Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Terror

Acabatu

Esteban no tenía costumbre de beber en exceso todos los días, no. Solamente aquellos comprendidos entre el lunes y el
sábado, y este último: inclusive, por supuesto....Sería por eso que nunca pudo recordar cuando comenzó a odiarla: porque el
día de la semana en que su mente estaba lo suficientemente lúcida para hacerse preguntas, la cabeza le dolía tanto que lo único
que podía recordar era la ubicación de las aspirinas en el botiquín...¡y a veces ni eso!

Podía recordar cuando había empezado a dejar de amarla, eso si , lo tenía mas o menos claro: cuando la "perra" le empezó a
recriminar sus frecuentes llegadas tarde, sus partidos de "fútbol" frente al televisor y su hábito de beber con los amigos...

¡Mujeres!

A cual peor. ¡Trabajaba toda la semana en aquella maldita oficina para que la "señora" marchitara su cada día mas caído culo
en un sillón mirando telenovelas y !.... ¿ acaso no tenía derecho a beberse unos whiskys con los "muchachos"?

¿Pero... odiarla? ¿Cuándo había comenzado a odiarla?

¿Cuándo amenazó con denunciarlo la noche en que le pegó....? ¿O cuando le vació el contenido de una botella de "etiqueta
negra " en el inodoro?

¿Cuándo...cuándo había comenzado a odiarla con todo el corazón , con el mismo corazón que algún día ( tonto día) la había
amado lo suficiente para llevarla al altar, incluso vestida de blanco?

Porque un domingo se dio cuenta que la odiaba, sí que apenas podía verla, parada allí con sus ruleros puestos, regañando por
todo a diestra y siniestra mientras el se recomponía de la borrachera del sábado.....Se dio cuenta que deseaba su muerte con
todo el corazón, que solamente el miedo a ser encarcelado le impedía hundirle cualquiera de los cuchillos de la cocina en la
espalda, justo allí entre los omoplatos...¡y retorcerlo , y girarlo!.

Así se lo confesó a Carlos, su amigo de todas las andadas mientras compartían unas copas luego de la oficina en aquel bar:

-¡Qué querés que te diga , Esteban...! A mi la mía ya se me fue con la madre hace años....¡Soy un tipo feliz! Me dejó el
apartamento para mi solo , se llevo a esos "guachos" de mierda, que ni siquiera eran míos seguramente , y ahora ...vos
ves...Una noche me llevo "una ternerita " de veinte años, otra noche una cuarentona con experiencia...¡Y hasta me puedo
hacer la paja tranquilo con los últimos videos de la serie "PRIVATE"!...Ja,ja,ja,ja......¡Ya no recuerdo lo que es "estar
preso"...!

Esteban se metió un maní en la boca, de esos recalentados que le ponían siempre en un platillo frente al whisky, y
masticándolo con furia , le dijo:

-Si , te felicito...Pero...¿vos llegaste a odiarla...? ¿Llegaste al punto de querer, de desear con toda tu alma "que se borre del
mapa"? Te juro: ¡no la mato para no ir preso!

-Pero "boludo"...¡Contratá a alguien para que lo haga por vos !...Acá en los bajos de la "Ciudad Vieja" debe estar lleno de
"negros" dispuestos a matar a la madre por un litro de vino...

-Sí, claro...Voy, me meto en el primer "conventillo" que vea, le pido permiso a las putas que paran en la puerta y pregunto:
"ché", ¿quién quiere matar a mi mujer por unos pesos? El "negro" aparece , se me sube al auto , viene conmigo y en casa le
clava una navaja...¡O levanta un brazo y la mata con el olor a transpiración!....-Esteban hizo una pausa y bebió otro sorbo de
licor- ¿Vos estás loco? Para eso lo hago yo...¡Los "milicos" lo "apretan" un poco y yo voy preso hasta "las pelotas"....

Carlos se reía mientras escuchaba , haciéndole señas al "barman" de que sirviera otra ronda de escocés.

-Pero loco....¿Vos me estás hablando en serio?... ¿Tanta bronca le tenés?...

-¡Venite a vivir conmigo dos días y vas a ver como la matás vos mismo! No la aguanto mas "Cacho"....¡No la aguanto más!-
dijo golpeando la barra de bebidas, lo cual se escuchó pese al alboroto del lugar y la estridente música....Varios rostros se
dieron vuelta en la semioscuridad, sorprendidos por el golpe...

-¡Para loco de mierda, para!- le dijo Carlos palmeándole la espalda y sonriéndole a todos los parroquianos como si no
hubiera pasado nada- ¡Calmate ché!...Toma, tomate otra ...¡No te podés poner así !...Algún día se te va a dar, vas a ver: va a
hacer las valijas y se te va a ir por donde vino: con la madre, como todas.....

-¡No tiene madre, Carlos...! ¡No tiene donde irse ni donde "caerse muerta"...! Los "viejos" de ella fallecieron cuando era
chica....Es lo único favorable que tiene: que no me vino con un suegro incluido durante el noviazgo ni con una suegra durante el
matrimonio....Por lo demás...¡Menos mal que nunca tuvimos hijos, que si no...!

Carlos continuó bebiendo, sin tomar muy en serio las quejas de su amigo: eran "pan de todos los días" para él....¡Este
Esteban! Siempre "rompiendo las pelotas" con su mujer...Prendió un cigarro y pensativo miró a su "compinche " seriamente a
los ojos....

-¡Y bueno...! Entonces la única que te queda es hablar con "Acabatú"

-¿Qué?...¿Y ese quién mierda es? ¿Un negro borracho del "conventillo" de acá a la vuelta?

Carlos largo la carcajada.

-No "pelotudo"...Es negro, si...No se si será borracho...pero no es un simple "malandrín" como vos pensás...¿Nunca oíste
hablar de él? "Acabatú": algunos le llaman "el arranca dedo". Hay historias....pero son "boludeces". Te lo dije "en joda", no me
hagas caso.

Pero para Esteban , nada relacionado con la posible muerte de su mujer era lo suficientemente "en joda" como para ser
tomado a la ligera....¡así fuera un cuento de hadas!

-Para , pará ....Explicame más Cacho...¿Qué mierda es "Acab..." , bueno ,como se llame ?

Carlos se bebió otro trago.

-¿En serio nunca oíste de él? Y eso que frecuentas bastante la Ciudad Vieja y el Puerto, che, por no decirte las
"putas"....Bueno mirá ...Yo te cuento lo que sé, lo que se cuenta por ahí....Dicen que era un negro que vivía en el "conventillo"
"El Medio Mundo"....Parece que mataba gente por plata, ¿vos me entendés?

-¡Un sicario común y silvestre!- interrumpió Esteban desilusionado, hundiendo su cara en el vaso nuevamente.

-No.. pará, pará un poquito....Esto fue hace mucho tiempo...Vos sabes que al "Medio Mundo" lo demolieron ...Bueno, parece
que era ladrón también y una vuelta le robó a punta de navaja la billetera y el reloj de oro a un inmigrante italiano recién
llegado por el puerto...Lo que no sabía el negro este, era que el "tano" era un ex-padrino de la mafia que venía a cambiar de
vida junto a toda su familia acá a Uruguay, y que estaba dispuesto a mandarse una última "vendetta" antes de olvidarse de sus
hábitos sicilianos...sobre todo por qué el reloj se lo había regalado la madre. Se fue hasta el "conventillo" con cinco o seis
"tanos" mas, entre parientes y amigos. Lo encontraron al negro....Lo sacaron para fuera y se lo llevaron hasta el puerto en
plena noche, a bordo de un auto negro recién comprado. Los tipos habían venido con "guita"....Le buscaron la navaja en el
cuerpo. El "morocho" como siempre la llevaba a la espalda, apretada por el cinturón...Mientras los demás lo agarraban y
extendían su mano derecha sobre un yunque de amarre del muelle, en la oscuridad el ex-capo le fue cortando los dedos uno
por uno con su propia navaja, para que "aprendiera a no robar"...Después lo tiraron al mar....Cuentan que los gritos se
escucharon desde el centro de la ciudad....Pero no por mucho tiempo: el negro no sabía nadar y con la falta de cinco dedos,
menos aun...¡Lo que debe haber sido el agua salada penetrando en aquellos muñones frescos...! Brrrrr...

Esteban escuchaba sin perderse una sola palabra, ingiriendo un maní tras otro:

-Bonita historia...¡Contásela al escritor este...¿cómo es? A "Gerardo Bloomerfield" para que escriba un cuento....Pero
decíme...¿Qué mierda tiene que ver esto con mi mujer?

