Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Cuento
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Cuento
Categoría: Infantiles

“La Brujita de paseo por Firusa”

Estaba Brujita un día sentada en la puerta de su casa contemplando el atardecer. Cuando de pronto, sintió un ruido de un silbato. Había pasado ya mucho tiempo desde que Yoko marchara una mañana para su país en las entrañas de la tierra. Nelly tenia guardado ese silbato por si algún día el quería verla de nuevo, pero a su vez también pensaba que el se había olvidado de ella, pues nunca mas había sabido de el, bien es que ella tampoco lo había llamado nunca. Así que prestando atención para ver si se había equivocado escucho que el silbato había sonado nuevamente. Fue donde lo tenía guardado, lo saco y llevándolo a la boca dio respuesta al llamado.

En el acto estaba Yoko de nuevo en la casita de ladrillos rojos, se podrán imaginar como se puso brujita de contenta y el pequeño duende también. Yoko la miro, ella caminó unos pasos hacia donde estaba su amigo, los dos se abrazaron muy pero muy fuerte, se veía que ella estaba feliz de verlo nuevamente. El por su parte movía sus orejitas sin parar por ver de nuevo a su querida amiga después de un largo tiempo.

__ ¡Yoko, que alegría me da el verte de nuevo! Pensé que te habías olvidado de mí. __No mi buena brujita, nunca podré olvidar a tan bella y dulce amiga, sabes que te quiero mucho, nunca podría dejar de hacerlo, así pasen los años.
__Gracias, yo aunque no te llame, siempre te he recordado con mucho cariño, varias veces pensé en tocar el silbato para que vinieras a buscarme he ir a tu país de Firusa.

__ ¿De verdad brujita que te gustaría ir al lugar donde vivo y conocer a mis amigos duendes? __Claro que si, no escuchas que te lo estoy diciendo. Entonces el duende le dijo. __No esperemos más, marchemos. __No, espera, recuerda que tengo que decirle a mis amigos de Did que voy a marchar contigo, pues ellos al no verme se preocuparían y no esta bien que viviendo aquí por tantos años parta sin ellos saber donde. ¿Me comprendes?

__Si, es verdad, tienes razón, siempre debemos decir a los demás amigos y familiares donde uno va por si pasa algo, sobre todo cuando vas a salir a un lugar distante. __Mira, yo voy a preparar el viaje, cuando este listo todo te llamare por el silbato para que vengas a buscarme, ¿Esta claro? __Si Nelly, esperare por ti impacientemente, además le diré a los habitantes de Firusa que mi amiga la brujita vendrá a pasar unos días con todos nosotros. ¡Ya verás la fiesta que vamos a preparar!

__Ahora me voy, espero por tu llamado, me saludas a todos los amigos de Did, le dices que cuando venga a buscarte los veré en la plaza del pueblo. Y así como mismo vino desapareció nuestro amigo el Duende.

Nelly se quedo pensando como les diría a sus amigos que iba a marchar unos días a la ciudad de Firusa de seguro que el anciano Dido no le gustaría la idea pero ella había quedado con Yoko de ir. También pensaba como seria ese lugar tan distinto a Did, de seguro que tendría falta de aire pues solo de pensar que estaría bajo la tierra eso la ponía un poco nerviosa, mas no siguió pensando en ello y si en ver como le decía a sus amigos que marcharía un tiempo fuera de allí.

Por lo que decidió ir a ver al anciano para darle la noticia. Monto en su escoba partiendo a la calle principal de Did, allí de seguro lo encontraría. Cuando estaba volando por el gran reloj del parque vio al anciano en la esquina, ya descendía suavemente sobre la calle cuando el sabio le dijo.

__Brujita ¿Que haces por aquí hoy tan temprano? Seguro que vienes a comprar o contarme algo. La Brujita sonrió diciéndole. __Si mi querido amigo, vengo a lo ultimo que has dicho. Tengo que hablar contigo algo muy importante.
__Ven, vamos a sentarnos a mi lugar preferido que es bajo de ese manzano.
Hacia allí se fueron la Brujita, el anciano y la escoba que iba tras de ella.
Como siempre no perdía de vista a su dueña.

___Tu dirás cual es tu premura. __ ¿Te acuerdas de Yoko? __Si, claro, como no voy acordarme, el vino hoy a mi casa, me dijo quería fuera a su país de visita, le dije que tendría que hablar contigo antes porque tu tenias que saber donde yo estaría todo este tiempo si no se preocuparían todos por mi. El anciano Dido se quedo pensativo y pasándose la mano por su larga barba como era habitual en el cuando pensaba.
__Esta bien Brujita, pero sabes que te extrañaremos mucho tu eres muy querida por todos aquí.

__Descuida mi viejo amigo no estaré mucho tiempo por allá, tu sabes que aquí tengo siempre cosas importantes que hacer, no puedo darme el lujo de demorar tanto, pero tengo que ir, ya le di mi palabra a Yoko no quiero que el crea lo que no es.
__Claro que si Nelly pero siempre recuerda que te estamos esperando.
__Ahora dime. ¿Cuando te vas? Quiero que todos en Did te despidan en la plaza del pueblo. __Será mañana por la mañana.
__Esta bien aquí estaremos todos aguardando.
___Hasta mañana entonces. __Hasta mañana. La brujita tomo su escoba y salio remontándose por arriba de las copas de los árboles del parque para regresar a su casa y preparar sus cosas para la partida.

Al otro día Yoko estaba en la casa de su amiga esperando antes que ella lo llamara como habían quedado, cuando Nelly despertó salio de su cuarto y vio a su amigo que estaba contemplando por la ventana el bello lago que daba nombre a la ciudad.
__ ¿Yoko, desde cuando estas aquí? __Solo el tiempo justo para ver el amanecer en Did. Todos en Firusa aguardan tu llegada así que vamos, partamos ya.
__Ahora tenemos que ir a la plaza del pueblo, todos los Didos allí nos esperan.
__Esta bien, vamos el tiempo apremia.

Cuando salía a montar en su escoba miro hacia tras y unas lagrimas surcaron sus mejillas, como quiera que sea extrañaría su casa, su lago y sus amigos de Did.
Yoko la miro.__Brujita no llores porque no vas para quedarte, solo vas de paseo por unos días sabes que cuando quieras puedes de nuevo estar en Did. __Si, lo se, pero que quieres que haga yo, soy así.

La escoba aguardaba, por lo que de un salto ambos montaron en ella. Rápido se elevo partiendo a la plaza del pueblo. Desde lo alto vieron a todos los Didos esperando en el parque, al frente de ellos su amigo el Anciano, la escoba descendió en el centro de la plaza, la brujita y Yoko bajaron.

