Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Terror

Anita Rotomayor

Anita caminaba arrastrando los pies, sin medir el peligro que significaba transitar esos oscuros callejones a tan altas horas de la noche, sus pesados pasos mostraban al que la veía la carga que arrastraba, toneladas de miseria, de injusticia social acumulada, de abandono injustificado, ya no recordaba lo que significaba ser amada, amada sin otro interés que el altruismo puro, poseída si, a cambio de una piedra de crack, o de unos pesos para comer, pero amada.... y el estigma que la marcaba le hacia creer que era apuntada por todos con el inflexible dedo escrutador e inmisericorde, podría decirse que era un despojo humano, a pesar de que aun reía, y a veces lloraba, como lloran todos los seres humanos, y aun así se veía un rayo de esperanza en el apagado brillo de sus ojos.
Esa fría y seca noche de barrio marginal, Anita equivocó el camino, las calles y avenidas se retorcieron maliciosamente con la única intención de desviarla a la oscuridad mortal de un callejón sin salida, caminaba oliendo un latón de pega para acallar el hambre, saltando sobre bolsas de basura desbaratadas por los perros, escoltada por ratas descaradas y confianzudas, se internó Anita en aquel callejón sin salida, oscuro y tenebroso, lleno de demoníacos espíritus y de fétidos efluvios, cuando reaccionó era ya tarde, en lo profundo del callejón una mano de acero le aprisionó un brazo, unos ojos desorbitados le quemaron su carita sucia, un lascivo gemido le taladró los oídos, no hubo palabras, un fuerte bofetón fue el preludio al mas terrible de los finales, sus ropas harapientas le fueron arrancadas a jirones, un miembro viril gigante y mal oliente taladró sus carnes destrozando lo poco que de dignidad le quedaba, y por ultimo una puñalada, en medio del pecho, certera por necesidad, le quitó lo único que creía nunca le podrían quitar, su propia vida. El maleante hurgó en los bolsillos del desgastado pantalón vaquero que aun se asía a una pierna de Anita, un billete de diez, y un arrugado pedazo de papel, buscó en sus bolsillos un viejo encendedor para chequear su botín, si, era de diez pesos, y el papel, decía “Servicio Sanitario Nacional” , paciente: Ana Rotomayor, Prueba: HIV, Resultado: Positivo.
Datos del Cuento
  • Categoría: Terror
  • Media: 5.6
  • Votos: 83
  • Envios: 1
  • Lecturas: 6811
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.233.242.67

3 comentarios. Página 1 de 1
Aracelis Pocaterra
invitado-Aracelis Pocaterra 24-08-2004 00:00:00

Porque mueren tus heroes y heroinas? porque el amor en tu vida es truncado por la muerte??? porque de cada 10 historias solo una tiene un final felizzzz??? dime porque eres asiiiiii????? Mr haces llorar y me mantienes atada a tus historias frustrantes y locas, no te quierooooo.

Juan Andueza G.
invitado-Juan Andueza G. 10-06-2003 00:00:00

Pero muy bueno, felicitaciones. Este es un relato de los sin voz que existen en todas partes, pero capaces de insospechadas venganzas involuntarias.

Celedonio de la Higuera
invitado-Celedonio de la Higuera 10-06-2003 00:00:00

Has conseguido crear un clima de aunténtico terror contando un hecho terrible. Además consigues que esta tragedia tenga una especie de final feliz. Saludos.

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.633
»Autores Activos: 155
»Total Comentarios: 11.741
»Total Votos: 908.508
»Total Envios 41.629
»Total Lecturas 53.552.815