-¿Me dejás seguir?...Despues de la muerte del negro empezaron los rumores...Dicen que los Italianos se terminaron matando
entre ellos en una "pituca" casa del barrio "Carrasco" que habían comprado...El último fue preso , y después llevado al
manicomio mientras murmuraba "Acabatú" , "Acabatú"....Y después se le empezó a ver al negro este por las calles de la ciudad
vieja, con las cuencas de los ojos vacías , comidos estos por los peces del "Río de la Plata" y con su mano derecha sin dedos
chorreando sangre....No se sabe si es que sobrevivió al agua, o si fue el alma de él que regresó...Parece que el moreno además
de ladrón y asesino estaba metido en la"Kimbanda" , la magia negra. Algunos dicen que arreglo con "los espíritus oscurecidos"
para que le dejaran quedarse rondando por acá, por la "Ciudad Vieja" a cambio de conseguirles "materia prima", es decir
almas.....

-Disculpáme que interrumpa, ¿no?...Pero insisto...¿Y como puede matar este negro a mi mujer , eh?

Carlos sonrio, moviendo la cabeza...Esteban estaba obsesionado, no había caso...

-Nadie sabe como mata...Cuentas las putas de acá del barrio que se aparece ante las personas que como vos tienen odio en
el corazón, deseos de matar a alguien, pero no se animan o no pueden....Se te aparece y te ofrece hacerte el trabajo...Pero a
cambio le tenés que dar tus dedos: un dedo por cada persona que quieras que mate...Por eso le llaman "el arranca dedos"....

Ahora el que largo la carcajada fue Esteban. Vació el vaso de un trago y abrazó a su amigo despidiéndose:

-Y decíme ...- respondió Esteban en tono jocoso- ¿cuál es el teléfono de este personaje así lo llamo y soluciono mi problema
de una vez por todas?

-¡No me agarrés "para la chacota"...! Las viejas dicen que tenés que hacerte un tajo en un dedo y dejar caer la sangre hasta
que moje el piso....Entonces lo llamás así: "Acabatú tengo un dedo, para pagar por un muerto"...Y aparece...pero ahí si te
tenés que cortar el dedo del todo y arrojárselo, sino el muerto sos vos....¿En serio, nunca oíste hablar de él?

Era hora de retirarse a dormir: su cerebro se lo pedía...Esteban se levantó del taburete, poniendo un billete de cien sobre el
mostrador....

-Habré oído "Cacho"...Pero estaría tan borracho como hoy, y no me acuerdo...Es mas , mañana no creo que me acuerde
siquiera de ese tal "Acatú"....¡Nos vemos mañana en la oficina!

-"Acabatú"...Ese es el nombre...Bueno , nos vemos mañana....Cuidáte...¡La próxima pago yo!-le grito Carlos viendo como se
perdía entre el resto de los presentes...

Esteban se dirigió a la puerta del boliche de mala muerte ,esquivando borrachos y prostitutas....Saludó con la mano a su amigo
antes de cruzar la puerta y salió al frío de la calle: el frío de la zona portuaria: un frío con olor a pescado y a sal....

¿"Acabatú"?

La verdad que esa historia nunca la había escuchado....¡Ojalá fuera cierta! No uno , ¡ los cinco dedos estaba dispuesto a darle
a quien fuera para que rebanara el cogote de la "yegua" aquella !...Y si se los pedía a lo mejor le daba los dos "huevos" de
propina también ...¡Total! ¡Entre que se los "rompiera" ella todos los días y se los cortara él una vez sola, ¿qué diferencia
había?

Pero las leyendas, son leyendas...Y el problema de Esteban era una realidad, una realidad de gastada carne y secos huesos,
una realidad que a esta hora le aguardaría agazapada tras la puerta como un gato roñoso, lista a arrojarse sobre él llorando y
regañando....

Caminó hacia el auto buscando las llaves en su bolsillo. Las calles estaban desiertas y cada paso retumbaba entre los viejos
edificios de la zona portuaria...No lo había dejado muy lejos, no ...Solo unos veinte o treinta metros ,lo suficientemente cerca
para oir la alarma si alguno de los negros de la zona se tentaba con su estéreo, lo suficientemente lejos del bar donde bebía
para evitar que algún conocido pasado de copas le pidiera que lo acercara a su casa...

Y mientras caminaba , jugueteando con las llaves entre sus dedos y silbando, casi ebrio del todo, con las historias de su amigo
en mente , lo vio, brillante a la luz de la luna....Su pequeño cortaplumas que usaba como llavero....tenia además una pequeña
sierra, una lima, y lo mas importante para Esteban : un destapa corchos , todo ello plegable en una hermosa vaina roja. Era una
"joyita" digna de un "boy scout"....Se lo habían regalado en una fiesta, de esas con sorteo e inmediatamente lo anexó a sus
llaves...Ahora , jugueteando con él, el filo del accesorio que había
abierto le parecía llamativo y tentador.....

-"¡Es una locura!"- pensó , acariciando el navajín con la yema de su índice....Pero por otro lado sintió que poco tenía que
perder y se hallaba envalentonado y desinhibido por el alcohol.

Ya había llegado a un lado del automóvil y desactivado la alarma...Nunca llegó a saber por qué lo hizo , tal vez mas por
curiosidad que por fe, pero lo hizo....Apretó fuerte el dedo contra el metal y lo recorrió en toda su breve pero filosa extensión,
largando un quejido de dolor, y arrepintiéndose de su idiotez inmediatamente.

Pero lo mas difícil estaba hecho....¿por qué no seguir? Sintiéndose como un estúpido, y asegurándose de no ser visto ,
susurró apenas en la oscuridad, dejando caer un par de gotas de sangre al suelo de adoquines de la Ciudad Vieja, ¿cómo eran
las palabras?...Sí ya las recordaba...Las pronunció:

-"Acabatú tengo un dedo , para cambiar por un muerto...."

Fue un instante de tensión....Estaba indeciso entre desear que todo fuera cierto y salir veloz en el coche de allí en aquel mismo
instante.....

Pero nada sucedía: ni un negro , ni un blanco, ni nada....

¡Puta! Era una broma de Carlos, estaba seguro....¡Por supuesto que era una broma! ¿Qué más sino ? O un invento.

Sabía que se sugestionaría....¡Mierda! Lo agarró "pasado de tragos" y le lavó la cabeza con sus cuentos de negros sin ojos, y
"macumba". ¡Hasta le había hecho lastimarse un dedo! Seguro que mañana en la oficina, al verlo con una pequeña venda en la
mano , lo iba a embromar todo el día...
¡"Acabatú..."! Esteban casi larga la carcajada, ¿cómo pudo ser tan estúpido para creer en cuentos de vieja, aún estando como
estaba ,ebrio?....Pero una voz , gruesa y gutural como la de un borracho interrumpió sus reflexiones haciéndole
empalidecer....

-Si , sí...ya...¡Era hora! ¡Espero que contigo ande bien "la cosa"!

Tuvo que frotarse los ojos varias veces para asegurarse de que lo que veía era real. Allí sentado sobre el "capot" del auto,
estaba un hombre de color, vestido con harapos sucios y chorreando agua, como surgido de la nada. Tenía ambos brazos
cruzados sobre el pecho y Esteban podía ver la mano que sobresalía por delante...una horrible mano con cinco muñones
sangrantes , la totalidad de los dedos rebanados y los huesos y articulaciones blanquecinos a la vista, aun en la penumbra....El
moreno se incorporó...Debía medir un metro setenta y cinco y pese a parecer un hombre joven de aspecto, tenía el rostro
horriblemente desfigurado....Al acercársele, Esteban pudo ver con mayor detalle, para su horror y sorpresa, que las cuencas
de sus ojos: ¡estaban vacías!

-¡Ah sí , esto!-le dijo la aparición introduciéndose los dedos de la única mano sana dentro del lugar donde deberían estar las
pupilas y quitándose un gusano contorneado desde allí...-Tú sabes...¡Los peces! Es lo primero que te comen , lo mas
blando...Pero no hablemos de estética y vayamos al negocio: dame mi primer dedo...¡o lo lamentarás!
Sin reaccionar aún del todo, Esteban dio un paso atrás y replicó:

-¡Un momento!...¿Quién sos ...?¿Y cómo...cómo...?

El moreno sacudió la cabeza a un lado y otro antes de responder:

-¿Por qué siempre la curiosidad?....Esto es lo que echa todo a perder. Quien soy ,ya lo sabés, sino no me hubieras
llamado...Pero te cuesta creerlo: han puesto un hombre en la luna, inventado la computadora y acá los uruguayos hasta le han
ganado la final de un mundial de fútbol a Brasil en el 50...Pero nada que no este en los libros, o que aparezca en el "Discovery
Chanel" se puede creer...Por eso es que cada día es mas difícil esta labor: han perdido la fe. Hay un mundo que vos no
conocés, Esteban ...No es el cielo ni el infierno....Llámalo un mundo paralelo, "realidad virtual" si te place. A mi me llegó la
hora de entrar en el, pero antes debía vengarme, matar como tu mismo querés...Y ellos, los "oscurecidos" me dejaron y acá
quede....¿Mas explicaciones o vamos al grano? Te aclaro que no tengo mucha paciencia y quiero lo que tenés para darme...O
tomo tu vida directamente....- Y diciendo esto sacó una navaja con la mano izquierda desde su corrompida indumentaria , al
lado de la cual , el "navajín" plegable de Esteban parecía un "limpiauñas"....

-No ,no ...esperá.....Sí...¡Es que es tan increíble....!- murmuró sin salir de su asombro ni de su borrachera, menos aun de su
miedo...estaba a punto de orinarse encima.

-Si ,vamos....¡El dedo y el nombre! ¡Ahora!

Recién ahí fue que Esteban razonó las implicancias de lo que acababa de hacer: ¡estar dispuesto a dar un dedo y tener que
cortárselo verdaderamente uno mismo son dos cosas bien diferentes....! Titubeó , temblando de pánico todo su cuerpo...

-¡El dedo y el nombre te dije..! ¿O estás sordo?- le gritó el moreno acercando la fina hoja de acero a su rostro.

Esteban casi larga el llanto: aquel filo no le dejaba lugar a dudas. El lo había llamado , a "eso", fuera lo que fuera...Ahora tenía
que pagar. Contempló su mano izquierda....

-¡La derecha! ¡Tiene que ser de la derecha! El meñique, el primero es el meñique....

Quiso oponerse, gritar, salir corriendo, pero estaba inmovilizado como una ratón ante los ojos de una serpiente. Cambió el
llavero de mano , con el "navajín" desplegado...Lo acercó a su dedo y lo colocó en la base....¡El meñique!

Librarse de la perra le iba a costar el dedo meñique...¡Bueno! ¡Al menos todo era verdad , al fin se llevaría su merecido!
Comenzó a cortar, pero no era fácil...Se abrió la piel y penetró su propia carne , conteniendo las lágrimas, pero el pequeño filo
chocó con su hueso...

-Hacia abajo...Corta por la articulación ...¡Como la pierna de un pollo!- le ordenó el negro- Lamento no poder ayudarte mas,
pero debés demostrar con dolor la fuerza de tu odio...Asi es la ley: tenés que hacerlo vos mismo....

Esteban nunca había conocido ardor semejante. Ni siquiera imaginó que sería capaz de hacerlo....El filo comenzó a seccionar
trabajosamente la articulación y esta a ceder dolorosamente, dejando su dedo sin movimiento y sin vida.

Dio el último corte de un tirón.

Si él espectro moreno no hubiera extendido su mano en el aire , ágilmente , atrapándolo , el meñique de Esteban habría caído
al pavimento....

¡Estaba hecho! El maldito ya tenía su dedo....Esteban buscó desesperado en su bolsillo un pañuelo y se cubrió el muñón
sangrante con este , apretándose la herida que no paraba de sangrar...Y entre quejidos se lo dijo , mientras veía a aquel
monstruo , deslumbrado con su dedo en la mano, contemplándolo como un niño a un juguete....

-Ángela De Souza.....Angela de Souza...Es mi mujer....pero...no deben quedar pruebas... El moreno sonrió colocándose el
dedo recién adquirido en el lugar correspondiente de su propia mano mutilada , a la que se adhirió mágicamente, como si un
cirujano invisible lo hubiese suturado .

-¡Ya sé quien es...! Y no me digas como hacer mi trabajo....Para eso me pagan....Esta misma noche....no vuelvas a tu
casa....regresá por la mañana.

Y diciendo esto se esfumó, sin siquiera permitirle decir palabra alguna al dolorido Esteban que aun se hallaba arqueado,
tomándose la mano herida y maldiciendo.

***

Esteban se hallaba dividido en cuanto a que decisión tomar....Para colmo de males ,aquel intenso dolor en su mano le impedía
, no solo manejar correctamente sino también pensar con claridad....Uno de sus primeros impulsos había sido ir directamente al
hospital , al ver horrorizado que aquella herida en su meñique extirpado no le dejaba de sangrar. Pero aun bajo los efectos del
miedo por el sobrenatural encuentro y del alcohol , razonó lo suficiente para darse cuenta de que concurrir a un centro
asistencial con una herida autoinfligida, y en estado de ebriedad podía acarrearle problemas.....¿Qué explicación podría darles?

¿Qué un malandrín de la ciudad vieja le corto el meñique para comérselo tipo "salchicha"...?

No, ni hablar del hospital...

Debía ir pronto a su casa....Pero las palabras del tal "Acabatú" resonaban en su cabeza : "hoy no regresés , hacelo mañana...."
Pero...¿habría sido realidad lo que había vivido ? ¿O comenzaba a sufrir de "Delirium Tremens" y todo había sido producto de
su imaginación enfermiza, y se había mutilado sin razón sugestionado por las historias de bar de su amigo Carlos?

No tenía el valor de comprobarlo: dio vueltas por el Centro de la Ciudad en busca de una pensión u hotel...No seria la primera
vez que pernoctaba fuera de su casa...Al día siguiente iría después de la oficina, y si "Acabatú" era producto de su cerebro
freído por años de alcohol o si el fantasma negro le había mentido y la perra seguía allí, le diría que había sufrido un
accidente....¡eso era! Ella era fácil de engañar. Le diría que había pasado toda la noche hospitalizado , que se había agarrado el
dedo con la correa del coche revisando un desperfecto....
A lo mejor tenia suerte y su mujer había dejado de existir a manos del "arranca dedos"....¡Así al menos no sería en vano aquel
ridículo sacrificio!

***


Como de costumbre, Esteban amaneció con una impresionante resaca. Al abrir los ojos se sintió desconcertado en aquella
habitación extraña: y entonces recordó todo....¡El dolor de su dedo le ayudó a recordar la noche anterior!

Se desató el torpe nudo que se había hecho a manera de venda con el pañuelo y contemplo el muñón, la ausencia de su
meñique. Había cesado de sangrar, pero aun ardía como los mil demonios. Al haber cortado la articulación, esta se había ido,
arrancada y unida al dedo en el último tirón , dejándole a Esteban una especie de pequeña “boca”, obscena en lugar de
aquel...

Se hallaba en la habitación de un sucio hotel de cuarta categoría ...y ¡mierda!. ¡Ya eran las 9:00!

¡Debía ir volando a la oficina!.....¿O debería pasar antes por su casa para verificar si aquella pesadilla que le llevo a la
automutilación fue cierta , y la idiota de su esposa yacía inerte sobre la alfombra?

Se decidió por el camino, luego de pagar la habitación y mientras introducía dos aspirinas en su boca, dirigiéndose al
automóvil....Iría a trabajar : ya era demasiado tarde, y además no importaba la hora en que llegara a su hogar fuera lo que
fuera que hubiera pasado...

La luz del sol le molestaba: realmente se sentía muy mal....Miró la cuadra a lo largo....

Allí estaba el viejo “Lada”...Por lo menos no se lo habían robado: la zona no era de fiar.....No le tomo mucho tiempo subirse
en el, y llegar hasta la empresa.

Los vio desde casi dos cuadras antes...A los patrulleros .Eran dos. De los nuevos.....Y a varios de sus compañeros
amontonados en la puerta.

Ellos también le vieron y le señalaron, alertando a algunos de los policías que se hallaban junto a ellos...Inmediatamente los
uniformados le hicieron señas de parar.

¡Por supuesto que iba a parar! ¿Acaso no era ese su trabajo? Prendió las balizas y estacionó. Lo aguardaban dos agentes y su
amigo Carlos , que le preguntó:

-¡Esteban!...¿Dónde "mierda" te habías metido? ¡Ocurrió una tragedia “flaco”!

Uno de los agentes que parecía ser el oficial a cargo , interrumpió a Carlos:

-Permítanos señor...Es nuestro deber informarle nosotros.....¿Usted es el señor Esteban Píriz?

Esteban contestó, sin salir aún de la sorpresa:

-Pues sí , claro....eso creo...¿Qué ...qué.....?

-Cálmese señor por favor.....Estabamos tratando de ubicarle, en un principio pensamos que usted también...Pero los de la
"técnica" encontraron rastros de un solo cuerpo....

Esteban comenzó a sudar en frío.

-¿Qué...qué fue lo que paso?

