Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Infantiles

EL DUENDE PINTOR

Había una vez un bosque en el que las hojas y las flores se habían quedado sin color, sólo los troncos de los árboles tenían un tono marrón. Los animales se preguntaban que habría pasado, el bosque sin sus colores ya no era tan hermoso.

Se reunieron todos los animales en asamblea para buscar una solución.

-Tenemos que hacer algo para que nuestro bosque recobre sus colores- dijo el topo que era el animal más viejo de todos.- Yo he hecho un tunel que llega hasta el valle que hay en el Sur donde viven los duendes y he visto que uno de ellos está siempre pintando, podíamos pedirle que nos pinte nuestro bosque-.

-Si, si,- dijeron a coro todos los animales.

El topo tomó de nuevo la palabra y dijo.

-No debemos esperar más, la ardilla que es la que puede llegar en menos tiempo irá a buscarlo, saltando de árbol en árbol puede atravesar el bosque, ¿os parece bien?-.

De nuevo todos los animales dijeron que si.
La ardilla se preparó para el viaje, se comió unas cuantas nueces y un montón de piñones para tener fuerza y con los deseos de buena suerte de todos sus compañeros se subió a la copa de un pino y empezó a saltar.

Estaba a punto de ponerse el sol cuando la ardilla se paró en un olmo enorme. ¡Ya he llegado ! exclamó. Allí abajo había un hermoso valle con un arroyo de aguas cristalinas y muchas setas de distintos colores y tamaños. La ardilla se bajó del olmo y llamó a la puerta de la seta más grande.
Abrió la puerta un duende de blancas barbas que fumaba una pipa.
-¡Hola hermana ardilla!, te estabamos esperando, hasta aquí ha llegado la noticia de lo que le ocurre a vuestro bosque y estamos dispuestos a ayudaros-.
El duende se monto a lomos de la ardilla y fueron al extremo del valle donde había una pequeña gruta. Allí vivía el duende pintor al que todos los otros duendes llamaban COLORINES. ël era el único que no vivía en una seta.

-Tienes que ir con la ardilla al interior del bosque- dijo el duende de blancas barbas que fumaba una pipa-Necesitan de tu arte, ya sabes que el bosque se ha quedado sin colores-.

COLORINES metió sus pinceles y una cuerda en una bolsa y se subió a lomos de la ardilla que saltando de nuevo de árbol en árbol lo llevó al interior del bosque. Los animales lo recibieron saltando de alegría y le dieron las gracias por venir en su ayuda.

-Tenemos que esperar a que llueva, cuando salga el Arco Iris después de la lluvia el me prestará sus colores y yo pintaré las hojas y las flores-.

Acabando de decir éstas palabras una lluvia torrencial empezó a caer y en unos minutos la hierba creció, brotaron flores sin color y pálidas hojas. Al terminar la lluvia un hermoso Arco Iris apareció en el cielo.

-Esto es lo que yo necesitaba- dijo COLORINES. Y sacando de la bolsa la cuerda hizó un lazo y atrapó la punta del Arco Iris, tiró de él y mojando sus pinceles en cada uno de los colores fue pintando las flores y las hojas. Cuando terminó de pintar todas las hojas y las flores el bosque volvió a ser tan hermoso como era.

Aquella noche COLORINES se quedó a dormir en el bosque y cuando las estrellas aparecieron en el cielo les pidió un poco de su brillo para las flores, así el color nunca más se fue de ellas. Cuando veáis el Arco Iris en el cielo fijaros bien que tiene unos agujeritos en los sitios donde COLORINES mojaba sus pincels y ...COLORÍN COLORADO ESTE CUENTO SE HA ACABADO.
Datos del Cuento
  • Autor: Lébana
  • Código: 8855
  • Fecha: 08-05-2004
  • Categoría: Infantiles
  • Media: 5.56
  • Votos: 66
  • Envios: 19
  • Lecturas: 2008
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 35.172.217.40

2 comentarios. Página 1 de 1
Celedonio de la Higuera
invitado-Celedonio de la Higuera 02-06-2004 00:00:00

Me encanta tu sencillez para contar algo precioso con los elementos de la naturaleza. El cuento está lleno de fantasía. Esoy deseando de que salga el Arco Iris para ver los agujeritos. Me alegro que de nuevo haya sonreído nuestra amiga Crystal. No me extraña después de conseguir esa gran sonrisa colmada de galletas no podía ser de otra manera. Saludos.

Crystal I
invitado-Crystal I 26-05-2004 00:00:00

Como siempre un cuento lleno de colorido (nunca mejor dicho) y frescura. De verdad que muchas veces e haces retroceder a la infancia aunque allí nunca me contaban cuentos tan originales. Un saludo. "El duende pintor" de Lébana

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.048
»Autores Activos: 136
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.451
»Total Envios 41.547
»Total Lecturas 40.001.420