Nelly se acerco y dijo. __Mis queridos amigos, espero que el Anciano les dijera que parto con Yoko para su país por unos días. Todos los Didos gritaban, también saludaban a Yoko. Este con su mano en alto les saludaba también. __Espero que no pase nada en mi ausencia, pero si es así el anciano sabe como llamarme y estaré enseguida con todos vosotros.

El sabio hablo entonces. __Amiga, todos te estaremos esperando.__ ¿Yoko, como estas? Todos los Didos están contentos de verte de nuevo. __Yo también estoy muy contento de verlos a todos después de mi larga ausencia, estén tranquilos que Nelly estará muy bien cuidada por nosotros.

Nelly les dijo. __Los quiero y los tendré muy presentes, ustedes saben que hace muchos años vivo aquí, soy feliz entre todos, me han dado el cariño sin medidas y una amistad incondicional, así que ya nos veremos. Adiós, adiós mí querido anciano, cuídate y cuídalos a todos. Yoko dando un chasquido de sus dedos desapareció con Nelly de la vista de todos los presentes.

Cuando la brujita se vino a dar cuenta ya estaba en las profundidades de la tierra, en el país de Firusa, ella contemplaba todo con admiración. Yoko le dijo: __ ¿Nelly que te parece mi país? Ella miraba a su alrededor con cara de asombro que diferente era todo en las profundidades de la tierra. __Esto es maravilloso Yoko como es posible que puedan tener esta vegetación tan linda sin la luz del sol. Esos frondosos árboles llenos de frutas. ¿Dime que fruta es esa? __Se llama Chautin y es parecida a las manzanas que ustedes tienen en su país, pero con la corteza color oro, ves.

Acto seguido tomo una fruta, se la puso a Nelly en sus manos para que la probara, ella se la llevo a la boca. Le encanto lo suave y dulce que era. __Como es posible que puedan tener estos árboles.
__Nosotros sacamos de las cuevas una especie de abono que después de procesados se lo echamos a las raíces para darle fuerzas a las plantas y estas puedan darnos los frutos tan dulces como el que tu estas comiendo ahora.

__ ¡Mira que interesante! Ahora dime ese rió tan caudaloso que corre por el costado. __Ese rió viene de las montañas y tiene en su recorrido afluentes que hacen que se ponga así de caudaloso. __ ¡Ah! ¿Pero acá hay montañas también? __Claro brujita aquí abajo es igual que allá donde tu vives, tenemos casi todo lo que ustedes tienen menos el sol, pero como te dije nosotros tenemos unas rocas con las cuales suplimos la luz solar. Recuerdas que eso te lo dije la otra ves cuando te contaba de mi país.

__Si, es verdad ahora recuerdo. Dime que son esas lucecitas pequeñitas que salen de entre las hojas de esos árboles. __Esos son los guardianes del bosque, son pequeñas hadas de agua dulce siempre están alrededor del rió y de todos los árboles. __ ¿Que es aquel animalito pequeñito con ojitos saltones, orejitas, chiquitas, hocico largo que se mueve allí? __Ese es un Guldi...__ ¿Guldi? (dijo la brujita) __Si Nelly eso son unos animalitos muy buenos he inteligentes, cuando alguien se pierde en el bosque ellos lo guían hacia el camino correcto para que lleguen a sus casas de nuevo.
__ ¡Que interesante!

Yoko y Nelly siguieron caminando, ya iban tomando el camino que los llevaría a la ciudad de Firusa cuando de pronto en el sendero se les apareció una enorme Yacumana que había salido del rió que por allí cerca pasaba, la brujita saco de uno de sus bolsillos un filtro mágico que rápidamente tiro sobre la serpiente gigante, transformándola en una pequeñita he inofensiva, Yoko no salía de su asombro ya que fue todo tan rápido que no le dio tiempo ni a pensar lo que estaba pasando. Gracias brujita por tener esos filtros contigo pues a mi me tomo tan de sorpresa que no hubiera podido hacer nada y a estas horas hubiera estado en la barriga de esa enorme serpiente.

La brujita rió y le dijo.__Eso es para que veas que siempre uno tiene que estar con los sentidos en alerta, uno nunca sabe donde podrá estar el peligro asechando.
Siguieron caminando un tramo cuando de pronto dijo Yoko.__Mira ya se ve el poblado. A lo que Nelly dijo.__ ¿Llegamos? Siguieron caminando a medida que lo hacían la brujita le hablaba a su amigo, __ ¿Pero no veo a nadie esperándonos, donde están tus amigos, no decías que nos esperaban?
__Ten calma amiga, ya veras cuando lleguemos.

Ya se veían mas claras las primeras casas. __ ¡Yoko! ¡Pero que casas tan bellas! Todas están llenas de jardines, que flores tan lindas y que colores tan brillantes tienen.

Estaban los dos en el centro del pequeño caserío cuando de pronto Yoko dio un silbido como por arte de magia todos los moradores de las casitas salieron rodeando a la Brujita. Ella no sabia que cosa hacer todos aquellos seres eran tan pequeños que ella parecía una gigante al lado de todos ellos.

Nelly le dijo a Yoko __Como es que son tan pequeños tus amigos de Firusa y tu eres mas alto.__No Nelly yo soy del mismo tamaño que ellos lo que pasa que tenemos el poder de transformarnos a un tamaño mas grande cada vez que lo queramos, veras ahora como yo me pongo igual que ellos. Diciendo y haciendo fueron dos cosas iguales, Yoko estaba a la misma altura que sus amigos.

Brujita los miraba a todos encantada pues a medida que iba fijando mas su vista en ellos veía que a parte de tener baja estatura vestían de una forma un poco inusual para ella. Los vestidos, de colores fosforescentes desde los malvas hasta los rojos intensos, sus ropitas brillaban, parecían que se iluminaban al caminar, los dientes eran pequeños y puntiagudos cambiando de color de acuerdo a la edad que tuvieran. Las firusinas tenían la cabeza alargada, los barones la tenían mas achatadas en los lados, pero en conjunto Nelly pensó que se veían graciosos.
Seguro que ellos también pensarían de ella lo mismo al verla y estudiar su figura.

Nelly le pregunto a Yoko porque era esa diferencia tan marcada. El le contesto.