-Su casa señor....¡Por favor tómelo con calma! ...Su casa fue devorada anoche por el fuego...Su esposa está....está.....Bueno
usted comprenderá: ardió por completo y los bomberos tardaron en llegar: uno de los camiones se accidentó por el
camino.....Bueno , su esposa falleció consumida por el fuego sin posibilidades de escapar....

Esteban se llevó la mano a la frente...¡Carajo! Era una pesadilla....¡Una maldita pesadilla! ¡El demonio había cumplido...y
como!

-....nos tendrá que decir donde pasó la noche....Bueno en realidad fue una suerte que no estuviera allí....Al parecer fue una
fuga de gas, por lo que su esposa estaba completamente adormecida por el butano....Luego de unas horas una chispa: el
timbre de la puerta de calle, un pequeño cortocircuito....¿quién sabe? ....Trabajamos en ello...Usted deberá contestarnos
algunas preguntas....Lo lamento mucho señor Píriz....

Esteban sintió miedo como nunca antes...¡Acabatú existía , mierda que sí! Pero el muy hijo de puta no solo había matado a
su mujer, sino que de premio extra le había incendiado la casa por completo...Y no disponía de seguro...¡Hoy debería
nuevamente volver a aquel hotel piojoso donde había pernoctado!

El lo deseaba , sí...Pero no de esa forma, no.....No su casa ,¡puta madre!

El oficial apuntaba sin cesar en la libreta.

-Lamento perturbarlo ahora señor Píriz, imagino cómo se siente...¿Pero dónde me dijo que había pasado la noche?

Esteban miró entre los rostros curiosos de sus compañeros agolpados en la puerta de la fábrica, particularmente el de
Carlos, angustiado y con una extraña expresión....¡Después de la conversación que habían mantenido la noche anterior
seguramente sospechaba que él mismo había incendiado la casa!

-Bueno...Bebí con el señor Ruiz hasta adentrada la noche....Luego me dirigí en mi auto al hotel “Primicias” y pasé la noche
allí....¡Acá tiene el recibo oficial! Estaba “borracho” y no quería llegar a mi casa en ese estado....Mi mujer....¡Pobre ¡

Y Esteban rompió a llorar. Comprendió la diferencia entre la fantasía y la realidad. Entendió que había sido un monstruo toda
su vida , tan horrible como aquel de piel oscura que había invocado , sometiendo a una solitaria mujer a su esclavitud,
obligándola a soportar sus borracheras , sus golpes y finalmente sometiéndola a una muerte horrible...


El oficial contempló al desconsolado viudo. La historia tenía sentido...Pobre tipo y su conciencia...¡Andaba de farra mientras su
mujer ardía a las brasas! También miró aquella mano envuelta en un pañuelo: al parecer una horrible herida...

-¿Qué le sucedió en la mano señor? Parece reciente...-preguntó.

Esteban reaccionó...Levantó su vista , enjugando las lágrimas. Carlos lo miraba horrorizado al percatarse de que había
descubierto su herida....

-La correa del auto oficial....¡Quise cambiarla y el motor estaba encendido! Estaba tan ebrio.....¡Cortó mi dedo de raíz...! ¡Y
ahora esto!

El oficial le tomó la mano y observó con asco el pañuelo teñido de rojo:

-Pero hombre...¡Cómo no se hizo tratar esto! ¿No recuerda donde fue? Recuperando el dedo antes de pasadas las
veinticuatro horas aun puede ser vuelto a unir con microcirugía.....

Esteban esbozo una amarga sonrisa, entre las lágrimas:

-No lo recuerdo bien oficial...Ya le dije . Estaba muy borracho...Pero además....-y los ojos de Carlos su amigo le seguían
mirando con espanto - ¡No creo que se pueda recuperar jamás!

***

Esteban había pasado casi toda la tarde declarando ante el oficial. Luego le llevaron a reconocer el lugar y ...el cuerpo, o lo
que quedaba de él. Allí estaba, su ser mas odiado....negro como solo el carbón puede estarlo, con ambos brazos arqueados en
un increíble gesto de dolor, y con sus dientes a la vista (consumidos sus labios por las llamas), apretados, que parecían
sonreírle irónicamente o rabiar en su impotencia ante la vista de su verdadero asesino...

Vomitó casi por media hora....amargo vómito de alcohol y bilis, ya que nada había comido desde los maníes de la noche
anterior. No pudo resistir la dantesca visión mas de un instante , y ni bien lo autorizaron a ello , corrió de aquella morgue a la
seguridad de su auto, en el cual se dirigió con determinación a la "Ciudad Vieja".....Necesitaba un trago, y lo necesitaba ya...

En la oficina , con razón, su jefe le había otorgado tres días libres...Pero Esteban solicitó además la licencia adelantada, los 20
días que le correspondían anualmente completos. Necesitaba recomponer su vida, buscar un nuevo lugar donde vivir, una
nueva casa....tal vez una nueva mujer......¡Pero antes, aquel negro del demonio, “el arranca dedos” lo escucharía , si señor!

Ni bien vaciados cinco whiskys seguidos en el estomago aun ardiente por la visión de su casa y su ex mujer en ruinas, se
dirigió al atardecer hacia la "Rambla Portuaria", aquella zona con olor a pescado y a mar , aquella zona donde por un loco e
injusto sentimiento de odio había invocado al mal en persona....

-¡"Acabatú"!.....¡"Acabatúuuu"!....¡Maldito seas negro, maldito seas....!


Nunca pensó que aparecería ...Supuestamente él solo concurría con el olor a sangre ,como los tiburones....Pero una vez mas
lo defraudó. Esteban escucho aquella risa infernal a sus espaldas y esa voz gruesa y diabólica:

-¡Acá estoy , estimado “cliente”! ¡A tus órdenes!....¿Satisfecho con el "trabajito"...? ¡Realmente comprendo por qué la
odiabas, era una verdadera quejosa! ...Imaginate: ¡se resistió casi por media hora a que le introdujera el cenicero de metal al
rojo vivo entre las piernas! Vaya mujer.....¿Necesitás otro "finado"? Mandá nomás.......

Esteban volteó la vista. Allí estaba , sentado sobre uno de los yunques de amarre, con los barcos abandonados de fondo y el
sol ya agonizante...

-Pero....¡Yo no te invoqué!

-¡Claro que lo hiciste!...”La sangre solo es requisito para el primer dedo, es decir el primer asesinato”, así lo establece
claramente el contrato firmado con los “oscurecidos” , los intermediarios del otro lado....Debías haberlo sabido
Esteban..."Tonto es quién inicia lo que no conoce"

-¡Claro!...¡Otra sorpresa más, no! ¿De qué contrato me hablás, monstruo?

El negro sonrió sacudiendo la cabeza y limpiando la sangre de su mano derecha contra el yunque ...En la misma, ahora lucía
un blanco y reluciente dedo , solitario ...el que había pertenecido a Esteban hasta el día anterior....el meñique.

-El contrato....¡Los malditos italianos me arrojaron al mar, estaba por morir...! Pero yo los conocía: ”Los Noctú yallá”, los
espíritus que mil veces había invocado practicando la “kinvanda” en el conventillo....Aparecieron a mi alrededor unos segundos
antes de morir ahogado, y me extendieron el contrato...Mi cuerpo volvería para vengarse....pero debería suministrarles
almas....Después de mi venganza, bastaría con el odio, un poco de sangre y una solicitud de matar para traerme de nuevo a
este mundo....A propósito...Ve cortando el próximo dedo: es el turno del anular -dijo mirando su mano de un solo dedo como
quien se mira un reloj, volteándola hacia un lado y otro- El anillo de bodas podés quedártelo....Solo que no sé si en la mano
izquierda te quedará
bien...¡Jajajaja!........¿A quién querés que mate esta vez....?

Esteban empalideció...¿Matar? ¡No deseaba matar a nadie más! ¡De hecho , hubiera deseado volver atrás en el tiempo para
nunca haber hecho semejante locura que le dejo sin casa y condenó a su esposa alguna vez amada a una muerte lenta y
dolorosa!

-¡Por supuesto que a nadie, demonio ¡ Solo quería preguntarte porque destruiste mi casa, porque la asesinaste de esa
forma....tan ...tan....

-¿Horrible? ¡Bah!, el fuego no es tan horrible....Uno se acostumbra con el tiempo. ¡Tu mismo lo comprobarás cuando llegues
al "remuel", la tierra de los "oscurecidos" ! El trabajo fue efectivo: sin huellas, sin pruebas, y fulminante.....Yo cumplí ...y
además no poseo “garantía de satisfacción” como para devolver dedos si la muerte no te satisface...¿Quién te pensás que soy?
¿Una empresa de "televentas"? Sobre lo otro, me llamaste...y yo no subo a conversar simplemente, como si no tuviera nada
que hacer.... Si me llamas debe haber un homicidio : es el contrato. Si no tienes a nadie, bueno ,mucho mas fácil...Tomaré tu
propia vida entonces...


