Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento

Una aventura espacial

Érase una vez un país lejano en el que todos los años se celebraba un gran concurso para elegir el mejor juguete……

.Acudían representantes de todo el universo estelar, y nuestro planeta no iba a ser menos, así que este año Adrián, un niño muy fuerte y muy listo, le pidió a su abuelo inventor que inventara un nuevo juguete para presentarlo al concurso………El abuelo, que aunque ya era muy mayor tenía una imaginación tan desbordante como la de su nieto, construyó para Adrián en su laboratorio secreto,  una nave espacial de basura reciclada, que además de no necesitar pilas porque funcionaba con energía solar, al mismo tiempo de ser un juguete, solucionaba el problema logístico de llegar al planeta dónde se celebraba el concurso, ya que Adrián, aunque era tan listo, aún no tenía edad para pasar el examen de astronauta de la Nasa……….Así que ni corto ni perezoso, Adrián despegó en la nave rumbo al concurso………pero al pasar junto a Plutón, como le encantan las carreras,  aceleró demasiado y tuvo un pequeño choque con un platillo volante de extraterrestres morados que casualmente también se dirigía al concurso……..Menos mal que fue solo un susto,  y Adrián, como era tan fuerte, de un empujón ayudó a los extraterrestres morados a poner de nuevo su platillo en órbita……Finalmente ambos llegaron al concurso, aunque un poco tarde para participar porque debido al retraso por el choque, ya había terminado. Pero aún así, la nave de basura reciclada causó tal sensación a todos los presentes (incluidos los extraterrestres morados, que no eran nada rencorosos), que Adrián tuvo que volver a la Tierra a recoger a su abuelo para llevarle al lejano planeta del concurso y que explicara como la había construido, ya que todos querían una igual…………Así que Adrián y su abuelo, comprendiendo que la construcción de tantas naves de basura reciclada iba a suponer un gran beneficio a la ecología interplanetaria, (porque sobraba basura en todos los planetas, no solo en el nuestro),  decidieron ceder los planos y la patente de la nave gratuitamente a todo el universo……Y por ello el jurado del concurso acordó concederle un “ Premio Honorífico a la Generosidad Juguetera Universal”, con el que abuelo y nieto regresaron, orgullosos, a su planeta Tierra……..FIN

Datos del Cuento
  • Categoría: Infantiles
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 69
  • Valoración:
  •  
Comentarios
0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 17.970
»Autores Activos: 123
»Total Comentarios: 11.662
»Total Votos: 908.439
»Total Envios 41.554
»Total Lecturas 35.823.437