__Mira, nosotros como te dije una vez vivimos doscientos años, la edad se ve en los dientes de cada uno, cuando estos son de color verdes y redondos tenemos una edad cuando son verdes puntiagudos tenemos otra, como en físico no nos ponemos viejos como tu, esta es la forma de saber la edad de cada uno. __ ¡Que interesante, la verdad que cada país tiene sus costumbres y sus formas!

Inmediatamente que la Brujita termino de hablar con nuestro amigo este haciendo un movimiento con su mano mando a callar a todos y les hablo: __Ya tenemos a nuestra amiga Nelly aquí quiero que todos le hagamos la estancia feliz en el corto tiempo que estará. Espero que la vean como a una mas de nosotros.
Ella es una Brujita completamente diferente a las demás, espero que se lleve de todos el más bello recuerdo.
Gritaban de alegría, la brujita miraba como todos al gritar y saltar movía sus orejitas. Cuando Yoko termino de hablar ella tomo la palabra.

__Estoy muy contenta de estar aquí con todos, espero ser una amiga mas como lo soy de Yoko, en mi país tendrán siempre las puertas abiertas para todos los que quieran ir a visitarnos. Uno de los Firusianos le pregunto a Nelly.
__Brujita y eso que viene contigo al lado que camina y no es igual que tu.__ ¡Ah! esto se llama escoba la uso para transportarme de un lado al otro. (Rieron todos) a medida que la Firusina caminaba donde estaba la escoba todos los demás venían tras de ella.

__ ¿Y ella habla como nosotros? __No, ella no habla pero lo ve todo. __Nosotros no necesitamos escobas pues con solo un chasquear de los dedos nos desaparecemos. __Yo lo se. ¿Dime cual es tu nombre? __Me llamo Lundi. __ ¿Lundi? __Si, no te gusta.__Si, claro que me gusta, tienes un nombre muy original.

Ya todos habían visto a la Brujita. Yoko les dijo.__ Ahora Nelly y yo vamos a seguir caminando por la ciudad para irle mostrando todo lo que tenemos y podemos hacer. Yoko tomo de la mano a su amiga saliendo a una calle principal.

Llegaron a un basto campo, la brujita le pregunto a Yoko que cosa eran las enormes piedras que se veían al final. __Esas son las piedras que protegen nuestra ciudad de los que viven en las tierras bajas. __ ¿Como es? ¿Me puedes explicar mejor?

__Claro. En las tierras bajas viven Melmos pero ellos no se parecen en nada a nosotros son de diferente color vistes de otra forma, usan unos cintos anchos alrededor de su pecho donde ponen sus armas, siempre la tienen listas para cualquier ataque tanto de animales como de ellos mismos. __ ¿Y como son esas armas?
Pregunto la brujita.__Son alargadas en el centro tienen una especie de cajuela donde ponen sus balas, que son echas de la planta de Yumo, cuando disparan esa bala entra en tu piel, enseguida caes al piso su efecto es bien rápido, no te mueres solo te duermen así es como ellos nos capturan. Para luego convertirnos en esclavos y hacernos trabajar en sus plantaciones. Esa es la forma que usan para cogernos prisioneros ya que ninguno de ellos sabe de hechizos y encantamientos. Esa es otra característica que los diferencia de nosotros. ¿Comprendes ahora porque tenemos que cuidarnos de ellos?

__Ya me doy cuenta, sabes estaría bueno que pudiéramos tomar por sorpresa a esos Melmos de las tierras bajas y terminar con ellos. ¿Dime algo Yoko esos son los únicos enemigos que ustedes tienen? __Si Nelly, ellos son los únicos que no nos dejan ser feliz. __Sabes voy a estudiar el caso para ver si antes de marchar los podemos eliminar del país de Firusa. Ahora sigamos caminando.

__Si, ahora vamos a ir al centro para que veas la escuela que tenemos donde los Firusianos aprenden las artes mágicas, historia de nuestro país y muchas otras cosas mas. Cuando ya iban casi llegando a la calle principal del pueblo, Brujita se dio cuenta que no era igual a el centro de la plaza de Did, este tenia unas casas aplanadas de techos muy bajos ella no sabia como entraría a ellas. La puerta era un poco pequeña para su altura. Enseguida se viro y le pregunto a su amigo.
__Me puedes decir como voy a poder entrar a la escuela con mi estatura. Yoko rió y le dijo, mi querida amiga ya veras que fácil arreglo todo. Diciendo unas palabras en lengua Firusiana y tomando a su amiga de la mano le disminuyo la estatura, cuando Brujita se vio así dijo riendo. __ ¿Como es posible que me pongas tan pequeña?

__Bueno, ahora si podré entrar en la escuela. Los dos entraron al aula donde la maestra daba las clases. Cuando los alumnos y la maestra vieron a Yoko con su amiga de ese tamaño todos comenzaron a reír. __Amiga como te encuentras con tu nueva estatura.
___Muy extraña. Y rió de nuevo. La maestra se dirigió a ella. __Nelly te damos las gracias por estar entre nosotros, que veas como los maestros de Firusa impartimos las clases a nuestros alumnos. Pero primero queremos nos digas como se imparten las clases en Did.

__Si profesora. ¿Cual es tu nombre? __Mi nombre es Liuna __Mucho gusto Liuna. __Quiero decirles que los alumnos de Did son todos unos Didos muy aplicados y espero que todos ustedes también lo sean. Los maestros de Did imparten las clases de matemáticas, historia, astrología y algo de magia se esta impartiendo ahora en las escuelas de Did para que los Didos sepan como defenderse en caso de algún ataque por sorpresa, En nuestro país en estos momentos no tenemos enemigos pues la única que hacia daño fue destruida hace muy poco tiempo. Los Didos tienen maestros muy capacitados. Ustedes supongo harán sus tareas antes de salir a jugar he irán a sus camas temprano para así poder despertar al otro día sin estar cansados. Sabemos que la base de captar lo que los maestros nos dicen es teniendo la mente descansada si no aunque ellos se esfuercen por dar lo mejor no harían nada si ustedes no ponen de su parte. Todos los Firusianos decían que si. Uno de ellos levanto su manita y pidió permiso para hablar.

La Brujita le dijo que podía, todos los demás de la clase quedaron a la expectativa de lo que iba a decir.
__Mucho gusto Nelly mi nombre es Fusio y me complace mucho en tenerte entre nosotros pues ya habíamos escuchado hablar de ti. Todos los estudiantes de Firusa somos buenos en cuanto a los conocimientos que los maestros nos imparten pues sabemos que cuando seamos adultos tendremos que seguir los pasos de nuestros mayores para así poder mantener nuestro país como esta hoy.

