Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Historias Pasadas

1era. Desicion

El sonido de la mañana, despertó a los esposos, que yacían buceando en sus mares de sueños. Él saltó primero de la cama, e instintívamente buscó el baño; y ella casi con los ojos cerrados, cogió una bata y buscó la cocina. Ya en el comedor, la joven pareja, tomaron su desayuno; él, casi sin terminar y con el periodico en la mano, se paró, le dio un beso a su pareja, y se dispuso a salir al trabajo; de improviso su esposa lo cogió del brazo, y le dijo: Te has despedido de tu hijo?; sintió que habia olvidado que era padre, se disculpó y fue al cuarto de su hijo, lo miró y vió que dormia apaciblemente, por un instante sintió que aquella imagen era tan hermosa, como el paisaje natural que encontraba los fines de semana, por las cordilleras de los andes; se acercó y sin despertar a su hijo, le dió un beso y, se fue a su trabajo. Ella después de dejar todos los encargos escritos en un papel; indicando a la empleada: el desayuno de su hijo, el lavado de la ropa, la entrada y la salida de Tilin al nido; esperó la llegada de la muchacha. Una vez que llegó, le reiteró lo escrito, y le anotó su número telefonico, si es que se presentaba algun imprevisto; hecho esto fue al cuarto de Tilin y lo encontró aún durmiendo, verlo así …quietito…, le purificaba el alma, se acercó y le dio un beso, sintió que ella era bendecida, tocarlo, era tocar algo puro…acarició su piel, y no sabía diferenciar si aquella, era más hermosa que los petalos de una rosa…cerró los ojos, y sintió que su alma queriá estar siempre así, pero, por ahora había que trabajar. Como una flecha, salió rumbo a la oficina; dentro de ella sintió que nuevamente llegaba tarde…
Tilin…Tilin…Despierta Tilin…; él abrió sus ojos y vió a la muchacha, comenzó a bostezar y a estirar sus cuatro extremidades; Hola ñaña…; Hola Tilin…Levántate, que tienes que ir al nido; Tengo sueño ñaña…Y tengo frio…; Sin darse cuenta dos fuertes brazos lo levantaron, y comezaron a quitarle el pijama, y luego con una esponja humeda con olor a perfume lo comenzó a frotar todo su cuerpo, vió que aquel perfume salía de una botella; Ñaña…dame ese pomo…Huele rico; No…Eso no Tilin…Eso es para limpiar tu cuerpo; Dame ese pomo…Quiero ese pomo; No Tilin…No…Apúrate que vas a llegar tarde al nido; terminó de vestirlo y lo cargó al comedor para darle el desayuno; le preparo su mochila y cuando hubo terminado, se dispusieron a salir rumbo al nido; cuando abrieron la puerta la empleada vio que en el primer piso estaba la amiguita de Tilin con su mamá; Mira Tilin…Alli esta Kamira…; A ver?…; Vió que estaba su amigua con su mamá, y se acordó de su juguete; Ñaña quiero mi juguete…; Pero Tilin ya es tarde; Quiero mi juguete!; ya se disponía a llorar y la muchacha entendió el mensaje, entró a la casa y buscó el juguete, lo encontró y se lo dió al pequeño; ya listos bajaron del edificio y cuando llegaron al primer piso se encontraron con Kamira y su mama; Hola Kamira!…Mira mi juguete!; Hola Tilin…Mi mamita me lleva al nido…Y me recoge…Chao Tilin!; Vió como ella y su mamá se iban juntas de la mano, salieron por la puerta del edificio y se despidieron de el con un adios de manos; la muchacha lo jaló y lo apuro a llevarlo al nido, pues ya se hacia tarde…Sin darse cuenta Tilin soltó su juguete y lo dejó tirado por la calle.
Cuando terminó el nido, Tilin fue a mirar si era verdad que a Kamira la recogía su mamá. Se paró al costado de la entrada del nido, y esperó; de pronto vió que kamira corría feliz hacia la puerta; creyó que estaba alegre porque el estaba allí, y le sonrió; Kamira…Kamira!; la niña pasó de su lado y siguió corriendo hasta tirarse en los brazos de su mamá; Mamita…mamita…Cárgame mamita que me caí, y me duele..Si…;vió que las dos se iban juntas muy felicez, le gustó mucho lo que vio: Kamira en los brazos de su mamá. De pronto sintió que dos brazos lo cogían de los hombros; Tilin…Donde te has metido…; Hola ñaña… Estaba mirando a Kamira; la muchacha cogió su mochila y comenzaron a caminar hacia la casa. Cuando de pronto Tilin le dijo: Ñaña….Cárgame…Me duele mi pie…; Tilin, si no tienes nada…Apurate!… Que tengo que lavar tu ropa.
