Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Sin Clasificar

Atentado en España

Célula resucitada. (Ficción)

El miedo repentino al ver el sobre hizo que un acto reflejo lo escondiera entre el montón y levantara la vista paranoico. Fue una mirada tartamuda, como si millones de ojos lo observaran con desapruebo y condena. No había nadie. Dejó escapar el aire contenido. Era una carta del pasado que venía a perturbar el presente. Buscó el sobre y lo separó del resto. Ignoraba el contenido, pero la insignia impresa representaba su historia. Era parte de la vida que se había jurado olvidar. Jamás lo había confesado, ni siquiera a su esposa ni a sus hijos. De a poco, esa carga que sentía se iba esfumando.
Y ahora esto. Un retorno impensado que le hacía estremecer el secreto tan bien guardado. Una verdad tan oculta como el mismo arrepentimiento que provocaría un desastre de salir a la luz.
Sus manos temblaban. Su mente debatía entre abrir o no el sobre. Su ojo izquierdo comenzó a parpadear en un antaño tic nervioso. Fue hace mucho tiempo. Eran otros ideales. Lo abrió.
Como fantasmas despertados sus actos resurgieron de algún lugar oscuro y frío. Su respiración se agitó. Del interior sacó una tarjeta. Contenía un nombre en clave y un número de teléfono. Debía ser un asunto muy serio; sabían que él estaba fuera.
Tres horas transcurrieron hasta que la intriga venció su cordura. Marcó los dígitos y a la quinta llamada lo atendió una voz que le resultó familiar. Dijo su clave y aguardó expectante. No podía creerlo, después de diez años, esa sensación punzante y tenebrosa en el pecho lo acechaba como el primer día.

- Te necesitamos – escuchó por el auricular.
- ¿Es segura ésta línea? – le preguntó.
- No te preocupes por eso, está todo bajo control.
- Creo haber sido bastante claro con mis argumentos y que no quedaban dudas al respecto.
- Un último trabajo. Es grande y no podemos fallar.
- Ya no pertenezco a esa guerra. Mi dios no es más Ala. Buscaba en él los principios consoladores del espíritu y me di cuenta que la religión es algo tan efímero por lo que morir que ahora mis principios no son el odio ni la masacre. Dejé de creer y con eso finalizó mi deber. No más muertes por una causa tan absurda. El cristianismo absolvió mis pecados.
- Eso es basura. Puras idioteces. Los ideales no se pierden, van por las venas, en cada latido del corazón. Estuviste acumulando venganza todo este tiempo y es momento de derribar ese muro.
- Parece que no entendés.
- No es cuestión de comprender, es cuestión de prioridad. No me obligues a extorsionarte.
- ¿Es una amenaza?
- Es un consejo. Además, no es por fanatismo religioso.
- No entiendo.
- Es un encargo. Hay mucho dinero y poder.
- ¿Se han convertido en malditos mercenarios?
- Los procesos evolucionan y nos adaptamos a las necesidades.
- ¿Cuál es la situación?
- Elecciones presidenciales en España. El ministro actual va a ser reelecto por cierto margen a favor, no mucho. No obstante, la población no está muy segura de su voto y la oposición lo sabe y quiere provocar un atentado que castigue la ayuda a Estados Unidos en sus ataques. Una represalia árabe de éste tipo haría poner de forma manifiesta a todos en contra del actual presidente. Fueron claros, mientras más muertes mejor. Las consecuencias serían desastrosas en la opinión pública y haría derrumbar ante sus pies al gobierno.
- ¿Cuánto dinero hay si acepto?
- Medio millón.
- ¿Cuándo tiene que ser?
- Las elecciones son en dos semanas.
- Tiene que suceder tres días antes. Hay que atacar un punto de máxima concurrencia de víctimas civiles. Los medios van a hacer correr la noticia por el mundo en instantes, colocándose en víctimas y perforando la confianza del pueblo. Tiene que ser en la estación de trenes. En la capital y por la mañana. Bombas potentes, en varios puntos de de cuatro o cinco vagones. Con detonador a distancia, no es necesario perder un voluntario por una causa que no nos pertenece.
- ¿Cuándo empezamos?
- Me comunico mañana. Necesito planos e identificaciones. Y quiero un equipo de diez personas. Consigan los explosivos – Y colgó.

Por qué no, se dijo, después de todo, ¿cuánta gente inocente muere de hambre en el mundo y a nadie le importa?
Datos del Cuento
  • Autor: Florencia
  • Código: 8218
  • Fecha: 07-04-2004
  • Categoría: Sin Clasificar
  • Media: 6.2
  • Votos: 82
  • Envios: 1
  • Lecturas: 1760
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 18.208.126.232

4 comentarios. Página 1 de 1
lucy-a
invitado-lucy-a 02-05-2004 00:00:00

Esta historia podría ser verdad....Muy bien escrita. Me recuerda tu manera de escribir ha un amigo, seguramente me equivoque porque el escribe peor,jaja. Un saludo Florencia y espero seguir leyendote.

Jorge
invitado-Jorge 09-04-2004 00:00:00

muy buen cuento, mas alla de que sea duro. me gusto.

/7/
invitado-/7/ 08-04-2004 00:00:00

Estoy de acuerdo con el comentario de VET.No es prudente escribir un cuento de este tipo, por respeto a las familias afectadas, o por tu propia moral. Piensa una cosa, puedes escribir sobre política, religiones, opiniones y todo lo que se te ocurra, pero no tienes pruebas para hacer una acusación así hacia un partido político. Intentamos salir adelante, no buscar culpables, la verdad flota en el aire y llegará el dia que la ley se haga. Un afectuoso saludo.

Vet
invitado-Vet 07-04-2004 00:00:00

... tu cuento está bien escrito y creo que respeta la ortografía, pero no lo encuentro ni oportuno ni apropiado. Creo que no eres española, porque sino sabrías que todo este asunto aún es doloroso y no se acaba de cerrar (yo no te lo puse, pero supongo que por eso tienes un 1); además que: 1. ¿"El cristianismo absolvió mis pecados"? Errr, ¿estás diabolizando el Islam? Si es así, sepas que es tan aceptable o condemnable como las otras religiones. 2. Aunque aclaras al principio que es "ficción" me parece feo, muy feo, que insinues que la oposición andaba detrás. No es el momento aún para estas ficciones... si querías hacer una historia de trapicheos políticos llevados a masacre haber puesto nombres falsos, otras fechas... Y si es esta tu opinión, piénsatelo otra vez y otra vez más, y la escribes dentro de unos meses. Un beso, VET

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.443
»Autores Activos: 151
»Total Comentarios: 11.741
»Total Votos: 908.528
»Total Envios 41.576
»Total Lecturas 47.571.978