Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Sin Clasificar

C.M. Historia de un rechazo

Mira Cuando fue el concierto de Jesús Adrián Romero, conocí a una muchacha muy bonita. Una Barbi de carne y hueso. Ojitos verdes, pelo rubio, una muñequita. Ella estaba de edecán en ese concierto. Ella asistía a una iglesia que se llama Amistad Cristiana, bla, bla, bla. Al grano René, me dirías si me estuvieras escuchando, pues has de cuenta que en vez de estar escribiendo, te estoy contando esto personalmente. Pues bien también te comente que llegue a su reunión, y hable con ella.

Algunas palabras que ella me dijo me parecieron de lo más dulce. Incluso me atrevería a confesarte que parte de esa dulzura me hizo recordarte a ti, pero me equivoque. Ella me dijo que se llamaba C. M. En estos meses que he estado buscando empleo. Fui al municipio, solo había un trabajo de barrendero; pero tenía que ser por las noches. Ahí fue donde volví a ver a C. Ella trabaja ahí de Arquitecta. Esa vez no me atreví a hablarle.
Pero lo hice hace un par de semanas.

La fui a ver a su trabajo. Cuando salió me pregunto: ¿ En que te puedo servir?. Yo le dije que fui a buscarla porque deseaba ser su amigo. En mi corazón anhelaba tener una dulce amiga, cariñosa y de buenos sentimientos, deseaba tener una amistad SINCERA.
Quiero que seas mi amiga- porque no buscas a Dios- Tengo a Dios en mi corazón, no me salgas con eso, yo solo quiero ser tu amigo- Estuve hablando con un pastor y me dijo que tú lo que necesitas es la amistad de varones-hombres, no la mía- Porque no quieres ser mi amiga- Ya te dije que necesitas, y ahora por favor, déjame no quiero dar mal testimonio- podemos salir a tomar un cafecito a tratarnos- No un pastor me dijo que necesitas la amistad de varones-hombres, ahora si me disculpas, estoy trabajando- Perdón por venirte a quitar tu valioso tiempo, se lo dije con los ojos llorando- ella me quedo viendo, pero ni siquiera se toco el corazón- No hay problema, ahora déjame ir a trabajar- Se retiro y yo me quede por diez minutos ahí parado, llorando de tristeza por todo aquello, yo pensé que ella podía ser mi amiga y que dolor más agudo sentí en mi corazón. El domingo pasado, fui a Amistad Cristiana con la esperanza de volver a ver a C. M., pero ahí me dijeron que esa muchacha ya no asistí a dicha congregación.
Sentimientos que tuve después de su desprecio

La quise y deseaba conocerla como ser humano. Llore frente a ella, porque me lastimo la forma como me hablo, yo la trate de entender y hasta me sentí mal por llegarla a molestar a su trabajo, tal vez la hostigue, creo que cometí muchos errores, me hubiera gustado con toda el alma que al menos ella me hubiera dejado darle una explicación. Me dolió mucho la forma como ella actuó cuando llego a la iglesia donde asisto, me dolió que se haya cambiado de lugar, tenía derecho a despreciarme, pero siempre he pensado que hay formas de hacerlo, para no hacer sentir mal a las personas. No la chantaje cuando llore frente a ella, en esa ocasión por más que Dessié no pude dejar de llorar, quise aguantarme pero ya no pude, las lágrimas se me salieron sin poder evitarlo. No deseo obligarla a ser mi amiga porque, no funcionaría, a la fuerza ni los zapatos entran. pero me gustaría con todas las fuerzas de mi corazón que al menos quedáramos en buenos términos. Que pueda aclarar las cosas con ella, que sí la hice sentir mal en algo, que me perdone y sobre todo desahogarme y decirle que me lastimo mucho la forma como ella me manifestó su rechazo, que sí tenía derecho a despreciarme, pero que esa no era la forma.