Esteban retrocedió al verle avanzar sobre el nuevamente con la horrible navaja en su mano izquierda...

-¡Esperá!...Esperá....¡No me mates!

-Bueno ,amigo...De acuerdo...¿A quién mato entonces? Ya sabés, necesito tu "anular"....¡Siempre quise volver a usar mi
anillo !

Esteban comprendió que había caído en una trampa fatal, que había, como la noche anterior, cometido un error
terrible..."Acabatú" no parecía tener mucha paciencia, o al menos no una tan larga como las reflexiones de su invocador: puso
la navaja en el cuello de Esteban y le murmuró al oído:

-¡Decidite o despedite, amigo!

Esteban se sintió como un monstruo...Lo sabia. Era un cobarde también...No quería morir. ¿Pero a quién elegir como víctima
en lugar de él? ¡Mierda!....¡Debía responder rápido o el “negro “ lo degollaría!

-René Segúndez...- murmuró con el cuello apretado por la mano y el filo de "Acabatú"-¡René Segúndez , maldito “negro”!

Acabatú aflojó la presión soltándole y enderezándose ante él...

-Hmmm...Tu jefe...¡Buena elección! ¿No tengo razón cuando digo que en el fondo todos son homicidas? ¡Cuántas veces has
deseado matarlo! ¡Y como su nombre te surgió pronto a la boca ante la presión...! Je,je,je......Bueno ,tomá mi navaja...Seré
misericordioso contigo y no te someteré a tu “limpiauñas” de "Boy Scout"...¡No terminarías de cortarte ni para el año dos
mil...!

Y casi sin darse cuenta, Esteban se halló con aquella monstruosa navaja ,fría como el infierno en su mano izquierda.
Contempló su otra mano, mutilada.....Comenzó a llorar...La voz del engendro llovió sobre su alma, la envolvió como la neblina
portuaria a los grises edificios de la Ciudad Vieja...

-No tengo mucho tiempo , Esteban.....

Decidió que tenía que hacerlo rápido, seco....Apoyó la articulación en la hoja...Uno, dos.......¡Tres! El dedo voló ,
seccionado limpiamente...¡Aquella navaja cortaba como los mil demonios! Nuevamente fue atrapado por el moreno de
cuencas vacías y cuerpo corrupto como si de una jugada de "baseball" se tratase , nuevamente colocó el dedo recién
adquirido en el lugar correspondiente, junto al meñique...

-Será esta noche, Esteban.....Será esta noche....¡Hasta pronto!

Y diciendo esto desapareció como una sombra, una de tantas sombras en la Ciudad Vieja, dejando a Esteban nuevamente
doblado por el dolor, de rodillas, contemplando su nueva herida , sangrante....

***

El viejo encargado del hotel donde había pasado la última noche, lo miró entrar e inmediatamente sus ojos cayeron sobre la
mano vendada , pero aun sangrante de Esteban....

Se acercó a él, dando la vuelta al mostrador:

-¿Usted fue el del incendio no...? ¡Lo escuché todo por la radio, amigo! ¡Debió ser terrible....! Me imagino que necesitará un
cuarto hoy también...¿verdad? Pero ,veamos...¿Le sigue sangrando esa mano? ¿Por qué no acude a un médico?

Esteban estaba afiebrado. Sentía los cortes palpitarle como un segundo corazón. Sin duda , se estaban infectando. Solo pudo
responder con una magra sonrisa al calvo individuo, mientras apretaba mas su pañuelo sobre las llagas....

-Entiendo...Entiendo...No es asunto mío...Miré amigo, no entiendo bien por qué no concurre a un hospital, veo que esa "cura"
se la ha hecho usted mismo y lleva el mismo pañuelo desde ayer, totalmente rojo ,¡que barbaridad!...Pero le puedo conseguir
"ayuda" si lo desea....Nada profesional, claro...Pero...Alguien que podría aliviarlo.....sanarlo...

Esteban abrió grandes los ojos...Alivio. Eso era lo que necesitaba. Alguien que le quitara aquel espantoso dolor de encima ,
al menos por un minuto.....por lo menos el dolor de la mano....

-¿Dónde ....? Estoy un poco cansado y..

-¡Ah! Pero no debe preocuparse, acá mismo en el "Primicia"....La habitación 15....Hable con "Mae" Shurema....Usted sabe: es
una de esas...."curalotodo". Pero la mayoría de los inquilinos la consideran santa, y les ha librado de mas de un "empacho".....

-Gracias por el dato....señor...señor.......

-Gutman, Leopoldo Gutman, para servirle ....Vaya ...¡no se arrepentirá! ¡Ah!...Y acá tiene la llave de su habitación, la número
20, la misma que ayer...¡Espero que logre descansar!

Esteban tomo la llave con su mano sana subió la escalera que lo conducían al pasillo donde estaban las puertas de las
habitaciones.....Este estaba apenas iluminado por dos o tres lamparillas que todavía funcionaban de las siete u ocho que se
veían en ambas paredes , sobre viejos portalámparas de metal ....¿Quién sería la tal "Mae Shurema"?

En fin...Solo esperaba que le diera un poco de alivio....Contempló los números de las piezas: 10, 11, 12.....¡15! Allí debía
estar según el regordete encargado del lugar....Era tarde.. Dudó si llamar o no, pero cualquier esperanza de alivio era mas
fuerte que sus reparos...

"¡Toc! ¡Toc!" ,sonaron los nudillos de su mano izquierda cerrada sobre la rústica puerta de madera...Escuchó pasos en el
interior y luego el cerrojo...La puerta se abrió y el rostro de una mujer madura, de unos cincuenta años asomó por la misma.

-¿Si?- le susurró una voz áspera , pero cálida.. Su cara estaba extrañamente adornada: lucía el pelo recogido con un colorido
pañuelo y gruesas caravanas de aro pendían de sus orejas.


-¿"Mae" Shurema? ...Necesito que me ayude...Tengo un dolor y....fiebre.

La señora terminó de abrir la puerta y Esteban pudo verla de cuerpo entero. No mediría mas de un metro sesenta, delgada y
pálida. Una túnica de gasa multicolor como el pañuelo sobre su pelo, completaba su atuendo. El interior de la habitación lucía
casi en penumbras ,alumbrado solo por gruesos velones y pudo ver también algunas imágenes...Extrañas imágenes de lo que
parecían ser vírgenes y santos....

-Pasa hijo...veré que puedo hacer..

Obedeció....La "Mae" le invitó a tomar asiento en un amplio sillón y ella misma se sentó frente a el en otro similar.

-Se trata de mi mano...reparaba el automóvil y...

La curandera le miró fijamente a los ojos como si no le creyera. Le extendió la palma abierta.

-Tu mano derecha...¡Extiéndeme tu mano derecha!

Esteban se sintió algo receloso de la supuesta "milagrera"....Pero se la extendió, envuelta como estaba en aquel pañuelo
completamente húmedo de sangre fresca de su última herida. La bruja la tomó con suavidad y comenzó a desenvolverla
lentamente hasta dejar las heridas a la vista, haciendo el pañuelo a un lado ....Esteban mismo no había vuelto a vérselas desde
que aquel demonio lo obligó a seccionarse un segundo dígito. Eran como dos orificios , dos cuencas vacías donde se supone
debería haber dedos...

"Mae" Shurema empalideció e inmediatamente se persignó.

-¡"El arranca dedos"!....-gritó soltando la mano herida de inmediato-¡Vete, vete de aquí...! ¡Estás maldito , hijo, estás
maldito!

Esteban se sorprendió mas que la misma "Mae" al escuchar sus palabras....

-Espere "Mae" por favor...Dígame mas....¿Quién es ? ¿Qué es? ...¡Dígamelo! ¿Cómo me puedo librar de él ..de ese
demonio?

"Mae" Shurema sintió piedad de él, una piedad que la hizo serenarse un poco...

-Hijo...Ni siquiera "Oyalá" podría ayudarte, menos aun yo ,una simple servidora ...¡Tu invocaste a "Acabatú"! Y veo que
tiene la mitad de su obra hecha....Y no cesará hasta terminar. Nada puedo hacer por ti...

Esteban no tenía mas lágrimas en sus ojos. Se hallaba cansado, dolorido, arrepentido y en ese momento desilusionado: una
parte de él pensó que la señora podría ayudarlo....

-Pero...¿quién Mae? ...¿Quién demonios es?


La "Mae" bajo la vista y luego la alzó para volver a mirarlo fijamente con aquel par de profundos ojos negros, que en la
penumbra parecían brillar mas que las velas...

