosque los iban a transformar en un ser que no son, entonces Andru les pide a ayuda para que puedan pasar por un lugar que n o sea el Bosque Encantado, pro que los gnomos no amenazaban solo por amenazar, así, que para que las Reina Dulce Rocío no se opusieran de la ayuda y para tener una aventura de la cual según ellos no iban poder olvidar, se fueron sin decir nada, y mientras y mientras no pensaron en los problemas y dificultades que iban atener en cruzar tres lugares mas antes llegar al Reino Magia.

Al llegar por un lago donde vivían sirenas, les preguntaron en que bosque estaban y una que tenias los ojos color verde y cabellos blancos, que estaban en bosque Laguna del Frío, el cual después le seguía el Valle de los Pequeños Unicornios, el cual es obvio lo que tiene, y de allí estaba el Bosque Encantado, cuando la sirena dijo esto todos Eliot le pregunto que si no había una vereda u atajo que podría esquivar ese bosque y la sirena le contesto, que no se podía ya que si el quería llegar al Reino Magia tenia que pasar a obligatoriamente por ese bosque, y ya no quedando otra que hacer se va muy triste el príncipe, y Cristell le pregunta que si ella podía hacer algo para que el se sintiera un poco mejor y Andrú le contesta: ¡solo quédate a mi lado!. al decirle estas palabras, Cristell se pone roja como el color de las fresas, y se dan un beso inocente a la luz de la luna, mientras Centella y Eliot los espían desceandoles que ese amor que acababa de surgir no terminara, ni con la distancia de ambos reinos, y así las dos jovencitas se fueron a dormir bajo el hueco de un árbol, y los muchachos debajo de unas plantas silvestres.

Al despertar, sintieron hambre, vieron a lo lejos un gran árbol de peras, y fue así que Andrú y Eliot salieron disparados volando asía aquellos frutos y fueron cortando las peras que más saludables se veían, mientras las chicas iban por agua; ya satisfechos, decidieron seguir su camino. Andrú subió a Centella y a Cristell a su unicornio, para que ellas no se cansaran, cuando después de unas horas llegaron al Valle de los Pequeños Unicornios, de cual pidieron a los unicornios que les sirvieran como corceles para su viaje, y ellos con gusto aceptaron, pero con la condición que después de terminar su viaje, los dejaran libres, y ya así, con nuevos amiguitos, siguieron por un río donde se encontraron, a unos hadas guardias del palacio, los cuales les dijeron a Cristell que regresara a palacio por que la Reina estaba muy preocupada buscándola, pero la princesa les manda a decir que le digan a su madre que estaba con bien pero debía ayudar Andrú, y fue cuando Centella les dice, con mucha seguridad, de que dentro de 2 días volverían a Lluvia de Estrellas, sanos y salvos, ya convencidos los guardias de palacio, se van, pero no muy seguros a su reino. Ya en palacio llegan con la Reina y les pregunta si ¿ya la habían hallado?, y ellos les contestan que estaba bien y le mandaba a decir a ella que dentro de dos días volvería a su lado; la Reina, preocupada, pero segura en la confianza de su hija decidió esperarla y confiar en ella.
Como caen las gotas de lluvia en la tierra, así cayo la noche sobre las jóvenes hadas, cuando de pronto se encuentran a gnomo, cual era uno de los gnomos que habían amenazado antes al príncipe, y les volvió a advertir, que si pasaban por el Bosque Encantado, le quitarían el sentimiento mas importante, que el tenia en ese momento y que lo convertirían, en otro ser, “bajo la advertencia no hay engaño” y con estas palabras desaparece el gnomo de los jóvenes, Andrú se va solo debajo de un árbol de cerezo, y tras de él se va Eliot, y le pregunta el porque de su tristeza y el le comenta que no le importa lo que pase con el, mientras que no le quiten el sentimiento que tiene ahora tan importante para él, y Eliot, medio confuso le pregunta, cual es ese sentimiento, y él príncipe le contesta con una sola palabra “Cristell”, Eliot le dice que todo saldría bien si tiene fe y no deja que nada, ni nadie lo perturbe y todo progresara; los muchachos se regresan y su sorpresa es ver tan bellas dulzuras durmiendo, y después de estar contemplando tanto a las haditas, se quedaron dormidos; ni el hambre dejo que siguieran dormidos.

