Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento

Añoranza

Cierto día, me hallaba sentada en un anden del tren ligero que conduce hacia Xochimilco. Técnicamente, acababa de regresar de mi rutina diaria. estaba cansada, mi mochila se hallaba colocada a mi izquierda y yo estaba leyendo un libro con una lectura vana, de poca importancia. sin  percatarme,  me sentí adormilada y fui cerrando los ojos tranquila, paulatinamente... cuando los abrí, la estación seguía igual de solitaria como se cuenta. lo suelen ser las estaciones ferroviarias del sur de México a esas horas del atardecer; antes del sopor, pude constatar que habían sonado las 6:15 pm en mi reloj de pulsera y el celular.  asi, seguí mirando a mi alrededor, pues increíblemente  en la estación daba la impresión de que yo era la única pasajera: ni el vigilante parecía estar presente. estaba a punto de salir de la estación, pensando que quizás se trataba de alguna contingencia o bien, el servicio había sido cerrado. cuando senti que una mano me toco el hombro. con voz pasiva pero varonil alguien me pregunto:

 
- hey, ¿sabes en donde pasan los autobuses hacia la alameda?-. con esto, me fui voltee lentamente. cuando al fin divise al interpelado apenas pude creer lo que estaba viendo: el hombre era un   joven, parecia tener no mas de 27 años, su aspecto era criollo: moreno, nariz aguileña un poco afilada, cabello rizado. yo apenas le pude contestar:

- oh! disculpa, me parece que no se donde se encuentra esa ruta. yo no soy de aqui.-. el se encogio de hombros y despues de mirarme un largo rato dubitativo añadio:

- veo que hemos coincidido esta vez, pues yo acostumbro  venir todos los fines de semana por aqui y no te habia visto. eres de provincia?-. mientras ahorraba tiempo para responder algo convincente, mire de nuevo por detras del chico. azorada, esta vez mantuve la vista en un punto. no lance un grito de sorpresa o extrañeza pero era increible: el panorama que anteriormente se encontraba saliendo de la estacion ferroviaria no era el mismo ahora: en vez de casas populares y modulos ciudadanos se hallaban cerros extensos,  algunas casas de dos pisos un poco desniveladas, y personas que venian vestidas con una indumentaria excesivamente sencilla o bien, demasiado provinciana. mientras circulaban no microbuses y bicitaxis como ya es tipico en la época actual, sino trolebuses y autobuses de ruta cien. asi, respondi despues:
 
- no,  soy de aqui del DF: lo que sucede es que tambien me hallaba... visitando un centro comercial.  quizas por eso se me hizo  tarde. - el chico parecio quedar convencido con la respuesta afirmativa y sonrio. luego me abordo de nuevo:

- ¿deseas ir a tomar una nieve conmigo? la verdad es que tiene poco que acabo de salir del trabajo y tengo una hambruna... conozco una Neveria de la Michoacana aqui cerca.

- ok. como quieras. por cierto, que dia es hoy?-. añadi a la vez. el me miro de nuevo algo serio pero luego me entendio al tacto y respondio:

- Estamos en Agosto. es 3 de Agosto de 1971.  ah, caray! hoy tenia que acudir a la UNAM para entregar papeleria.  en fin, ya sera  este lunes. por cierto, acabo de inscribirme al examen de admision. pienso ejercer como Medico. por eso elegi  Ciencias de la Salud.  permiteme presentarme: Me llamo Alfonso Rodriguez Vera, para servirte.- con esto, me estrecho la mano. yo temi que al darle la mano se desvaneceria, mas no fue asi.  con esto, acepte su invitacion con un monosilabo.  salimos rapidamente de aquella estacion ferroviaria. luego, entramos a la dichosa neveria que habia mencionado. el pidio un helado de fresa y yo un helado de tres marias, para deleitarme el apetito y seguir gozando la "fantasia" mientras, empezamos a charlar ingenuamente de cosas triviales, a las que yo apenas " agarraba el hilo" pues parecia creer que yo era de su epoca:  charlaba acerca de su familia, la cual era una familia de criollos acomodados desde el siglo XIX, burgueses, en pocas palabras. el insinuo que vivia en el sureste de Mexico. acababa de cumplir los 23 años y estaba por entrar a la facultad. yo pude decirle que igual estaba en visperas de entrar a la educacion superior ( solo para disfrazar las apariencias)  y que incluso pensaba ir a radicar con mi familia a Puebla, una vez terminado el semestre. tambien hablamos de los dichosos movimientos sociales de los que el tenia muy en cuenta. asi, nos levantamos y salimos a un parque enorme que se encontraba saliendo del local. de pronto, el me miro  por un momento y paramos de caminar. yo, curiosa y ya en confianza tercie:

