Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Sueños

Aire

El aire encuentra un recodo de la ventana en donde reposar, en el que un joven recuerdo está tumbado, pareciese que hubiera caido de pronto, desorientado e incorporándose.

Habla el recuerdo:

- ... Es tan de repente que aparezco aquí, todo un ensueño entre bruma y mareo, fue un vahído y ahora este extraño lugar.

El aire escucha y observa la inquieta mirada del recuerdo buscando esa respuesta..

- Has viajado por el espacio del tiempo en el que se genera, se desarrolla y habita tu esencia, te han evocado y esa turbación ha sido tu traslado.
- ... donde se genera mi esencia, donde habito, dónde?; la evocación?; el traslado?
- Tu esencia se genera con el paso del tiempo de momentos vividos, la tuya en especial es bella, no siempre es así; pues se ha creado de momentos donde el amor ha prevalecido. Escuchas aquel sonido a lo lejos?
- Es un murmullo.
- Es el leve sonido que llega de un tren, la estación no está muy lejos. Sientes la tibieza de la noche y la luna tan grande y pálida?
- Qué es todo esto?
- Eres muy joven y te sientes confundido, aún no reconoces este espacio y te da miedo.
- Sí, siento miedo, aún no sé que soy y que hago aquí.
- Todo el entorno que ahora te rodea es lo que eres, tu te formas de instantes distantes, que como esta noche, alguna vez formaron parte importante de otro instante en una vida. Aún eres muy joven pues es tu primera actuación, pero permanecerás aquí algún tiempo, más que un momento y conocerás, aprenderás; arrebatarás de la realidad a un corazón; pues en tu juventud, eres fuerte, vigoroso e indomable.
- A eso te referías con mi creación?
- Las semilla para que crecieras se cultivó en un beso de amor, un abrazo, una pasión, la euforia de una ilusión, la contemplación del cielo oscuro pringado de algunas estrellas y otros momentos maravillosos que se pueden abrigar en el cofre mágico de la remembranza.
Tu crecimiento fue cuidado por la distancia, que regó esa semilla hasta tomar forma.
- Cuándo llega mi fin?
- Difícilmente podrías tener un final, en el transcurso del tiempo, mucho tiempo, se madura tu ser, pasas a ser un viejo recuerdo y te transformas en nostalgia, hasta ahí es dónde llega tu límite, dije por eso que difícilmente morirás, porque mientras un hálito de ti retome un pensamiento seguirás vivo y eso siempre será.
- Revuelo en este rincón y no llego a sentir a qué o quién pertenezco, me queda la sensación de libertad y...
- Aún no te asientas, por eso es que te sientes suspendido en la nada, perteneces a una persona joven con pocos recuerdos pero tan intensos como tu; como a ti, le ha faltado madurar y paciencia para asimilar. Estás debutando en su entorno y ofrece resistencia, eso será hasta que encuentre en ti un refugio válido en ocasiones de soledad, vacío, melancolía o hasta tedio.
- Puedo pensar entonces que mi misión es algo tan banal ?
- Eso, como te dije, es un recurso válido para determinadas ocasiones. Sabia es la naturaleza y más la que rige el interior del ser humano, que se mueve con exactitud casi indefectible, llenando algunos espacios con otros y para éstos a su vez, va forjando defensas que impidan se rompa un equilibrio. Este ser conserva aún el espíritu de niño, el paso de los años no ha impedido que retenga dentro de sí la capacidad inocua de admirarse por detalles imperceptibles para cualquier adulto; así también, hacer uso de todas las alternativas que ofrece tener la creatividad e imaginación infantil.

Tu misión va más allá que eso, tanto que no podrías ni con mucho percibirla, pues hablar de eso es hablar de la trascendencia misma. Tu esencia parte precisamente de hacer trascender al individuo.

