Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Románticos

Carrusel

La noche era gélida. Se podía oir la música que generaban las gotas de agua repicándo tras los cristales. Así como las últimas ascuas consumiéndose lentamente.
Le gustaba sentarse al calor del hogar sin más luz que la de las centelleantes llamas.
Reinaba la calma.

No hubo permanecido ni cinco minutos allí, cuando se dirigió casi sin pensarlo a su ordenador. Se dejó caer bruscamente en el sillón y lo encendió.

Los dorados cabellos de la muchacha caían a modo de mechones frente al frío y árido paisaje de sus ojos. Ya no brillaban como antaño. Ya no. Ahora más bien parecían inanimados y desprovistos de vida alguna.

De pronto aparecío él.

Si cerraba los ojos podía verle con claridad al lomo de su blanco corcel alado, descendiendo melena al viento cual la crin de su Pegaso.
El hombre de las mil caras. Si bien no le identificaba con ninguna de ellas, creía tener para él varios signos de identidad. Probablemente su pelo mojado fue aquello que en principio llamó su atención. Enmarcando su bello rostro en cascada hacia los hombros.

No sabía bien en que lugar situarle, dentro del voraginoso carrusel de emociones que la hacía sentir.
Quién sería aquel misterioso desconocido que se atrevía a flanquear el inhóspito umbral de su ermitaño corazón? Quién sería aquel, cuyas frases cuidadosamente escogidas, la producían emociones que ya casi tenía olvidadas?
A menudo se descubría soñando con la mirada perdida en sus palabras. Estaba absorta, ensimismada, aturdida, confusa...

Cuando se sentía flotar, agitaba de un lado a otro la cabeza, como si con ese gesto consiguiera despejarla de las ideas que se le antojaban cuando se "encontraba" con él. Sentimientos contradictorios se debatían en su interior.
Y si...? Pero la sola idea de pensar en ello la aterraba, casi tanto como él mismo. Por que no era vulgar y corriente, era distinto. Un digno adversario, ya que su corazón, jamás conoció aliados.

Se batirían en una batalla sangrienta donde él se alzaría victorioso, destrozando los restos de su remendado corazón, como D´Artagnan con las manzanas. No, no lo permitiría! Seguiría luchando arduamente hasta el final. Sólo que..., ahora se le planteaba una duda. Estará con ello desechándo la oportunidad que el destino caprichoso ha querido brindarla para reconciliarse con ella? Para olvidar antiguas rencillas?

En el exterior, la tormenta parecía remitir.

Un rayo quebró el cielo, un trueno estremeció la tierra, y luego...

Todo quedó en silencio.
Datos del Cuento
  • Autor: ARCANGEL
  • Código: 13923
  • Fecha: 23-03-2005
  • Categoría: Románticos
  • Media: 5.37
  • Votos: 67
  • Envios: 1
  • Lecturas: 2356
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 34.204.193.85

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.091
»Autores Activos: 143
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.471
»Total Envios 41.547
»Total Lecturas 40.903.747