- ¿que me miras?-. luego, el silencio.  despues de pasar unos 15 segundos, respondio con voz envanecida:

- me recuerdas a Liseth, una prima que tenia y con la que jugue mucho en la infancia: aun viviamos en Colima. Nos mudamos a la Capital luego de que la empresa de mi padre perdiera con otra empresa de  la competencia. Ella era Hemofilica. fallecio a dos meses de habernos trasladado. tenia 13 años. quizas  se debe a que me has inspirado simpatia. - con esto, regreso el silencio y yo de igual forma me quede callada, pues no sabia que contestar al drama.  luego, como si nada hubiera pasado, continuamos caminando. al final, nos sentamos en una banca estrecha marron, de madera:  mirabamos  pasar a los "transeuntes" unos charlaban, unos niños jugaban cerca de nosotros,  una chicas charlaban y bromeaban entre ellas; portaban faldas blancas y cortas, eran delgadas y tenian camisas alegoricas o blusas rosas, y estaban maquilladas con una palidez muy novelesca. algunas mujeres juntas tejian alguna labor de costura, otras solo reian. asi, nuevamente tuve otra sorpresa de el: me tomo de la mano, ligeramente, yo correspondi a su gesto y me beso en la boca suave, profusamente. su beso apasionado me revivio el ansia de poseer a un hombre, conocer a un buen partido.  estuvimos asi unos momentos, luego del beso apasionado dijo:

- Creo que ya debemos irnos. quizas...-. miro su reloj de pulsera. yo no alcance a divisar la hora. luego añadio: no es muy tarde, ¿te parece si vamos a mi casa un rato? disculpa, no  estas obligada a venir. -. yo nuevamente asenti apenas, otra vez timida. despues de recibir mi respuesta de monosilabo, tercio:

- por cierto, quiero decirte algo pero creo que este no es el lugar adecuado. vamonos.-  caminamos de nuevo, tomados de la mano. al llegar, me mostro su caserón: era amplio, de dos pisos y remodelado con un gusto gotico, de la epoca. en el patio habian dos perros Labrador: Circe y Roldan, les decia. solamente  dos de sus hermanos mayores y una hermana se hallaban en casa. pues el me insinuo ser el sexto de 8 hermanos.   Sus padres, Don Julian y Elisa no estaban en casa.  los chicos apenas nos prestaron atencion al penetrar en la estancia. entramos a su habitacion: estaba decorada con afiches de artistas y actores juveniles de los  años setenta, nacionales y del extranjero: los Beatles, John Lenon, Jose jose, Camilo sesto,  Cesar Costa, Enrique  Magal, Sandro, entre otros.  mientras, prendio la television mientras el  habia salido a tomar una llamada que habia recibido por parte de un amigo del liceo, llamado Sergio. aparecia un programa de Roberto Gomez Bolaños: una de las series de Chespirito. aparentemente, se transmitia uno de sus muchos episodios que el conductor solía asociar con obras clasicas de teatro o bien de epoca antigua. el drama hacia alusion a Cyrano de Bergerac, u otros dramas rememoraban a personajes de la epoca antigua de Aristoteles o bien de la Edad Media.  un actor de aspecto criollo me llamo la atencion;  en particular porque en los diálogos no hablaba o apenas formulaba unos dialogos breves.  no me explicaba el porque de su papel protagonico pues en esa epoca rara vez habian criollos  mexicanos famosos. sorprendentemente, tenia un parecido similar a  Alfonso: el " joven fantasma" que acababa de conocer, o a cualquier otro joven hombre de la epoca. aun ahora me sigue llamando la atencion su actuacion misteriosa y breve en las emisiones televisivas de Chespirito. luego, regreso Alfonso. esta vez me estrecho en sus brazos y con voz afable casi fugaz me insinuo:

- ¿quieres ser mi novia?-. yo sin recuperarme de la sorpresa ante tal ofrecimiento, no pude responder: necesitaba alcanzar el climax de la situacion romantica. suspire y dije con una vocecita:

