Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Hechos Reales

Mi pequeña Belén,

Entró en mi vida sin avisar. Una pequeña niña llamada Belén, desaliñada, abandonada a su suerte pero algo en su rostro pedía atención, su gesto huraño, su cabecita baja y mirando entre su pelo descuidado, como descubriendo asombrada que alguién le prestaba atención.
Así día tras día, la veía deambular por mi calle, nadie la cuidaba, a veces con otros niños en su misma condición de abandono.
No era difícil darse cuenta de su realidad, la cual tiempo después conocí con mayor profundidad.
Un día veo a Belén de la mano de una señora, su aspecto había cambiado, iva a la escuela, se veía feliz y yo también me sentí contenta de verla cuidada.
Me acerqué a la señora y conversamos sobre ella: Belén había comenzado a ir a la escuela y Marisa, su protectora le había tramitado su documentación, ni eso tenía.
Un buen día vino esta señora a mi casa buscando una maestra de apoyo para Belén, necesitaba que la ayudaran en sus tareas escolares.
Gustosamente accedí a darle clase y así comenzó a venir a mi casa dos veces por semana.
Yo la esperaba con entusiasmo y ella venía tan contenta que era difícil ver a la niña de antes.
Tenía muchas dificultades en la escritura, pero ponía toda su voluntad, nuestras clases eran entretenidas. Comencé a leerle un cuento que adoró "El osito Tini", ella no sabía leer, su primer año de escuela y con muchas carencias.
Supe que su mamá la había abandonado y que era siete hermanos, su padre un marginal y una realidad muy crítica .
A pesar de todo ella reía inocente, siempre quería venir a clase y nunca se comportó mal.
Un día Belén no vino, ella era muy puntual, esperé y luego llamé para saber el porqué, si estaba enfermita, su tutora me dijo que Belén ya no estaba con ella, le había gritado en la calle y ella no podía tolerarlo, había hecho por ella mucho pero era difícil encauzarla.
Mis ojos se humedecieron, pensé en Belén otra vez librada a su suerte, todo lo que habíamos avanzado, destruido.
Sentí tanta tristeza, tanto dolor, a veces parece tan fácil y no lo es.Ojalá que Dios se acuerde de la pequeña Belén, yo no la voy a olvidar nunca, se quedó en mi corazón con su ternura y su inocencia.
Datos del Cuento
  • Autor: Louise
  • Código: 23383
  • Fecha: 08-12-2010
  • Categoría: Hechos Reales
  • Media: 5.23
  • Votos: 31
  • Envios: 0
  • Lecturas: 1114
  • Valoración:
  •  
Comentarios
0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 11.958
»Autores Activos: 70
»Total Comentarios: 11.536
»Total Votos: 909.763
»Total Envios 41.485
»Total Lecturas 16.751.668

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos