Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Infantiles

Una niña ayuda a un grande

 

Una niña ayuda a un grande.

(Historias Bíblicas para niños. 69)

¿Te ha costado mucho trabajo obedecer alguna vez?... Tal vez había un programa de la tele que te gustaba pero que tus padres te prohibieron ver por las acciones violentas que contenía ese programa…. Y aún así lo vistes… Puede que después pensaras mejor y te sintieras mal por no haber hecho caso a tus padres. Alguien que al principio también se resistió a hacer lo que otros le decían fue un hombre        llamado Naamán. Veamos qué lo ayudó a ser más obediente y qué podemos aprender nosotros de su historia.

Retrocedamos tres mil años en el tiempo. Naamán es un importante jefe del ejército de Siria. El está acostumbrado a mandar y a que sus soldados le obedezcan. Pero entonces descubre que tiene lepra, una horrible enfermedad de la piel que se ve asquerosa pues hace que hasta la parte de la carne de uno se le caiga y que seguramente duele mucho.

Durante un tiempo anterior los sirios, en sus ataques a las naciones vecinas, han capturado a una niñita israelita y que ahora es sirvienta de la esposa de Naamán. Un buen día, la jovencita le habla a la señora de un profeta de Israel llamado Eliseo y le asegura que él puede curar a su esposo. Cuando Naamán se entera, inmediatamente quiere encontrar a Eliseo. Se encamina hacia Israel con sus soldados y lleva consigo muchos regalos. Pero primero va a ver al rey de Israel para explicarle el motivo de su visita y que no va a pelear contra los israelitas.

Cuando Naamán llega a la casa de Eliseo, el profeta de Jehová Dios, no sale a recibirlo sino que le envía a su siervo y le dice por medio de su mensajero que tiene que bañarse siete veces en el río Jordán… ¿Cómo crees que reaccionó Naamán?.

Está tan enojado que no quiere obedecer al profeta de Dios. Les dice a sus soldados: “Para eso me baño en los ríos de mi país, que son mejores” y decide volver a su casa. Pero uno de sus hombres le dice: “Señor, si Eliseo te dijera que hicieras algo difícil, lo harías. Pues, ¿por qué no puedes solo lavarte, como él dijo?”. Entonces Naamán hace caso y se dirige al río y se hunde o se baña en el río Jordán por siete veces. Cuando sale del agua en la última vez, ocurre algo extraordinario: su piel está curada. !La lepra ha desaparecido!.

Naamán está muy contento al grado que regresa a la casa del profeta Eliseo, a unos 50 kilómetros o 30 millas de distancia, para darle las gracias. Quiere hacerle regalos muy costosos y le dice a Eliseo: “Ahora estoy seguro de que el Dios de Israel es el único Dios en toda la tierra. Por eso, por favor, toma este regalo”. Eliseo sabe que sería malo que él aceptara el regalo, porque era Jehová Dios quien lo había curado. Entonces Naamán le pide algo a Eliseo: “Déjame cargar dos mulos con tierra para llevármela a mi país”. ¿Sabes para qué la quiere?... Para ofrecer sacrificios sobre tierra del pueblo de Dios, Israel. Además, promete que apartir de ese momento solo adorará a Jehová Dios. Pero el servidor de Eliseo, Guejazi, quiere apoderarse del regalo, asi que esto es lo que hace Guejazi.

Después que Naamán se va, Guejazi corre y lo alcanza diciéndole: “Eliseo me mandó a decirte que quiere parte de tu regalo para unos visitantes que acaban de llegarle”. Pero esto es una mentira que Naamán, como no lo sabe, le da a Guejazi algunas cosas.

Cuando Guejazi vuelve, Eliseo sabe lo que ha hecho. Jehová se lo ha dicho. Asi que le habla a Guejazi con estas palabras: “Porque hiciste esta cosa mala, la lepra de Naamán la tendrás tú”, y así pasa inmediatamente.

¿Qué podemos aprender de toda esta historia?. Primero, que debemos ser como la niñita y hablar acerca de Jehová Dios porque esto le puede hacer mucho bien a otras personas y seguir nosotros aprendiendo de El. Segundo, no debemos ser ogullosos somo Naamán al principio y obedecer siempre cuando alguien nos da una ayuda o un consejo. Y tercero, no mentir como Guejazi porque las mentiras en nada bueno terminan.

¿Verdad que podemos aprender mucho de las historias de la Biblia?. Espero que esta historia bíblica te sirva de guía y puedas leerla con tus padres en la Biblia en el libro de 2 de Reyes capítulo 5 versículos 1 al 27. También puedes leer Lucas 4:27 y Mateo 21:16.

Datos del Cuento
  • Categoría: Infantiles
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 50
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 35.175.191.168

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 20.894
»Autores Activos: 136
»Total Comentarios: 11.730
»Total Votos: 908.445
»Total Envios 41.546
»Total Lecturas 39.756.001