- claro que si, Alfonso: me gustaria ser tu novia.- así, retornamos a besarnos. esta vez  los dos solos, en su cuarto. el torno a desvestirme, luego el me siguio posteriormente. asi, hicimos el amor ( tecnicamente) a la luz de la luna, una luna efímera. transcurrió el tiempo. ahora, estábamos tendidos  nuevamente uno encima de otro, observando el televisor. al menos, el lo miraba. yo me hallaba inmersa en mis pensamientos, semi- inconsciente. al cabo de unos minutos, añadió:

- ups! me parece que ya es momento de que te marches. descuida, iré a dejarte a un modulo de taxis que conozco queda aqui cerca. acompañame. - yo  le obedeci, sumisa.  luego, nos despedimos en aquel modulo de taxis, que por cierto  era muy rustico. el me prometio llamarme de nuevo, transcurridas dos semanas pues segun el  debia estudiar para su prueba de admision en estos dias. cuando ignoraba el incluso que en dos dias unos activistas de la guerrilla tomarian las instalaciones  e incluso algunos pagarian con sus vidas aquel grito de protesta en contra de la guerrilla, los malos maestros e influyentes  que abundaban en el plantel, asi como la inseguridad que imperaba en el ambiente, que inclusive se respiraba. pero el no parecia percibirlo, siendo un arlequin de aquel telon. con esto, yo acepte su propuesta, nos besamos y se marcho, no sin antes entregarme un papel con una rosa envuelta en  este. yo dije, sensible y dulce:

- ¿ que es?

- oh! es un regalo. el primero de nuestro noviazgo. es una cancion que te dedico, junto a otra  que me encanta escuchar y una rosa roja. - asi, nos miramos sin mas y yo le agradeci, seguido de un suspiro. asi, se despidio y lo vi desvanecerse lentamente; imperceptible. mientras se despedia con la mano de lejos, sonriente. despues, desaparecio por completo.  desperte. para mi sorpresa, habian pasado dos trenes: un movimiento involuntario de uno de los transeuntes que estaba cerca de mi me desperto. cuando pude comprobar que era un sueño, me despereze del asiento. consulte mi reloj. ahora eran cerca de las 8 pm. suspire.  " vaya sueño!" pense, algo contrariada pues deseaba que hubiera sido real. estaba por pasar el tren ligero cuando uno de los transeuntes, un chico joven de unos 19 años me llamo de subito:

-  oye, olvidas ese envoltorio.- el joven me señalo el objeto  que referia:  se trataba de un envoltorio color amarillo, con olor a perfume de esencias, el cual contenia algo dentro. yo asenti y lo tome. al abrirlo, el papel contenia una rosa roja, fresca incluso, no podia ser!! mientras desenvolvia por completo el papel,  pude divisar la cancion que mi susodicho "prometido" habia escrito para mi inspirado. era uan cancion alusiva al amor, el sexo y la fatalidad. estaba firmada con sus iniciales: A.R.V. ya en el tren, segui leyendo la cancion. luego, venia la cancion que me habia dedicado de sus artistas favoritos de balada: Era la de Cara de Gitana por Enrique Magal y Cuando Vayas Conmigo de Jose Jose. olisque la rosa, recordando aquel amor fugaz, breve como  una rafaga.  me oi susurrar apenas el nombre de "Alfonso". despues, me encamine hacia la casa. al pasar 8 dias regrese al mismo rumbo y divise un caseron anticuado, de esa epoca. tenia un parecido similar a la vivienda de Alfonso. uno de los vecinos me advirtio y dijo:

- veo que tiene curiosidad por ese caseron. algunos colonos contemporaneos que aun viven insinuan que ahi vivieron una familia acomodada, se apellidaban Rodriguez Vera.  segun comentan, la familia se mudo a Colima una vez que mataron a uno de sus hijos en la guerrilla. que triste.- yo suspire. me aleje del lugar. así, guarde el envoltorio en un cajón de mi cuarto.  como un Recuerdo sino vivido, al menos seria una bella evocación. dkma.

 

 
 
 
 
 
Datos del Cuento
  • Categoría: Románticos
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 4967
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.236.59.154

1 comentarios. Página 1 de 1
francisco antonio peña perez
francisco antonio peña perez 18-07-2020 11:05:05

es una gran historia donde la descripción se acerca, de lo estricto a lo extenso, pero mi querida escritora..... deja que tus sentimientos fluyan en la historia, has de comunicar, has de hacer sentir los latidos de tu corazón en ella, vívelo, mientras lo cuentas, y será perfecto..........

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 21.113
»Autores Activos: 143
»Total Comentarios: 11.738
»Total Votos: 908.479
»Total Envios 41.547
»Total Lecturas 41.231.477