Todos los demás Firusianos aplaudían lo que Fusio había dicho y Nelly se sintió muy contenta de ver lo aplicado que eran. Pues a ella le encantaba que todos los niños fueran así, de estudiosos.
Ya había terminado Fusio de hablar cuando Nelly le dijo a la maestra.
__ Liuna si quieres puedes continuar tú ahora y explicarme como impartes las clases tú.

__Veras Nelly, yo como maestra de Firusa estoy en el deber de enseñar a nuestros alumnos con las mejores técnicas para que ellos puedan asimilar los conocimientos impartidos. Cuando los alumnos ya están listos para hacer los exámenes van frente a un consejo de ancianos para que ellos sean los que le hagan las preguntas de acuerdo a lo que han estudiado. Tienen diferentes días pues son barias materias las que se imparten. __Muy interesante la forma de enseñar a los niños Firusos muy parecido a la forma que tenemos nosotros de dar las clases en Did.
Yoko desde que la Brujita comenzó hablar no había dicho palabra alguna por lo que le dijo. __Bueno Nelly ya es hora de que marchemos, todavía tenemos que ir a mi casa, no la conoces aun. Así que despidámonos de todos.

La brujita se despidió con un, ___Nos veremos mañana.
Salieron del colegio y tomaron el camino de regreso, cuando le dijo Nelly a Yoko:
__Quería preguntarte algo. ¿Cuantos ancianos hay en Firusa? El sonrió y le dijo. Aquí tenemos más de un anciano yo soy uno de ellos. No me habías dicho nada.
__El le dijo. __No te había dicho nada porque en realidad no había venido al caso además tu no me lo preguntaste, pensé te habías dado cuenta cuando todos me hablaban con respeto, mañana te presentare en la fiesta a los otros ancianos.
Y así siguieron hablando hasta llegar a la casa de Yoko. Ya frente a ella brujita le dijo. __ ¿Aquí quien vive?

Esta es mi casa, ¿No te gusta? __Bueno la entrada si, pero no he visto dentro todavía… (Los dos rieron) Yoko abrió la puerta, y le dio paso a su amiga hiendo tras de ella después. __Que bonito todo, que recogida y limpia esta, Yoko eres un sabio muy organizado. La casita de nuestro amigo constaba de una salita pequeña pero acogedora con una chimenea al fondo que en ese momento estaba prendida. Olvidaba decirles que como en Firusa no había sol en las noches hacia mucho frío por eso en todas las casitas tenían chimenea.
Le seguía un comedor, una mesa con cuatro pequeñas sillitas, había un corredor largo, una cocina muy limpia y ordenada. Seguía el pasillo, al final hacia un lado el cuarto de aseo al otro una enorme biblioteca.
A Nelly le encanto, a ella le gusta mucho leer, entro para ver que libros tenía su amigo allí, desde el techo al piso todo eran libros, mas libros. Brujita miro y vio que unos decían, libros del saber, hechizos, historia de Firusa en fin muchos más.
Nelly le dijo a Yoko.

__ ¡Yoko, como tienes libros interesantes aquí! ¿Dime tienes tiempo para leerlos? Porque seguro tu siempre estas ocupado __Si Nelly, tengo muchas cosas que hacer pero siempre hago un espacio para poder leerlos, es algo que disfruto mucho.
__Ahora vamos a la cama, mañana es la gran fiesta de mi amiga por lo que todos tenemos que estar listos para ella. Así que a dormir.
Yoko fue y le mostró a Nelly el cuarto donde dormiría. __Ese es tu cuarto.
__ ¿Y tu donde vas a dormir?

__Yo aquí en este lugar cerquita de la chimenea. __ Ahí no vas a dormir cómodo Yoko. _No lo creas estoy acostumbrado a dormir así a veces no duermo en mi cama y si frente a la chimenea con una manta en el suelo solamente. __Pero si estas incomodo me lo dejas saber que yo duermo fácil en cualquier lugar también.

Se fueron al fin los dos a descansar, al otro día le esperaba a brujita una cantidad de sorpresas que sus amigos le tenían preparada.
Nelly antes de dormirse pensó en los Didos, de seguro que el anciano estaría frente a su ventana con su luz prendida leyendo algún libro, bien sabia ella esa era su gran pasión. La lectura. Unas de las cosas que más extrañaba de Did eran sus noches, siempre antes de ir a la cama salía al frente de su casa y contemplaba el bello lago, la luna, su amiga incondicional de todos sus filtros mágicos. Con estos pensamientos Nelly, la brujita se durmió.

Llego el nuevo día en Firusa, desde muy temprano todos los amigos de la Brujita estaban en pie preparando las ricas comidas y bebidas que le ofrecerían.
Yoko a la cabeza estaba al tanto de que todo quedara perfecto para que fuera algo inolvidable para Nelly. Habían arreglado todo en el parque central de la ciudad pues por ser grande y lleno de árboles pensaron seria el mejor lugar para dar la gran fiesta.

Yoko había dejado a Nelly durmiendo, como habíamos dicho en Firusa eran muy cortas las horas de la noche, ellos ya estaban acostumbrados a dormir poco.
El le había puesto unas mantas oscuras en la ventana del cuarto de ella para que así la claridad no le molestara y pudiera seguir durmiendo, así ellos tendrían tiempo para arreglar todo en donde se daría la fiesta.

Había transcurrido casi todo el medio día por lo que los Firusianos tenían todo listo para cuando Yoko trajera a su invitada. Así que el duende dijo. __Todo esta listo para la gran fiesta ahora marchemos a nuestras casas para vestirnos y estar todos reunidos cuando traiga a Nelly. A las siete todos aquí.
Dando un chasquido con sus dedos desaparecieron todos.

Cuando Yoko llego a la casa Nelly estaba lista para partir a lo que nuestro amigo le dijo __Brujita pensé que estarías dormida todavía. __No, que va me desperté, fui directo al cuarto de aseo y acá me tienes toda engalanada para la gran fiesta de esta noche. __Pero todavía es temprano. __No importa ya estoy lista.
__Te vez muy linda con ese traje. __Gracias eres muy amable .La Brujita había llevado para esa ocasión un traje muy bonito color malva claro, con sus zapatos también del mismo color. Hacia juego su sombrero de pico en malva pero este mas oscuro, sus medias eran largas del mismo color del sombreo y rayas blancas. Hasta la escoba tenía en su cola un lazo de color.

Yoko le dijo a Nelly. __Ahora tienes que esperarme un momento a que yo me vista, no tendrás que esperar mucho pues yo soy rápido.
Ella mientras aguardaba se entretuvo en chequear su atuendo. Todos sabemos que nuestra amiga la Brujita es muy presumida.

Cuando Yoko salio estaba de lo mas elegante, llevaba puesto un traje color verde intenso con botones dorados, su cabeza la cubría con un sombrero muy original, parecido a los que a veces Brujita trae, sus zapatos de punta doblada y fina con un tacón grueso, un lazo negro. Nuestra amiga le dijo en cuanto lo vio. ¬¬__ ¡Que elegante estas Yoko!… ¡Que bien se ve que vas a una fiesta muy importante!
Y el le contesto. __Si, a la fiesta de mi mejor amiga.

Cuando Nelly, la escoba y Yoko llegaron al centro del parque ya todos los Firusianos esperaban por ella. ¡Que alegría al verla llegar! Todos aplaudían y hablaban al mismo tiempo. Yoko al levantar su mano todos callaron esperando a que el duende hablara.

__Hoy es un día muy especial para todos nosotros ya que tenemos en nuestro país a nuestra amiga. __ ¿Quieres decir algo a nuestros amigos?

.Ella solamente dijo.

__Gracias a todos por aceptarme en su país, saben que aquí tienen a una amiga y en lo que pueda ayudarles cuenten conmigo. Ahora como dice Yoko….
¡Que comience la fiesta! Nelly miraba lo lindo que habían puesto todo. De los árboles que habían muchos en el parque se veían unas lucecitas verdes brillantes.
Ella le pregunto a Yoko como era que esas luces brillaban tanto en los árboles a lo que nuestro amigo le dijo: Esas son las hadas de agua dulce. ¿No recuerdas que te las mostré?__Es verdad. ¿Que cosa es lo que están tomando? Es una bebida muy exquisita que preparamos con una planta. Ya la probaras mas adelante cuando termine de presentarte a todos.

Los Firusianos gritaban de contento, Yoko le dijo a la brujita.

Vamos que quiero conozcas a los otros Sabios. Cuando ya estaba cerca de ellos les dijo. __Ancianos, aquí les presento a Nelly La Brujita de Did. Ellos levantándose de sus sillas le saludaron. __Nelly bienvenida a nuestro país, estamos muy contentos de que estés con nosotros, Yoko nos a contado maravillas de ti, nos alegra que seas una Brujita buena. __Muchas gracias Ancianos, para mi es un honor que Yoko me invitara a su país y conocerlos, espero que ustedes algún día vayan al mío para que vean como somos nosotros y nuestras costumbres.

Nelly después de hablar con los ancianos pidió permiso y siguió caminando con su amigo para seguir mirando todas las cosas que todavía faltaban por ver.
En el centro de la tarima habían subido unas Firusinas a bailar, se veían muy bonitas con sus trajes de colores brillantes, los músicos tocaban a perfección, todo estaba muy bien organizado le decía bruji a su amigo.

Caía la noche cuando de pronto los Firusos corrían de un lugar al otro gritando y desaparecían al chasquido de sus dedos.__ ¡Que pasa Yoko! (grito Nelly) __Corre Brujita es un ataque de los Melmos de las tierras bajas. Brujita le dijo a Yoko__ Ven montemos en mi escoba y salgamos de aquí rápido, vamos, vamos huyamos, es lo único que podemos hacer después veremos.

Nelly y Yoko corrieron montando en la escoba que rápidamente se remonto por las copas de los árboles, algunos Firusos fueron capturados pues no tuvieron tiempo de desaparecer. Ya la escoba descendía en un claro del bosque. Nelly le dijo a Yoko.

__ ¡Que ha pasado! ¿No me decías tú que las piedras que están a la salida del pueblo protegerían la ciudad de ataques? __No se que pudo haber sucedido, vallamos hacia allí para investigar como entraron en nuestros dominios.
Ya estaban cerca de las piedras cuando Yoko le dijo a su amiga. __Mira Nelly el lugar por donde entraron. Brujita se acerco y vio que las piedras en su base estaban partidas, por eso habían perdido el contacto unas con las otras haciendo que los de Las Tierras Bajas pudieran invadirlos. Yoko dijo.__Bueno. ¿Ahora que vamos hacer?

Tenemos Firusianos prisioneros, las rocas partidas en su base por lo que estamos a su merced. En cualquier momento tendremos otro ataque por sorpresa. Voy a reunir el Consejo de Ancianos. Brujita después de haberle preguntado a Yoko no le había dicho mas nada; Le dijo.

__ ¿Yoko me dejas que arregle esto? __Claro que si, pero…
¿Qué vas hacer? __Veras. Sacando una pequeña varita de su gran bolsillo y diciendo algunas palabras mágicas de la punta de esta comenzó a salir una brillante luz que fue ha adentrarse en el fondo de las piedras, estas se soldaron nuevamente de ahí comenzaron a subir y hacer un circulo imantado desde el suelo hasta arriba pasando las copas de los árboles.

Yoko miraba sorprendido lo que Nelly estaba haciendo y le pregunto.

__ ¿Que haces? __Estoy trazando estas líneas imantadas para que nadie de Las Tierras Bajas pueda entrar aquí hasta que veamos que vamos hacer con ellos y como vamos a rescatar a los Firusos que están bajo sus dominios.
Creo debemos partir, yo me quedare en la casa y tu iras donde los sabios. Se pondrán de cuerdo en lo que harán yo por mi parte voy a idear un plan para terminar con esos Melmos. Vete ahora, ya después me dirás lo que han acordado. Así Yoko marcho donde los ancianos y nuestra amiga se quedo pensando como derrotar a los enemigos del país de Firusa.

Brujita fue a su gran mochila, extrajo de ella su manta invisible, luego tomo su barita vio que estuviera en buen estado. Mas tarde saco de una cajita que traía unas hiervas las convirtió en unos polvos para estos ser mezclados con otras cosas que iba sacando de su mochila, cuando ya lo tenia todo listo se fue a la biblioteca tomo un libro de los tantos que habían en ella y cómodamente se sentó a esperar que llegara su amigo de la reunión.

Ya era tarde en la noche cuando Yoko llego con una cara de tristeza, la brujita no le dijo nada solo se quedo esperando que el hablara y dando un suspiro muy fuerte se dejo caer en la silla diciéndole a su amiga. __Nelly creo que no vamos a poder salvar a nuestros amigos de Firusa donde los tienen a nosotros nos es difícil llegar. Están en una plantación pero esto es lo de menos el problema es que los tienen rodeados de fieras, nosotros no podemos ni tenemos los medios para ir a donde los tienen encarcelados. Podemos por un chasquido de nuestros dedos desaparecer pero no por mucho tiempo, así que seriamos atacado por esas fieras. Esto me tiene mal solo de pensar que no podamos ir a rescatarlos me hace sentir impotente y cobarde antes los demás Firusos.