Al despertar... se dieron cuenta que estaban en otro sitio que no era el Valle de los pequeños unicornios, y asustada Centella dio un grito despavorido, y volvieron sus miradas los cuatro jóvenes y notaron que sus corceles no estaban, y que en vez de unicornio, había gnomos, los cuales les dijeron que no podían esperar a que pasaran por su bosque, y que por pensar en pasar por ahí la primera vez, (cuando la primera se refiere al la del príncipe y sus súbditos), y sacaron al príncipe de la mazmorra de terrible castillo de la princesa gnomo Jesnny, la cual era horrorosa, con muchas verrugas, y que no tenia ni un rastro de bondad en su corazón, la cual advirtió al príncipe que si no se casaba con ella encerraría en una burbuja a Cristell y a el lo convertiría en un unicornio.
Entonces, Andrú tenia que elegir entre: casarse con alguien que no ama, y salvar a Cristell, (darle libertad), o no casarse y arriesgares a perderla y quedarse el cómo un unicornio.

Sin tener más opciones, eligió casarse con la princesa gnomo y esta dejo libre a las tres hadas. Al escuchar esto la princesa hada soltó muchas lagrimas como de cristal, mientras Eliot escapa y se va volando con toda velocidad al palacio de Lluvia de Estrellas, donde le comenta lo pasado a la Reina Dulce Rocío, la cual tomo a un ejercito de hadas guerreras, para ir en busca de Cristell y salvar al príncipe...

Y al mediodía ya se estaba realizando la boda del gnomo con el príncipe, cuando de pronto entra volando Cristell y le dice a Andrú que no importa lo que le pase a ella, aun así lo seguiría amando. Al oír esto Jesnny da un grito colérico y mete a Cristell en una burbuja y la manda a un lago que esta en el corazón del Bosque Encantado, donde alrededor de ese lago hay un temible dragón y convierte al príncipe en un unicornio blanco, y este sale corriendo con Centellas en busca de la princesa, después de unas horas llegan a aquel lago y ven a lo lejos a Cristell, y ven que se le agota el oxígeno en la burbuja, con un poco de magia de Hada pudieron convertir al dragón en un bello colibrí, pero como ellos sabían, que una maldición solo la puede romper quien la hizo, quisieron volver con Jesnny, para romper el hechizo, pero Centella dijo que si volvían seria peor la cosa decidieron quedarse y esperar a que la Reina regresara, ya que ella era una gran hada maga. Y a lo lejos vieron que llegaba la Reina Dulce Rocío, la cual traía con ella a la princesa gnomo, atada en cadenas de oro, y con ellos Eliot, Centella se puso feliz al ver que Eliot había llegado con bien al reino Lluvia de Estrellas, la Reina sintió una gran angustia al ver a su hoja casi muriendo en esa burbuja, así que le exigió a la gnomo que retirara la burbuja y dejara libre a Cristell, Jesnny, ya no quedándole otra cosa tubo que retirar la burbuja de la princesa, y así la princesa fue liberada y con mucha alegría el unicornio Andrú va saltando asía ella, pero Cristell no lo reconoció, por que ella no recordaba todo lo que paso con el, ni cuando lo conoció, ni cuando l o Convirtieron, entonces fue decepcionado el príncipe unicornio se va corriendo hacia su reino.

Jesnny sé hecha una gran carcajada malévola, diciéndoles que si Andrú no era de ella, no lo seria para nadie más... y diciendo esas palabras, la princesa gnomo se convierte en piedra; La Reina, la princesa, Centella y Eliot no quedándoles otra por haber perdido a Andrú, se regresaron al palacio, para tratar que Cristell recordara a Andrú... Esto da entender que el egoísmo nos puede acabar... así que os aconsejo que nunca deseen algo que no les pertenece.

