Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Misterios

Agapito Treviño Caballo Blanco

Hace no pocos años alla por las cercanias de Monterrey viva Agapito Treviño de familia humilde trabajaba de capatas en la hacienda cercana.
Agapito era el joven por el cual suspiraba mas de una jovencita porque era atlético alegre y responsable en su trabajo, pero esas mismas cualidades lo hacian ser la enviedia de muchos.
Pero Agapito no queria mas que a una linda muchacha guerita de ojos grandes y verdes y con una sonrisa que para que les cuento labios rojos y dientes blancos como perlas y por hay se rumoraba que su amor no era nada mal correspondido pues ella suspiraba de amor por el.
Dicen por hay el patron lo celava por su facilidad para que las mujeres se emamoren de el en especial porque el estaba enamorado de cierta damita que ya describimos, otros dicen que le robo Agapito dinero producto de la venta de unas reses o que el lo invento por ser Agapito el agraciado con el amor de la dalita que llamaremos Lupe el caso es que una noche en que Agapito le comunica que piensa pedir a Lupita en matrimonio el hacendado le reclama por el supuesto dinero faltante de la venta de las reses y pelearon a golpes agapito siendo mas joven y fuerte le dio un mal golpe y lo mato.
Algunas gentes dicen que lo que paso fue que unos campesinos ladrones saviendo que de noche estaba solo en la casa grande y fueron a robarle y lo mataron porque no quiso decirles donde guardaba el dinero, y estos corrieron el rumor de que Agapito lo havia matado porque sabia que pretendia a Lupita y siendo este adinerado sus papas le darian la mano y no a Agapito.
El caso es que Agapito enterado que lo buscaban por la muerte de su patron huyo a esconderce en el cerro de la silla (lugar que recorio toda su infancia y que el conocia como la palma de su mano.
Los soldados lo buscaron por muchos dias incluso samanas pero nunca dieron con el y empesaron a decir que tenia pacto con el diablo que al llegar a las faldas del cerro de la silla desaparecia como por arte de magia, al tiempo fue visto en diferentes caminos y robaba las diligencias y carretas con el oro y la plata de los mercadeos que se hacian en la prospera ciudad pero despeues de cada robo huya al serro de la silla y hay era imposible capturarlo.
Al poco tiempo dicen que robaba a los ricos para darle a los pobres y que estos lo ayudaban para no ser encontrado por los soldados, y asi pasaron los años hasta que de pronto no volbio a saberse nada de le se cree que murio en la cueva que le cirviera de escondite.
Han pasado muchos años y todavía hay quien recuerda la historia de Agapito Treviño y su caballo blanco y de su cueva en el cerro de la silla, cuentan algunas personas que han estado en la cueva y que ven en ella un catre un pequeño corral hecho de troncos en el cual esta un brioso caballo blanco, un anafre, unos utensilios de cocina y en el rincón a un lado de la pastura para el caballo nontones de monedas de oro y dicen que entusiasmados por el hallazgo llenan las bolsas de la ropa y cargan con lo que puedan llevar pero cuando quieren salir ...........
Se les aparece un extraño ser con cuerpo de hombre al cual es imposible calcularle la edad con una pata de pollo y la otra de chivo envuelto en una nube de azufre que les corta el paso y les dice te llevas todo o nada y si intentas seguir te sigue cerrando el paso y aparece un enorme perro negro con los ojos rojos que hecha fuego por el osico y te ves forzado a regrezar el oro que havias tomado, todo el oro porque si guardas alguna moneda o joya te conviertes en una moneda de oro mas para el que pueda llevárselas todas.
Datos del Cuento
  • Categoría: Misterios
  • Media: 5.58
  • Votos: 59
  • Envios: 3
  • Lecturas: 4725
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 44.210.21.70

1 comentarios. Página 1 de 1
lydia
invitado-lydia 28-06-2003 00:00:00

enhorabuena tu leyenda es interesante, sigue contandolas