__Mira vamos hacer algo, estoy preparando un plan que creo dará resultados. En este momento no podemos hacer nada así que mejor acuéstate trata de descansar pues mañana nos espera un día largo y agotador ya que tendremos que acordar los detalles de cómo será el rescate de los Firusos. Yoko hizo lo que su amiga le decía, después Nelly sola en su cuarto terminaba de preparar sus filtros y sus hechizos para poder ir a rescatar a sus nuevos amigos.

Bien temprano brujita estaba levantada, cosa rara Yoko todavía dormía por lo que hiendo hacia donde el estaba le dijo.__Arriba dormilón que esperas para despertarte Yoko dando un salto se asusto cuando Nelly le toco en el brazo. __ ¡Que pasó brujita están atacando de nuevo los de Las Tierras Bajas! __Ten calma mi querido amigo estas muy alterado, no pasa nada lo que te has quedado dormido. __Es que no he dormido nada en toda la noche pesando en como podremos salvar a mis compañeros.

__Te dije que yo arreglaría todo, así que vamos a ver a los ancianos, le explicaré mi plan. Yoko se fue al cuarto de aseo, allí se cambio de ropa saliendo mas tarde montados en la escoba con su amiga.

Llegaron frente a una enorme casa que era donde vivían los ancianos de Firusa. Bajándose de la escoba entraron, ya en el salón brujita le dijo a su amigo.
__Que lindas las lámparas que cuelgan del techo no había visto antes trabajo tan fino. ¡Este piso como brilla! Parece mármol, muy bonito todo.
Caminaban Yoko y Nelly por el gran corredor cuando llegaron frente a una gran puerta. Yoko dio dos toques fuertes, desde dentro se escucho una voz
__Pase. Entraron los dos a una sala grande muy acogedora con una mesa grande en el centro rodeada de sillas, al frente de de la mesa estaba un anciano sabio que le dijo a ambos. __Esperaba por ustedes para todos juntos ver que vamos hacer. Yoko hablo.

__Anciano aquí nuestra amiga quiere exponer un plan así que vamos a dejarla que nos explique de qué se trata. La brujita y Yoko se sentaron en la gran mesa hablando esta. __Este es mi plan quiero ver si ustedes están de acuerdo con lo que voy hacer.
Yo iré a rescatar a sus amigos los Firusos.

__Necesito me lleven donde ellos viven, también quiero me expliquen todo referente a donde es que mantienen a los Firusos cautivos para así no perder tiempo, hoy en la noche partiré. Tú Yoko me acompañaras, después yo me encargare de todo lo demás.
__Esta bien Brujita pero ahora dinos que harás. __Es muy fácil he traído conmigo mis instrumentos de trabajo, los cuales nunca dejo, siempre viajan conmigo.

__Cuales son esos instrumentos, __Verán ahora. Nelly saco de su mochila todo lo que ya sabemos traía y le dijo a los ancianos. __ ¿Ven esta capa? Con ella me cubriré cuando este cerca de los Melmos. Aquí tengo unos filtros mágicos que verteré en la comida que mas tarde ellos comerán así quedaran dormidos al instante, con ellos fuera de combate me será fácil el poder sacar a los Firusos de donde están.

__Si pero recuerda están las fieras. __ Eso no es problema ya que haré lo mismo con ellos. Al darle en la comida los polvos mágicos estos dormirán. __ ¡Ay Nelly! esperemos todo salga bien y nuestros amigos puedan estar de nuevo con todos nosotros.
__Veras que así será, no te preocupes que ellos estarán de nuevo con todos ustedes como antes. Pero ay de esos Melmos ellos no saben lo que les espera.

Ahora Yoko vamos a la casa si no tienen otra cosa que objetar los ancianos, quiero tener todo listo para la gran noche. Los ancianos se despidieron de su amiga y de Yoko.

Estaban en la calle brujita y su amigo cuando este le dice. __ ¿Nelly tu crees que todo eso de resultado? Claro que si Yoko, hace un tiempo fui a rescatar al castillo de la bruja Bruckta unos Didos que ella tenia secuestrados hacia mucho convertidos en Drin he hice lo mismo que voy hacer ahora y todo salio bien, así que porque ahora tendría que ser distinto. __Confío en ti mi buena amiga. Se montaron en la escoba partiendo para la casa de Yoko. Enseguida estaban descendiendo en el patio de la casa. Entraron y la Brujita le dijo a su amigo.

_Ahora quiero descansar un rato pues me espera un par de horas de tensión mientras este en Las Tierras Bajas de los Melmos. Tú que harás, Yoko. __Yo iré un rato a la biblioteca a buscar un libro pues otra cosa no puedo hacer, así que tu duerme que yo estaré aquí por si te hace falta algo.
Nelly se despidió y fue hacia el cuarto que había ocupado desde su llegada a la casa de su amigo.

Entraba ya la noche cuando nuestra amiga se paro en la puerta de la biblioteca diciéndole a Yoko. __Lista estoy así que partamos, tengo poco tiempo ya que aquí en Firusa la noche dura poco. Vamos tengo deseos de entrar en los dominios de los Melmos. Yoko sonrió pero su cara era de preocupación por su amiga y por los habitantes de Firusa que estaban presos.
Llegaban a las tierras de los Melmos. La Brujita y Yoko estaban escondidos detrás de unos árboles, vieron como los Melmos reían y tomaban festejando la captura de los Firusos. __Déjalos que rían que siempre el que ríe último ríe mejor, ya veras que sí (soltando una ricita baja) Yoko la miro y sonrió.

__Bruji ya estas lista para partir, donde te esperare yo. __Tu en la casa.
__ ¿Cómo? ¿Esta loca? ¿Crees que voy a marchar de aquí dejándote a merced de esos bárbaros? ¿Si te pasa algo no me lo perdonare nunca? Además que le diría al anciano Dido cuando tuviera que ir a Did.
Deja yo mejor me quedo aquí. __Te dije que no me pasara nada, aquí no te puedes quedar si así lo hicieres entonces si echarías a perder todo.