Luego de amorzar y jugar, por mucho rato, Tilin se quedó dormido. Ya era de noche, cuando escuchó que la puerta de la casa se estaba abriendo, abrió sus ojos, y vió que la sombra de su papá estaba entrando a su cuarto; Papito…Hola papito…Cárgame quiero jugar; Lo levantó y lo comenzo a elevar como una pelota por los aires; Tilin estaba contento; y al rato lo dejó en su cama, y le dijo: Tilin…Ya hemos jugado…Ahora papito tiene que trabajar; lo vió salir, se paró y busco sus juguetes, agarró uno, y comenzó a moverlo de un lado a otro, él era el rey de su cuarto, y estaba viajando con su imaginación hacía lugares, en donde solo la pureza de un niño puede animar lo inanimado. Llegó después su mamá, entró a su cuarto y vió a su hijo que estaba con un avioncito elevandolo con su mano por los aires, y le hablaba como si el mismo piloteara el avión; Hola mi amor…Ya llegó mamita…Vén y dame mi abrazo; Hola mamita…Mira mi juguete….Estuvieron apachurrados un buen rato, lo cargó y lo llevó al comedor para cenar. Y de pronto Tilin se acordó de Kamira; Mamita…Me puedes llevar al nido todos los dias?; Ay hijito…Tu sabes que mamita tiene que trabajar…Acaso la ñaña no te lleva al nido?; Si mamita…; Pero… Espera un momento…; se paró y salió del comedor y cuando regresó trajo un enorme muñeco de peluche, se lo entregó a su hijo, y él se puso contento. Después de terminar de cenar, lo cambió y lo llevó al supermercado.
Cuando llegaron al super, se econtraron con kamira en compañía de sus padres; ella estaba en los brazos de su papá; Mamita …Mira allá está Kamira… Con sus papitos; se saludaron, y se acercaron a conversar, Tilin vió que Kamira jugueteaba haciendole cosquillas a su papá, mientras su mamá conversaba con su mamita. Una vez terminada las compras, salieron hacia la casa; Mamita…Donde está papito?; Papito…Esta trabajando…Para que tengas los juguetes mas lindos, y también la casa mas bonita, y la terraza más grande…No es bueno papito hijito?; Si mamita….
Al dia siguiente antes de ir al nido, le pidió a la muchacha: Ñaña…llévame a la terraza… ; Tilin …ya es tarde…y no vas a llegar al nido…; No…Llévame a la terraza…; Después cuando regreses del nido vamos para jugar alla...; No… Llévame a la terraza…; Mira que bonito juguete te ha comprado tu mamita Tilin...No quieres llevarlo al nido…; No…Llévame a la terraza; Pero… para qué Tilin…; Llevame a la terraza; la muchacha vió que el niño tenia la idea fija, y sin pensar mas, subieron los dos hacia la terraza de la casa; cuando llegaron Tilin sonrió…y caminó hacia el borde de la terraza, miró hacia abajo y vió que Kamira estaba con su mamá a punto de salir al nido; Kamira!….Kamira!…Mira Kamira…Mi terraza es bien grande!…; diciendo esto levantaba las manos hacia el cielo, entusiasmado por aquel descubrimiento; vió que kamira sonreia, y ella le dijo: Hola Tilin…Voy a tener un hermanito!; diciendo esto ella y su mamá, salieron a la calle en dirección al nido; Tilin sintió que todo el mundo se encogía, tomó la mano de la muchacha y salió rumbo hacia el nido.
Durante todo el día Tilin estuvo esperando a su mamá, y cuando llegó, la fue a buscar; Hola mamita…; Hola mi amor…Como te ha ido en el nido..; Mamita…mamita..; Que quieres mi amor…Dime; Mamita…Quiero un hermanito!; se desconcertó, no supo que responder; pensaba que un hijo mas en la casa, significaba: más responsabilidad, más tiempo, más atención; tendría que dejar de trabajar, y dedicarse solo a…Sus hijos; le gustó la idea, pero…Sabía que no sólo dependía de ella. Cargó a su hijo y le dijo: Tilin…Anda donde papito y dile que…Quieres un hermanito. El niño se bajó de los brazos de su mamá, y fue a buscar a su papá a su oficina; cuando entró lo vió que estaba sentado en su mesa, con un monton de papeles; Papito…papito….; Hola hijito…Que pasa hijo…; Papito…papito…; Si hijo…Dime…Que quieres?; Papito…Quiero un hermanito…; dejó todo lo que estaba haciendo, se levantó y vió a su hijito, con una sonrisa que era imposible negarle nada, comenzó a pensar lo que significaba para el, otro hijo mas: mas trabajo, su esposa dejaría de trabajar, mas preocupación, menos tiempo para su vida personal, etc. Se sentó, cogió un libro y comenzó a leerlo…, ante la mirada expectante de Tilin; después de total silencio, cerró el libro y le dijo: Hijo…Que prefieres …Un hermanito…O…Una Cuatrimoto, mmm mmm?; Tilin dejó de sonreir, y la luz de su sonrisa comenzó apagarse, caminó hacia la ventana que daba a la calle, y vió la casa de kamira, el carro de Kamira, y después, comenzó a mirar el carro de su papa, y el carro de su mama; poco a poco la sonrisa y una idea le iluminaban el rostro, se volteo, y fue a los brazos de su padre, y le dijo: Rrrrrr…Rrrrrr….Rrrrr…Rrrrr….
Datos del Cuento
  • Autor: joe
  • Código: 756
  • Fecha: 06-12-2002
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 44.201.94.72

1 comentarios. Página 1 de 1
Fernando
invitado-Fernando 09-01-2003 00:00:00

Ya que tu calenturienta mente no da para más, lo mínimo que podrias hacer es saber escribir correctamente.