-Flavio Dos Santos era un muchacho negro que vivía en la ciudad vieja, en "El Medio Mundo" ,cuando aún vivía gente allí...El
vivía ...y mataba. Cobraba por ello. Mataba con sus manos....y con el poder del "Sheme Daigón" , el "cabeza" de los espíritus
"oscurecidos", los "Noctú yallá" que habitan el "remuel" , la zona intermedia del otro mundo , la que se debe cruzar para llegar
a los valles de "Oyalá" el Señor de la Luz....Cierto día , tu lo sabrás , este delincuente fue muerto por venganza ,a manos de un
grupo de inmigrantes italianos de la "mafia" y arrojado al "Río de la Plata", en la bahía del Puerto...

La hechicera hizo una pausa para encender una vara de incienso que se erguía en una pequeña mesilla a un lado de ellos.

-También sabrás que fue mutilado , amputados sus cinco dedos: los cinco dedos con los cuales había robado...Los cinco
dedos con los cuales mataba, dedos manchados de sangre. Una vez que se ahogó los "oscurecidos" que le recibieron hicieron
un trato con él. Le permitirían volver, solo para continuar matando, para llevarles almas...Y así nació "Acabatú", "el arranca
dedo", "el heraldo de la muerte"...Aquel que habita entre los dos mundos....Ese que tú, por odio has invocado....No puedo
decirte mas, no me es lícito....Pero ya lo averiguarás, porque la invocación seguirá su curso...

-Pero "Mae"...¡jamás volveré a llamar a ese demonio!

La bruja sonrío amargamente.

-Lo harás hijo, lo harás....El odio lleva solo a mas odio, y la muerte a mas muerte....Es la ley, es el trato....Vete, ya nada mas
tienes que hacer aquí...¡Que "Oyalá" se apiade de tu alma!

Y diciendo esto, la mujer se levantó y le señaló la puerta. Esteban apenas pegó un ojo en toda la noche, en su habitación , la
número 20...


***


Esteban se había acostado vestido ....Al despertar , lo primero que hizo fue dirigirse al pequeño baño de la habitación a
contemplarse el rostro en el espejo...Lucía terrible: desde que todo comenzó su cara no había probado una sola
afeitada....Todo lo que tuviera filo le causaba pánico, por razones obvias...

Miró las razones.

Su mano, ahora hinchada y roja como un pimiento, con aquellos dos orificios negros y solo tres dedos.....Las heridas habían
cesado de sangrar, pero ahora supuraban , pus y un liquido verde como espuma. Estaban infectadas, peligrosamente
infectadas....Debería concurrir a un hospital, si ,debería...Pero le harían preguntas, y sus mentiras de nada servirían ante el
examen profesional de un médico....



Abrió el grifo marcado como de agua caliente...¡Salía helada! Tal vez fuera mejor así...¡Maldito hotel! Tomó la pastilla de
jabón que descansaba a un lado de la pileta.....Juntó coraje y puso su mano inflamada bajo el chorro.

Sintió casi como si se hubiera vuelto a cortar los dedos cuando el agua penetro aquellas heridas....Tomó el jabón y comenzó
a limpiarlas con sumo cuidado...Despacio....Apretaba los dientes para no gritar.

Luego de un breve enjuague, se la envolvió en una de las toallas que colgaban de la pared y regresó al dormitorio....Había un
radio sobre la mesita de luz. No lo había visto antes...

Bueno, por lo menos había radio....Se distraería con un poco de música, olvidaría por un instante aquel infierno...No tenía otra
cosa que hacer , dudaba poder manejar ya, a la oficina no iría....

¡La oficina!

¡Su jefe! ¿Habría concretado "Acabatú" su cruel misión...? ¡Casi lo había olvidado! ¡Maldición, él era el
responsable....Encendió el viejo radio con gran dificultad utilizando una sola mano para mover las perillas...Buscó un
noticiero...:


“....fhhhhhshhhh.......del horrendo....fshhhh.........del empresario de iniciales R.S., oriental viudo de sesenta y cuatro años el
cual amaneció completamente mutilado en su hogar. El hombre vivía solo y fue hallado por la limpiadora, que extrañada por
ver aun el auto de su patrón en la cochera al llegar a la mansión y disponiendo de un juego de llaves adicional le buscó por toda
la casa hasta encontrarse en el dormitorio con el macabro hallazgo. Según el testimonio aportado por esta mujer, su jefe se
hallaba completamente mutilado y sus restos esparcidos por toda la habitación ....La policia descarta el “robo” como móvil
para el “baño de sangre” ya que ninguna de las
pertenencias del lugar se halló en falta.....Cabe destacar , que......”


Esteban desenchufó el radiorreceptor. No necesitaba oír más....¡Debía hablar con alguien, llamar a la oficina, verificar...! Las
iniciales eran las de su jefe ,sí...¡Pero que no fuera verdad ,por Dios , que no fuera.....!

Levantó el tubo del teléfono y disco el “0”.

-¿Recepción?

-Sr Gotman....

-¡Pero , señor Píriz...! Y, ¿cómo le fue con “Mae “ Shurema? ¡Tiene una mano bendita esa vieja !....¿Ya se encuentra mejor?

-Sí....Claro, mejor.....¿Podría hacer una llamada de teléfono...?

-¡Claro sr Píriz! Se lo habilito inmediatamente.....pero sea breve...

¡TUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUTTTTTTTTTT!

El tono de libre se hizo oír en el aparato....Digitó el número de la empresa, y luego el interno de la oficina de Carlos....

-¡Departamento comercial buenos días!

-¿"Cacho"? ¿Sos vos?...

Un momentáneo silencio del otro lado..

-¿Esteban?.....Loco...¿cómo pudiste? Es cierto que el “pelado” era medio hijo de puta a veces pero......¡Confesá y entregate,
Esteban ...! ¡Estás loco!

¡Era su jefe, si el empresario del que hablaba la radio era su jefe! ¡Y su mejor amigo pensaba que había sido él , el asesino....!
Bueno, en cierta forma así era....pero....

-¡Vos no entendés “Cacho”!....Esto es un infierno...¡Acabatú, del que vos me hablaste....! ¡Existe!

-¡Si claro Esteban, claro...! Oíme, y te voy ha hablar como un amigo: lamento haberte contado aquella historia en el bar....Se
ve que te agarré en un mal momento y empezaste a hacer locuras...¡Idiota de mi que no me di cuenta que estabas en el
límite!...¡Si me pasaste hablando de cómo matar a tu mujer....y no era la primera vez....! Estallaste, loco, estallaste...Necesitás
ayuda....Prendiste fuego tu casa, te cortaste los dedos, ahora lo del jefe...Vos le tenías bronca.....Pero corta la cadena acá:
confesá y entregate, te lo pido por favor....

-¡Cacho!...Yo no.....Vos no entendés...Yo...

-¡Claro que entiendo!...Lamento tener mi cuota de responsabilidad en esto...Se ve que algo que dije te afectó...Pero voy a
enmendar mi culpa: Esteban le voy a contar a la policía de la charla en aquel bar, y de lo que me dijiste, de que planeabas
matar a tu mujer....

-¡Pero “Cacho”, vos sos mi amigo!

-Por eso mismo , por eso mismo....Es lo mejor que puedo hacer por vos....¡click!

¡Tuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuut!

-¿Hola ,hola.....Carlos....Carlos?......-era inútil. Había colgado.

¡Putísima madre que lo reparió! Lo que le faltaba...Si Carlos hablaba con la policía de aquella conversación en el bar, lo
relacionarían con el asesinato del jefe y el incendio , lo citarían y al ver su mano mutilada lo tomarían por loco....Terminaría en
un asilo de por vida...




¡El muy hijo de puta! Todavía se decía amigo de él....¡Y justo él, el responsable de todo lo que le estaba pasando, el que le
habló de aquel ritual, el que le sugirió la idea....! De no ser por Carlos , nada de esto estaría sucediendo....

Esteban se recostó en la cama a pensar....Si alguien merecía morir por toda esta pesadilla era Carlos, el autor de la
idea.....¡Lindo amigo había tenido! Y ahora, encima estaba a un paso de mandarlo preso......

Se levantó y tomo el cuchillo dentado que reposaba sobre una mesita dispuesta, junto al tenedor , en un rincón del
cuarto....Miró su mano, refrescada por el lavado pero aun hinchada, miro su dedo mayor....No iria preso, no ...Ni al
psiquiátrico....¡Y aquel hijo de puta pagaría!

-¡"Acabatú"!....-llamó una y otra vez- ¡"Acabatú"!....


***


El demonio negro apareció de excelente humor: es mas, cada vez que parecía estaba mas alegre....Su aparición invadió la
habitación de un insoportable olor a corrupción y podredumbre.