Cuando yo tenga en mi poder a los Firusianos los montare en mi escoba y partiremos de aquí. __Como en tu escoba si solamente ahí caben dos personas.
__ ¡Ay! Me desesperas, Yoko déjame aquí y marcha como te he dicho.
__Esta bien, que mal genio tienes mi querida amiga. __No es genio, es que no entiendes lo que te estoy diciendo. __Si te entiendo. Bueno, esta bien me voy, te espero en la casa o mejor en el pueblo junto a todos los demás Firusos.
Perfecto marchare en mi escoba cuando termine con estos Melmos.
Adiós, nos veremos dentro de un rato.

Luego que Yoko se fuera Nelly saco la capa, tapo a la escoba y se cubrió ella. En el momento dejaron de verse ambas, camino hacia donde los Melmos tenían la fiesta, ya bien cerca de ellos los vio como tomaban y reían. Uno de ellos dijo.
__ ¿Que tontos esos Firusos pensaran que van a venir por ellos? No se como van a pasar si tenemos las fieras alrededor de la cárcel. Brujita saco de su bolsillo los polvos que había preparado los vertió en la olla de la comida. Mas tarde fue al barril donde estaba el licor que tomaban, también le puso una gran dosis de su poción,
__Vamos haber quien es mas inteligente si ustedes con su fuerza o yo con mis hechizos. Sigan comiendo, tomando que ya verán dentro de un rato donde estarán todos. Nelly fue hacia donde tenían los animales amarrados, se acerco a uno de ellos, este levanto la cabeza ladrando fuertemente a su vez los otros lo secundaron llamando la atención de uno de los centinelas.

__ ¡Que les pasa no pueden quedarse callados! ¡Basta ya de ladrar! ¡No me han escuchado! Pero los perros seguían, sentían la presencia de alguien extraño a ellos en el campamento. Brujita saco de nuevo los filtros mágicos los echo en la comida, enseguida los animales comieron. Al rato ya comenzaban a cabecear las fieras y los Melmos. __Ja ja ja, vamos haber ahora quien es mas inteligente.
Inmediatamente sin quitarse la capa fue así donde estaban los Firusos presos.

Tranquilos todos que los voy a sacar. Uno de ellos dijo. ¿Quien nos habla, de donde es esa voz? Aunque me parece conocida, si claro es Brujita, pero donde estas que no te podemos ver. __Aquí estoy, esperen que me quite la capa mágica para que me puedan ver. Nelly se destapo la cabeza todos pudieron verla. __ ¿Ahora como nos vas a sacar de aquí? __ ¿Con esto? Y sacando su barita toco el cerrojo que tenia la puerta de hierro. Esta inmediatamente se abrió, todos los Firusos salieron rápido de la cárcel.

__Brujita que alegría tenerte aquí, eres nuestra salvadora, pero ahora dime como vamos a salir de este lugar. __Muy fácil ven mi escoba todos monten en ella. Los Firusos se miraron entre si. __ ¡Arriba! No perdamos más tiempo, suban. __Pero es que es muy pequeña ahí no vamos a caber todos, somos una veintena de Firusos.
__ Caramba les digo que suban ya verán. A medida que iban subiendo la escoba se iba alargando y alargando hasta estar todos en ella.
__Rápido que los Melmos están despertando vamos, vamos.

Nelly se remonto por los aires. Ya en el aire detuvo su escoba y grito.
__A todos los Melmos les digo que muy pronto ya no estarán en estas tierras, por hacer daño, por no haber querido aprender a ser buenos y a brindar su amistad a los demás, por ser como han sido con los Firusos ahora tendrán su castigo.
Los desapareceré de la faz de Firusa por siempre.

Nelly tomo su barita apuntado hacia el norte dijo.
__Vengan a mi rayos de luz, caigan sobre Las Tierras Bajas destruyendo a los Melmos.
Que sobre ella surja un campo lleno de flores, las nunca vistas, ricas frutas para que todos puedan saborearlas. Que nunca más vengan enemigos a invadir esta tierra de duendes. Que todos vivan felices y en paz desde hoy.

Mientras Nelly iba diciendo las palabras mágicas la tierra se iba abriendo los malvados Melmos iban cayendo en unos enormes huecos desapareciendo de la vista de brujita y los amigos. Cuando ya no quedaba ninguno comenzó a surgir lo que Nelly había dicho.
Todos gritaban de contento dándole vivas a su amiga.

__No nos queda mas nada que hacer por lo tanto marchemos para el centro de la ciudad que nos esperan Yoko, los ancianos y los demás Firusos que aguardan por nosotros.
Llegaba nuestra amiga con su preciosa carga al centro del parque donde todos los estaban esperando. Uno de los Firusianos grito. __Miren hacia arriba ahí llega brujita y no viene sola viene con todos nuestros amigos.
¡Bravo! ¡Bravo! Todos gritaban al mismo tiempo. Nuestra amiga dio dos vueltas y descendió en el parque. Yoko fue hacia donde estaban dándole un abrazo a Nelly y saludando a los Firusos.

__Nelly hoy es un día único en el país de Firusa ya que tú has traído la alegría de nuevo a nuestra tierra, no sabremos nunca como pagarte lo que has hecho por nosotros.
Te estaremos eternamente agradecidos por tu gesto, eres una personilla encantadora y sobre todo con muy bellos sentimientos. Te queremos amiga. __Gracias Yoko, gracias les doy a todos los amigos de este bello y maravilloso lugar.
Ya podrán vivir en paz pues los Melmos han sido desaparecidos de Firusa para siempre. Todos aplaudían de contento los ancianos también le dieron las gracias a nuestra amiga. Uno de ellos le dijo.
__Nelly queremos darte esto para que siempre lo tengas de recuerdo.

__ ¿Que me vas a dar anciano? __Es una piedra que tiene la peculiaridad de curar las enfermedades, si tu o alguien de tus amigos se enferman y no saben cual es la enfermedad poniendo esta piedra sobre las manos de la persona enferma quedara curada inmediatamente. Nosotros no nos enfermamos nunca o casi nunca y cuando es así ya es para morir, pero tú podrás usarla para curar. Fíjate bien Nelly solo la piedra trabajara cuando tu la estés usando. Nadie mas podrá tocarla porque si así lo hiciere la piedra no trabajara. __Gracias mil por darme regalo tan preciado lo usare cuando en Did alguien lo necesite.

__Creo que ya es hora de marchar estoy cansada a sido una noche y parte del día de mucha tensión para todos. Así que gracias mil por todo.
__Gracias a ti por ser nuestra bella amiga. Dijo Yoko.
__Ahora todos vayan a sus casas que yo parto con la Brujita a la mía para que ella pueda dormir un rato. __Nos vemos. Suerte para todos, los quiero.