Andrú regresa a palacio y encuentra a su madre la cual solo pudo reconocerlo por el brillo de sus ojos, la madre de Andrú se llamaba Ana, que era una dama muy preciosa, ni todas las hadas y sirenas juntas, llegaban a su belleza, era una hada conocida por su poder de sentir los sentimientos y a sí que se dio cuenta por todo lo que había pasado su hijo.

Pasaron tres largo años, ya Cristell tenia diecinueve veranos, Centella veinte inviernos, Eliot diecisiete primaveras, y el unicornio encantado con diecinueve otoños.

Andrú nunca pudo deshacer el hechizo así que un día el y la Reina hada Ana, fuero a Lluvia de Estrellas a visitar a la Reina Dulce, al llegar al palacio el príncipe unicornio, decidió ir a ver el lago donde había conocido a su amada hada. Cuando de repente se encontró con Centella y Eliot, quienes no sabían si ese unicornio era el príncipe Andrú ya muy felices, Centella le comenta a Andrú que Cristell no se acuerda del, pero que sueña con un joven my apuesto, gallardo y que dice el que es su “príncipe azul”, y que parece ser que ella esta enamorada de ese príncipe, pero que nunca lo ha visto, Eliot le dice a Andrú que por que no iban al lago, para recordar, y de sorpresa se encuentran ala hermosa Cristell, que al verlo le dice que s un hermoso unicornio y que los ojos de aquel joven de sus sueños e parecen a los de el. Eliot le dice que el es su príncipe, y de pronto, a la princesa le da como un dolor rápido de cabeza y recuerda que ese unicornio había sido el que la salvo tiempo atrás de un dragón, y veía en su memoria a un joven que le decía que mientras ella estuviera con el seria feliz. El príncipe unicornio se va corriendo y le trae una rosa y se le recuesta en sus piernas, Centella le pregunta si no recuerda algo. Y de pronto llega la madre del príncipe y la reina Dulce Rocío, la reina se presenta a Cristell y le da la mano y toca la frente de su hijo y con magia de hada traslada los recuerdan del unicornio hacia la princesa, Cristell recobro la memoria y se soltó a llorar, añorando a su príncipe amado, por que nunca lo volvería a ver, solo como un unicornio. Y escurriendo su ultima lagrima le da un beso inocente al unicornio, y callo mucho agua esa tarde, y caían pétalos de rosas por todos lados y cubrieron todo el cuerpo al príncipe... y al cesar la lluvia, una pequeña luz salía y cual fue su maravilla, que el príncipe Andrú volvió ha hacer un hada otra vez y al verla el va y le da su primer beso de amor a Cristell, prometiéndole ese día amor eterno y a los pocos meses, que se fueron como el viento, los dos príncipes contraen boda, donde ahí Centella conoce al primo de Andrú, que al poco tiempo se casan, y Eliot, conoce a la sobrina de la Reina Ana, al cual llego con el tiempo a hacer su novia.

Los reinos de Lluvia de estrellas, Magia y el Bosque Encantado se unieron y hubo mucha alegría y paz.

Al salir de la iglesia del Reino de Magia, Andrú y Cristell se van volando en un colibrí... deseando amor y prosperidad a todas las hadas...

Y como todo cuento tiene un final, solo me queda decirles... Y vivieron... muy felices para siempre.



Marybell Matías Domínguez.
Datos del Cuento
  • Categoría: Infantiles
  • Media: 6.8
  • Votos: 92
  • Envios: 22
  • Lecturas: 5745
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 35.172.136.29

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.154
»Autores Activos: 148
»Total Comentarios: 11.740
»Total Votos: 908.508
»Total Envios 41.548
»Total Lecturas 44.861.979