-Esteban, Esteban....¡Sabía que no me ibas a defraudar!...

-¡El que me defraudaste sos vos, negro de mierda...! ¡Me prometiste un trabajo “limpio” y sin testigos ni pruebas.....! Y ahora
te tengo que llamar para eliminar a un supuesto amigo que me quiere delatar...

El moreno sonrío moviendo su cabeza de un lado a otro y jugueteando con su navaja.

-¡Pero si mi trabajo fue limpio! Ni huellas , ni testigos , ni nada....¿O fui yo el que se emborrachó en un bar y le contó a su
mejor amigo acerca de las intenciones de matar a tu mujer?.....No amigo, fue tu error, no el mío....Acabatú cumple sus
trabajos....”profesionalmente”...Como este último....¿qué te pareció? Escuchaste la radio ya, ¿no es cierto? ¡Había que verlo
al viejo chillar mientras mi navaja le cortaba las pupilas y los huevos!....Jajaja....La verdad es que con tu jefe me divertí un
poco mas que de costumbre... ¡Le rellené las cuencas vacías de los ojos con sus propios testículos ! ja,ja,ja,ja,ja........

Esteban cerró los ojos. No quería oír mas. Quería que todo fuera rápido...Los abrió. Apenas podía contener el vomito al ver
aquella espantosa visión, aquel cuerpo negro y corrompido como un cadáver, con las cuencas vacías, vestido de harapos y
chorreando sangre por aquella mano que lucía ahora dos dedos....¡sus dedos, blancos y frescos!

-Carlos.....Mi antiguo amigo....Esa es la persona....

-Ya sabes el precio, Esteban....Es el turno del “mayor”....El "central".

-Lo sé maldito, lo sé....



Rápido, debía de ser rápido...Luego se lavaría, sino la infección seguiría avanzando...¡Y ya no volvería a llamar a aquel negro
del infierno! Agarró fuertemente el mango de plástico del cuchillo de cocina....Apoyo el filo dentado sobre la unión de su dedo
mayor con la mano...Y lo deslizó fuerte y rápidamente.....¡Nuevamente aquel dolor, aquel insoportable dolor!

Pero el dedo no cedió al primer intento, según pudo contemplar horrorizado Esteban. Colgaba aún de su mano, unido por un
trozo de ligamento, aunque el pequeño hueso asomaba blanquecino por entre la sangre y la piel rasgada....Respiró hondo y
serrucho con los dientes del cuchillo aquella unión...Esta vez sí. Nuevamente el dedo se desprendió y fue tomado en el aire
antes de tocar el suelo, por la ágil mano de "Acabatú", que con síntomas evidentes de felicidad lo colocó en su lugar
correspondiente, allí en su propia mutilada mano, a la cual como siempre se unió misteriosamente...

¡El maldito ya tenia tres dedos en su mano, tres dedos ...uno mas que él, su víctima, a la cual solo le quedaban ya el "índice" y
el "pulgar"!

-Gracias, Esteban...Tenés unos dedos muy bonitos....¡Realmente me estás dando “una mano”! ¡Ja,ja,ja,ja!

Esteban tomó la funda de una de las almohadas mientras el negro seguía hablando atrás de él.......No soportaba el dolor...

-Nos veremos pronto amigo.....En el próximo...¡Ya casi completás mi mano....! Y entonces....

-¡No habrá próximo!, ¿me escuchás?.....No habrá...próximo...-gritó Esteban anudándose la funda a la mano, horriblemente
mutilada.....

-“La muerte lleva a mas muerte”, Esteban......Ya lo sabrás....Esta noche haré el trabajo....

Y diciendo esto, desapareció como había aparecido: de la nada y hacia la nada....Ni humo ,ni rayos , ni nada....Se evaporó,
dejando como siempre a Esteban con un doloroso recordatorio en su mano.....


***


La tarde transcurrió gris. Esteban dormitó todo el día afiebrado y con "chuchos" de frío sobre la cama, en medio de pesadillas,
y alucinaciones producto de la fiebre....Y repasó mentalmente todo lo vivido durante la última semana...En su corazón, deseó
con todas sus fuerzas poder volver atrás en el tiempo, a aquella noche (¿cuánto había pasado desde aquella noche:
años...meses....solo días? ) , volver atrás y no detenerse , manejar su vehículo hasta su hogar (¡hogar!) ,soportar las puteadas
de aquella mujer que aparecía ahora en el recuerdo casi como una beldad y dormir en paz junto a ella la borrachera....



Pero si algo tiene de cruel el tiempo, es su fatalidad, lo irreversible de su transcurso...Se sentía como un asesino (lo era) .Ya
había muerto su esposa, su jefe y seguramente su amigo Carlos estaba a punto de hacerlo...

Pero luego todo habría terminado. Tenía que reponerse, física y mentalmente. Disponía de un mes de licencia antes de retomar
su labor en la oficina , con algún nuevo jefe al timón...Tal vez podría superarlo....Con tres dedos menos en su mano, pero
podría superarlo. Hacer su vida nuevamente, olvidarlo todo...Con el tiempo , se transformaría en una lejana pesadilla:
"Acabatú" , aquel sucio hotel.. También existían las prótesis para sus dedos faltantes...

Tal vez todo fuera mejor que antes.....No lo sabia....Pero al menos ahora tenía un respiro para desearlo. Y estaba
hambriento: decidió tomar el teléfono y encargar un pizza ,luego de consultar al encargado acerca de alguna "rotisería" cercana
al hospedaje, con servicio de entrega a domicilio...

Debía comer, ¿cuánto hacía que no comía...? Debía comer....Mañana compraría antibióticos en la farmacia, alcohol,
vendas...¿Cómo no se le ocurrió antes? Y unas aspirinas claro.... Sanaría ,si ,sus heridas cicatrizarían y luego solo sería un
“manco” mas ,con una terrible historia dentro suyo....
¡Quien sabe cuantas de las personas que conocía, que veía por la calle con dedos cercenados no habían vivido lo mismo que
él! La maquina de picar carne, la sierra de la carpintería....¿Cuántas de esas historias serían verdad?

Empezó a ennumerarlos:

El lustrabotas de la esquina de la oficina....Le faltaban tres dedos, como a él mismo ahora, y los mismos dedos....Según le
comentó una tarde mientras le cepillaba los zapatos oscuros de charol, se lo había hecho en el ejercito , en una práctica ,con
una granada de mano activada por error...y que por eso le dieron la baja y lustraba calzado......Pero Esteban ahora recordó
patentemente su gesto de espanto cuando le pregunto curioso por aquellas mutilaciones....Y el diariero que repartía en la zona
de su casa: a ese le faltaban solo dos dedos....

-¡Cuando trabajé en la construcción un balancín me los arrancó! –le había contado cierta vez....Pero ...¡justo el "meñique" y el
"anular"!

¿Serían verdad aquellas historias? ¿Cuántos de los mutilados de los dedos que habían en la ciudad habían invocado a
"Acabatú"? ¿Cómo se habían librado de él....? Si ellos lo habían hecho, el también podría...

Lo que nunca vió fue a alguien mutilado de sus cinco dedos. Esforzó la memoria, pero no....O mutilados de una mano entera,
o de algunos dedos, pero nunca de los cinco dedos....

¿Qué sucedía si uno terminaba entregándole los cinco dedos a "Acabatú"? Porque el demonio de piel negra parecía muy
interesado en que así fuera....¿Qué sucedería...?

El no lo averiguaría por supuesto...No pensaba invocarlo mas....pero en el fondo sintió curiosidad. Una morbosa curiosidad....


Se miró la mano herida y movió los dos dedos que aún le quedaban. Apenas podía hacerlo: la piel estaba tirante, y aun le
sangraba algo la última herida....Se sentía débil. necesitaba alimentarse ,sin dudas....

¿Qué pasaba con esas pizzas que no llegaban?


***


Pasaron dos días y Esteban estaba algo mas repuesto....Apenas había abandonado la habitación del hotel para ir hasta la
farmacia a comprar las sustancias que por fin le libraron de una parte de su dolor.

La hinchazón de su mano había aflojado y decidió que era un buen momento para visitar aquella, la que había sido su casa ,
nuevamente....No tenía seguro, apenas que le daba el sueldo para pagar las cuotas de la hipoteca, pero debía hacerse
presente, ver ahora con la mente fría el estado real de la vivienda y comenzar a pensar en su reparación para venderla
prontamente...¡Ni hablar de volver a vivir allí!