Brujita y su amigo montaron en la escoba. Enseguida descendieron en la casa de Yoko. __Yoko creo que voy a marchar a Did, extraño muchos mis amigos, mi casa y la verdad que ya aquí he disfrutado con todos ustedes, he pasado dos días muy bonitos.
También hemos terminado con los Melmos.
En cualquier momento estaré de vuelta. Quien sabe si traiga al viejo sabio de Did para que vea a los ancianos de Firusa. Pero yo marcho hoy.

__Como gustes Nelly no te voy a detener con nosotros, sé extrañas a tus amigos de Did sobre todo a tu casita de techo rojo frente al lago.
__Es verdad extraño todo. Así que en un par de horas marchare.
Solo voy a descansar algo, después partiremos.

__Te dejo voy a ver a los sabios y los Firusos para despedirte en el pueblo mas tarde. Pero mira porque no marchas mejor mañana así podemos prepararte una despedida ya que la llegada fue truncada por los Melmos, anda no seas así. __Mm. está bien me quedare hasta mañana para que puedas hacer lo que quieres. Ahora déjame dormir un rato. __Bien bruji nos vemos más tarde. Así salio Yoko para ver a los habitantes de Firusa y acordar todo para la despedida de su amiga.

Dormía todavía Brujita cuando Yoko llego de nuevo a su casita, todo ya lo tenia listo, le habían preparado una fiesta en la plaza de la ciudad, todos estaban reunidos esperando por ella.
__Nelly despierta, como has dormido, vamos que todos los habitantes de Firusa te esperan. Brujita salía del cuarto.__Yoko porque me has dejado dormir tanto.
__Vamos amiga ponte bonita que todos esperan por ti. Nelly entro al cuarto, al rato salio toda bellamente engalana.

__Que linda te has puesto, deja que te vean. Ese sombrero te queda muy bonito te hace juego con los zapatos de punta. Brujita reía feliz. Al rato montaron en la escoba y llegaron a la plaza. Todos gritaban de alegría al verla descender de su escoba, Yoko detrás reía al ver a su amiga la cara de alegría que tenia cuando vio a todos los Firusos esperándola con un ramo de flores y precisamente de las flores que ella había puesto en donde antes había sido la tierra de los Melmos. __Que detalle tan exquisito nunca pensé que me podrían estar esperando con las flores de los jardines de Las Tierras Bajas. __Claro que si Nelly tú te mereces eso y mucho mas por ser como eres mi querida amiga. __No sabes que contenta estoy. Ahora vamos donde están nuestros amigos. Brujita se encamino hacia ellos, cuando ya estaba a su lado uno de los Firusos le dijo.
__Nelly mi nombre es Sauri y en nombre de todos los Firusianos te damos las gracias por el favor tan grande que nos hiciste al quitarnos a los malvados Melmos de Las Tierras Bajas. Ahora si podremos vivir felices en Firusa eso solo se lo debemos a una persona que le dicen Brujita.
__Gracias Sauri, gracias a todos por darme esta alegría, nunca olvidare esta despedida al igual que los días pasados con ustedes ha sido una experiencia maravillosa, espero que pronto pueda regresar de nuevo a su país para estar con todos. Después Nelly, Yoko y los demás amigos se fueron a comer los ricos manjares preparados por ellos y la rica bebida que a nuestra amiga le encanto.

Entrada la tarde brujita le dijo a su amigo. __Yoko creo que ya es hora de que partamos. Así que Yoko llamando a todos dijo: __Amigos ya es hora que Nelly parta por lo que solo le diremos a nuestra amiga hasta pronto, la Brujita tendrá que venir la próxima vez con el viejo sabio de Did. ¿Verdad Nelly? __Claro que si Yoko en cualquier momento te llamo por el silbato y te digo que vengas a buscarnos para regresar de nuevo a Firusa este bello lugar que ahora estará libre de duendes malos.
__Adiós amigos los recordare siempre…Los quiero. Yoko chasqueando sus dedos desapareció con su amiga del lugar.

Cuando brujita se vino a dar cuenta estaba en su casita de techos rojos, frente a su querido y soñado lago. __ ¡Que alegría! Estar de nuevo en casa, en mi tierra, mirar mi bello lago la verdad que se extraña nuestro país cuando lo dejamos aunque sea por poco tiempo. __Es verdad amiga, es así no hay como nuestra tierra. Bueno mi linda Nelly ya voy a marchar me saludas a todos los amigos de Did le dices que aquí te deje como mismo les prometí sana y salva.
Espera Yoko vamos a ver al anciano antes de que marches para que lo saludes y te despidas de el, sabes que si no vas se pondrá bravo, porque me has dejado y te marchantes sin decirle nada. __Es verdad vamos no quiero que el anciano Dido se moleste conmigo (y rió)
Ambos montaron en la escoba, en un abrir y cerrar de ojos estaban en la casa del anciano. __ ¡Anciano Dido! Estas, es Brujita hemos llegado ya.

__Esa voz la conozco yo…jejeje Nelly por fin de regreso, como te he extrañado amiga, la verdad que Did sin ti no es nada, todos extrañamos el olor de tu poción en las mañanas que nos da alegría, fuerzas para trabajar y estar siempre contentos.
___Pues si, ya estoy aquí, mira te traje a Yoko que se quiere despedir de ti.
__Mi estimado amigo como estas veo que me has traído a Nelly bien y contenta aunque fueron pocos días los que estuviste por allá Brujita.

__Si venerado anciano (contesto Yoko) nuestra amiga después de ayudarnos en ciertas cosas que pasaron en Firusa, que por supuesto ella mas tarde te contara le entro la nostalgia de estar en su querido Did de nuevo y bueno aquí la tienes.

Yo marcho mis amigos me esperan, tenemos muchas cosas que hacer en Firusa cuando llegue, espero pronto ustedes estén por allá de paseo. Verán todo diferente a como lo has dejado Bruji, ahora parto, un fuerte abrazo para los dos. Y con un chasquido de sus dedos Yoko regreso a su país a las entrañas de la tierra, a un lugar que muchos no saben ni que existe pero esta ahí esperando por si algún día alguno de ustedes amiguitos quiere ir con Nelly la Brujita a ese bello lugar habitado por duendes.

Fin
Datos del Cuento
  • Categoría: Infantiles
  • Media: 5.15
  • Votos: 78
  • Envios: 2
  • Lecturas: 3830
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.144.16.135

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Cuentos: 19.447
»Autores Activos: 131
»Total Comentarios: 11.712
»Total Votos: 908.407
»Total Envios 41.545
»Total Lecturas 37.032.419