Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Historias Pasadas

amistad profana; episodio ultimo.

era un dia de mayo: hacia mucho calor pese a que ya se acercaba el atardecer y Antonio Ramon apenas habia llegado al pueblo desde las once del dia. tras despedirse del tio y sus ayudantes, jovenzuelos de fuera pues eran contratados por su tio pero oriundos de Valladolid y Zamora. se dirigia hacia la casa de su amigo quien hacia tiempo que no sabia nada de el. cuando un par de hombres, conocidos o compañeros de la hacienda charlaban y se pusieron delante de el casi saliendo de una cantina donde no era raro verles. eran Agustin Martinez y Juan Solis. charlaban sin advertir a Antonio R. cuando Agustin empezo a hablar de anselmo:

- oye compadre, ¿ has visto al anselmo ultimamente? ya ves lo que rumoraban hace un buen de tiempo.

- no que yo sepa, compadre: solo le vi un martes que ibamos pa´la plaza. creo yo que ya no se queda horas en la hacienda. quizas eran chismes de viejas guacamayas.

- pos. uste lo dice. yo digo porque ya ve lo que decian; el patron se quedaba horas en sus dominios y preciso momento Anselmo desaparecia.

- no. pos si, ora que me acuerdo, a veces asi sucedia con anselmo. muchos decian que era un pacto del patron con. sabra quien, pues. pero si es cierto y mas, que las mujeres veian la sombra de un tipo tras los cortinajes. y es de verse que Anselmo ni se salia o estaba por ahi.

- por eso, mejor yo ni me las olisco con el; ya ve que, un hombre cae en vicio y ya no es decente aunque se redima. por eso, ya apenas le dirijo unas palabrejas de cordialidad. vaya con Anselmo!- recalco Agustin, convencido de sus argumentos.

- pos eso si. por cierto, tampoco hemos visto a Ramon; no sea la de malas y tambien ande en lo mismo.- arguye Juan, casi bromeando.

-¡que va!- exclama su compañero-. ese no tiene cola que le pisen, porque ya es sabido que por su oficio-. hace una seña algo obscena pero entendible a su compañero-. aun no consigue mujer. pero pos tiene remedio porque es joven y. ya ve uste. nomas se sabe que se fue hace meses a Zamora pa´ ganar mas morlacos.

asi, a poco charlan de uno y otros chismes del pueblo; pero Antonio Ramon ya ha escuchado. cuanto debia escuchar. apenas conteniendo su indignacion se acerca al par.

- ¿ eh, ustedes! ¿ es cierto lo que acabo de oir?

- ah, Ramon! cuanto sin verte.- alcanza a pronunciar Juan-. ¿ onde andabas? ya ves que los chismes no faltan en el pueblo y.

- ¡no les pregunte nada de eso, sardos!- exclama irritado Antonio-. nadie habla asi de anselmo, mi compadre ni aun le crea chismes. por eso exijo saber si es verdad eso. ¿ acaso dicen que mi amigo es.un tipejo?-. calla y un silenciod e duda recae sobre los tres hombres. hasta que alc abo de unos minutos Agustin le dice, con cautela ante la reaccion de Ramon:

-mira, ramon; sabes que no somos lenguas largas porque ya les conocemos pero es lo que se rumora por ahi. algunos que ya se dejaron de fruslerias dicen que tu compadre hace. hace meses que andaba en otro trato con el patron y ora menos se nos aparece por el camino. te aseguro que eso no es chisme. preguntale a otros y ya lo veras.

- ¡no se atrevan a dirigirme una palabra!-. clame el y con rostro agitado y hecho indignacion corre hacia la hacienda, dejando a los compañeros con el corazon en la punta de la lengua. asi, llego hasta donde estaba la cas de su amigo al no verlo ni darle los demas señas de el. algunos repitiendo el mismo rumor que habia sabido hace poco. no lo podia creer. ¡su amigo, un hombre que sabia estaba decepcionado por lo de una mujer, ahora anduviera en otros goznes y peor. tentaleandose como ramera! asi, llego a casa de el. estaba su tia y una de sus nietas, Maria de 8 años jugando afuera:

-¿ que se te ofrece, Antonio? que milagro que te dejas ver.

- señora Delfina.- dice, con aire entrecortado-. ¿donde esta Anselmo?

- salio hace un rato. fue con Ponciano el de los caballos; necesita uno pa´ guiar a las cabras. no se dilata.-. dice la tia Delfina; en eso, llego Anselmo. al ver el rostro de su compadre colorado en parte por la carrera y hundido le inquirio:

- Antonio, ¿ que se hizo de ti ? hace mucho que no te dejas ver. yo.

- ¡callate! exijo saber si.- gimotea, furioso-. es cierto lo que dicen los hombres de la hacienda.

- no entiendo de que me hablas-. dice anselmo-. ¿ acerca de que te quieres enterar? ¿que te sucede? se me paso preguntarte. vienes muy agitado. el no hace caso a las palabras suavizantes del amigo. se voltea dandole la espalda y con voz apagada pero ronca que se pueda oir le dice, contrariado:

- no deseo verte mas en mi vida, hipocrita. lo sabes. solo recuerdame como amigo, nomas. ya no somos nada.