Tomo un taxi al salir del hotel , esa mañana (¡ni pensarlo que conduciría con solo dos dedos en su mano diestra , menos en el
estado en que aún se encontraba!) y en menos de quince minutos estaba ante las puertas de su antiguo hogar....Pero no se
imaginó nunca encontrar lo que encontró....
Allí en la puerta de su antigua casa, completamente carbonizada por las llamas, estaba la figura de un hombre, bien vestido,
arrodillado y depositando unas flores en el negro umbral y al parecer llorando....

Esteban pagó el importe del viaje y descendió sin perder de vista al sujeto...Se acercó lentamente a lo que en algún momento
había sido la entrada a su vivienda. El sujeto de las flores, se percató de su presencia y lo miró ,primero asombrado, luego
enfurecido, incorporándose y enfrentándolo:

-¡Es usted!......No lo puedo creer...¡Maldito, es usted!....No se crea que me tragué el cuento ese del gas y el
cortocircuito....¡Se perfectamente que usted la mató.....!

Esteban no conocía al sujeto...¿Quién mierda era ,para venir a gritarle así en la puerta de su propia casa, quemada pero
propia al fin de cuentas?


-Disculpe....No tengo el gusto de conocerle y además...

-¡Claro que no me conoce....!¡Usted no conoce a nadie...! Si vive borracho, maldito monstruo.....Ella me lo había contado...-
bajó su vista hacia las flores sobre los escombros tiznados, luego continuó , alzando la vista hacia él- Que la golpeaba, que
había amenazado con matarla....¡Pobre Angela! Era una mujer estupenda...¡Una joya en manos de un monstruo!

Allí sí que Esteban comprendió todo....¡Se trataba de un amante! ¿Quién lo hubiera dicho de la “mosquita muerta” de su
esposa? ¡Un elegante ,amable y joven amante! Mientras el trabajaba o estaba con Carlos , la perra se conseguía compañía....


Sintió la sangre hervir en sus venas nuevamente y el remordimiento alejarse rápidamente....

-Así que usted...

-¡Si ,yo ,yo la amaba....no como usted! E íbamos a estar juntos, ella no soportaba más...¡Pero la mato, sé que la mató ¡ ¡Por
algo no estuvo en toda la noche...! La mató usted mismo...o la mandó matar, cerdo, monstruo....¡Es lo mismo!

Era más de lo que Esteban podía soportar....Deseó golpearlo....Pero ,con la diestra no podía: le hubiera dolido mas a él ,el
golpe ,que a su adversario, el amante de su difunta y puta esposa....Pero lo intentó con la izquierda...El hombre lo detuvo
aferrándole el puño con fuerza....

-¡Quieto animal! Yo la vengaré....a mi Angie...pobre- y sin soltarle la mano sana, busco entre sus ropas y sacó una pequeña
pistola automática....

¡Mierda! ¡El tipo se había vuelto loco!

-¡Ahora pagarás, maldito, pagarás por Angela....y estoy al tanto de lo de tu jefe también....! ¡Y escuché lo de un compañero
de trabajo tuyo esta mañana...!¡La prensa dijo que se suicido , ahorcándose...! Pero yo sé bien que eres tú y pagarás....

Esteban sintió el miedo subir por la espina dorsal mientras el sujeto martillaba el arma , torciéndole la muñeca y obligándolo a
arrodillarse....¡Por favor que pasará alguien por allí! ¿Por qué la calle estaba tan desierta?....Como si el individuo hubiera
adivinado su pensamiento, miró brevemente hacia atrás y le ordenó:

-¡Levántate y entra puerco...! ¡Entra y mira tu obra!

Esteban obedeció ,no tenía otro remedio....pateando y esquivando escombros atravesó el umbral con el sujeto detrás,
sintiendo el frío metal en su nuca....¡Estaba perdido!

-Camina,...camina y mira Esteban Píriz....¡Mira lo que has hecho! Acá sufrió mi pequeña Angie.....¡Abrazada por las llamas,
maldito demonio! ¡Las llamas que tu encendiste!

El hombre empujaba a Esteban y este veía con horror adentrándose mas y mas en la oscuridad , las paredes, los pisos de
"parquet", los techos, todo teñido de un siniestro color sombra, regado por un insoportable olor a quemado y humedecido por
el agua de los bomberos.....

-¡Detente!....Me parece mentira haberte encontrado....Que tu conciencia te halla permitido volver...¿Cómo te sientes ahora,
hijo de mil putas? ¡Aquí mismo te hallarán algún día....! Tu cuerpo....Deberías morir calcinado como ella para que se hiciera
justicia, no mereces una muerte tan rápida...

Esteban se detuvo: comprendió que el fin se acercaba y que tal vez lo merecía...

-Ahora date la vuelta y mírame de frente...¡Y arrodillate nuevamente, esta será tu tumba....!


-Pero.....- Esteban había comenzado a quebrarse emocionalmente mientras obedecía, era lo único que le faltaba. ¡Enterarse
de que su mujer tenía un amante y que este lo terminara matando!....-Pero , escucheme...¡Piedad!....Usted no entiende...Yo no
fui ....Yo no...

-¡Claro que no fuiste tú, te creo....! ¡Cínico! Ni siquiera en la hora de tu muerte te arrepientes y confiesas....¡Me da igual! Tú y
yo lo sabemos....

Esteban juntó sus manos sobre el pecho...Le dolían ahora las rodillas ya que estaba mal apoyado sobre un pedazo de viga
desprendido del techo...

Fue entonces que recordó...¡Sus manos! ¡"Acabatú"! ....Aún le quedaban dos dedos.....Solo esperaba que no demorará en
cumplir el trabajo...

-¿Tienes algo que decir antes de morir, gusano?- le dijo el desconocido apuntándole justo a la frente...

Esteban sonrió triunfalmente...Desenvolvió la gasa que cubría su mano derecha y extendiendo el dedo índice lo descansó
sobre el filo de la viga en la que estaba arrodillado...El hombre no dejaba de apuntarle, pero estaba atónito y sorprendido por
lo que Esteban iba a hacer....Tomar un trozo de duro revoque y golpearlo con su mano sana sobre aquel dedo apoyado en la
viga, a manera de hacha....No tenía tiempo para pensarlo....Un golpe, dos golpes, tres golpes...El cartílago cedía...

Fue el corte que mas le dolió de los cuatro, pero era una cuestión de supervivencia, Esteban lo sabía....

-Sí tengo algo que decir....- continuó mientras terminaba de golpear su mano con la piedra y el filo de la viga se introducía en
cada vez mas en la carne..- ¡"Acabatú"!....¡"Acabatú"!...

El hombre bajó un poco el arma intrigado...¿Qué hacía este asesino cortándose el dedo contra un trozo de hierro y gritando
aquel extraño nombre? ¿Era una treta,...o se había vuelto loco?

-¡"Acabatú"!- continuó llamando Esteban, y el dedo por fin cedió del todo ,rodando por el canto de la viga hasta un lado de
su cuerpo, Lo tomo con la mano izquierda y lo levantó completamente dolorido pero feliz.

Al alzar la vista ,allí estaba , a las espaldas del sujeto armado....El también sonreía...¡Nunca se había alegrado tanto de verlo
como esta vez!

Ante la sorpresa de el hombre, Esteban arrojó aquel dedo aparentemente hacia él mientras gritaba:

-¡A él Acabatú, al hombre del arma....! ¡Al amante de mi puta esposa!

El moreno le hizo irónicamente un saludo tipo militar, tomando en el aire el dedo que Esteban le había arrojado....



El sujeto aun no había visto la amenaza que se cernía a sus espaldas, pero al escuchar su voz, inmediatamente se dio vuelta
solo para quedar paralizado por el espanto:

-¡Amo el pago por adelantado...! –dijo el negro colocándose su nuevo dedo en el lugar- ¡Gracias ,Esteban!....¿Así que lo
querés ahora mismo, no? ¡No solo te daré el gusto....sino que satisfaré el odio que tenés en tu corazón!

Y diciendo esto tomo al sorprendido hombre por las solapas con su mano izquierda , con una fuerza sobrenatural ,
quitándole la pequeña pistola de la mano con la otra , ahora casi completa ....Así elevado ,unos quince centímetros del suelo,
"Acabatú" le acercó el arma de fuego a la entrepierna....

-¡Jajaja! Esto es diversión.....¿Así que interfiriendo en mi ciclo? Ya sabrás lo que es el odio, "pendejo"...

El sujeto pataleaba en el aire horrorizado...Y Acabatú accionó el gatill
Datos del Cuento
  • Categoría: Terror
  • Media: 5.79
  • Votos: 42
  • Envios: 1
  • Lecturas: 8780
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.236.50.252

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.441
»Autores Activos: 151
»Total Comentarios: 11.741
»Total Votos: 908.522
»Total Envios 41.575
»Total Lecturas 46.945.635