Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Urbanos

Alfonso: como transcurre la vida para un chico de vecindario.

Septiembre 2, año 1992: Mesándose el cabello negro y largo hasta los hombros, Alfonso Robles Godoy, de 25 años. yacía en el anden de microbuses que iban hacia Garibaldi y Bellas Artes. el vivía por la colonia Tabacalera, pero era muy sutil en lo que a transporte se refería. llevaba la mochila al hombro, sus jeans preferidos y su camiseta color rojo que usaba cuando iba a su curso de computación básica. como era en este momento. por lo regular, el trabajaba como DJ, en una discoteca cercana a garibaldi. no había sido nunca su aspiración ser mariachi pero le gustaban algunas canciones que entonaban estos con sus guitarras y voces roncas en celebraciones festivas y rutinarias por la plaza garibaldi. la disco en donde laboraba era espaciosa, amplia, de colores vivos. se llamaba "la ronchita bar". su aspecto era mestizo: moreno, cabello negro y bien tapizado, cuerpo sino de adonis muy esbelto y un poco flácido. ojos negros. vivía con sus padres: Doña Ana, de 48 años. quien era cocinera en una fonda que dirigía una de las tías de Alfonso. Doña Cleofas. en sus buenos tiempos, a los 22 años había sido una cocinera muy dinámica, atrevida y que ganaba bien. pero cuando caso con su esposo, esto dos años después de ganar su independencia económica y personal de su familia; Antonio, barman de un restaurante cercano al barrio de Ana. ahora de 51 años. el capital había decaído y ahora se habían convertido en una familia de tantas clase medieras en el barrio. ahora solo vivían de lo que ganaba su hijo mayor como telefonista en un empresa céntrica,de las rentas de su esposo. lo de ella y otros gastos lo mantenían en una cuenta de ahorros"por si llegaba a necesitarse" decía Ana. así como sus hermanos: Patricia, de 18, Javier, de 27, Mercedes de 16, y el, alfonso. aunque era el segundo, los padres le habían inculcado encargarse de vez en cuando de los hermanos chicos. pero volvamos a la historia. hacia dos horas que esperaba el autobús en el anden. no se preocupaba por la clase: si bien era un alumno cumplido, iba lo que se dice regular en el curso. consulto su reloj. eran las 7:15 pm. el curso empezaba a las 8 pm. "ups! espero que el autobús llegue. si no me las voy a ver negras si llego tarde y don Pepe (su instructor) le da por aplicar examen mensual." pensó entre preocupado y divertido. aunque pagaba el curso con su sueldo de dj, su padre de vez en cuando le ayudaba en colegiaturas y otros materiales. realmente, querían en su familia que fuera un buen ingeniero o programador en redes informáticas, y así conseguir algo mejor. aunque el prefería aun su ocupación de dj. le permitía vivir su juventud al máximo y desde su contratación en la disco, recomendada por un amigo de la infancia, Quique. cuando recién salido de 2 grado de vocacional.( alfonso decidió no seguir en el estudio formal, y sus padres respetaron la decisión, con la condición de que tuviera una ocupación formal) acudía a la vocacional 6. había decidido buscar trabajo. a los 23 años, su trabajo no había sido mas que conectar sensores,hablar por micrófono para anunciar la canción: controlar escándalos en la disco de jóvenes y chicos de secundaria, o bien, hacer de barman cuando este hacia semana inglesa. los padres no habían puesto objeción viendo cuanto ganaba al mes en dicho giro; cerca de 2,600$. que de igual forma paraban con el, sus hermanos, o la cuenta de ahorro familiar. su sueldo le daba cuando mucho para disfrutar de los eventos en bellas artes, el zócalo o comprar ropa modesta que usaba solo en fiestas y en inspección de personal. y había sido tema de discusión entre sus padres y el, algunas veces. pero no le afectaba. mientras, esperaba en el anden con los ojos fijos en el horizonte. su vida aun era célibe. Alfonso aun no pensaba mantener una relación seria con alguna chica. algunos romances de su adolescencia le habían enseñado ciertas cosas: mas ahora solo pensaba en hacer un buen proyecto en su vida. suspiro y fumo unos cigarros que había comprado en una tienda hacia 1 hora: el humo del cigarro le relajaba y lo hacia concentrarse. quería comenzar a vivir. y lo haría. continuara.
Datos del Cuento
  • Autor: Miranda M
  • Código: 24825
  • Fecha: 13-11-2011
  • Categoría: Urbanos
  • Media: 5.55
  • Votos: 22
  • Envios: 0
  • Lecturas: 1392
  • Valoración:
  •  
Comentarios
0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 18.139
»Autores Activos: 124
»Total Comentarios: 11.662
»Total Votos: 908.444
»Total Envios 41.555
»Total Lecturas 36.004.339