Mis Vicisitudes

Me encontrado con personas que me dicen “ es que tú esperabas algo a cambio” Mi error fue pensar que la gente es como yo me imaginaba que era. Mi alma ya venía integrada para un rechazo, pero no para una respuesta tan infantil como la que la Arquitecta Claudia Moguel o morales me dio. Tantas ideas que deambulaban en mi cerebro. Me decía que ella por el hecho de ser Cristiana Evangélica; iba a aceptarme o tal vez me rechazaría pero de una manera no tan dolorosa. Como joven quisiera encontrar a un ser humano que me quiera. Pero ¿ Qué estoy dispuesto a dar yo a cambio? Es más bonito dar que recibir. Esperaba recibir sin dar nada. Lo he pensado miles de veces y si en verdad deseaba conquistar la amistad de la tal Claudia, debí de haber actuado con paciencia. Las veces que nos encontráramos tratar de hablarle. Lentamente ir labrando las situaciones. Igual que un escultor debí de haber trabajado el barro para después formar el modelo. Hacer una perfecta escultura. Una escultura cimentada en la confianza y el respeto. El tiempo iba a decidir si podíamos ser algo más que amigos o no. Erré torpemente. deseo desde lo más profundo de mi corazón que le vaya bien, a pesar de que me dolió su rechazo nunca guarde sentimientos negativos. Si la tuviera ahora enfrente no trataría de justificarme, asumiría mi responsabilidad como ser humano y le pediría que olvidará y si no pudimos ser amigos que al menos quedáramos en buenos términos.. Debo de tener paciencia, saber esperar es difícil, pero no imposible. Hay muchas cosas las cuales tengo que ir eliminando, tengo que aprender a no ser tan egoísta con los demás. Tengo que aprender a aceptarme con mis errores, sino como espero perdonar las faltas de los demás, si yo no me perdono. Pensar que no todo esta perdido, que siempre hay un arco iris después de la tormenta. Pasando a otro asunto pero en este mismo orden; lo que sucedió con esa muchacha fue lo más difundido por Internet. Personas hasta de fuera de mi país y cruzando el atlántico se enteraron de cada palabra, de cada acción que yo realice cuando ella me desprecio. Hay quienes me aconsejaron que la volviera yo a buscar y si la tal Claudia no deseaba hablar conmigo; que le escribiera una carta para tratar de explicarle la razón de porque deseaba yo ser su amigo y le dijera lo mal que me hizo sentir su rechazo. Otras me dijeron que no debí de haberla ido a buscar en su trabajo. Porque ella ha de ver sentido que la fui a hostigar, que esa había sido la razón de porque ella me negó su amistad. Tal vez si la hubieras buscado en otra parte seguramente otra hubiera sido la historia. Muchos me aconsejaron que olvidará su rechazo y si me lastimo, que la perdonará. La única verdad es que cuando publique, lo hice con la intención de desahogarme y lo único que se me ocurrió fue poner mi experiencia a través de una página de Internet. No lo escribí para darme fama, para que la gente se compadeciera de mí, o para ponerla en mal. Mi mente nunca se imagino que medio mundo iba a leer estas líneas. Las personas leyeron esta anécdota y muchos torcieron lo que originalmente había yo escrito. Uno de esos comentarios negativos llego a los oídos de la mujer que me rechazo. Era de esperarse que cuando volviera yo a buscarla me dijera que “ que no deseaba ser mi amiga, mucho menos ahora que ya sé que anduviste hablando mal de mí por Internet” Esas fueron las palabras textuales que ella me dijo cuando la fui a ver por segunda vez a su trabajo. Pensaba buscarla por tercera vez en su trabajo, hablarle por teléfono para aclarar las cosas, pero la experiencia me dice que mejor ya no le mueva yo al tapete. A lo mejor algún día se presenta la oportunidad de volver a hablar con ella, pero por ahora no voy a atormentarme más. He decidido ser feliz, y no darle el poder a las personas de que me lastimen más.
Datos del Cuento
  • Categoría: Sin Clasificar
  • Media: 6.46
  • Votos: 56
  • Envios: 1
  • Lecturas: 4427
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 23.21.4.239

1 comentarios. Página 1 de 1
Juan Andueza G.
invitado-Juan Andueza G. 27-02-2003 00:00:00

El cuento tiene un buen comienzo y està bien escrito. Ahora ¿ qué está pasando con los hombres, que ayer comenté de otro caso similar ? Mujeres hay de sobra, y hombres también. Qué tanto mortificarse, me pregunto.

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.120
»Autores Activos: 143
»Total Comentarios: 11.739
»Total Votos: 908.482
»Total Envios 41.548
»Total Lecturas 41.487.466