Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Metáforas

Carta abierta a la libertad

Valorada Libertad:
Una vez un Presidente de los Estados Unidos llamado Teodoro Roosevelt dijo: Queremos y pretendemos que el mundo futuro se base sobre cuatro libertades esenciales; 1ro. Libertad de palabra y de expresión para el mundo entero; 2do. Libertad para cada uno de venerar a Dios como le convenga, donde quiera que sea; 3ro. Libertad de vivir protegido de las necesidades, es decir, mediante relaciones económicas mundiales que aseguren a las naciones una vida sana y pacífica por doquier, y 4to. Libertad de vivir sin temor, lo que implica en el panorama mundial, una reducción de armamentos tan completa que ningún país pueda hallarse en condiciones de llevar a cabo contra su vecino un acto de agresión en todo el mundo.

Hermosas palabras, hermosos deseos, pero no más; somos humanos, tenemos la virtud de razonar, nacimos para ser libres; pero hay algo en nosotros que nos impide serlo y son nuestras manías de legislar. Quien nos dio el derecho de gobernar sobre otros; de que una sola persona dirija los destinos de un país y otros pocos del mundo; y que por esos pocos la humanidad tenga que enfrentarse a tantas guerras y alejarse cada vez más de la paz y de ti Libertad. Lamento que no sepamos vivir contigo; te nombramos a diario pero no te practicamos, porque siempre te confundimos con libertinaje, que no es lo mismo. Sin ti estamos encadenados, porque no entendemos, dónde finalizan nuestros sentimientos y empiezan los de nuestros semejantes.

Vivimos atropellándonos y quien sabe porque; nos agrada enredarnos en una telaraña buscándote infructuosamente y estás allí en lo más simple, en un ave que vuela, en la mañana tibia y clara, en un cielo abiertamente azul, en un mar que danza sin cesar, en los atardeceres, en una noche estrellada, en el murmullo nocturno, ese concierto maravilloso de la naturaleza que no opina y dice nada, simplemente está y respeta todo a su alrededor. Cuánto nos falta, para entender tu melodía Libertad. Somos las hojas de la tormenta que se arrastran hacia la prisión de los cordones, para terminar por las esquinas; somos trapecistas de la nada, payasos sin sonrisas, reyes sin tronos.
Desde que nacemos buscamos algo, algo que nos haga feliz, que seamos libres de hacer lo que queramos, aunque en ello hagamos sufrir a otros, total que importa. Es triste entender por libertad la destrucción de otro ser; quizá pase mucho tiempo para que logremos interpretarte como tú lo mereces; tenemos en nuestro raciocinio neuronas que habría que reparar urgentemente antes de que envejezcan, sino nunca podrás estar con nosotros.

Sabemos que eres muy importante, para comprender la vida en su mejor cariz y para que esta cosa explosiva que llevamos dentro entienda de una vez que nuestra existencia no tiene que ser así, sino un sosiego y que lo perturbable no tenga entrada en nuestro corazón, recién ahí estaremos en paz y libres para pensar honestamente y comportarnos como tal. No perderé las esperanzas, algún día se encontrará el antídoto para sacar de nuestro cuerpo el veneno que llevamos dentro y terminar con esta cárcel que nosotros mismos construimos.
Datos del Cuento
  • Categoría: Metáforas
  • Media: 5.68
  • Votos: 40
  • Envios: 4
  • Lecturas: 3484
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.238.125.76

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.442
»Autores Activos: 151
»Total Comentarios: 11.741
»Total Votos: 908.524
»Total Envios 41.576
»Total Lecturas 47.282.905