En la naturaleza humana cíclicamente toman auge diferentes tendencias; en estos tiempos la búsqueda constante por el perfeccionamiento ha conllevado al humano a estandarizar lo que le rodea, hasta su misma existencia, ya no se habla de seres humanos como un todo dentro de un todo ajeno a su género. Ahora se establecen como "individuos" formando una parte más del universo. Consecuencia de esto, ha sido el que el hombre viva este período en constante soledad, agresión, ambición, confusión y sin una trayectoria definida que perseguir. La falta de pertenencia se ha generado al dejar de lado el vínculo con esa esencia de "un todo dentro de un todo".

Para que sean siempre parte de este mundo en la memoria de alguien o algunos o dejen vestigios por su paso en este mundo, lo que bien equivaldría al corazón y alma de los que tuvieron la dicha de conocerle; tu eres una de las poderosas herramientas de la trascendencia para hacerse manifiesta. Esa es tu misión !

- Eso es muy bello, tu también eres bello, de dónde vienes y cómo sabes tanto?
- No tengo principio ni fin, en mí cobijo susurros, caricias y tibieza, también humo, frío y penurias. Existo desde siempre y no moriré.
Ahora te traigo uno de mis susurros, lo escuchas?
- Débilmente, de dónde proviene?
- Si observas hacia adentro lo sabrás.
- Es una persona.
- Así es, y está llorando
- Por qué llora?
- Llora porque estás aquí, pero mi contacto, ahora que estoy aquí, roza su rostro, le dá consuelo y reconforta. He besado sus labios que añoran los otros y esa sensación alivia un poco su melancolía. A mi me da placer rozar sus labios, pero no de manera arrazadora como la del sol que quema con su arrebato, para quedar extinguido en el crepúsculo y a fin de evadir su decadencia, colorea alguna nube con su rojiza pasión. Esta persona ha tenido la gracia de desdoblar su cuerpo y extendérmelo, yo he sentido la delicia de acariciar toda su silueta, he bebido cada curva y me he embriagado de su amor, nadie lo ha conocido como yo, el sol no ha tenido esa virtuosa parafernalia, nadie con la suavidad de mis caricias y la sensualidad de mis movimientos, precisos y tiernos, furiosos y elegantes.
- Todas esas sensaciones son desconocidas para mi.
- Tus sensaciones nunca podrán ser tangibles, pues sólo puedes navegar en el interior.
- Eso quiere decir que no podré amar ni saberme amado
- Primero debes diferenciar el amor de las sensaciones que yo he experimentado, se pueden relacionar y por eso confundirse. El ser inmaterial no te exime de la capacidad de amar; yo por ejemplo, estoy negado para conocer el alma; sin embargo la conozco, pues he aprendido a observar las actitudes, los movimientos y expresiones del cuerpo, ya que todo es una proyección del interior. Asi que sí vas a conocer el amor e inspirarlo, ahora mismo yo te estoy amando…
- ….. yo también creo te amo y te quiero sentir…
- Quieres sentir? … deséame!, deséame con vehemencia, sólo abre tu mente a ese deseo y déjate llevar, llevar por un beso tal y como lo imaginas…….
- ….. lo he sentido, cerré mi vista y me cautivó el momento en que me tocaste, viví el frenesí de una pasión, subió por mi y recorrió cada parte, me estremecí y…..,
- Solamente eso, lo demás guárdalo para ti, no dejes que escape más por tu voz.
Sabes?, tengo que irme ahora, pero conoces como encontrarme. Vive lo que tienes que vivir y cumple tu misión, ya no tienes tanta incertidumbre y puedes empezar. Amigo, no puedo detenerme más tiempo, recuérdame y recuerda que a tí te amo.

Besa nuevamente sus labios, se arremolina y sigue su curso.
Datos del Cuento
  • Autor: A. tavera
  • Código: 5366
  • Fecha: 20-11-2003
  • Categoría: Sueños
  • Media: 5.65
  • Votos: 80
  • Envios: 4
  • Lecturas: 2742
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.235.74.77

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.100
»Autores Activos: 143
»Total Comentarios: 11.732
»Total Votos: 908.473
»Total Envios 41.547
»Total Lecturas 41.037.688