- de que hablas? ¿ de la aventura que se contaba tuve con Don Tomas? eso.- arguye el, apenas dando ocasion para que su amigo se vuelva.-. hace poco que deje eso. supe que el solo me utilizaba como esclavo y que a mi por mi origen no me convenia. de eso peudes estar seguro. hay un largo silencio. las lagrimas de dolor, impotencia y furia afloran las mejillas de ambos. pasa un tiempo. la pequeña Maria, tras ver que su abuela Delfina le hace señas para entrar al caseron y no entremeterse; ella obedece pero les mira con azoro lo mismo que la tia Delfina. los ruidos de exterior menos importan. hasta que al fin Antonio habla:

- aun asi, olvidalo. ya no quiero saber mas. sabiendo que tu. un hombre prostituyendose ante un viejo. orroido por el dinero y la lascivia. no! ora cada cual su camino. espero que te vaya bonito como antiguo amigo. ya no mas.

- Ramon. antonio, yo.-. calla, comprendiendo que le ha perdido. el joven cabizbajo y renqueante se retira por la callejuela, sin rumbo. ha perdido su confianza y su filiacion como amigos. al fin sabe que no basta con actuar, sino con decidirlo todo de una vez. se sotiene de la pared del casron para contener su dolor ante el hecho. la tia delfina sin indagar razones le consuela con su amor materno. aunque el muestra que lo ha convencido no es asi. asi, se cubre esta escena con una estela de olvido. pasa el tiempo y ya ambos se resignaron y andan como dice el refran; arrieros somos y en el camino andamos. al pasar un año, ha corrido un terrible rumor en el pueblo, uann tragedia: Anselmo amanecio muerto en una parcela que cosechan los arrieros y pertenece a los dominios de Don Tomas, para sorpresa de muchos; el cadaver, petrificado y muerto cuentan los que los descubren al comienzo visiblemente lo mataron a machetazos y un golpe rotundo en la nuca. el hombre murio casi inconsciente. ¿ habra sido Antonio? no es posible. muchos dicen que tras la traicion de anselmo se retiro a trabajar en definitiva con un primo, Susano; el cual cuido al tio cuando murio hace un mes de la vejez y ahora invito a Ramon Antonio. para ayudarle con un taller puesto a un Km. de Valladolid. aun habiendo muchas haciendas sera posible ganar adeptos. asi, su amigo aunque le ha perdonado por el tiempo y silencio, no ha sido el. el rumor corre hasta llenar las paginas de la gaceta diaria en la region. incluso dicen que el sacedote que antes era visto en algunas regiones de michoacan viene hacia queretaro para seguir uniendo gente; una vez atentadas las haciendas, que nos aben muchos y levantar en armas en otros pueblos aislados. al fin, pasan las semanas y de esa injusticia, propuesta por el patron a dos capataces de confianza; Lucas Rodriguez y Plutarco Morones ante un botin de 200 reales de oro para matar al criado que un dia le brindo obligado por el ciertos favores sexuales y al oir los rumores de la servidumbre. decidio que matasen a su amante-esclavo. asi, el dismula que su conciencia esta limpia y cuando oye lo del criado asesinado en las serranias, se aleja y finge ocuparse de sus asuntos de juriconsulto, siendo este su cargo cuando aun era joven y no tenia aun linaje. el acto de violencia se olvida. muchos llegan a la conclusion de que le mataron unos ladrones que asolaban las parcelas. se olvida todo. mientras y mucho antes que llegue el movimiento insurgente, al llegar 1810 a tierras quietas; un campesino, que ha levantado su taller con unpariente y conocido por vecinos por su labor de carpinteria en la region, elabora una mesa para la hacienda de un marques que acaba de mudarse a Valladolid y consigue muebles; un Don Alberto Hinojosa De Padierna. trabaja y trabaja. de pronto y contra su voluntad llega al pensamiento la imagen del amigo perdido por rencillas hace tiempo. "quizas no fue ningun pecado. era un hombre decepcionado y debia vengar sus instintos." piensa para sus adentros. desea verle. pedirle perdon por su incongruencia como amigo. pero quizas ya no pueda.¡ironias de la vida! tal vez. algun dia que regrese al pueblo. si, tal vez. suspira y sigue taladrando el mueble. en unr ato llegara su primo con el material para terminar su labor. y la vida pasa en ese pueblo apenas despertando de la tirania pero aun quieto. mientras, en queretaro la rutina sigue. a unos kilometros de donde vivia su compadre Anselmo, se erige una lapida que reza:

Anselmo Cruz Luna
fallecio brutalmente.
acogelo oh! Madre Santisima!
1810, julio.
memoria de sus conocidos.

unas flores de cempasuchil rodean la lapida hundida por tierra y un viento ruge en el cementerio. Antonio Ramon jamas lo sabra. o ya se sabe; asi termina este relato. antes esto era visto como un crimen hecho por alguien con fuerzas vivas, y quedaba acallado ante la gente. ahora tiene otro nombre. se le llama crimen de odio y no solo es cuando hombre o mujer segun sus preferencias sexuales o forzados a veces sino por la etnia a que uno pertenece. y por el ansia de sexo una vez satisfecha almacenando aun mas el odio si no se da la relacion. pudiera ser este relato en un verso de actualidad pero es una buena formula sitiarlo como algo lejano. asi, hay un refran que dice; agua que no has de beber, dejala correr. fin.
Datos del Cuento
  • Autor: Anonimo
  • Código: 20657
  • Fecha: 17-01-2009
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 34.229.76.193

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.886
»Autores Activos: 135
»Total Comentarios: 11.729
»Total Votos: 908.439
»Total Envios 41.545
»Total Lecturas 39.036.889